El Chapo iría a California

PAULINO CÁRDENAS

Uno de los abogados del Chapo Guzmán, José Refugio Rodríguez, confirmó esta semana lo que en este espacio publicamos desde enero pasado, en el sentido de que están en espera de la respuesta del gobierno norteamericano de la propuesta que hizo el jefe del cártel de Sinaloa, de entregarse de manera voluntaria declarándose culpable, a cambio de ciertos beneficios. El pasado 25 de enero escribimos lo siguiente:

“¿Qué pasa si el Chapo Guzmán le gana el paso al presidente Enrique Peña Nieto en su intención de extraditarlo, y le acepta una Corte federal de Distrito en California una propuesta que le hizo el capo a través de sus abogados, de entregarse de manera voluntaria a la justicia estadounidense y confesarse culpable, a cambio de pagar una multa multimillonaria y dar información privilegiada para reducir su pena?

La Secretaría de Relaciones Exteriores dio a conocer el pasado viernes que daba su visto bueno para la extradición a Estados Unidos de Joaquín El Chapo Guzmán quien podría ser procesado ante dos instancias judiciales del vecino país: la Corte de Distrito Sur de California en San Diego o en la Corte Federal de Distrito Oeste de Texas con sede en El Paso. Y la titular de la PGR, Arely Gómez, señaló que esa dependencia acataría la determinación el Poder Judicial de la Federación respecto a la extradición del capo sinaloense a EU.

Señalábamos en aquella fecha de enero que desde meses antes de su ‘fuga’ del penal de Almoloya, los abogados del capo sinaloense habían comenzado a explorar con las autoridades judiciales en alguna Corte federal de Distrito la posibilidad de negociar su entrega voluntaria a la justicia estadunidense en caso de ser reaprehendido, como finalmente sucedió, según escribió en un amplio reportaje Jorge Carrasco Araizaga para el semanario Proceso.

En entrevista que sostuvo el reportero con José Refugio Rodríguez Núñez, cabeza del equipo de abogados de Joaquín Guzmán Loera, señalaba que de hecho desde entonces sus abogados habían promovido amparos para evitar su extradición y que estaban en espera que esa Corte federal de Distrito del Sur de California aprobara la propuesta del capo.

Incluso mencionaba que un abogado muy connotado, Joshua L. Dratel, con despacho en Nueva York, quien tiene en su haber una serie de pleitos ganados a favor de criminales, podría ser su defensor, incluso sin cobrarle al jefe del cártel de Sinaloa. “Y la urgencia que el presidente ahora ha expresado para extraditarlo puede quedar en nada, ya que de acuerdo con su defensa, el Chapo está abierto a una negociación con las autoridades estadunidenses”.

Y agregábamos: “¿Cuál sería el cambalache si se entrega de manera voluntaria a la justicia del sur de California accediera a pactar un arreglo con el dirigente del cártel de Sinaloa? Nada más y nada menos que lo que pudiera declarar a las autoridades sobre los ‘peces gordos’ de la política y del ámbito militar y policial que en México le han ayudado, lo mismo que en Estados Unidos”.

Y todo parece indicar que la ‘carrera’ entre la extradición promovida por el Chapo Guzmán a través de sus abogados para entregarse de manera voluntaria a una Corte del Sur de California, dar información de políticos y funcionarios coludidos con el narco en México y EU, y pagar una fuerte multa para alcanzar una pena corporal muy menor, la habrían ganado los abogados del capo sinaloense a la que buscaba el gobierno mexicano.

En dicha Corte tiene un expediente con acusaciones por importar y poseer cocaína con la intención de distribuirla en California, según la causa penal CR 95-0973-B referidas en los archivos judiciales estadunidenses con los números 95-973-B y 95-1911M.

El Juzgado Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México emitió su opinión jurídica favorable a la extradición de Guzmán a la Corte del Sur de California, en el proceso 3/2001, abierto desde hace 15 años a petición de la embajada de Estados Unidos en México.

En tanto, los cargos de la Corte de El Paso, Texas, donde pretendía enviarlo Peña Nieto, son mucho más duros contra el capo sinaloense ya que ahí es acusado por los delitos de asociación delictuosa, contra la salud, delincuencia organizada, posesión de armas, homicidio, conspiración y lavado de dinero.

La gestión ante la Corte del Sur de California fue mucho antes que el gobierno de Peña Nieto interpusiera la suya contra el capo, por lo que se aplicaría el principio jurídico de primero en tiempo primero en derecho, por lo que se da por hecho que El Chapo iría a la Corte que escogió con sede en San Diego, y no a la Corte federal del sur de Texas, ubicada en El Paso. Sus abogados apuran con las autoridades mexicanas y estadounidenses su traslado del penal del Cefereso No.9 de Ciudad Juárez a San Diego.

Se duda que ese traslado pudiera ser a finales de este mes; lo más probables es que se dé en el curso del mes de junio. Como sea, al gobierno de Peña Nieto le conviene ya no tener al Chapo en territorio mexicano, ya que podría volverse a ‘fugar’, dadas las circunstancias de corrupción que priva en el ámbito carcelario, aunque sus ‘fugas’ han sido con la anuencia de instancias superiores, sobornos multimillonarios de por medio.

De cualquier forma, Joaquín Guzmán Loera ha seguido manejando el cártel del Pacífico sin mayores problemas, junto con su principal socio Ismael el Mayo Zambada. Si se le concede ir a San Diego estaría más cerca de donde radica su tercera esposa Emma Coronel, en San Francisco, con la que hace poco tuvo mellizas. Desde la cárcel seguiría operando para introducir droga a la Unión Americana ya que el consumo de estupefacientes en el vecino país va en aumento.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

Anuncios

Comentarios desactivados en El Chapo iría a California

Archivado bajo El Chapo iría a California

Los comentarios están cerrados.