Perdió más Peña que Aristegui

PAULINO CÁRDENAS

Definitivamente más daño le ha causado al presidente Enrique Peña Nieto su reiterado ‘perdón’ por lo de la casa de Las Lomas con la que quiso recuperar algo de la confianza perdida de cara a los mexicanos, que la propia periodista Carmen Aristegui contra quien el mandatario mexicano la quiere hacer cisco por haber ventilado públicamente el asunto valiéndose de todo el peso del Estado y de medios venales a su servicio para lograrlo.

Las cosas han llegado al grado de que la presión de Los Pinos han llevado a la familia Vargas, dueños de MVS, a cometer otra aberrante tropelía en contra de la libertad de expresión, al pretender que se prohíba el prólogo del libro ‘La Casa Blanca de Peña Nieto’ ya a la venta, escrito por la periodista contra quien hay una acusación contra la periodista y contra la editorial Random House por “daño moral” por parte de la empresa MVS.

El coraje presidencial está llegando a extremos inéditos, lo que le traerá al mandatario más animadversión de los mexicanos por la forma de querer cobrar venganza por algo que debería avergonzarlo y no limitarse a pedir ‘perdón’ se manera reiterada. Si de por sí Peña ha perdido imagen pública de cara a los mexicanos con ese escándalo, en los medios internacionales le está yendo como en feria. Las críticas a nivel internacional están acabando con lo poco que le queda de credibilidad y respeto porque es un pleito desigual.

Por fortuna Peña no cuenta fuera del país con el control que tiene en los medios venales que están a su servicio en México. No es lo mismo haber hecho el pronunciamiento del ‘perdón’ por el tema de la Casa Blanca ante un grupo de aplaudidores y aduladores como fue el caso de quienes asistieron a Palacio Nacional a escuchar por segunda vez su arrepentimiento, que no poder contar con ese apoyo en los medios internacionales más influyentes.

Diversas agencias hicieron una recopilación de esas críticas. La prensa internacional y los cables informativos le dieron vuelo al redivivo tema del ’perdón’ a los mexicanos, no así el que le debe a Carmen Aristegui y su equipo de colaboradores que ventilaron públicamente esa investigación periodística a finales de 2014 andando de gira el presidente Peña.

El perdón que pidió Enrique Peña Nieto por la casa blanca, se diseminó en las páginas de la prensa internacional y los cables informativos de las agencias de noticias. Espacios noticiosos de Estados Unidos, Latinoamérica, Europa, Asía y África consignaron lo dicho el lunes por el mandatario, así como la renuncia del funcionario que lo exoneró de algún conflicto de interés, Virgilio Andrade.

“Presidente mexicano se disculpa por escándalo, jura atacar corrupción con nueva ley”, publicó The New York Times, uno de los diarios más influyentes del mundo.

“Presidente mexicano se disculpa por la compra de casa de su esposa”, tituló la BBC de Londres; mientras que The Washington Post destacó lo inusual de la disculpa, sin dejar de mencionar las “severas derrotas” del partido en el poder en las más recientes elecciones.

“Peña Nieto había reaccionado con molestia en el momento de que él y su esposa fueron criticados por haber comprado una casa de lujo de Grupo Higa, un importante contratista del gobierno”, abundó el medio.

A través de la agencia Associated Press, The Washington Post consignó la justificación del mandatario mexicano por la adquisición de un inmueble de alrededor de siete millones de dólares. “Más de un año y medio después de que el escándalo emergiera, Peña Nieto dijo que entendía por qué los mexicanos estaban molestos sobre el aparente conflicto de intereses”.

El sitio informativo Vice News señaló que “el embarazoso escándalo de la ‘Casa Blanca´” fue resultado de una investigación periodística realizada por Aristegui Noticias. “Peña Nieto siempre había negado que hubiera algún conflicto de interés porque había sido comprada por su esposa Angélica Rivera”.

Para investigar las acusaciones, el mandatario mexicano nombró a un subordinado, Virgilio Andrade, secretario de la Función Pública. La exoneración por parte de Andrade y su renuncia el mismo día del reiterado ‘perdón’, fue el ángulo que dominó en la nota que distribuyó la agencia Reuters.

La corrupción, explicó el cable, parece ser el tema central de las elecciones presidenciales de 2018. “El PRI sufrió su mayor derrota en votaciones regionales en junio pasado, cuando los electores castigaron al partido por su incapacidad para acabar con la corrupción y la violencia del crimen organizado”, sentenció.

A su vez, El País difundió la nota “Peña Nieto pide perdón por la Casa Blanca“, en la cual refirió que “el presidente reconoció que el reportaje difundido por la periodista Carmen Aristegui en 2014 causó “gran indignación”.

En España, El Mundo también retomó el asunto: “Peña Nieto pide “con toda humildad” perdón a los mexicanos por el escándalo de la Casa Blanca”. Ese descalabro internacional tardará en asimilarlo muy tardíamente, como ha sucedido en otros casos.

Desde el 11 de diciembre de 2014 la Casa Blanca dejó de ser de Angélica Rivera Hurtado, esposa del presidente Peña Nieto, según información oficial. Según la Presidencia de la República, se regresó la posesión del inmueble de la pareja presidencial a Ingeniería Inmobiliaria del Centro S.A. de C.V. empresa que reintegró los dineros que había realizado La Gaviota del 12 de enero de 2012 al 11 de diciembre de 2014 a la filial del Grupo Higa.

La casa ubicada en Sierra Gorda 150 en la exclusiva zona de las Lomas de Chapultepec en la Ciudad de México, está abandonada desde entonces, según confirman vecinos del lugar. Ni duda cabe de que al final de la película perderá mucho más Peña Nieto que Carmen Aristegui. De hecho a nivel internacional ya comenzó a suceder.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

Anuncios

Comentarios desactivados en Perdió más Peña que Aristegui

Archivado bajo Perdió más Peña que Aristegui

Los comentarios están cerrados.