“No me retracto”… y se retractó

PAULINO CÁRDENAS 

“No me retracto de nada” dijo la hija mayor del Chapo Guzmán, Rosa Isela Guzmán Ortiz sobre las declaraciones que le hizo al reportero del diario británico The Guardian el año pasado y que hasta ahora publicó a la par que la revista Proceso. Sin embargo, ante las presiones que sin duda ella recibió  por no haber medido el alcance de sus aseveraciones ahora se retracta, tal vez por miedo.

La hija del Chapo Guzmán dijo que “algunas cosas” de las publicadas por The Guardian son ciertas, pero insistió en que la mayor parte “es mentira”. Revira por miedo y presiones señala su entrevistador, José Luis Montenegro, según le dijo ayer a la conductora Adela Micha quien antes había hablado con Rosa Isela.

Le dijo que ella nunca concedió una entrevista al diario británico, que sólo platicó “con algunas personas” y que fue “difamada”, aunque luego dijo sobre lo publicado en ese periódico y reproducido en Proceso: “muchas cosas si son ciertas, muchas no… la mayoría son falsas”.

En la entrevista con la conductora sostuvo que sí es hija del Chapo Guzmán pero afirmó que no conocía a José Luis Montenegro, el periodista que la entrevistó y publicó el texto de su encuentro con la hija mayor del capo en The Guardian.

En entrevista posterior en el mismo espacio, José Luis Montenegro atribuyó lo dicho por Rosa Isela a la conductora Adela Micha, a una posible sensación de “miedo”, por el “alcance que han tenido sus declaraciones” y a la “presión” a la que está sujeta por parte de la familia del Chapo y sus abogados.

“Me parece que es una cuestión de miedo, cuando ella me buscó, me buscó muy envalentonada. Ahora, cuando lo recapturan se mostró muy enojada y lanza este tipo de declaraciones”, comentó el periodista.

Rechazó que la publicación reproduzca mentiras y que puede comprobar todo lo que Rosa Isela dijo. “Yo no tendría por qué estarlo inventando (…) todas las llamadas han sido grabadas y cuando me entrevisté con ella personalmente, también lo tengo en audio”.

A pregunta expresa sobre la veracidad del texto publicado en The Guardian, el periodista afirmó que él sólo reprodujo las declaraciones de Rosa Isela y señaló que corresponde a las autoridades mexicanas llamar a Rosa Isela a rendir cuentas sobre sus declaraciones de una supuesta lista de políticos cuyas campañas han sido financiadas por el líder del Cártel del Pacífico e investigar si es cierto o no.

Agregó que hay muchas contradicciones al interior de la familia del Chapo Guzmán, y que hay un “juego de tensiones” entre los mismos abogados, pues José Refugio Rodríguez quiere la extradición del capo, pero Juan Pablo Badillo, no.

Montenegro dijo no tener miedo por la publicación de la entrevista y las consecuencias que ha tenido, pese a los correos electrónicos con amenazas que le han enviado, lo cual le genera sólo “inquietud”.

Explicó que él buscó a las autoridades para contrastar lo dicho por la hija de Guzmán Loera, “pero al contrario he recibido amenazas cibernéticas, malware, y acudí a Artículo 19 para la defensa de los reporteros”.

También comentó que en varias ocasiones Rosa Isela ha viajado a México para ver a su padre, incluso –dijo— lo visitó en el penal del Altiplano con papeles “falsos” y con las gestiones del abogado Oscar Gómez Nuñez, ahora recluido por su participación en la fuga del Chapo.

De todas las declaraciones, reiteró, tiene grabaciones en audio, de la entrevista cara a cara realizada en “algún lugar” de California y de todas las llamadas telefónicas que le ha hecho ella desde distintos números telefónicos, algunas de las cuales tienen una hora o más de duración. En todas, dijo, las expresiones de Rosa Isela son fluidas y espontáneas.

Explicó que la entrevista se llevó a cabo en julio de 2015 pero The Guardian publicó el texto hasta ahora porque “necesitaba una serie de corroboración de datos y así resultó ser, de acuerdo con el acta de nacimiento que tenemos y otros documentos que daremos a conocer”, adelantó.

Es obvio que a raíz de las declaraciones de Rosa Isela a The Guardian, alguien quiere tapar cosas a ojos del gobierno federal para no incomodarlo. De ahí la estrategia de alargar los tiempos mientras se resuelve el ofrecimiento del Chapo de entregarse a una corte del sur de California de manera voluntaria.

Según lo que trascendió el trato sería su entrega voluntaria, pagar una fuerte multa y considerar dar nombres para disminuir su pena carcelaria. Están en el compás de espera de una respuesta de esa corte. La otra es que el presidente Peña Nieto quiere extraditarlo a una corte del condado de Brooklyn en donde fue titular la actual procuradora federal de Justicia estadounidense, Loretta Lynch.

Con ella el gobierno mexicano sigue haciendo los trámites de extradición del Chapo Sin embargo, parece que las declaraciones de la hija mayor del capo les vino a hacer mucho ruido a esa carta que se venía manejando en sigilo.

Aunque no lo manifiestan existe el temor de que, si no Rosa Isela, ‘alguien’ comience a hacer revelaciones de nombres de funcionarios y políticos traidores a quienes ayudó el Chapo Guzmán Loera para sus campañas y para que pudiera realizar sus actividades criminales en México sin problemas. Se destaparía una cloaca y sería un escándalo mundial.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

Anuncios

Comentarios desactivados en “No me retracto”… y se retractó

Archivado bajo “No me retracto”… y se retractó

Los comentarios están cerrados.