Canceló su visita Hillary

PAULINO CÁRDENAS

Apenas el pasado viernes apuntábamos en este espacio que tal vez Hillary Clinton ni vendría a México, luego del desastre que resultó la visita del candidato republicano Donald Trump de quien dijo su contrincante demócrata que el millonario aspirante a la presidencia de su país había dejado en ridículo a Estados Unidos con la actitud que tuvo en Los Pinos, que contrastó con lo que horas después dijo en Phoenix, Arizona a su regreso esa misma noche del pasado 31 de agosto.

La contrincante de Trump declaró que la actitud del republicano causó un “incidente diplomático” por la polémica sobre si habría tratado durante su reunión privada con Peña Nieto la semana pasada en la residencia de Los Pinos, el costo del muro fronterizo que propone construir, lo que había causado vergüenza en su país esa actitud. Advirtió de lo que sería capaz si el millonario llegara a la Casa Blanca.

Si había dudas de la estupidez de haber invitado a quien se la ha pasado denostando al país con su odio antimexicano y racista, el rechazo a la invitación de Peña por parte de Hillary Clinton coloca al mandatario en el peor de los escenarios, ya que ese desaire, si la aspirante demócrata llega a la Casa Blanca, el gobierno que encabeza el mexiquense tendrá de entrada el veto de Washington para muchos asuntos.

El programa Good Morning America dio ayer un adelanto en su página web de una entrevista que se hará púbica hoy en ese influyente espacio de la cadena ABC, sobre el rechazo de la señora Clinton a venir a México. Clinton respondió a la pregunta de si aceptará la invitación del mandatario mexicano para venir a México:

“No. Me voy a continuar enfocando en lo que estamos haciendo para crear empleos en casa y lo que estamos haciendo para asegurar que los estadunidenses tengan mejores oportunidades posibles en el futuro”.

En la entrevista realizada por el periodista David Muir, la ex primera dama criticó a su rival republicano por causar un “incidente diplomático” por la polémica sobre si habría tratado durante su reunión privada con Peña Nieto la semana pasada en la residencia de Los Pinos, el costo del muro fronterizo que propone construir.

“No supo siquiera la manera de comunicarse efectivamente con un jefe de Estado y pienso que es muy claro el resultado de este viaje”, dijo Clinton de acuerdo con los fragmentos difundidos por la televisora.

En el apunte del viernes escribíamos que más valdría que la candidata demócrata Hillary Clinton no atendiese la invitación del presidente mexicano, porque ella no tendría empacho en decirle a los mexicanos y a su mandatario, lo que éste no quiso decirle a Donald Trump como correspondía con todas sus letras en su visita al país.

En lugar de eso Peña dijo que “los mexicanos merecen respeto”, no obstante que esa invitación resultó ser una ofensa contra el pueblo por parte de quien se la ha pasado denostando al país con su odio antimexicano y racista.

Se le critica a Peña no hacerle el reclamo a Trump de frente en la conferencia de prensa, sobre el veneno que ha venido lanzándole al país y a los mexicanos el patán aspirante a la presidencia de EU, racista antimexicano, cuya invitación por parte del mandatario mexicano indignó a propios y extraños, ya que además le dio trato de jefe de Estado.

¿Sí estará bien de la cabeza Peña Nieto con esa torpe invitación?  Los mexicanos asumen que no, comentábamos el viernes en este mismo espacio.

De por sí Hillary Clinton ha venido criticando al gobierno mexicano por tantas violaciones que ha habido contra los derechos humanos y por no atender las recomendaciones de organismos internacionales, además de no poder contener la desatada criminalidad que ha ido creciendo desde que ella era secretaria de Estado en la primera parte de la administración Obama.

Incluso ha dicho que, de llegar a la presidencia de EU, haría todo lo que esté de su parte para que esa situación de México se corrija y que lo mismo haría con tanta manga ancha que tienen los cárteles de la droga ya que el trasiego de estupefacientes a territorio estadounidense, ha dado lugar al alto consumo de drogas que se adquieren con facilidad en las calles.

En una entrevista concedida a la cadena Univisión en abril pasado, la entonces precandidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos se dijo preocupada por la situación de los derechos humanos en México, por lo que pidió al gobierno de Enrique Peña Nieto tomar medidas para impedir que las fuerzas del orden mexicanas cometan actos de tortura.

“Sí estoy preocupada por los derechos humanos, por cuál es la manera más efectiva de hacer frente a las ilegalidades, a los asesinatos, a las pandillas de narcotraficantes, y no creo que violar los derechos humanos de la gente sea la mejor manera para que el país (México) esté en posición de derrotar a los cárteles”, dijo la ex secretaria de Estado.

“No quiero que México ignore las leyes internacionales”, dijo Hillary en entrevista con el periodista León Krauze. Recordó que existen tratados que establecen ‘líneas rojas’ sobre abusos cometidos por algunos Estados, que México suscribió en la convención de Naciones Unidas de 1984 contra la “Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanas o Degradantes” y que ratificó en 1986.

Si gana la candidata demócrata la presidencia de su país el próximo 8 de noviembre, quien puede pasarla de veras mal será Peña Nieto. Ese desaire de no aceptar su invitación es un adelanto de ello. Todo por la estúpida idea de haber invitado a Trump al país que más ha insultado y se ha convertido en trapeador de su campaña. Eso es traición a la patria y Peña debe renunciar a su regreso de China.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Canceló su visita Hillary

Archivado bajo Canceló su visita Hillary

Los comentarios están cerrados.