Aire envenenado en la CdMx

PAULINO CÁRDENAS 

Los factores que han favorecido a que la Ciudad de México tenga cada vez mayores índices de contaminación ambiental no son pocos y sí complejos de resolver. Los capitalinos y quienes tiene la necesidad de trabajar en la ciudad que sufre de gigantismo indiscriminado, parecen estar condenados a un día morir por el aire envenenado que respiran todos los días… y también por las noches.

Una opción es migrar lejos de donde se asientan los Poderes Federales que obligan al centralismo, para salvarse de morir ahogados con monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno, ozono y diversas partículas suspendidas que emiten los vehículos automotores. Aunque no son venenos fulminantes sí logran tener efectos letales que se manifiestan de forma muy lenta pero segura.

La otra es que entre las ocurrencias del jefe del gobierno de la CdMx, aconseje usar máscaras antigases como recomiendan algunos mandatarios de los primeros mundos que temen ser atacados por grupos extremistas, para proteger a sus poblaciones contra virtuales atentados terroristas que suelen usar productos biológicos letales como el gas sarín y otros aún más venenosos.

El hecho es que planes van y planes vienen para dizque abatir los índices de la contingencia ambiental en la Ciudad de México, pero el aire envenenado en la capital del país cada día va en aumento. Se han propuesto diversos programas pero ninguno ha funcionado.

Se culpa a las mafias camioneras que controlan trailers y camiones de carga, y las de transporte público que se ocupan de hacer circular camiones urbanos y combis contaminantes, así como a las industrias que logran evadir las reglas anticontaminantes. Un gran factor de contaminación atmosférica es la corrupción, el ’entre’, como se ha visto en los verificentros.

Y otro gran factor son los ‘embotellamientos’ de tránsito por tanto hacinamiento vehicular. Cuando se amplió el ordenamiento del ‘Hoy no circula’, la gente optó por comprar autos adicionales, la mayoría usados. Y los programas de acabar con la ‘chatarrización’ no se han cumplido porque lo han impedido la corrupción y la impunidad.

Obvio que quienes pagan el pato de todo eso son los capitalinos, los que ahí viven y los que ahí trabajan. Por esa contingencia ambiental que se disparó desde comienzos del año, es que las autoridades han propuesto diversas ideas incluyendo la última por razones de emergencia: que todos los vehículos descansen un día a la semana sin importar holograma, además de un sábado al mes.

Del 5 de abril al 30 de junio será aplicado a todos los automóviles, no importa que tengan los números de holograma 0, 00, 1 y 2. Como parte de la norma emergente del programa, la medida se aplicará a las 16 delegaciones de la Ciudad de México y en los 18 municipios del estado de México, que en su conjunto conforman la Zona Metropolitana del Valle de México.

En síntesis, Fuenteovejuna es la culpable de la contaminación que podría hacer sucumbir a quienes viven o laboran en la nueva Ciudad de México (nueva porque acaba de estrenar nombre). Y en el querer justificar hechos, autoridades y mafias se echan la culpa unos a otros. Siempre se ha sabido, por ejemplo, que los camiones son la principal causa de la contaminación ambiental.

La NOM 044, que regula las emisiones al ambiente de motores a diésel en los camiones, se ha quedado al garete. Actualizarla por parte de la Semarnat según los estándares más avanzados en el mundo y que están vigentes en Estados Unidos y Europa desde 2010 y 2013, respectivamente.

La medida aumentaría entre 20 y 30 por ciento el costo de los camiones y eso ‘sale muy caro’ dicen los transportistas. Se afirma que esos vehículos son los responsables del 80 por ciento de las emisiones al ambiente en la Zona Metropolitana del Valle de México, aunque sólo representan 15 por ciento del total del parque vehicular en circulación,

La modificación a la norma mexicana propone la homologación con los estándares de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, EPA 2010, y de Europa, Euro VI, a partir de enero del 2018. La queja es que es un costo muy alto para el transportista, pues esa nueva tecnología es menos eficiente en el consumo de combustible.

Sin embargo, mientras la Ciudad de México siga siendo sede de los Poderes Federales, el hacinamiento poblacional en la capital no va a disminuir, sino al contrario. Ha habido leves intentos de sacar a los estados de la República algunas dependencias del gobierno federal que deberían estar en lugares más ad hoc, como pudo haberse hecho después del terremoto de 1985.

Aunque México está considerada una República Federalista y haya quedado definido la capital como sede para el ejercicio Legislativo, Ejecutivo y Judicial, el centralismo ha sido su característica porque del centro emanan todos los dictados supremos de la nación. Se descentraliza la administración pero se centraliza el poder de decisión.

Mientras la capital de la República siga siendo la sede de los poderes federales que es donde están los controles de mando, el hacinamiento urbano que ha dado por resultado el alocado crecimiento de la ciudad capital, al grado de gigantismo, el problema de la contaminación atmosférica seguirá creciendo.

Quiérase o no, es oootro factor de hacinamiento urbano que da lugar a los altos índices de contaminación ambiental. ¿Per sécula seculórum?

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Aire envenenado en la CdMx

Archivado bajo Aire envenenado en la CdMx

Los comentarios están cerrados.