Hillary reanuda su campaña

PAULINO CÁRDENAS 

Pese a que algunos ponen en duda que la salud de Hillary Clinton se concrete solo a una neumonía, la candidata demócrata reanudará su campaña esta semana, después de haber sufrido un desmayo el domingo en Nueva York durante la ceremonia luctuosa de los 15 años de los atentados a las Torres Gemelas.

Dijo el portavoz Brian Fallon que si es necesario se divulgarían los documentos médicos para descartar especulaciones sobre el estado de salud de la candidata. Afirmó que Clinton no sufre de cualquier otro problema de salud más allá de la neumonía que la obligó a tener reposo varios días. Sin embargo, los escépticos no comparten esa versión.

Señalan que la salud de la ex primera dama y ex secretaria de Estado norteamericano, pudiera estar “mucho peor” de lo que quiere hacer creer su equipo de campaña. Las dudas comienzan desde el momento en que se ocultó que Hillary presentaba un cuadro de neumonía desde el viernes, y aun así asistió el domingo a la ceremonia luctuosa del 9/11.

Ese ocultamiento, con el riesgo que implicaba para su salud, hizo crisis el domingo al tener que abandonar el evento mucho antes de que finalizara y sufriendo un desmayo cuando estaba en espera de abordar su camioneta blindada, por lo que tuvo que ser literalmente cargada por sus ayudantes para meterla al vehículo como se aprecia en un video que la ha dado la vuelta al mundo.

Lo que no quería su equipo de campaña era mostrar ningún signo de debilidad de la candidata, pero las cosas resultaron peor. Incluso se quiso minimizar el hecho diciendo que la candidata había sufrido ‘una insolación’. Luego su doctora confesó que Hillary presentaba un cuadro de neumonía “desde el viernes” y aún así quiso asistir a la ceremonia del domingo en Nueva York .

Le ordenaron tener absoluto reposo unos días luego de lo cual se anunció que esta misma semana reanudaría su campaña. Pero las dudas sobre su salud siguen. Incluso para paliar esa inquietud, su equipo de campaña ha salido con versiones que rayan en lo absurdo, diciendo que Hillary no es la única de su personal que ha tenido problemas respiratorios.

Señalan que al menos tres de sus gentes han sufrido ese tipo de problemas y que incuso una tuvo que ser hospitalizada. Si, pero ninguna de esas personas es candidata a la presidencia de su país, lo que marca una diferencia abismal el absurdo comparativo. Como sea, las dudas sobre la salud de la candidata demócrata siguen.

Por ello se sigue hablando de posibles sustitutos. Los expertos manejan tres nombres, el candidato a la vicepresidencia, Tim Kaine, el demócrata que obtuvo más votos en las primarias después de Clinton, Bernie Sanders, y el actual vicepresidente, Joe Biden. Pero para muchos Sanders sería el que pudiera sustituirla.

Al respecto hay mucha resistencia porque eso le abriría a Donald Trump la posibilidad de triunfo el 8 de noviembre para llegar a la Casa Blanca. Sin embargo la pregunta es: ¿Qué pasaría si Hillary Clinton llegase a presentar signos de mala salud nuevamente una vez que reanude su campaña? El Partido Demócrata se vería en la imperiosa necesidad de sustituirla.

Es un escenario que se niegan a aceptar los seguidores de la ex primera dama y ex secretaria de Estado norteamericano, sin considerar que hacerla que resista para llegar a la Casa Blanca, implica un virtual riesgo mayor, ya que las presiones a las que está sometido un presidente de EU son muchas. Y hay serias dudas de que Hillary Clinton pudiera resistir esas presiones.

Para emparejar los momios, los demócratas ya andan pidiendo que a Donald Trump le hagan un riguroso examen psicológico y psiquiátrico sobre su estado mental porque creen que está loco. Entonces, si a una la retiran de la contienda y al otro lo declaran afectado de sus facultades mentales, bonito panorama le quedaría a los norteamericanos.

Hasta donde se sabe la Constitución norteamericana no tiene nada previsto para ese tipo de casos. Serían los partidos los que tendrían que decidir quiénes serían los sustitutos de una y de otro. No se sabe si Obama seguiría al frente mientras se convocara a elecciones nuevamente o el vicepresidente demócrata Joe Biden tuviera que entrar al quite, si el Congreso norteamericano lo aprueba.

Son escenarios que parecerían teorías conspirativas, pero como han estado las cosas en esta lucha electoral por llegar a la Casa Blanca, todo puede suceder.

Por un lado se ha difundido que el padecimiento de Hillary no se remite a la neumonía solamente, sino que se ha hecho referencia en reportajes que se ven en YouTube que tiene demencia, que su mal se ha ido agravando desde que en 2012 sufrió un desmayo y en la caída se pegó en la cabeza.

Por otro lado, ya empezó la exigencia contra Trump para descartar que no padece de locura, lo que la campaña de ambos se podría convertir en un circo en donde el tema de la salud se empieza a convertir en punto toral para ambos aspirantes, exigencia que los podría sacar de contienda electoral en un hecho sin precedente en la historia norteamericana.

¿Qué pasaría si ambos son declarados “no aptos” para ser presidente de los Estados Unidos? En los actuales tiempos de turbulencias, extraños cambios y sucesos inéditos que está sufriendo el mundo, todo puede suceder.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

Anuncios

Comentarios desactivados en Hillary reanuda su campaña

Archivado bajo Hillary reanuda su campaña

Los comentarios están cerrados.