El infierno de Dante Delgado

PAULINO CÁRDENAS

No basta con disculpas ni con echarle culpas a terceros. En el caso del listado nominal del padrón electoral filtrado a la Amazon el principal culpable tiene nombre y apellido. Se llama Dante Delgado Rannauro quien reconoció que fue el partido que encabeza, Movimiento Ciudadano, el que colocó la base de datos con el listado nominal de electores en un servidor de ese sitio web.

El asunto no es menor. Al contrario, entraña un alto riesgo para millones de mexicanos cuyos datos aparecen en el listado. Son alrededor de 87 millones de nombres con domicilios y otros datos que pueden ser oro molido para la delincuencia organizada o para que cualquier empresa se tome birle la privacidad de los ciudadanos como de hecho sucede sin que tengan esa atribución.

El informático estadunidense Chris Vickery, empleado de la empresa de seguridad informática MacKeeper, fue quien alertó de ese hecho a al gobierno de México a través de su embajada en Washington, de que ese listado nominal para fines electorales, había quedado expuesto a la consulta pública de cualquier persona en el mundo.

En el listado aparecen datos personales como nombre, dirección, clave de elector, ocupación y fecha de nacimiento, de millones de mexicanos. Con esos datos, incluido sin duda los de quien leen esto en este momento, cualquier persona de mala fe u organización delictiva o empresas comerciales, pudieron haberlos copiado y almacenado para ser usado a su favor a la hora que quieran.

Entre el día que Vickery comunicó el hallazgo a la embajada mexicana en Washington, a las autoridades del país vecino, a la propia empresa proveedora de almacenamiento y al Instituto Nacional Electoral (INE), pasaron 10 días para que el listado fuese retirado. Ese tiempo fue más que suficiente para que hackeadores profesionales -que se dedican a buscar datos personales en la web para venderlos o ser usados a su favor-, los hicieran suyos.

El dirigente del partido Movimiento Ciudadano, Dante Delgado Rannauro, en conferencia de prensa que ofreció en el Instituto Nacional Electoral, señaló que su partido “decidió realizar la salvaguarda de seguridad” del listado nominal que le había sido entregado por el INE y para ello pidió asesoría a la empresa Indatcom, la cual le habría propuesto recurrir a los servidores de Amazon”.

Y Dante Delgado contó una historia en la conferencia de prensa, que no checa con lo que expresó Vickery. Dijo que una vez aprobado por Movimiento Ciudadano la salvaguarda del listado nominal del padrón electoral, la mencionada empresa asesora logró contratar los servicios de Amazon Web Services, de subir a los servidores de ésta la base de datos y de entregar las contraseñas y el control del servidor al área informática del partido. Salió con que ‘nos hackearon’.

Indicó que ‘‘el 22 de abril fuimos informados (a las 7 de la mañana), a través de nuestro proveedor de servicios tecnológicos, que Amazon notificó que el servidor contratado había sufrido un asalto cibernético y que la información resguardada estaba comprometida por un ataque externo; por ello como parte de su protocolo de seguridad solicitó removerla.

‘‘Tomé la decisión –dijo Delgado– de acatar la recomendación y di la instrucción de que el contenido fuera removido en forma definitiva’’. Los tiempos de MC no cuadran con el INE. El consejero Ciro Murayama precisó que la primera información que tuvieron –proporcionada por Vickery– fue el miércoles 20, a partir de lo cual gestionaron bloquear el acceso, lo cual se logró el 22 en la madrugada y se presentó la denuncia.

Una vez que se garantizó su inaccesibilidad y se hizo público la filtración, dizque se emprendieron acciones legales. Cuentan las crónicas que el anuncio de Movimiento Ciudadano se dio mientras el INE sesionaba, pero generó molestia entre consejeros.

En julio de 2013 se descubrió que una copia de la base de datos entregada a ese partido estaba siendo comercializada en el sitio buscadatos.com y a raíz de ello el INE impuso al partido de Dante Delgado una multa de 76 millones de pesos, castigo que está actualmente en revisión en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Supuestamente el instituto sancionaría duramente a los culpables de la filtración por tratarse de reincidencia, lo cual implicaría duplicar la multa de 76 millones, lo que supondrían 152 millones de pesos. Fuentes del partido político argumentan que al no estar firme la primera sanción no aplica la reincidencia.

No obstante la confesión de parte, el consejero presidente del INE y discriminador de indígenas, Lorenzo Córdova, advirtió que las investigaciones para sancionar a los responsables de esta ‘‘lamentable’’ difusión continuarán “hasta sus últimas consecuencias” y se sancionará ‘‘con todo el peso de la ley’’ a quien lo permitió.

Curándose en salud dijo que la confesión de Dante Delgado revela que los mecanismos de control de la base de datos del instituto operan adecuadamente. Pero pocos creen que al final haya sanción para quien o quienes filtraron el listado nominal del padrón electoral.

Sin embargo, es obvia la necesidad de reforzar las disposiciones legales y las medidas de seguridad para preservar la confidencialidad de las bases de datos que contienen información privada de ciudadanos, consumidores, causantes y suscriptores de servicios. El daño que podrían sufrir los ciudadanos que aparecen en ese padrón podrían ser los que sufran ulteriores problemas.

El asunto no basta con disculpas ni con echarle la culpa a terceros. Es bastante más grave que lo que suponen los que solo quieren lavarse las manos.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

 

Anuncios

Comentarios desactivados en El infierno de Dante Delgado

Archivado bajo El infierno de Dante Delgado

Los comentarios están cerrados.