Lo de Trump “traición a la patria”

PAULINO CÁRDENAS 

Elisur Arteaga, doctor en derecho constitucional, advierte en entrevista con el semanario Proceso, sobre la posibilidad de que se promueva en el Senado de la República un juicio político contra el presidente Enrique Peña Nieto. La acusación sería traición a la patria. Acorde con el artículo 123 del Código Penal Federal, el delito de traición a la patria se paga con cinco y hasta 40 años de prisión.

Añade el constitucionalista: “Todo indica que hay elementos para pensar que Peña Nieto y quienes participaron en la decisión de invitar a Trump, cometieron el delito de traición a la patria”. Explica que cualquier ciudadano mexicano puede iniciar una demanda ante el Congreso para que se inicie un juicio político contra el presidente.

Como pruebas basta que aporte la información oficial que se ha generado sobre la visita de Trump y la entrevista que tuvo con Televisa, precisó.

Explica que Peña Nieto pudo haber violado el artículo 89 de la Constitución, que en su fracción X, en la que se le da la conducción de la política exterior, le prohíbe intervenir en asuntos internos de otros Estados.

“Si el presidente está invitando a México a alguien que se ha considerado como enemigo de México, roza en el delito de traición a la patria”, dice el profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México.

“Trump ha denostado a México y a los mexicanos. Ha advertido una y otra vez que va a levantar un muro en la frontera común y que México va a pagarlo, que va a congelar el dinero de los mexicanos que trabajan en Estados Unidos y que somos criminales y violadores.

“Ante todo eso, el presidente no nos ha dado cuenta exacta de los temas y compromisos que pudo hacer con el candidato republicano”, dice el constitucionalista a Proceso.

Considera que la titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, al dejar que se verificara el encuentro con Trump, por acción o sumisión al presidente, perdió no sólo autoridad como encargada de la política exterior, sino cualquier aspiración a ser candidata a encabezar el Poder Ejecutivo.

Dice que el artículo 108 de la Constitución, en su segundo párrafo, establece que durante su encargo el primer mandatario sólo podrá ser acusado por traición a la patria y delitos graves de orden común.

Añade que, al amparo del párrafo tercero de la fracción IV del artículo 109 constitucional, cualquier ciudadano, mediante la presentación de pruebas, podrá hacer una denuncia ante la Cámara de Diputados en contra de los funcionarios que incurran en responsabilidad frente al Estado.

Precisa que el titular del Ejecutivo sólo puede ser acusado ante la Cámara de Senadores, erigida en jurado de sentencia. Además, de acuerdo con el artículo 114 constitucional, el procedimiento de juicio político sólo podrá iniciarse durante el periodo en el que el servidor público desempeñe su cargo o hasta un año después.

Así, la conducta del presidente de la República se tiene que revisar a la luz de todos estos preceptos. Y sería incorrecto dejarla pasar como un mero acto político desastroso, concluye el constitucionalista.

Ahora bien, si como lo afirmó el diario Reforma hace unos días, quien se encargó de convencer a Peña de invitar a Donald Trump fue el secretario de Hacienda, Luis Videgaray -atropellando las formas y llevándose entre las patas a la canciller Claudia Ruiz Massieu-, también se haría acreedor a ser acusado de traición a la patria por el Senado de la República.

Erubiel Tirado Cervantes, especialista en Seguridad Nacional y egresado de la London School of Economics, dijo también a Proceso que el gobierno de Peña Nieto debe explicar las razones de fondo por las que aludió a “riesgos y amenazas” a la hora de justificar la invitación al candidato republicano.

No queda claro si se refiere a la construcción del muro fronterizo, que puede tener características como el que edificó Israel para contener a la población palestina, o a la persona misma de Trump, explica Tirado.

El especialista advierte un “uso ligero de las palabras presidenciales”, que si no son acompañadas de verdaderos razonamientos “quedan como recurso fácil de amedrentamiento a la opinión ciudadana de nuestro país; o bien, como uso irresponsable del lenguaje de la seguridad, que sólo anticipa miedo y represión. Ninguna opción le es favorable al dicho presidencial”.

Señala Tirado que si en efecto fue el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, el artífice de la invitación a Trump, el encargado de los dineros nacionales optó por dramatizar y exagerar el peso del candidato republicano para alarmar al presidente con una supuesta catástrofe económica en caso de que el republicano gane. Eso taparía el desastre que ha sido la economía en manos de Videgaray.

Y como el secretario de Hacienda le tiene lavado el cerebro a Peña, lo empinó para que lanzara la absurda invitación al candidato republicano que, de hecho, le sirvió al racista antimexicano para relanzar desde México su campaña, que de entrada disminuyó dos puntos la ventaja que le llevaba Hillary Clinton.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

 

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Lo de Trump “traición a la patria”

Archivado bajo Lo de Trump “traición a la patria”

Los comentarios están cerrados.