Buscan sustituto de Hillary

PAULINO CÁRDENAS

Después del desmayo que sufrió el domingo Hillary Clinton en Nueva York, se activó la alarma en el Partido Demócrata y comenzó a hablarse de la posible sustitución de candidato, si no demuestra plenamente antes del 8 de noviembre, que goza de cabal salud. Ha trascendido que Bernie Sanders podría ocupar el lugar de la ex primera dama y ex secretaria de Estado norteamericano.

El Partido Republicano presionará para que la aspirante a la Casa Blanca se someta a exhaustivos exámenes médicos, ya que ese desmayo de la candidata cuando se conmemoraba el 15 aniversario del ataque a las Torres Gemelas, se da como otro virtual golpe de suerte para el candidato republicano Donald Trump. Los otros fueron por cortesía de Luis Videgaray y Peña Nieto al invitarlo a México, pese a lo que ha venido diciendo en contra del país y de los mexicanos.

Sin duda frotándose las manos, el magnate dijo en una entrevista telefónica con Fox News: “Sólo espero que (Hillary) se mejore y vuelva a la carrera. Y la estaremos viendo en el debate”. Es un momento clave en las campañas de ambos aspirantes, ya que están en la recta final en busca de obtener el triunfo a la Presidencia de Estados Unidos el próximo 8 de noviembre.

Después del desmayo que sufrió su adversaria, y a pregunta expresa del entrevistador de si la salud de los contendientes es tema primordial, obviamente Trumpo dijo que sí. Después que se reveló que Hillary Clinton tenía neumonía, el magnate republicano reconoció que la salud de los candidatos presidenciales para los comicios del 8 de noviembre se convierte en un ‘tema obligado’ ante la opinión pública.

La candidata canceló una gira que debía realizar lunes y martes a California debido a la neumonía que padece, anunció su equipo de campaña, horas después que la candidata de 68 años de edad tuvo que abandonar de forma abrupta el domingo la ceremonia de conmemoración del 9/11 ‘por un malestar’, y luego del anuncio de su doctora de que Hillary padecía una neumonía “desde el viernes”.

Ese desvanecimiento favorece al suertudo de Donald Trump, quien desde hace tiempo viene afirmando que su adversaria no tiene la salud que se requiere para el cargo que pretende, de ser presidenta del país más poderoso de Occidente. Se empieza a mencionar el nombre de Bernie Sanders como posible sustituto de Hillary en caso de que no mejore su salud.

Sanders era el otro aspirante demócrata a la Casa Blanca junto con Hillary, con quien durante los debates para lograr la nominación de su partido tuvo fuertes diferencias. Pese a ello, el ex aspirante demócrata siempre aceptó que su rival “está calificada para ser presidenta”. Sin embargo, señalaba: “Lo que cuestiono es su juicio en temas como la guerra de Irak, los acuerdos comerciales y la financiación de su campaña”.

Sanders llegó a preguntar en uno de los debates: “¿Podemos confiar en una candidata a la que no sabemos de dónde le llega el dinero?”, al tiempo que le pidió a su entonces contrincante de partido que publicara la transcripción de los discursos que dio ante los bancos de Wall Street y por los que cobró hasta 225,000 dólares.

El caso es que en momentos en que la salud de Hillary se ve deteriorada, en el Partido Demócrata se han encendido los focos rojos, ya que con el desvanecimiento que le sucedió el domingo pasado en Nueva York, se abre para Donald Trump la posibilidad de triunfo en noviembre próximo según sus seguidores.

En 2012 Hillary tuvo un desmayo y al caer se golpeó la cabeza. Ese golpe le produjo un coágulo de sangre en su cerebro. Los especialistas señalaron entonces que más de la mitad de las personas que sufren ese tipo de eventos manifiestan con el tiempo efectos colaterales y problemas neurológicos.

El neurólogo Daniel Kassiecieh comentó que Hillary padece un síndrome post contusivo y no puede tolerar entornos estresantes. Quienes están a su lado como parte de su equipo de campaña, así como reporteros y seguidores, han notado desde hace menos de un mes un comportamiento ‘extraño’ por parte de la candidata.

Hillary ha sufrido desde 2008 accesos de tos que son cada vez más frecuentes y prolongados cuando está en pleno discurso, lo que se ha complicado con las reacciones psicóticas que ha mostrado en público a últimas fechas, con tics faciales en ojos y boca, sin razón alguna. Son cada vez más recurrentes sus gestos histrionicos involuntarios.

Un especialista comenta que pudiera ser un principio de síndrome de Jackson, que se manifiesta con parálisis parciales del paladar blando, lengua y cuerdas vocales del lado de la lesión, y pérdida de fuerza del resto del cuerpo en el lado contrario. ¿Pudo esto haberle sucedido el domingo?

Como sea, el desmayo que sufrió en Nueva York favorece a Trump. Esto se suma al favor que le hicieron Luis Videgaray y Enrique Peña Nieto al magnate, al invitarlo a México pese a los insultos y acusaciones que ha hecho contra el país y contra los mexicanos. El candidato republicano aprovechó para relanzar su campaña desde Los Pinos.

Independientemente de los hechos recientes, a la ex primera dama y ex secretaria de Estado norteamericano los amantes de las teorías de la conspiración le asignan versiones descabelladas, fantasiosas para algunos, de temerse para otros, cuando se aseguran que Hillary Clinton es Iluminnati o Satánica. En YouTube se cuentan esas historias.

El republicano Ben Carson que fuera rival de Donald Trump en las primarias republicanas, advirtió en Cleveland a los estadounidenses acerca de Hillary en la carrera a la Casa Blanca: “En una nación donde cada moneda dice “En Dios confiamos”, ¿estamos dispuestos a elegir a quien tiene como modelo a seguir a alguien que admira a Lucifer?”.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

Anuncios

Comentarios desactivados en Buscan sustituto de Hillary

Archivado bajo Buscan sustituto de Hillary

Los comentarios están cerrados.