¿Se avecina un cisma en el PRI?

 PAULINO CÁRDENAS 

Se están dando las condiciones para que el PRI sufra un cisma que no tendría precedente, aún peor que el que motivó su salida de Los Pinos en el año 2000. La razón es la misma, el hartazgo de un régimen gastado que no ha hecho más que gobernar de saliva. Hay al menos cuatro factores que motivarían una sacudida hacia el interior de ese partido: La economía estancada, la inseguridad creciente, la corrupción galopante y la impunidad vergonzante de la que ha hecho gala el ‘nuevo’ PRI.

Pero hay otro ingrediente que vendría a empeorar las cosas. Es el caso del ex gobernador de Coahuila y ex dirigente nacional del PRI, Humberto Moreira que ha vuelto a revivir en España a menos de dos meses de que su detención en el aeropuerto de Barajas se convirtiera en un escándalo, pese a que quedó libre pero advertido de que el caso no estaba cerrado. El 2 de febrero huyó a México después de estar preso en aquella nación del 15 al 22 de enero.

La Fiscalía Anticorrupción española acaba de detener a Juan Manuel Muñoz, alias ‘El Mono’ o ‘El Inge’, por presuntos vínculos con el crimen organizado. Tras su aprehensión y encarcelamiento las autoridades judiciales españolas señalaron que dieron con nuevos indicios que aportarán, dijeron, ‘valiosas informaciones’ sobre el caso Moreira que parece tener un mar de fondo.

Los datos y avances de la investigación se mantienen en secreto ya que presumen que aún hay más gente involucrada. Parece haber la confirmación de que hay conexión de presunto lavado de dinero triangulado de México a Estados Unidos, a Bahamas y a España. Pero hasta ahora hay hermetismo al respecto.

Si el presidente Enrique Peña Nieto, como sucedió en enero, vuelve a dar la orden de que su gobierno vaya en auxilio de Moreira en caso de que vuelva a ser inculpado en España o acusado en Estados Unidos, como todo parece indicar, muchos dan por sentado que el PRI podría dividirse interna y fuertemente.

Se asegura que todos esos factores podrían provocar un cisma al interior del PRI que dejaría a ese partido prácticamente fuera de combate para las elecciones que se avecinan en doce entidades en donde habrá cambios de gobernador y que repercutiría gravemente para la elección presidencial de 2018. Veracruz es un bastión que la dirigencia nacional priísta teme perder.

Pero la pregunta es: ¿A quienes beneficiaría ese caos interno del priísmo en caso de darse?. Otro factor en contra que tiene ese partido es que sigue proponiendo como candidatos a gente con mala fama pública. Incluso empieza a haber resistencias y críticas por la forma en que se están seleccionando prospectos para los comicios del primer domingo de junio próximo. Coahuila es un caso.

Sin embargo, lo que preocupa a la cúpula priísta es el malestar que hay en general en el país por los resultados tan pobres a favor de los mexicanos luego de que el gobierno peñanietista se perfila hacia su cuarto año de gobierno sin resultados tangibles, y que para paliar esa verdad se la pasa repartiendo culpas.

Que si es por la baja del precio del petróleo, que si es por las circunstancias de los vaivenes económicos que se están dando en el mundo, que si es por la pérdida de valor del peso frente al dólar, que por todo ello ha habido recortes al gasto público y que podría haber más, aunque los privilegios de la elite gobernante no varían.

La pobreza y las políticas fallidas contra el hambre sirven solo para efectos electoreros, y los dos ejes que han resultado ser el peor fracaso de la actual administración siguen siendo el estancamiento de la economía y la falta de control de la inseguridad. Pero sus titulares siguen firmes en sus puestos. Son inamovibles aunque tengan encima el reclamo y hasta el repudio social.

Por todo ello es que la aceptación popular de Peña Nieto ha sufrido una severa caída según coinciden varias encuestas. Y encima de todo ello, está el caso Moreira que comienza a revivir. Como se sabe, en enero pasado el mandatario federal dio la orden de defender ‘con todo’ al ex gobernador de Coahuila y ex dirigente nacional de PRI de la justicia española, cuando fue detenido en aquel país.

El asunto podría repetirse si, como señala la Fiscalía Anticorrupción, Moreira pudiera ser nuevamente inculpado, derivado de las investigaciones por las que fue detenido Juan Manuel ‘Mono’ Muñoz, quien ya está en la cárcel de alta seguridad en donde estuvo preso Moreira.

A raíz de esa nueva detención, trascendió que tanto en España como en Estados Unidos siguen investigando al ex gobernador de Coahuila y ex dirigente nacional del PRI por presuntos vínculos con el crimen organizado, por conspiración y por encabezar supuestamente una red empresarial de lavado de dinero.

Se asegura que no tardará en que vuelva a tronar el cohete, lo que seguramente llevaría a los gobiernos español y estadounidense a solicitar la extradición de Moreira. Fuentes allegadas a la Fiscalía Anticorrupción española y a la Policía Nacional de aquella nación, señalaron que Muñoz es ‘pieza clave’ en la presunta cadena de corruptelas del caso Moreira.

Por otra parte, en un asunto vinculante, hace unos días fue detenido y consignado a cinco años de prisión en una cárcel de Laredo, Texas, Rolando González Treviño, empresario de radiodifusoras, por lavar dinero en bancos de Texas procedente de Coahuila. Pagó una multa de 250 mil dólares para cumplir su condena en libertad condicional. Pero ‘rajó tabla’.

Todo ese conjunto de cosas negativas por supuesto que enturbiaría las pretensiones del PRI, no solo para buscar el triunfo en los comicios que se celebrarán en doce entidades en junio próximo para elegir gobernadores, sino para la elección presidencial de 2018. Con tantas broncas acumuladas del ‘nuevo’ PRI sin duda está latente la posibilidad de que pudiera ocurrir un cisma al interior de ese partido antes de lo que muchos se imaginan.

¿Si hubiera un cisma en el PRI a quiénes beneficiaría ese escenario de caos? ¿A Andrés Manuel? ¿A Manlio Fabio? ¿A Salinas? Porque el primer perjudicado sería Peña.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

 

 

 

 

Anuncios

Comentarios desactivados en ¿Se avecina un cisma en el PRI?

Archivado bajo ¿Se avecina un cisma en el PRI?

Los comentarios están cerrados.