Detención arbitraria de Núñez

PAULINO CÁRDENAS

El presidente de la Suprema Corte y del Consejo de la Judicatura Federal, Luis María Aguilar declaró algo de lo que debe tomar nota la PGR: “Nadie es culpable hasta que existe una sentencia firme, y siempre y cuando se haya seguido puntalmente el debido proceso legal, sin el cual las personas, cualquiera de nosotros, correrá el riesgo de ser declarado culpable sin haber sido realmente juzgado por sus actos sino por apariencias, por decires de terceros”.

Viene al caso ese referente por la detención de Rubén Núñez, dirigente de la Sección 22 del SNTE de Oaxaca, que fue aprehendido en la madrugada del pasado domingo en los límites de la Ciudad de México y el municipio mexiquense de Ecatepec, por al menos 12 gentes vestidas de civil que lo golpearon y nunca le leyeron sus derechos. Fue una detención a la malagueña.

Se quejan los maestros de que tras la captura del líder gremial Rubén Nuñez, los policías lo trasladaron en siete vehículos sin placas ni identificación como autos oficiales, pero no lo pusieron de inmediato a disposición de la autoridad jurisdiccional que libró la orden de aprehensión. Se lo llevaron directo al Cefereso de Hermosillo, Sonora.

Sus abogados defensores -y su primo- señalaron que el arresto se efectuó en medio de un total abuso del ejercicio de la fuerza pública y en franca violación a los derechos humanos del maestro. Núñez es acusado de lavado de dinero de unos 24 millones de pesos procedentes de comisiones que recibió de empresas contratistas que prestaban diversos servicios a los maestros agrupados en la coordinadora. Eso tendrá que comprobársele.

El presidente de la Suprema Corte Luis María Aguilar, señaló que “sólo saldremos de la oscuridad de la ignorancia, de la miseria y la corrupción si hacemos valer nuestros derechos y aceptamos nuestras obligaciones; si actuamos, no conforme a lo que cada quien cree que es la justicia propia, sino de acuerdo con la ley y la Constitución… sin tolerar la arbitrariedad de la autoridad, de ninguna, que es la forma más ruin de la corrupción”.

Las detenciones del líder de la Sección 22 del SNTE Rubén Núñez Ginés y del Secretario de Organización de la CNTE Francisco Villalobos Ricardez -en dos distintos momentos-, son ejemplo de esa celeridad inaudita con la que actúa la PGR, dependencia que ha anunciado que faltan por ser detenidos otros 24 maestros disidentes. ¿Y los pillos gobernantes y ex gobernantes priístas cuándo?

Ese conflicto magisterial que sin duda irá creciendo y creciendo, está poniendo al Gobierno contra la pared por su necedad de no querer dialogar y en cambio querer imponer la “Ley del Garrote” para tratar de aplacar el malestar de esa parte del magisterio que no acepta la reforma educativa y rechaza que le quieren imponer evaluaciones, cuando a quienes deberían ponérselas es a cada miembro del gabinete federal, estatales y municipales según han dicho.

De hecho Chiapas es un polvorín. Se han venido repitiendo los enfrentamientos entra la Policía Federal, los estatales y municipales, contra los maestros de la CNTE que se manifiestan en contra de la reforma educativa, a la cual acaban de sumar a sus protestas la reforma energética por antipatriota. Y así irán incorporando una a una las reformas ‘estructurales’ que no han servido para nada; si acaso para el beneficio y disfrute de la elite del poder.

Y Oaxaca no se queda atrás; el pasado lunes, policías antimotines trataban de desalojar a maestros disidentes de la Sección 22 de un crucero vial y la sede principal del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) y los maestros decidieron iniciar fuego en la calle con lo que dio inicio una refriega que duró más de tres horas.

Y en Tabasco, el pasado fin de semana, tras un bloqueo a la carretera federal Villahermosa-Frontera, la policía se enfrentó con docentes y padres de familia; en la refriega hubo bombas molotov, balas de goma, gases lacrimógeno y pimienta por parte de la policía, en tanto los inconformes usaron palos y piedras. El saldo fue de 25 heridos y 12 detenidos.

Y en Guerrero las cosas siguen que arden. Más ahora con la detención de los dirigentes del SNTE y de la CNTE. Esa entidad es otro ‘foco rojo’ porque detrás están listos a apoyar grupos guerrilleros que hasta ahora están perdonando al gobierno. Igual que sucede en Chiapas con el EZLN que ya le guiñó el ojo a ese movimiento disidente.

Y en Michoacán la aparente calma podría romperse en cualquier momento por parte de los maestros disidentes, después de las detenciones de los dos principales líderes, el de la Sección 22 del SNTE y la del Secretario de Organización de la CNTE.

Esas aprehensiones con lujo de violencia no amedrentará a los maestros en su lucha para derogar la reforma educativa que para la disidencia magisterial no es mas que una reforma laboral, señalaron miembros de la Comisión Política de esa Sección en Oaxaca. “Este movimiento no es de líderes, es de bases” enfatizó contundente la representante sectorial y Enlace con los medios de comunicación, Isabel García Velasco.

Se quejan los maestros de que tras la captura del líder gremial Rubén Nuñez, los policías lo trasladaron en siete vehículos sin placas ni identificación como autos oficiales, pero no lo pusieron de inmediato a disposición de la autoridad jurisdiccional que libró la orden de aprehensión. Sus abogados defensores -y su primo que atestiguó los hechos- señalaron que el arresto se efectuó en medio de un total abuso del ejercicio de la fuerza pública y en franca violación a los derechos humanos del maestro.

La acusación contra Núñez parece ser un cargo falso, sin pruebas. El objetivo es tener detenido al dirigente. El gobierno está en la creencia de que eso apaciguará los ánimos disidentes. Error de cálculo. Con más detenciones arbitrarias que vienen según la PGR, empeorarán las cosas para el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Detención arbitraria de Núñez

Archivado bajo Detención arbitraria de Núñez

Los comentarios están cerrados.