Archivo de la etiqueta: Arely Gómez

Al Chapo lo habrían dejado ir

PAULINO CÁRDENAS

¿Quiénes ayudaron a El Chapo a escapar? ¿O le abrieron la puerta y lo de su escape por un túnel fue puro cuento? El túnel ahí está, pero por él pudieron salir otros reos como se cree, no el capo sinaloense. Esas son algunas de las preguntas y conjeturas que van y vienen por todo el país. ¿Fue algún alto mando de seguridad nacional que propició la salida -que no la fuga- del capo sinaloense, del penal de Almoloya, en colusión con empleados de la cárcel y guardias del penal?

¿Fueron uno o varios funcionarios los que propiciaron esa salida? Porque su libertad la logró con millones de dólares que repartió, como él mismo lo sugirió el domingo en su cuenta de Twitter. “Con dinero baila el perro y eso ya lo tengo comprobado” escribió. Ayer apuntábamos en este espacio que el argumento de la fuga de El Chapo Guzmán, comienza a hacer agua. ¿Por qué? Porque las explicaciones y argumentos que dan las autoridades no acaban de convencer a nadie.

La hipótesis de la fuga empieza a desmoronarse y empieza a cobrar visos de verdad que le hayan abierto la puerta del penal del Altiplano I. Por esa incrédula historia de un escape inverosímil es que hoy tendrán que comparecer ante la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional del Congreso de la Unión, los principales mandos del gabinete de “inseguridad” encabezado por el titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

En esa reunión también estarán la procuradora General de la República, Arely Gómez; el Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, el director general del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Eugenio Ímaz Gispert, y el Secretario Técnico del Consejo General de Seguridad Nacional, Mauricio Dávila.

Todos irán a defenderse, a tratar de justificar lo injustificable. El senador del PAN, Fernando Yunes Linares, secretario de esa Comisión Bicamaral, había dicho esta semana que los hechos ocurridos por la fuga de Joaquín Guzmán Loera del pasado 11 de julio, han provocado una “emergencia nacional” que no solamente afecta la seguridad interna del país sino la imagen del Estado mexicano en el exterior.

La de hoy será una reunión de la que saldrán chispas, empezando por el cuestionamiento de por qué el titular de Gobernación, en lugar de haberse quedado a cuidar la casa en ausencia del jefe del Ejecutivo federal y líder nato de la seguridad nacional, prefirió ir de viaje como parte de la comitiva presidencial a Francia. Evidentemente que fue con la anuencia de su jefe, rompiendo así el esquema de la lógica que debe imperar respecto de la seguridad nacional. Hay, pues, coirresponsabilidad del presidente.

¿O ya estaba pre-programado todo? ¿Por eso se fue de gira también Osorio Chong? ¿El guión ya estaba preparado y listo para que empezara el Show del Chapo? Porque cuando viaja el mandatario federal al extranjero, es el secretario de Gobernación quien debe quedarse para atender cualquier situación de emergencia que pudiera presentarse en el país. No fue así. Y fue cuando sale de la cárcel Guzmán Loera. ¡Qué casualidad!

Por ello hoy los legisladores que integran la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional escucharán los argumentos de cada uno de los que fueron citados a comparecer. Los defensores a ultranza del partido en el poder dirán que esa convocatoria es oportunista, que busca politizar el caso de la supuesta fuga, y que es una maniobra para golpear al titular del gabinete de “inseguridad” que es uno de los aspirantes a la presidencia para 2018.

Para la mayoría de los mexicanos, la circunstancia de ese hecho, por la gravedad que representa para la imagen del país, sí merece no solo una satisfactoria y amplia explicación, sino también varias renuncias porque esa salida de El Chapo del penal de Almoloya, no solo es otra pifia gubernamental por negligencia, sino es producto de la corrupción que impera en los diferentes estratos de la seguridad del país.

El propio Chapo Guzmán dio la pauta al escribir el domingo pasado en su cuenta de Twitter: “Con dinero baila el perro y eso ya lo tengo comprobado”; lo que quiso decir es que para poder salir del penal de ‘alta seguridad’ del Altiplano I, sobornó gente, repartió ‘muncho’ dinero a altos funcionarios, a tropa menor, a custodios y guardias del reclusorio. ¿Hasta qué niveles llegó el soborno chapista?

Obvio que comenzó desde muy arriba; de otra manera no le hubiesen abierto de par en par la puerta del penal como se empieza a creer. No hay de otra. Así fue aquella salida del penal de Puente Grande, Jalisco, en enero de 2001.

Después de la detención de Joaquín Guzmán Loera, ocurrida en febrero de 2014, el presidente Enrique Peña Nieto señaló que sería imperdonable que El Chapo se volviera a fugar y señaló que el gobierno federal tomaría las precauciones necesarias para evitar que eso pasara.

—Casi 70 por ciento de los mexicanos dice que existe una posibilidad de que se vuelva a escapar Joaquín Guzmán ¿usted se compromete a que eso no vuelva a ocurrir?, preguntó el periodista León Krauze, de la cadena Univisión, al mandatario mexicano.

“Es una obligación que tenemos y más, creo yo, frente a lo que ya ocurrió en el pasado, sería verdaderamente algo, más que lamentable, es imperdonable que ahora, el Estado y el gobierno tomen las debidas providencias para asegurar que lo ocurrido hace algunos años no se vuelva a repetir.

“Es claro que estamos tomando las debidas providencias, es algo en lo que he insistido, que todos los días al titular de Gobernación le dije ‘y lo tienes bien vigilado y estás seguro porque evidentemente que hoy tiene a cuestas el gobierno de la República, el asegurar que la fuga ocurrida hace algunos años nunca más se vuelva a repetir”, respondió Peña Nieto.

Mmhh ¿de veras?

Anuncios

Comentarios desactivados en Al Chapo lo habrían dejado ir

Archivado bajo 1

¿La justicia en manos de Televisa?

PAULINO CÁRDENAS

A ver si la justicia ‘en manos de Televisa’ resulta más eficiente que con el gobierno federal. Uno de los clamores más sentidos en México es el de la injusticia que el gobierno actual y los que le precedieron, han dejado crecer. Garantizar justicia para los mexicanos es una materia olvidada por generaciones y una promesa incumplida sexenio tras sexenio. El gran problema de la ausencia casi absoluta de justicia en nuestro país ha sido por el influyentismo, las complicidades, la corrupción y la impunidad. La falta de justicia ha sido cómplice de la inseguridad que vive el país. El primer punto es acabar con la impunidad. Para ello será necesaria toda una ‘limpia’ en los ministerios públicos y los mandos de decisión de la PGR.

En vista de que el Ministerio Público depende de la Procuraduría General de la República, será Arely Gómez González Blanco, la nueva titular de esa dependencia, quien tenga esa responsabilidad. De alguna forma ya lo advirtió: habrá una depuración ‘a fondo’. Y aclaró que “no me prestaré” a encabezar una “Procuraduría de venganzas políticas” y que bajo su mando será una dependencia “apegada a derecho”. Eso mismo dijo Marisela Morales cuando tomó posesión del cargo y mire usted en que acabó su promesa; sucumbió ante la mafia que manejaba Genaro García Luna el ex titular de la SSP federal con Felipe Calderón.

Habrá que ver si en sus manos sí se logran los fines para los que fue creada la PGR en donde se supone que deberían regir varios principios, de legalidad, de oportunidad, de objetividad y sobre todo principio de responsabilidad. Son principios ineludibles que deben regir las acciones de la Procuraduría General de la República, que hasta ahora le debe muchos de esos principios a los mexicanos ya que, para empezar, no se persiguen todas y cada una de las conductas delictivas ni hay respeto absoluto a las normas que conforman el ordenamiento jurídico ni los tratados internacionales, la Constitución, las leyes ni los reglamentos administrativos. El debido proceso no re respeta.

Como sea, es un hecho que la justicia quedará en manos de una funcionaria que niega de entrada que haya conflicto de interés entre Televisa y el cargo que ostenta. Se trata de un “imaginario conflicto de interés” puntualizó Arely Gómez. Tiene un hermano que ocupa un cargos de alta dirección en la empresa mediática. Es Leopoldo Gómez quien, después de Emilio Azcárraga Jean, es de las más altas jerarquías en Televisa. Ella asegura: nada tendrá que ver mi desempeño, con Televisa. Habrá que creerle.

Lo que cierto es el ascendiente que tiene la televisora en el presidente Enrique Peña Nieto. De hecho es producto del empuje que le dio esa empresa desde que era gobernador del estado de México con aspiraciones de ser presidente de la República. Bernardo Gómez Martínez, vicepresidente de la empresa, así como Alejandro Quintero, creador de TV Promo y vicepresidente Corporativo de Comercialización, fueron los artífices del “plan de acción” para llevar al mexiquense a la Presidencia de la República. Eso lo saben todos los mexicanos. Ni es nuevo ni tendría por qué negarse. Es un hecho consumado. Eso no debe molestar ni preocupar a la nueva procuradora general de la República. Ella misma lo dijo, que su carrera y la de su hermano Leopoldo han sido distintas. Pero quien la propuso para el cargo fue Peña.

Aquí el punto es otro; es qué papel habrá de jugar Arely Gómez como procuradora general de justicia de México, en una nación que justamente adolece de falta precisamente de justicia. Solo la hay para los ricos y poderosos. Pocos creen que la señora tenga las agallas como para que cambien las cosas y sea capaz de darle un giro a esa dependencia y sobre todo a sus objetivos, y que haya una justicia democrática, pareja para todos, para pobres y ricos, para jodidos y pudientes. Por más que declare que sí, que ya verán. Se acepta el reto porque la descomposición que ha habido en la impartición de justicia en nuestro país, ha sido aterradora.

Dijo por ejemplo, que el caso Ayotzinapa de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos el pasado 26 de septiembre, sigue abierto. No hay carpetazo, afirmó. Eso es contrario a lo que quería el presidente Peña Nieto. Él quería que se cerrara el caso y ya no se hablara más de él. Pero, necia como es la realidad, eso no es por decreto. El tema sigue vivo y será un primer reto que tendrá que afrontar la señora Gómez González Blanco, nombrada la semana pasada por el primer mandatario como futura titular de la Procuraduría General de la República. Pero hay otros muchos casos que están en la agenda de la procuración de justicia.

Está el caso Ttlatlaya de los 22 supuestos delincuentes que fueron ejecutados por un comando militar el 30 de junio pasado, pee a que ya se había rendido, es un asunto que va para largo, que incluso puede sacar muchas chispas y del que pudieran surgir inesperadas sorpresas vinculadas al actual gobierno del estado de México que encabeza Eruviel Ávila. Está el caso también del incumplimiento de las recomendaciones de la ONU respecto al tema de los derechos humanos; está también el caso de Oceanografía, para no hablar de los casos de gobernantes y ex gobernantes vinculados al narco. Dijo que hará una revisión completa de la Fiscalía Especial para los Delitos contra Periodistas. Habrá que ver, pues, si la justicia no acaba siendo dura para algunos y sesgada para otros.

La gente -vox populi, pues- empieza a comentar, con su acostumbrada picardía, si ‘en manos de Televisa’ la procuración de justicia resulta más expedita y justa que en manos del gobierno. Habrá que ver si la nueva funcionaria expide órdenes a los mandos superiores del Ministerio Público que actúen en favor de los ciudadanos y en protección de la seguridad jurídica y no cede ante los influyentes, adinerados y poderosos que gozan del manto sagrado de la impunidad. Bueno sería que encarcelara a tantos peces gordos que se lo merecen.

Pero la gran pregunta es: ¿Y si la procuración de justicia en manos de Arely Gómez resulta toda una revelación y hace el papel que todos los mexicanos esperan de la PGR?

Comentarios desactivados en ¿La justicia en manos de Televisa?

Archivado bajo ¿La justicia en manos de Televisa?