PanamaGates inquieta al Gobierno

PAULINO CÁRDENAS 

Es obvio que la filtración de documentos que logró recopilar un grupo de reporteros del diario alemán Süddeutsche Zeitung y difundida por más de 136 medios que escogió el Consorcio Internacional de Periodismo Investigativo (ICIJ, por sus siglas en inglés), -entre ellos el grupo Proceso y Aristegui Noticias- ya empezó a incomodar y a inquietar al gobierno de Peña Nieto.

El titular del SAT, Aristóteles Núñez Sánchez, señaló que tener dinero en el extranjero no es ilegal ni es delito; sin embargo, aclaró que si genera intereses o ganancias deben pagar impuestos sus dueños. Solo que advirtió: investigar cada caso llevaría unos dos años… y la investigación no es del ‘resorte’ de esa dependencia.

El funcionario declaró lo anterior en torno al reporte de #PanamaPapers (Los Papeles de Panamá), que ha causado revuelo en muchas naciones incluido México por los hombres de nombre que han salido a relucir como depositantes de dinero en paraísos fiscales.

Dijo en conferencia de prensa el jefe del SAT dijo también que los mexicanos involucrados en los Papeles de Panamá pueden entrar en el programa de retorno de inversiones que está vigente hasta junio para evitar investigaciones.

El retorno de inversiones es un esquema para que los contribuyentes regresen los recursos que mantienen en el extranjero no reportados en México, incluidos los de regímenes fiscales preferentes. Este programa está vigente desde el 1 de enero de este año y la identidad del contribuyente no es anónima.

Sin embargo, resulta evidente que el hecho de sacar su dinero y depositarlo en paraísos fiscales es porque los dueños de ese dinero -cuya adquisición lícita es dudosa- buscan evadir el pago de impuestos. Eso lo sabe Aristóteles Núñez.

Se sospecha que quienes sacan su dinero y lo ponen ‘a trabajar’ en paraísos fiscales a través de empresas fantasmas, son responsables de evasión fiscal. Y demostrar que el dinero que se envía a los famosos paraísos fiscales a través de empresas fantasmas es asunto de Hacienda.

Se supone que en México existe una Unidad de Inteligencia Financiera que depende de la Secretaría de Hacienda, que debería saber si un individuo hace depósitos atípicos en el extranjero, es decir, medido por los montos y la frecuencia que los hace. Sobre todo si su perfil de ingresos no corresponde para nada a las fuertes cantidades que va depositando en cuentas fuera de México.

Pero todo está hecho para que esas dependencias se hagan como que la virgen les habla. Ahí está lo que dijo el titular de Hacienda cuando se le preguntó su opinión sobre el caso de Juan Armando Hinojosa Cantú el dueño del Grupo Higa que ‘donó’ la Casa Blanca de Las Lomas de la pareja presidencia y la de descanso en Malinalco en el estado de México del propio funcionario de Hacienda.

Sobre el caso #PanamaPapers, Luis Videgaray Caso prefirió no hacer comentarios sobre el dueño de Higa, el empresario consentido de los gobiernos de Peña Nieto, quien es uno de los personajes que tiene escondidos “sus ahorros” en paraísos fiscales a través de empresas fantasmas según las relevaciones que comenzaron a hacerse desde el pasado domingo en Proceso en Línea y en Aristegui Noticias.

Luego de asistir al Foro sobre Recintos Fiscalizados Estratégicos, organizado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el funcionario federal se limitó a responder a los reporteros: “El SAT ya dio un pronunciamiento y no haremos ningún comentario adicional”. Se refería a las declaraciones de Aristóteles Núñez.

Las filtraciones que irán saliendo del voluminoso archivo del ya famoso PanamaGates revela el ocultamiento de miles de millones de dólares en compañías offshore muchas de ellas fantasmas y proporciona detalles sobre los negocios financieros ocultos de más de 128 personajes políticos y altos funcionarios en el mundo.

Ese archivo, que mediáticamente fue bautizado como #PanamaPapers (Los Papeles de Panamá), consiste en 11.5 millones de documentos y muestra cómo una industria global conformada por despachos y grandes bancos venden secrecía financiera tanto a políticos, defraudadores y narcotraficantes, como a multimillonarios, celebridades y deportistas.

No obstante, para los presuntos malosos que sacaron ‘sus ahorros’ del país y se los confiaron al despacho panameño Mossack Fonseca -uno de los cinco primeros del mundo en creación de sociedades “offshore” o paraísos fiscales-, en México tienen salidas de emergencia para evadir el peso de la justicia.

Señaló el titular del SAT: “Tenemos que revisar de los nombres que son públicos, quiénes de ellos sí pudieron presentar en su declaración anual sus rendimientos, se acogió al pago anónimo o puede entrar en el programa de retorno de inversiones que está vigente hasta junio”.

“Quién de ellos no lo haya hecho, siendo que aparece en una lista como ésta, es muy claro: la autoridad inicia auditorías y de ellas determina créditos y con ello es que se tienen que pagar impuestos”, puntualizó Núñez. ¿Será?

No vaya a ser que, aún debiéndola, pudieran ser ‘exonerados’ como sucedió con el caso de la Casa Blanca, y de la mansión de descanso del titular de Hacienda, por parte de Virgilio Andrade Martínez, secretario de la Función Pública.

Y no tardará el gobierno en echar a andar a sus ‘doberman’ textoservidores a sueldo, que saldrán a ‘desmentir’ y querer desprestigiar el trabajo de recopilación de los jóvenes periodistas alemanes, como han hecho dócilmente a la orden del amo con el caso Kate del Castillo y en contra del GIEI, entre otros temas que incomodan al actual régimen.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

 

Anuncios

Comentarios desactivados en PanamaGates inquieta al Gobierno

Archivado bajo PanamaGates inquieta al Gobierno

Los comentarios están cerrados.