¿Es Trump la Bestia del Mal?

PAULINO CÁRDENAS

Para algunos, Donald Trump encarna la Bestia del Mal. Es una especie de monstruo que insulta a la dignidad humana al mostrar sus ideas abyectas y sus pensamientos racistas, xenófobos e inhumanos. Parece un personaje de los más malos que inventa la ficción hollywoodense y hay quienes dicen que representa la ultraderecha más recalcitrante de Norteamérica. Mirando su rostro se observa cómo La Bestia lo transforma, se ha escrito de él. Por eso corre la broma de que el pato Donald se quiere cambiar el nombre.

De ascendencia alemana, su abuelo Frederick Trump (de nacimiento Friedrich Drumpf) fue inmigrante, llegó de Alemania a Estados Unidos en 1885. El nieto es presbiteriano y su fortuna -ipse dixit- la estima en más de 10,000 millones de dólares; dicen que si llega a la Casa Blanca para suceder a Barack Obama, haría renacer al Ku Klux Klan cuyos principios básicos son el antisemitismo, la homofobia y el racismo en general, aunque su objetivo máximo es que prevalezca en el mundo la raza blanca.

Su padre, Fred Trump, destacado en el mundo inmobiliario que hizo fortuna en los suburbios de Queens y Brooklyn, fue una vez arrestado en una manifestación del Ku Klux Klan, y en su campaña Donald ha recibido el respaldo del mayor antisemita de EU, el ex miembro del Ku Klux Klan, David Duke, lo que lo coloca en el umbral para ser un presidente racista, antisemita y denigrador de morenos a negros. Se cree que si gana, a la hora del relevo con Obama le daría la mano con guante ‘para no ensuciarse’.

El KKK era -¿o es?- un grupo violento que se dedicaba a identificar y perseguir no sólo negros, morenos y también homosexuales e inmigrantes en general. Por ello, si llegara a ganar el 8 de noviembre de 2016 la presidencia de los Estados Unidos recrudecerían los tiempos de linchar gente de raza negra, afroamericanos, latinos y mexicanos, acribillaría a musulmanes y quemaría a fuego lento a quienes se opongan a su dictadura de poder, que sería de corte fascista señalan sus detractores.

El controvertido precandidato republicano ha dicho que hará construir un muro a todo lo largo de la frontera con México de 3 mil 140 kilómetros, -el cual ‘obligaría’ a pagar a los mexicanos-, para evitar el paso de indocumentados, y ha amenazado con sacar de Estados Unidos a los más de 11 millones de ellos que hay en la Unión Americana, la mayoría mexicanos, una vez instalado en el poder. Ha dicho que lo primero que haría sería auditar a la FED.

Trump “está preparando un golpe contra el dólar”. El precandidato republicano, cada vez con más probabilidades de luchar por la presidencia de Estados Unidos, defiende la importancia de auditar al banco central de su país. El columnista Alexander Sitnikov señala que a fines del mes pasado el precandidato republicano a la presidencia de EU recalcó la importancia de auditar la Reserva Federal.

Además, en agosto, Trump ya reprobó la “artificial” baja tasa de interés del banco central norteamericano, que ha permanecido próxima a cero desde la crisis financiera de 2008. “Desde el punto de vista nacional, ya no estoy seguro de que sea algo bueno, pues creo que estamos creando una burbuja”, aseguró el político.

“La lógica de las declaraciones de Trump se explica como un reflejo de protección. Parece que no le apetece convertirse en presidente de EU en una época de flexibilización cuantitativa. Por eso, al llegar al poder, seguramente tratará de auditar la Reserva Federal. Con ello, Trump se protegerá de críticas injustas en un futuro”, explica Sitnikov en el portal Svobódnaya Pressa.

“En Estados Unidos suena la alarma: en las últimas semanas ha aumentado considerablemente la probabilidad de que Donald Trump se convierta en el candidato oficial del Partido Republicano a la presidencia de Estados Unidos y una de sus promesas electorales es la de “proteger con celo el dinero del contribuyente estadounidense” es la baza fuerte de su campaña electoral, haciendo sombra incluso a sus declaraciones xenófobas contra los inmigrantes”, señala.

“El multimillonario se ha puesto como objetivo la Reserva Federal, la cual en los últimos ocho años ha sido administrada por los demócratas a discreción”, apunta el experto. Según Sitnikov, Trump trata de explicar a los “estadounidenses de a pie” cómo les “engañan” los financieros “y repite paso a paso la retórica preelectoral del actual presidente”, Barack Obama. “Recordemos que ganó bajo el lema ‘Ocupa Wall Street'”, indica.

Por su parte, el analista económico estadounidense Michael Snyder apunta que “la Reserva Federal no es siquiera parte del Gobierno federal”. Según el experto, es un banco central independiente y privado que fue diseñado por intereses muy poderosos de Wall Street hace poco más de 100 años y lo define como “el corazón de un sistema financiero basado en la deuda que está destruyendo a Estados Unidos como un cáncer”.

Trump lleva a su favor el voto de los evangélicos del Sur que estuvieron a punto de forzar la dimisión de Bill Clinton por adúltero, y de hecho está convertido en una seria amenaza para el partido Republicano. Algunos creen que el dos veces divorciado y empresario de casinos no está tan loco como parece en sus actuaciones públicas. Parece saber lo que quiere y sus insultos son solo una estrategia para llamar la atención.

Al final podría simplemente disculparse y a otra cosa mariposa. Ya dio una probadita de ello al señalar hace unas semanas: “Yo sé que los latinos me aman; voy a ganar con su voto”. Y dijo más: “Yo les daré trabajo y Hillary no tiene esa capacidad”; además, dijo, ella requeriría de sus votos. Así que lo del muro y su racismo y su xenofobia pueden ser solo pantalla de campaña. Parecido a lo que en México hacen los que quieren ser presidentes: echan rollos y rollos y luego no los cumplen. Y ni quien diga nada.

¿Será Trump la Bestia del Mal?… Mmmhh…

 

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

Anuncios

Comentarios desactivados en ¿Es Trump la Bestia del Mal?

Archivado bajo ¿Es Trump la Bestia del Mal?

Los comentarios están cerrados.