Explosiones; no fueron en Pemex

PAULINO CÁRDENAS

Las explosiones ocurridas este miércoles en la planta Clorados III no fueron en instalaciones de Pemex. Los estallidos se dieron en la empresa Petroquímica Mexicana de Vinilo, Mexichem, que pertenece a Antonio del Valle Ruiz, ex banquero venido a menos que después de haber sido corrido del banco Bital se metió al negocio de la petroquímica logrando en julio de 2013 que Pemex desincorporara un enorme predio con todo e instalaciones para la producción de petroquímicos y lo pusieran a nombre de su hijo Juan Pablo del Valle.

Del Valle Ruiz, un hombre con mucho dinero, buscó y encontró, la manera de entrarle a un negocio productivo después que dejó de ser banquero por la fuerza, y fue al negocio de la petroquímica al que entró. Se afirma que buscó a uno de sus iguales, Carlos Romero Deschamps, para que lo apadrinara en la desincorporación de un enorme predio del Complejo Petroquímico Pajaritos, que adquirió con todo e instalaciones, pasando así a ser dueño de la empresa Petroquímica Mexicana de Vinilo, Mexichem, donde fueron las explosiones.

Del Valle consiguió que el 30 de julio de 2013 quedara formalizada ‘legalmente’ la desincorporación del enorme predio, ya montado con equipos que funcionaban para la producción de petroquímicos que se utilizan en las industrias de fertilizantes, plásticos, alimenticia, farmacéutica, química y textil, entre otras. La Secretaría de la Función Pública autorizó la desincorporación, quedando la nueva empresa privada a nombre del hijo de Antonio del Valle.

El enorme predio de Petroquímica Mexicana de Vinilo, Mexichem, lo integran tres polígonos, independientes del Complejo Petroquímico Pajaritos. Se le conoce como Clorados III y es la planta donde se registraron las dos explosiones. El área de Mexichem lo forma tres polígonos: uno de 342 mil 675 metros cuadrados de extensión, otro de 42 mil 240 metros cuadrados, y un tercero de 91 mil 471 metros cuadrados, señala una nota de Rosalía Vergara para la agencia informativa del semanario Proceso

Clorados III, el negocio de los Del Valle, les reditúa muchísimo dinero, pero que no le han querido meter dinero suficiente al mantenimiento de sus instalaciones por lo que no estban en condiciones óptimas. Incluso en el 2013, cuando recibieron la empresa, tenía 2,300 trabajadores y de entrada corrieron a personal especializado quedándose con solo 760 trabajadores. A la empresa le ha faltado mantenimiento, han dicho obreros y trabajadores.

Dentro del drama que vivieron decenas y decenas de trabajadores de esa industria petroquímica, algunos que murieron y otros que resultaron heridos, y muchos que están desaparecidos, muchas familias petroleras han empezado el peregrinar de saber en dónde habrían quedado sus seres queridos, si están vivos o no, ya que en las listas que se ha ido dando a conocer a cuenta gotas no ven sus nombres.

Hay desesperación y angustia. Aseguran los lugareños que los muertos y heridos suman cientos. Las autoridades señalan que hubo 24 decesos hasta ahora y se habían reportado 30 heridos, pero esas cifras sin duda crecerán. Familiares y amigos de los trabajadores que no aparecen, han visitado hospitales en Coatzacoalcos, Nanchital, Minatitlán e incluso Villahermosa, sin que los hayan encontrado o sabido algo de ellos. Muchos obreros están en calidad de ‘desaparecidos’.

Desde la tarde del miércoles cuando se dieron las explosiones en Clorados III, la empresa de los Del Valle, hubo alarma y pánico en los pobladores de Villa Allende, Coatzacoalcos, Minatitlán y Nanchital. A la desesperación y el dolor se suma la incertidumbre que crece porque muchas familias no saben el paradero de quienes no aparecen. Ignoran si están heridos o muertos. Las diligencias continuarán por varios días para tratar de esclarecer las causas del accidente.

Obreros y trabajadores eventuales de empresas que dan servicio de mantenimiento a la Petroquímica Mexicana de Vinilo (PMV), Mexichem, de la dinastía Del Valle, hablaron con la agencia del semanario Proceso y coincidieron en señalar que los directivos de Clorados III sabían del “sobrecalentamiento” que tenía el área; señalaron que durante el transcurso del miércoles se habría hecho un cierre paulatino de válvulas y había descendido la actividad industrial antes de las explosiones.

Sus instalaciones adolecían de mantenimiento lo cual se reflejaba en estructuras dañadas por el óxido y otras estructuras que están ya en ruinas deplorables, señalaron. “Teníamos como pendiente darle mantenimiento al horno en donde ocurrió la explosión, pero lo habíamos postergado por la gran cantidad de fugas que habían ocurrido en esa planta (…) Lo sabían todos, era de alto riesgo de explosión, pero la gente es muy ‘valemadrista’, a veces no se fijan, no miden el riesgo”, expuso uno de ellos, que por obvias razones se omite su nombre.

El presidente Enrique Peña Nieto y su comitiva vivieron minutos de angustia cuando quisieron ingresar al lugar de las conflagraciones. Familiares y trabajadores de la refinería donde fueron los dos estallidos, enardecidos quisieron impedirle el paso a la comitiva que quería entrar a Clorados III, gritándole improperios y reclamos sobre el descuido en que ha estado ese complejo concesionado a la familia Del Valle.

A gente de Carlos Romero Deschamps la quisieron no solo agredir sino linchar a las afueras de la planta; decenas de familiares de trabajadores desaparecidos tras la explosión, arremetieron con palos y piedras contra dos camionetas de lujo que trasladaban a personal del Sindicato de Trabajadores Petroleros, reportó el periódico El Universal.

Mujeres, hombres y niños que acudieron al complejo a reconocer los cuerpos de sus familiares reportados como desaparecidos, rompieron los cristales de las dos camionetas Suburban que pasaban por el lugar con integrantes del sindicato. Los ocupantes de uno de los vehículos lograron huir, con los cristales rotos; pero los que viajaban en la segunda camioneta fueron retenidos por la población y estuvieron a punto de ser linchados. Tuvo que intervenir la policía local.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

 

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Explosiones; no fueron en Pemex

Archivado bajo Explosiones; no fueron en Pemex

Los comentarios están cerrados.