Crece el clamor “Renuncia ya”

PAULINO CÁRDENAS 

Ayer se vieron las dos caras de la moneda que padecen los mexicanos: el de un país color de rosa y sin aparentes problemas que fueron al Zócalo a gritar “Viva México”, la mayoría acarreados, y el otro de gente indignada que marchó por la tarde del Ángel a la Plaza de la Constitución y que cuando pretendían llegar al Zócalo cientos de granaderos del gobierno capitalino les cerró el paso. En todo el trayecto los manifestantes clamaron frases como “Fuera Peña” y “Renuncia Ya”.

Desde temprana hora el Zócalo capitalino fue abarrotado por miles de gentes traídas de diferentes municipios del estado de México, en donde el gobernador Eruviel Ávila comandó el operativo de acarreados ofreciéndoles dinero y comida a cambio de ir como corderitos a la Plaza de a Constitución.

La otra parte corrió a cargo de granaderos y policías dependientes del gobierno de la Ciudad de México que le impidieron el paso a los manifestantes que pretendían llegar al Zócalo. Las autoridades capitalinas estacionaron tres camionetas blindadas y cerraron el acceso a los manifestantes de manera definitiva.

Convocada y difundida en redes sociales, la marcha organizada por la agrupación apartidista #RenunciaYa, reunió a miles de personas: jóvenes, adultos y personas de la tercera edad; activistas, estudiantes, oficinistas y jubilados. Todos expresaron su repudio a Peña Nieto, su gabinete y sus políticas.

Señala la crónica de la agencia apro que el Paseo de la Reforma se llenó de banderas, tanto de México como de lienzos blancos, exigiendo la renuncia del presidente. Al paso de los manifestantes se añadían más personas, mientras otras se quedaban en las banquetas, aplaudiendo el contingente.

Al atravesar el cruce entre las avenidas Reforma e Insurgentes, varios manifestantes chiflaron contra los pasajeros de viejos autobuses que se dirigían hacia el Zócalo. “¡Acarreados, acarreados!”, les gritaron. Provenían del estado de México.

Frente al llamado Antimonumento a los 43 -en la esquina de las avenidas Reforma y Bucareli-, los representantes de los normalistas desaparecidos repudiaron el nombramiento de Tomás Zerón de Lucio como secretario técnico de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), oficializado hace dos noches.

Desde que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) señaló, en abril pasado, que Zerón manipuló pruebas y tergiversó la realidad de lo ocurrido en Ayotzinapa el 16 y 27 de septiembre de 2014, los padres reclamaron al gobierno federal la destitución e investigación del funcionario“.

¿Qué podrá hacer el país en manos de Zerón?”, preguntó la madre de un normalista. “No tenemos nada que festejar, no tenemos por qué gritar ¡viva México!”, añadió otra persona. A las 20:30 horas, los manifestantes, resignados, ya se habían dispersado.

Razones del clamor para que Peña renuncie, sobran. El repudio crece cada día en todo el territorio nacional para que el mandatario federal dimita al cargo y deje de seguir haciéndole daño al país. Hoy por hoy ha quedado demostrado que no tiene capacidad para seguir gobernando y menos ya sin su gurú Luis Videgaray.

Hartazgo por la violencia y la corrupción e impunidad y los abusos del poder son las principales causas de ese repudio que han comenzado a manifestar prácticamente todos los sectores de la sociedad. Por eso prefiere recluirse en su búnker de Los Pinos en donde está blindado por fuerzas del Estado Mayor y cuando sale va protegido por fuerzas especiales armadas por tierra mar y aire cuando asiste a algún evento público.

Parte de esas causas son los abusos de la mafia del poder. Los privilegios siguen siendo solo para la elite que manda en el país; las carencias les toca compartirlas a las mayorías. Por otra lado está el exhibicionismo de la esposa del presidente, Angélica Rivera, que le encanta salir en revista del corazón presumiendo costosos vestuarios de diseñadores famosos o sus hijos que presumen de viajar por el mundo a costa del erario, mientras que millones de mexicanos viven en la vil pobreza.

Y ni qué decir cuando Peña realiza giras a otros países en visita oficial con su esposa y un séquito de invitados, haciendo gala de pertenecer a otra estirpe distinta a los mexicanos, volando en uno de los aviones más caro del mundo, aunque haya millones de familias que sufren un carestía creciente y abusos de poder de sus gobernantes.

Se habla de que el presupuesto 2017, que ya viene castigado, al gobierno le tocará ‘apretarse el cinturón’, lo que resulta una falacia porque se sabe que los integrantes de la mafia del poder son los primeros abusadores a los que Hacienda los trata de manera muy distinta, otorgándole sueldos y prestaciones que resultan una burla para los que menos tienen, y porque además se les permite hacer las transas que quieran con el tráfico de influencias.

Y si se a todo ello se le suman los casos de la Casa Blanca y la casa de La Gaviota en Las Lomas, sus departamentos de lujo en Miami de los cuales a uno de ellos un amigo le paga su predial, más las matanzas que ha habido en el sexenio como las manipulaciones judiciales en los casos de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala y las matanzas de Tanhuato, Apatzingán, Tlatlaya y Nochixtlán, son causas de la indignación popular.

Y están sus reformas impopulares e inútiles que solo han beneficiado a la elite del poder, sobre todo en el rubro energético, que le han llenado el buche a los mexicanos.

Ese repudio llegó a su climax con la insolente invitación que le hizo Peña Nieto a Donald Trump para que visitara México pese a las ofensas e insultos que ha proferido en contra del país y de los mexicanos. Por eso para Peña no debe ser sorpresa que la gente, el pueblo, los mexicanos, le exijan que renuncie al cargo, que solicite licencia al Congreso, que renuncie !!ya!!

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Crece el clamor “Renuncia ya”

Archivado bajo Crece el clamor "Renuncia ya"

Los comentarios están cerrados.