Peña, “un peligro para México”

PAULINO CÁRDENAS 

Luego de haber autorizado los gasolinazos y el alza en las tarifas eléctricas, que se traducirán en un brutal encarecimiento del costo de la vida para millones de familias mexicanas, el presidente Enrique Peña Nieto se fue de vacaciones. Regresará el próximo día 8. ¿Qué más vendrá? La pregunta la hacen millones de mexicanos que ya lo ven como” un peligro para México”.

Sobre esos gasolinazos que acaba de anunciar el gobierno federal, el senador perredista Zoé Robledo en entrevista con Carmen Aristegui para CNN, señaló que “cada bomba de gasolina es una oficina de recaudación de Hacienda”. En tanto que el senador del PAN, Francisco Búrquez, dijo que esa medida era equivalente al “robo del siglo” porque le van a entrar al gobierno este año “cerca de 300 mil millones de pesos”.

Esa fue la gracia de doble propósito autorizada por Enrique Peña Nieto contra los mexicanos, porque por un lado producirá una inflación descomunal ya que todo lo que se consume incluidos los servicios, los viajes y las diversiones, subirán de precio ya que el impacto del aumento en los precios de las gasolinas y el diesel y de las tarifas eléctricas, quien pagará el costo final serán los consumidores.

Pero eso que dicen los legisladores Robledo y Búrquez, deja sin aliento a muchos. Es una acción malévola perpetrada con alevosía y ventaja, ya que mientras esos aumentos afectarán el costo de la vida para millones de mexicanos, lo que recaudará Hacienda -se habla de 300 mil millones de pesos en lo que resta del año-, no tiene madre.

¿A dónde irá a parar tanto dinero recaudado?

La pregunta es porque hay una gran discrecionalidad en el manejo de los recursos públicos por parte de Luis Videgaray. Echará rollos como acostumbra e inventará historias como que son recursos irán a los estados y municipios, pero a la hora de la hora, esos recursos nunca llegan a su destino.

Hay tantas maromas en ese tránsito, de las que da cuenta a cada rato la Auditoría Superior de la Federación y las auditorías superiores locales, pero son como los llamados a misa que nadie pela. Es robadero, pues. Lo que hacen Peña Nieto y Videgaray debe ser investigado por el Congreso, aunque se sabe que el Ejecutivo tiene coartado a la mayoría de los legisladores.

No obstante, los que todavía tienen conciencia a lo que llegan a la Cámara de Diputados y a la de Senadores, deben ver que con silencio cómplice y simulación de que hacen y nada hacen, están colaborando al saqueo de recursos de la nación y a desecar los pocos ingresos de los ciudadanos… los que los tienen.

Ya de vacaciones el presidente Enrique Peña Nieto ojalá aproveche este lapso para someterse a un examen psicológico que lo ayude a superar los traumas y frustraciones que trae acumulados, no solo por el descalabro que sufrió el PRI en las pasadas elecciones, sino por la serie de asuntos que no se han concretado a pesar de que se han venido exaltando como ‘logros’ de su gobierno pero que han sido parte de la imaginaria gubernamental, como el caso de sus reformas ‘estructurales’.

No cabe duda de quienes han afirmado que los presidentes mexicanos, al pasar la mitad de su sexenio comienzan a enloquecer, tienen toda la razón del mundo. Así pasó con Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría, con López Portillo, Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y ahora con Enrique Peña Nieto. Cada uno tuvo su momento de desquiciamiento mental. Solo hay que analizar los hechos.

De regreso a sus actividades se dice que irá a Veracruz el 11 de agosto, después que se había negado a ir para no alentar al truculento gobernador Javier Duarte de Ochoa que en teoría está, como dicen en el beisbol, ‘en tres y dos’.

Ojalá a Peña Nieto no se le ocurra enviar a Duarte de Ochoa de diplomático como sucedió con su antecesor, Fidel Herrera Beltrán, quien después de un gobierno en el que el crimen organizado operó a sus anchas en ese estado, fue nombrado cónsul en Barcelona.

Por lo pronto se dice que en Estados Unidos el gobernador de Veracruz tiene propiedades a través de prestanombres. Uno de ellos presuntamente es Arturo Bermúdez Zurita, secretario de Seguridad Pública del gobierno de Duarte. Bermúdez y su esposa están bajo investigación, ya que al parecer son propietarios de cinco residencias en el complejo The Woodlands, en el estado de Texas.

Veracruz es uno de los estados en donde la violencia criminal no cesa. La lucha por territorio de grupos como Los Zetas y el Cártel Jalisco Nueva Generación tiene como nuevo rival al cártel de Sinaloa según coinciden en señalar fuentes federales y del estado.

¿A qué va Peña Nieto a Veracruz? Se supone que estará en Alvarado el 11 de agosto, para encabezar la ceremonia de graduación de los cadetes y la entrega de condecoraciones y anillos de graduación en la Heroica Escuela Naval de Antón Lizardo. Iría acompañado del titular de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanez.

Se dijo también que podría realizar actividades en el puerto de Veracruz y en el municipio de Boca del Río. Ya corren apuestas en el sentido de si el gobernador Javier Duarte de Ochoa lo recibirá y acompañará en su gira como acostumbra el protocolo o si para entonces el gober pernicioso ya habría solicitado licencia al Congreso local.

Por lo pronto, para millones de mexicano que pronto verán afectada su economía doméstica por los gasolinazos y el aumento en las tarifas eléctricas, el mandatario mexicano se ha convertido en una amenaza social; en un peligro para México. Por eso requiere que lo vean psicólogos con urgencia y determinen si debe seguir al frente del mando del país.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Peña, “un peligro para México”

Archivado bajo Peña un peligro para México

Los comentarios están cerrados.