Fueron del PRI y del Verde

PAULINO CÁRDENAS

Difama que algo queda… pero aclara que algo también queda decía Miguel Ángel Granados Chapa, una pluma fundamental en el periodismo mexicano.

Quienes vejaron a maestros y maestras en Comitán, Chiapas, y los ataques a los docentes y funcionarios en San Cristóbal de Las Casas, fueron vándalos infiltrados por el PRI y por el partido Verde, aclaró en un comunicado la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, CNTE.

Explicó que la Coordinadora nada tuvo que ver con las acciones realizadas por grupos de organizaciones sociales manejadas por el alcalde Mario Antonio Guillén presidente municipal de Comitán, del PRI, y el alcalde de San Cristóbal, Marco Cancino, del Partido Verde Ecologista de México.

El martes pasado en Comitán un grupo de vándalos vejaron, humillaron y raparon a supervisores y directores que tenían reportes de escuelas cerradas y maestros ausentes de sus aulas por estar en el paro de labores que inició el pasado 15 de mayo.

Uno de los maestros que fueron victimas de esa vejación, Armando Castellanos, dijo que los que los obligaron a caminar sin zapatos y les colgaron unos carteles con la leyenda ‘soy charro vendido con el gobierno’ y ‘somos traidores a la patria’, y cuyos cabellos le fueron cortados a tijeretazos, son de la Organización Proletaria Independiente Emiliano Zapata.

De igual forma, la CNTE se deslindó de la exhibición pública y humillación de los funcionarios municipales en San Cristóbal de Las Casas. Ahí varios grupos de organizaciones que tomaron la alcaldía retuvieron por horas a servidores públicos de ese ayuntamiento.

La Coordinadora acusó al alcalde Marco Cancino de estar detrás de grupos de choque para realizar acciones que denigren la lucha de los maestros contra la reforma educativa.

Los profesores vejados, la mayoría personas de la tercera edad, fueron identificados como Luis Enrique Chang, María Dolores Ruiz Guillén, Miguel Solís Morales, Carlos de Jesús Morales.

Esas escenas fueron videograbadas y luego editadas para repetir y repetir y repetir hasta el cansancio por los principales medios televisivos, que habían sido trasquilados en público por maestros de la CNTE, lo cual fue mentira.

No es así como el gobierno va a acabar con ese movimiento magisterial. Al contrario, lo que está haciendo es acendrar más el odio contra la necedad oficial. Es evidente que en lugar de diálogo, lo que quiere el gobierno es usar la fuerza para acallar las protestas; podrá usar la fuerza pero la lucha no va a parar. Es lo que no entiende Peña, ni Nuño ni Osorio.

El gobierno federal ha optado por la represión, echándole a los manifestantes de la CNTE a granaderos antimotines quienes han agredido a los maestros en sus marchas de protesta, con gases lacrimógenos, disparándoles balas de goma y golpeándolos con toletes de hule macizo como sucedió en el parque Chiapasiónate.

Una de las maestras rapadas el martes por miembros de una organización social auspiciadas por el presidente municipal de Comitán, ratificó su inconformidad contra la reforma educativa y afirmó han sido presionados por las autoridades educativas para reportar a sus compañeros docentes.

La maestra María Dolores Guillén Ruiz, repudió la política “militarizada” del gobierno y exigió el cese a la reprensión de sus compañeros maestros. “La reforma educativa nos afecta a los padres de familia. Estamos en lucha”, dijo la directora de la Escuela Primaria Fray Matías de Córdova, de esta localidad, momentos después de haber sido rapada en las inmediaciones del mercado 28 de agosto.

La maestra con más de 30 años de servicio en el magisterio dijo: “hemos sido guerrilleros y vamos a seguir luchando para que las reformas no se llevan a cabo”.

Afirmó que con la reforma educativa a los maestros les quitarán los derechos de jubilación y les aplicarán exámenes, y preguntó: “¿Por qué no se evalúan los del gobierno? ¿Por qué no se evalúa a tanto diputado?”.

El hecho es que esa lucha magisterial continuará y sin duda acabará siendo un gran problema para el gobierno de Peña Nieto, más aún si se le suman todos los pendientes que tiene el mandatario priísta con la sociedad mexicana, que tiene muchas aristas muy filosas como el caso Ayotzinapa, Tlatlaya, Tanhuato, Apatzingán, en donde insiste en negarse a esclarecer las desapariciones y masacres en aras de defender a las Fuerzas Armadas.

Eso sin contar los abusos de poder, el tráfico de influencias, los problemas de una economía estancada y una inseguridad creciente, además de la Casa Blanca, las Rondas de licitación petrolera para premiar a los cuates, los dineros que ocultó en paraísos fiscales el contratista consentido de Peña Nieto, Juan Armando Hinojosa Cantú, la quiebra de Pemex, las triquiñuelas con OHL, y mil etcéteras más.

¿Y así quieren seguir en el poder? ¿Para seguir haciendo de las suyas?

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

 

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Fueron del PRI y del Verde

Archivado bajo Fueron del PRI y del Verde

Los comentarios están cerrados.