¿Podría cancelar su viaje el Papa?

PAULINO CÁRDENAS

¿Se corre el riesgo de que el Papa Francisco pudiera cancelar su viaje a México de última hora? Quizá no… Pero si el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto insiste en que el Pontífice matice sus discursos y mensajes sobre los graves problemas que aquejan al país, lo que el líder de la Iglesia católica le dijo en broma a Valentina Alazraki hace unos días, podría convertirse en realidad.

Al Papa argentino Jorge Mario Bergoglio no le gusta que nadie le intente sugerir lo que tiene que decir en sus homilías y mensajes apostólicos ni lo que tengan que decir sus comunicados y menos a quiénes deba recibir fuera de agenda en los países que visita. Por ello, en una expresión muy de su estilo, adelantó en Roma que no vendrá a México a “tapar” los problemas que aquejan al país.

El Pontífice respondió a un cuestionario a la agencia Notimex que se hizo pública el pasado miércoles 3, en donde Francisco le dice a los mexicanos: “Si yo voy ahí, es para recibir lo mejor de ustedes y para rezar con ustedes, para que los problemas de violencia, de corrupción y todo lo que ustedes saben que está sucediendo, se solucionen”.

Y añadió: “El México de la violencia, el México de la corrupción, el México del tráfico de drogas, el México de los cárteles, no es el México que quiere Nuestra Madre, y por supuesto que yo no quiero tapar nada de eso”. En Los Pinos incomodó la advertencia.

Además de los temas que pondrían en evidencia al gobierno mexicano, Peña Nieto tiene miedo que el Pontífice Francisco se reúna con los padres y familiares de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala.

Esto sería en privado en la nunciatura de la Ciudad de México que es una extensión del estado Vaticano. Ahí el Papa puede recibir a cualquier persona que él quiera. El gobierno mexicano lo quiso disuadir.

Para ello la canciller Claudia Ruiz Massieu Salinas, realizó un intempestivo viaje al Vaticano el pasado 22 de enero, a su regreso de una gira con su jefe a varios países árabes, según refiere un reportaje de Rodrigo Vera y Letitia Oivas para el semanario Proceso de esta semana.

Incluso para “disuadir” al Papa de realizar un encuentro con los padres de los 43, se dice que le mandaron dos osados mensajes. Dos fuentes consultadas en Roma por Proceso -que pidieron el anonimato-, aseguran que el viaje de Ruiz Massieu fue para tratar de persuadir a la Secretaría de Estado de que resulta inconveniente para el Papa tener un encuentro con los familiares de Ayotzinapa.

Se afirma que uno de los mensajes era en el sentido de que algunos de los jóvenes normalistas presuntamente estuvieron involucrados en el envío de drogas a la ciudad de Chicago, en Estados Unidos.

“Este tipo de información se le entregó a la Secretaría de Estado, por lo que un encuentro con estos familiares, para la cancillería mexicana, podría enviar un mensaje en el sentido de que el Papa está apoyando a un cártel de la droga”, comentó una de las fuentes.

La otra señaló: “No es nuevo el señalamiento de que estos jóvenes pertenecían a un grupo criminal. Pero hasta la fecha ha sido descartado (el encuentro) por las principales organizaciones independientes que estudian el caso. Ahora llega esta información al Vaticano, creando una situación complicada, pues no se sabe quién tiene la razón”.

Pero ha trascendido que sí podría darse ese encuentro en la Nunciatura Apostólica de la Santa Sede -que es extensión del estado Vaticano- la cual está ubicada en la Ciudad de México. Y ahí el Papa puede recibir a quien quiera. La Nunciatura se loclaiza en la calle Juan Pablo II No. 118, colonia Guadalupe Inn en la delegación Álvaro Obregón.

Ante las constantes versiones en el sentido de que la Secretaría de Relaciones Exteriores intenta suavizar los mensajes que pronunciará el Papa Francisco en México relativos a la violencia y la inseguridad en el país, los reporteros de proceso señalaron que el nuncio apostólico en México, Christophe Pierre, aclaró enfático:

“El Papa es libre de decir lo que quiera. Y siempre en la cancillería nos dijeron que podrá decir lo que quiera. De manera que el Papa va a preparar sus discursos junto con sus ayudantes”. Y sobre el posible encuentro del pontífice con los familiares de Ayotzinapa que tantas expectativas levanta, el representante papal comenta, lacónico: “Ya no hay espacio en la agenda”.

Pierre hizo estas breves declaraciones a Proceso tras terminar su ponencia en un seminario sobre la visita papal realizado en la Universidad Panamericana, en la Ciudad de México. Durante su discurso en el estrado le recordó a los oyentes que “la nunciatura en México es la casa del Papa”, con lo que dejó en claro que ahí no sólo pernoctará Francisco, sino que también podrá recibir a quien quiera.

Señala el reportaje que las últimas semanas han sido de jaloneos entre los representantes del gobierno mexicano y el Estado Vaticano en torno a los discursos que pronunciará el Papa Francisco durante su estancia en el país.

En este escenario cobra fuerza un probable encuentro con los familiares de los normalistas de Ayotzinapa, que, según fuentes vaticanas, podría ser privado. Pero sin duda las presiones del gobierno seguirán bajo el agua, para que el Papa no hable como él acostumbra.

Ante esa insistencia ¿el Papa podría cancelar su viaje a México? De suceder se convertiría en un escandalazo político-religioso de muy de alto impacto para el gobierno mexicano.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

 

Anuncios

Comentarios desactivados en ¿Podría cancelar su viaje el Papa?

Archivado bajo Podría cancelar su viaje el Papa

Los comentarios están cerrados.