Peña y Osorio arropan a Nuño

PAULINO CÁRDENAS 

La incapacidad negociadora del secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, ante el conflicto de los paristas del Instituto Politécnico Nacional y frente a la insistente rebeldía del magisterio disidente que rechaza la reforma educativa, está arropada por el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

En ninguna de esas dos circunstancias se le ha visto colmillo ni experiencia al funcionario que quiere ser presidente de México según algunas voces. Su incapacidad negociadora llevó a su jefe nominal a apurar al novel discípulo de Luis Videgaray a cumplir con los compromisos firmados en el 2014 y en este año, con estudiantes y docentes del Poli, que por darle largas se registró el paro indefinido de labores en esa casa de estudios.

El pasado lunes los estudiantes realizaron una marcha desde la Estela de Luz hasta la residencia oficial de Los Pinos, con el fin de entregar a Peña Nieto un documento en el que listan una serie de demandas. Representantes del plantel señalaron que de no obtener respuesta del Ejecutivo federal, los estudiantes paristas seguirían con la toma de escuelas y con su plan de acción que incluye protestas y marchas por las principales avenidas de la capital del país.

En el documento que harían llegar al jefe del Ejecutivo federal los estudiantes le reclaman que las autoridades educativas ni siquiera reconocen a la Asamblea General Politécnica como interlocutor de la comunidad, que sería la encargada de vigilar el cumplimiento de los acuerdos signados por los representantes de su Gobierno el 5 de diciembre del 2014 hasta la culminación del Congreso Nacional Politécnico.

En el mismo documento que habrían hecho llegar a Los Pinos, le preguntan al presidente sobre la disponibilidad de ratificar los ocho acuerdos firmados este año, cuando inició un paro total de labores en el IPN hasta no ver respuestas a sus peticiones. Y para desmentir rumores de que hay infiltrados entre los paristas, los representantes estudiantiles se dijeron apartidistas y alejados de cualquier organización sindical.

“No hay ningún partido político detrás del movimiento, nosotros somos apartidistas 100 por ciento y todas las decisiones son tomadas por el estudiantado”, aseveró el representante de la vocacional 13. Esto incluye a Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador, quien está a favor de la autonomía del IPN, aclararon los representantes de los paristas.

En su pliego, los estudiantes solicitan al mandatario federal un compromiso por escrito en el que se garantice no hacer modificaciones administrativas o a la ley orgánica del IPN hasta que se integre el Congreso Nacional Politécnico (CNP). Los dirigentes emplazaron a que antes de 24 horas -se supone que contadas a partir del lunes- el titular del Ejecutivo difunda una respuesta a su documento. Señalaron que la respuesta deberá ser pública a través de los medios de comunicación.

“Si de verdad hay un compromiso que no se va a tocar al Politécnico hasta la realización del Congreso, yo creo que sería algo favorable”, sostuvo Javier Ramírez Escartín, vocero de la vocacional 13. Los alumnos explicaron que en caso de tener respuesta del Presidente, valorarán la contestación en asambleas locales de cada vocacional en paro y la comunidad estudiantil decidirá el regreso a clases.

“Esa respuesta lógicamente tiene que ser evaluada por las asambleas; sin embargo, está la puntualización que en las asambleas se dará una respuesta proactiva para el paro”, expuso Amaranta Martínez, de la vocacional 7. Este es uno de los dos casos que tiene contra la pared al secretario Aurelio Nuño.

El otro es el conflicto con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que rechaza la reforma educativa en lo general, por lo cual hay un plantón desde el lunes en las afueras de la Secretaría de Gobernación en donde sus representantes exigen al titular de esa dependencia, Miguel Ángel Osorio Chong, establecer una ‘mesa de diálogo’ a la que se niegan instalar tanto la Segob como la SEP.

Desde el domingo hay un paro de labores en Oaxaca, Chiapas, Michoacán, Guerrero y las escuelas dominadas por la CNTE en la Ciudad de México, que podría prolongarse de manera indefinida y abarcar otros estados hasta que no establezca una mesa de negociaciones.

Los titulares de Gobernación y Educación Pública, Miguel Ángel Osorio Chong y Aurelio Nuño, respectivamente, rechazaron cualquier diálogo con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en torno de la reforma educativa. Dijeron que no lo habrá si la intención es buscar la derogación de la reforma o hacer algún tipo de excepción o que siga habiendo herencia de plazas de manera automática.

“Mientras esos sean los planteamientos que son los que hay hasta ahorita por parte de los líderes de la CNTE, no tiene sentido ningún diálogo”, señaló Aurelio Nuño. En esto coincidió Osorio Chong quien dijo por su parte que se terminó el diálogo con los maestros porque no hay nada que decir ni discutir. Reiteraron que los términos de la reforma educativa no se negocian.

El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, volvió a decir que la reforma educativa no debe circunscribirse solo a la contratación de maestros y a evaluarlos, sino que esa reforma debe implicar nuevos modelos educativos, contenidos y materias. Lo que falta es reformar la educación, insistió.

El hecho es que tanto las movilizaciones del Poli como del magisterio disidente seguirán. Las de la CNTE al menos en Oaxaca, la Ciudad de México, Chiapas, Michoacán y Guerrero. Las del IPN en la capital del país principalmente. Por su parte Nuño no tiene de qué preocuparse porque tiene a dos padrinos que lo apoyan, y a su manager y mentor político que lo anima a ir derecho sin quitarse.

Solo que alguien tiene que decirle que, por mucho menos, empezó el conflicto del 68 nueve años antes de que naciera el hoy flamante titular de la SEP.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

Anuncios

Comentarios desactivados en Peña y Osorio arropan a Nuño

Archivado bajo Peña y Osorio arropan a Nuño

Los comentarios están cerrados.