Diálogo en lugar del garrote

PAULINO CÁRDENAS 

Andrés Manuel López Obrador, aspirante a la Presidencia en 2018 por tercera vez consecutiva, calificó como “absurda” la postura del presidente Enrique Peña Nieto y los secretarios de Gobernación y de Educación Pública, Miguel Ángel Osorio Chong y Aurelio Nuño Mayer, respectivamente, de no dialogar con los maestros del CNTE que no están de acuerdo en los términos de la reforma educativa

El tabasqueño señaló que en ningún país del mundo le cierran las puertas al diálogo en medio de un conflicto social. De gira por Hidalgo señaló que enviará un mensaje en Twitter para exhortar a los funcionarios a “que en vez de utilizar el garrote, dialoguen con los maestros, que no quieran resolver las cosas por la fuerza, sino mediante el entendimiento”.

El presidente nacional de Morena citó al Benemérito de las Américas, Benito Juárez, quien aseguró que nada se debe conseguir a la fuerza, sino a través de la razón y el derecho. Lejos de amainar el problema que tiene la SEP con la disidencia magisterial, las cosas parecen encaminadas a empeorar.

Ayer en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, hubo un enfrentamiento entre maestros y policía, lo que llevará a que otros grupos  del magisterio radicalicen sus protestas en otros estados y en la capital del país.

Los integrantes de la CNTE pretendían bloquear los accesos y salidas oriente y poniente de esa capital cuando comenzó la refriega que dejó como saldo inicial un policía y varios maestros lesionados.

El secretario de Educación, Aurelio Nuño, reiteró que no habrá diálogo con los maestros que solo buscan preservar sus privilegios. No habrá diálogo con los maestros de la CNTE, dijo, para hacer una excepción y que en Chiapas, Guerrero, Michoacán y Oaxaca, no se aplique la reforma educativa.

“La disposición del Gobierno para dialogar con la Coordinadora es absoluta y total, siempre y cuando sea para ver cómo implementar la reforma educativa; el diálogo en el que no vamos a transitar y es el que nos están pidiendo es que no se aplique la reforma en esos estados y ese diálogo no lo vamos a tener”, expresó.

Contrario a ello, y en aras de echarle la bolita a la disidencia magisterial, Nuño dijo que los líderes de la CNTE son quienes están cerrando la puerta al diálogo, y sostuvo que la autoridad no cederá ante los chantajes.

Ayer un contingente de maestros disidentes acudieron al Senado de la Republica en donde habrían dejado un pliego con sus demandas, y nuevamente estuvieron en las inmediaciones de la Secretaría de Gobernación de donde habían sido desalojados el pasado fin de semana, para los mismos efectos.

Dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación afirmaron que no abandonarán la Ciudad de México hasta lograr un diálogo “fraterno, de frente y abierto a la sociedad”. Por ello afirmaron que intentarán nuevamente la instalación de un plantón nacional por tiempo indefinido en la capital del país.

Montado cada cual en su corcel, no hay visos de que el disenso entre la SEP y la CNTE amaine. Lejos de eso, lo que se vislumbra es que cada parte seguirá montada en su macho, con las consecuencias que pudieran tener ambas actitudes.

En Chiapas ya hubo una muestra de lo que podría suceder, en donde la SEP opta alegremente por dejar en manos de policías federales, estatales y municipales el asunto, y si es necesario incluso al Ejército, si los disturbios arrecien como todo parece indicar.

En la Ciudad de México las cosas podrían descomponerse aún más. La movilización en la capital del país de ayer fue encabezada por la Sección 7 de Chiapas, seguida de la 14 de Guerrero y la 22 de Oaxaca.

Previamente, en un mitin, los inconformes denunciaron que desde el desalojo han sido víctimas de represión policiaca y ninguna dependencia federal los quiere atender, según consignó una nota de Arcelia Maya para el diario Reforma.

Los docentes expusieron que hoy policías antimotines de la Ciudad de México y del Estado de México impidieron el paso a cientos de compañeros en las autopistas México-Toluca y México-Puebla.

“En pleno siglo 21 los problemas de este País se resuelven con la política del garrote. Un Gobierno, disque de izquierda, de la Ciudad de México, no permite llegar a muchos trabajadores aquí”, expuso Adelfo Alejandro, líder seccional en Chiapas.

Al respecto, el titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, afirmó que el gobierno de la República actuará con “mano firme”, que no significa “mano dura”, en las protestas que se efectúen contra la reforma educativa, ya que ésta “no afecta los derechos de los maestros”.

Puntualizó que las autoridades “vamos a estar muy al pendiente, y no es mano dura, sino mano firme. Mano firme quiere decir actuar conforme a las reglas de convivencia”. Habrá que ver si se respeta esa aseveración. Porque del dicho al hecho hay mucho trecho. Y la intolerancia parece estar a flor de piel por parte del gobierno.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

Anuncios

Comentarios desactivados en Diálogo en lugar del garrote

Archivado bajo Diálogo en lugar del garrote

Los comentarios están cerrados.