Buscan cerrar el caso Ayotzinapa

PAULINO CÁRDENAS

El gobierno federal parece tener lista ‘una quinta versión’ de los hechos del caso Ayotzinapa con el que pretende dar por cerrado el caso de la desaparición forzada que sufrieron los 43 normalistas de la Escuela Rural ‘Raúl Isidro Burgos’ la noche del 26 de septiembre de 2014 que sigue siendo motivo de críticas dentro y fuera del país contra el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto.

Los integrantes del grupo de expertos del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) revelaron que el gobierno prepara otra versión de los hechos después de que sus investigaciones echaron abajo la ‘verdad histórica’ del ex procurador Jesús Murillo Karam. Con esa nueva versión el gobierno federal buscaría darle carpetazo definitivo al caso Ayotzinapa. Le urge cerrar ese expediente.

Ayer, en la ceremonia conmemorativa del 195 aniversario del Día de la Bandera celebrada en Iguala, el mandatario federal se refirió implícitamente a los hechos de aquella noche al señalar que, desde hace un año y cinco meses, el Estado Mexicano despliega una investigación y un amplio esfuerzo institucional para procurar justicia “profunda y transparente”, contando para ello con respaldo de instancias internacionales.

El gobierno federal no encuentra la forma de quitarse de encima culpas reales o supuestas, sobre la desaparición forzada que sufrieron los 43 normalistas en esa ciudad que quedó marcada y que dejó en el quebranto emocional a los padres de los estudiantes que nunca aparecieron, excepto uno que logró escapar.

La única forma de que el gobierno pudiera quitarse parte de esa carga que lleva encima sería abjurar el mal fario que le cayó a Iguala con esos hechos que siguen poniendo en evidencia a nivel nacional e internacional al gobierno federal que encabeza el priista. ¿Cómo? Explicando cómo fueron los hechos, con rigor científico, claridad, precisión y veracidad. Sin encubrimientos, sin chivos expiatorios, ni rollos tirados de los pelos.

El GIEI se quejó hace unos días de que han obstaculizado su tarea y no han podido avanzar. Frente al desmantelamiento de aquella infortunada “verdad histórica” que ese grupo de especialistas echó por tierra, de que los normalistas hayan sido incinerados en las inmediaciones de un basurero en Cocula.

“Resaltando el silencio que el gobierno mexicano ha mantenido hasta ahora, nuestro pronunciamiento hace un llamado al gobierno (de Enrique Peña Nieto) para que reconozca públicamente la importancia del GIEI en la aportación de información esencial sobre lo que sucedió con los 43 estudiantes desaparecidos”, apuntan.

Además, los integrantes del GIEI se quejaron de que algunos medios de comunicación mexicanos afines al gobierno han publicado textos y editoriales descalificando al Grupo y han permitido que sus columnistas y articulistas pongan en entredicho la integridad de sus integrantes, pese a que han recibido un reconocimiento internacional por el trabajo realizado hasta ahora.

Hace unos días, a principios de mes, nueve organizaciones internacionales defensoras de derechos humanos denunciaron la campaña de desprestigio en medios de comunicación afines al gobierno, “en un intento de ocultar la verdad y obstruir la justicia”, indican en un comunicado de prensa. “La campaña es un intento de ocultar la verdad y obstruir la justicia”, indican en un comunicado de prensa difundido este viernes.

Enviado a México por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el GIEI proporciona asistencia técnica en la investigación de los estudiantes desaparecidos en Iguala, Guerrero. Su participación en la pesquisa es el resultado de un acuerdo entre el mismo gobierno de Peña Nieto y los familiares de las víctimas.

Sin embargo, el GIEI supo que el gobierno prepara otra versión distinta. Alguien escurrió por ahí que esa quinta versión la estaría elaborando el mismo autor de la ‘verdad histórica’. De ser así, con esa nueva versión de los hechos sobre la desaparición de los 43, el gobierno quiere darle por fin carpetazo al asunto.

Los lamentables hechos de esa desaparición forzada de los 43 le sigue provocando críticas dentro sino de fuera del país a Enrique Peña Nieto, sobre todo de organismos como Human Rights Watch y Amnistía Internacional, defensoras de los derechos humanos.

Un informe de ese último organismo señala que ante la grave crisis en materia de derechos humanos que se ‘‘viene gestando’’ desde hace tiempo en México, el gobierno ha reaccionado con ‘‘dureza’’ a las críticas internacionales y se observa una creciente resistencia al escrutinio público desde el extranjero.

Y a principios de octubre pasado el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, en su visita a México, en rueda de prensa comentó que el presidente Peña Nieto es reacio a la crítica sobre esos temas. Por ello es muy creíble que pudiera darse a conocer pronto una quinta versión de los hechos como lo reveló el GIEI. Al gobierno le urge cerrar el caso.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

Anuncios

Comentarios desactivados en Buscan cerrar el caso Ayotzinapa

Archivado bajo Buscan cerrar el caso Ayotzinapa

Los comentarios están cerrados.