Archivo de la etiqueta: doctor Mireles

Mireles teme por su vida

PAULINO CÁRDENAS

Aunque dice que teme por su vida, el médico José Manuel Mireles Valverde afirma que en todo caso prefiere morir luchando por ver libre a Michoacán de los cárteles de la droga para que impere la paz y la tranquilidad en ese estado. Afirma que hay evidencias de que existe un complot para desaparecerlo del mapa. El presidente del Consejo de las Autodefensas de Tepalcatepec, dijo que hay pruebas de esas intenciones: primero lo tildan de loco después del accidente aéreo que tuvo en enero, luego lo ‘cesan’ como líder y vocero de las autodefensas, y ahora lo quieren inculpar de cinco homicidios sobre los que, afirma, nada tuvo que ver. Explicó a los medios que el pasado viernes, el comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral del estado, Alfredo Castillo, dio a conocer que había señalamientos en su contra por los cinco decesos, basado en un dicho de Alberto Gutiérrez, alias “El Comandante 5”, quien se ha proclamado peñanietista de corazón.

No obstante que el propio comisionado declaró que se necesita tener la fortaleza de un expediente para poder sustentar una acusación, el médico señaló: Si algo me sucede, ya saben ustedes quién fue el que me eliminó. El hecho es que al activista de Tepalcatepec esa situación en su contra de parte del gobierno federal, le favorece para su propósito de sumar seguidores a su Movimiento Nacional de Autodefensas que acaba de anunciar. Y si lo matan, con más razón porque lo convertirían en mártir de ese movimiento. Eso empieza a preocupar en Los Pinos. Por lo pronto cree que hay un complot en su contra para eliminarlo. Sostiene que al gobierno federal le incomoda que gentes como él les diga sus verdades. El solo hecho de haberlo relacionado con cinco crímenes, el daño está hecho, comentó el médico. Al respecto declaró que “no tengo por qué defenderme” de algo que no cometió.

Los multihomicidios sucedieron en una comunidad del municipio de Lázaro Cárdenas. Sobre dicho tema, Mireles explicó en entrevista radiofónica que él escuchó una alerta por radio sobre un presunto ataque a autodefensas en Caleta, por lo cual se trasladó al lugar. Dijo que al llegar a Playa Azul no vio ni a templarios ni a comunitarios, pero que observó que había cuerpos en una camioneta. También señaló que un Ministerio Público le pidió ayuda para bajar un cuerpo que permanecía en una loma. Aseveró que el Ministerio Público levantó el torso de la víctima y le pidió a él que sostuviera la cabeza para que pudieran tomar las fotografías para el expediente.

“Me dice el Ministerio Público: doctor, ayúdeme a enderezar el cuerpo del señor porque la forense tiene que tomarle unas fotos para la identificación del cadáver. El Ministerio Público le sostiene la espalda y yo la cabeza. Yo no sé cómo defenderme de eso”, aseguró. Familiares de las víctimas presentaron denuncias sobre esos hechos en la 43 Zona Militar, con sede en Apatzingán. Dijo que su forma de ser y de decir las cosas con claridad y sin tapujos, incomoda al gobierno federal. Aseguró que el presidente Peña Nieto podría resolver fácilmente el problema en Michoacán, “primeramente, no mandando cabrones que se alíen con los criminales”. Afirmó que “ahora estamos peor que antes”.

Afirmó que “en Michoacán la guerra no ha empezado; va a empezar ahora que se va el dizque comisionado Alfredo Castillo Cervantes”. ¿Sabe algo acerca de que el comisionado podría dejar Michoacán? Por lo pronto viene declarando que el comisionado enviado por Peña Nieto lo quiere eliminar y es él quien pregona que quedó loco después del accidente que tuvo en la avioneta en que viajaba el pasado mes de enero y que se estrelló, salvando la vida de milagro. Incluso cree que ese accidente fue obra de Gobernación, porque acababa de tener un altercado con el titular del Cisen. Me dijo lo que tenía que hacer y lo mandé a la fregada, declaró.

Ahora me inventan haber participado en cinco homicidios cometidos en la zona costera. Al respecto el doctor señaló contundente: “Hay cinco muertos porque la gente de Castillo se pone a bloquearnos la costa para que no nos ganen la delantera para entrar a Lázaro Cárdenas. ¿Por qué? ¿Hay muchos millones para Castillo en Lázaro Cárdenas, para Pitufo, para Los Viagras y para El Cinco?”, refiriéndose a quien fuera su lugarteniente, a una célula del narco y al ahora asistente de Estanislao Beltrán, dirigente de autodefensas aliado con el comisionado, a quien acusó de andar pregonando que quedó loco después del accidente de la avioneta en la que viajaba y que milagrosamente salvó la vida en enero pasado. Ahora resulta que participé en cinco homicidios y dicen que quedé mal de la cabeza.

“Yo estoy loco, ¿no? Nosotros estamos trabajando por el bien de Michoacán. Ellos no. Si Castillo nos está agrediendo a nosotros, es que el cabrón también es templario. Si no nos deja entrar a Morelia, Zamora, Lázaro Cárdenas, es porque también es parte de los criminales y porque tiene algún compromiso con el crimen organizado”, señaló en entrevista con Sanjuana Martínez para La Jornada. Señaló que Los Viagras, El Cinco y Papá Pitufo “son los cabrones que andan ahorita con Castillo”. Afirmó que en un tiempo el Pitufo y Los Viagras fueron del cártel de La Familia Michoacana; en otro tiempo de La Tuta; “incluso tengo informes que José Alvarado, El Burro, el jefe tapadito de todos ellos, era el que le llevaba el dinero de La Tuta a Chucho Reyna. Todos son de Buenavista”.

José Manuel Mireles, fundador de uno de los primeros grupos de autodefensa de Michoacán, con sede en Tepalcatepec, uno de los primeros pueblos que se levantaron en armas contra los cárteles de la droga el 24 de febrero del año pasado, había anunciado que a partir del pasado domingo 11 de mayo convocaría a todas las comunidades del país que han estado agobiadas por el narco, a formar parte del Movimiento Nacional de Autodefensas. Declaró que ese movimiento se expandirá a todo el país: “Van a ver a Monterrey, a Oaxaca, a Veracruz con autodefensas; el Distrito Federal con autodefensas”, aseguró.

Advirtió que seguirá combatiendo porque asegura tener el control de 70 por ciento del territorio michoacano “levantado en armas”, área que aumenta, asegura, porque cada día se le unen más comunitarios. “La gente sabe que este grupo de Pitufo, Los Viagras, El Cinco y El Burro Alvarado, son el nuevo cártel H3; son puros ex templarios, ex La Familia y algunos ex cártel de Jalisco. Los perdonaron y ahora resulta que son los coordinadores generales de todo el movimiento. ¡Ni madres!” exclama molesto rechazando el hecho. Y añade que seguirá con su lucha, no solo en Michoacán si no en todo el país, a través del Movimiento Nacional de Autodefensas.

Anuncios

Comentarios desactivados en Mireles teme por su vida

Archivado bajo Mireles teme por su vida

Autoritarismo en Michoacán

PAULINO CÁRDENAS 

Otrora aliados, hoy acérrimos enemigos, habrá que ver hacia dónde avanza cada uno de los procesos divergentes, el del comisionado plenipotenciario de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, de desaparecer las autodefensas de ese estado, y el de José Manuel Mireles con su propósito de crear un Movimiento Nacional de Autodefensas. No bien acababa de anunciar el médico de Tepalcatepec su separación del programa del gobierno federal y de lanzar una convocatoria para crear un movimiento de unión de comunitarios en todo el país, que el comisionado en esa entidad en declarar que el ahora ex vocero del Consejo General de las Autodefensas de Michoacán, está siendo investigando por un presunto multihomicidio. En esa guerra de declaraciones, Mireles dijo que el accidente que sufrió el pasado 4 de enero la avioneta en que viajaba del que milagrosamente salvó la vida, pudo ser provocado por Gobernación, ya que en la víspera había tenido un fuerte altercado con el titular del Cisen.

Sobre las sospechas de que el precursor de las autodefensas comunitarios en Michoacán, tuvo que ver con cinco homicidios, Castillo señaló que esas acusaciones habrán que sustentarse con hechos, aunque el funcionario adelantó que hay fotografías donde el médico aparece sosteniendo una cabeza supuestamente de uno de los cadáveres. Entre los integrantes de esos grupos civiles de autodefensa -que no están de acuerdo en la estrategia del gobierno de querer desarmarlos con el pretexto de registrar su armamento porque quedarían a expensas nuevamente de los Caballeros Templarios-, se comenta que el comisionado designado por el presidente Peña Nieto empieza a dar signos claros de autoritarismo, ya que a quienes no están de acuerdo con sus dictados, les inventa acusaciones para sacarlos de la jugada. Por supuesto que el gobernador Fausto Vallejo sigue siendo un cero a la izquierda.

Una acusación similar a la que se le quiere imputar al médico de Tepalcatepec, tiene en la cárcel a Hipólito Mora, otro dirigente de autodefensas que fue aprehendido sin más pruebas que los chismes de sus enemigos. Mora, fundador de los grupos de autodefensa en Michoacán, fue detenido a principios de marzo pasado, por su presunta participación en el asesinato de dos integrantes de ese movimiento armado. Como sea, el caso es que el propio médico, quien fue ‘cesado’ el pasado día 5 como vocero del Consejo General de las Autodefensas de Michoacán, dijo que ello fue obra del comisionado Castillo Cervantes a quien le han incomodado sus declaraciones respecto a la incapacidad del gobierno y por hablar de las colusiones que hay con las mafias, lo que ha impedido combatir a los capos de la droga en Michoacán.

Sobre el tema del desarme de comunitarios señaló que el gobierno se dio un plazo para el día de hoy para dizque ‘limpiar’ de sicarios y capos a Michoacán y restablecer el estado de derecho ene esa entidad, lo cual obviamente no fue cumplido. Lo que sí sucedió es que a partir de la semana pasada se iniciaron las razias por parte del Ejército y la Marina, y todo autodefensa que no haya registrado sus armas y exhiba públicamente las no autorizadas, podrá ir a la cárcel. Se afirma incluso que efectivos del Ejército, Marina, Policía Federal y estatal, así como autodefensas que han respetado los acuerdos firmados con el gobierno, lograron la captura de 155 falsos autodefensas que trabajaban para Servando Gómez Martínez, alias ‘La Tuta’, en Arteaga, Tumbiscatío y La Mira, a quienes se les decomisaron 250 armas de diversos calibres, incluidas algunas lanzagranadas. De hecho comenzó a operar la Policía Rural Estatal luego de la entrega de uniformes y patrullas a comunitarios que voluntariamente se sumaron a ese programa.

El propio Javier Sicilia, fundador del Movimiento por la Paz con Dignidad, dijo hace unos días que era un error querer desarmar a los comunitarios, quienes se defienden a como pueden de los delincuentes que asuelan a muchas comunidades. La convocatoria que formalizó ayer el médico de Tepalcatepec, de crear un Movimiento Nacional de Autodefensas, pretende unir en un solo frente a los comunitarios armados, aunque Sicilia le recomendó en una reunión que sostuvieron, que el camino sea por la vía pacífica. Sin embargo, dentro de esos grupos civiles, hay gente que piensa de manera muy radical.

Hay quienes consideran que en si el gobierno federal no responde al llamado de auxilio de muchos estados de la República en donde la situación que viven muchos de sus pobladores es muy similar a lo que ha venido sucediendo en Michoacán, los que han sufrido vejaciones, violaciones y crímenes por parte de los cárteles, estarían dispuestos a alzarse en armas contra los sicarios e incluso contra las fuerzas del gobierno que pretende impedir que se defiendan por sí mismos, ante la incapacidad, falta de voluntad o colusiones de mandos y tropa con el crimen. No solo es Michoacán y Tamaulipas. El problema de la inseguridad, la violencia y el derramamiento de sangre está cada día más generalizado en el país.

El asunto es que las Fuerzas Armadas comienzan a desgastarse con esas tareas de hacerle de policías, y las tropas empiezan a quejarse de la constante zozobra en el que viven, ya que los sicarios al servicio de los cárteles arremeten contra ellos en emboscadas y asaltos sorpresivos en zonas despobladas y comunidades alejadas de las cabeceras municipales. Los soldados y marinos destacados en los sitios donde se han dispuesto retenes, son los que más están expuestos a esos arteros ataques criminales que se han dado incluso contra instalaciones militares.

El temor de mucha gente que está en medio del fuego cruzado o que es víctima de la ley de sangre y fuego que les han impuesto los cárteles de la droga en Michoacán, Tamaulipas, Coahuila, Veracruz, Sinaloa, Guerrero, estado de México y muchos otros estados de la República, lo suplen con agallas y con la decisión final de formar parte de los grupos comunitarios de autodefensa. A eso es a lo que le apuesta el doctor José Manuel Mireles, a unir en un solo frente a esos grupos de autodefensa en todo el país, que supuestamente trabajarían bajo reglas específicas de comportamiento, quizá siguiendo la recomendación que le hizo Javier Sicilia, de hacerlo por la vía pacífica. Habrá que ver lo que por otra parte sucede en Michoacán con Castillo Cervantes. Otrora aliados; hoy acérrimos enemigos.

 

Comentarios desactivados en Autoritarismo en Michoacán

Archivado bajo Autoritarismo en Michoacán

¿De veras “cueste lo que cueste”?

PAULINO CÁRDENAS

El presidente Enrique Peña Nieto dijo que la seguridad llegará a Michoacán “cueste lo que cueste” y “sin importar lo que se tenga que hacer para hacer prevalecer el estado de derecho”. Por lo pronto en Los Pinos comienza a preocupar el rechazo que las autodefensas han manifestado contra el comisionado plenipotenciario Alfredo Castillo Cervantes, pidiendo que salga del estado junto con otros funcionarios que llegaron del centro, ya que no han logrado los propósitos anunciados y que lejos de eso, ha comenzado una persecución contra miembros de las guardias civiles armadas que dizque eran aliadas del gobierno para perseguir criminales, en lugar de centrar sus esfuerzos para dar con los cabecillas de los Caballeros Templarios, y ahora de Los Zetas y el cártel del Golfo que han comenzado a llegar de nueva cuenta a la entidad, luego de que el gobierno federal anunció que las autodefensas serían desarmadas. Y ese desarme forzado podría costar sangre.

Si Peña Nieto sabe lo que dice, está consciente entonces del riesgo que conlleva el ‘cueste lo que cueste’, ya que podría significar el inicio de una guerra entre civiles y militares, mientras los cárteles se frotarían las manos porque aprovecharían ese entrampe a su favor. Se caería en lo mismo que cayó Felipe Calderón, que quiso apaciguar la violencia de los cárteles con más violencia. Solo que si se dan enfrentamientos entre autodefensas y fuerzas militares y navales, las cosas podrían salirse de madre, con el riesgo de que grupos civiles armados de otras entidades pudieran ir en apoyo de las autodefensas michoacanas. ¿Se habrá medido ese riesgo y las consecuencias que conlleva la orden de desarmar a las autodefensas? Por lo pronto el vocero de esos grupos, el doctor José Manuel Mireles Valverde, dijo que no están dispuestos a deponer las armas porque quedarían expuestos otra vez a la violencia de los cárteles.

Se quejó de que ahora hay una especie de persecución enfermiza contra las autodefensas sobre las que han recaído diversas detenciones, comenzando por la de Hipólito Mora, dirigente de las autodefensas de La Ruana, a quien aprehendieron y encarcelaron acusado de crímenes que no cometió, basándose para ello las autoridades de procuración de justicia en señalamientos de enemigos del dirigente que sigue encarcelado. Otra de esas detenciones arbitrarias acaba de darse contra una veintena de miembros de una de las autodefensas, acusados de supuestamente haber participado en el asesinato de un edil. Piden que sean liberados, al igual que a Enrique Hernández, dirigente de las autodefensas de Yurécuaro, Michoacán -a quien las autoridades señalan como presunto autor intelectual del asesinato del presidente municipal de Tanhuato, Gustavo Garibay-, quien afirman que fue torturado para que confesara su presunta autoría. Hay rumores que otro miembro pudo haber muerto por la tortura a la que fue sometido para obligarlo a confesarse culpable. ¿Eso es hacer prevalecer el estado de derecho?

Ante ello, y después de que el pasado domingo comenzó de hecho la operación desarme por parte de efectivos de la Marina-Armada de México, el pasado martes el doctor Mireles Valverde encabezó un mitin en la glorieta de Cuatro Caminos, donde las autodefensas de Michoacán se manifestaron contra el desarme anunciado por el gobierno federal. Organizaron una caravana motorizada que avanzó más de 20 kilómetros de Apatzingán a Nueva Italia. Mireles declaró que el gobierno federal pretende desarmar a las guardias comunitarias como si fueran enemigos. En el mismo sentido, hoy habrá una marcha en el DF, en apoyo a las guardias comunitarias, la cual está programada a las 4 de la tarde del Ángel de la Independencia a las instalaciones de la Secretaría de Gobernación. Esa reacción de las autodefensas empieza a preocupar en esta dependencia y en la casa presidencial. ¿Por qué?

Porque las autodefensas fueron capaces de armarse ante la negligencia, omisión y valemadrismo del gobierno de Fausto Vallejo que nunca fue capaz de salir en defensa de la población civil acosada por los Caballeros Templarios y por lo los resabios que quedaron de La Familia Michoacana. Lo mismo sucedió con el nuevo gobierno federal encabezado por Peña Nieto, que desatendió las llamadas de auxilio de la población michoacana durante todo 2013 por andar concentrado en empujar las reformas que envió en paquete al Congreso. Ni Vallejo ni quien lo sucedió temporalmente en el mando del gobierno, Jesús Reyna, fueron capaces de mover un dedo para detener el avance de los cárteles que tenían sometidas a decenas de comunidades michoacanas, ya que al decir de las propias autodefensas, Reyna estaba vinculado con los Templarios, comenzando porque las esposas de éste y de Servando Gómez alias ‘La Tuta’, son hermanas; había pues un vínculo familiar ya que uno y otro son concuños.

No es creíble que el veterano gobernador priísta ignoraba los vínculos familiares de Reyna con ‘La Tuta’ desde que lo nombró subsecretario de gobierno, ni sus reuniones con él e incluso con Nazario Moreno alias ‘El Chayo’, cuando Reyna aspiró a la gubernatura del estado en 2007, siendo el ganador entonces el perredista Leonel Godoy Rangel. De hecho se sabe que el ex secretario de gobierno, ahora arraigado por sus vínculos con el crimen organizado, mantuvo buenas relaciones, no solo con Godoy, sino con su antecesor en la gubernatura, el también perredista Lázaro Cárdenas Batel. ¿Las indagatorias llegarán hasta ellos? Porque el titular de Gobernación dijo que las investigaciones irían tope con quien tope y que esta vez no será otro ‘michoacanazo’ como en el sexenio pasado. Otro que fue detenido y declara en la SEIDO es el ex diputado priísta José Trinidad Martínez Pasalagua, por presuntos vínculos con los Templarios.

Por lo pronto, lo que nadie descarta es que la sangre podría comenzar a correr por las comunidades michoacanas, si las autodefensas impiden ser desarmadas y los efectivos militares y navales proceden a cumplir la orden de desarme. Esa frase de “cueste lo que cueste” y “sin importar lo que se tenga que hacer para hacer prevalecer el estado de derecho”, para algunos parecen de un régimen autoritario, mientras que para otros es prueba de que ha habido más pragmatismo del gobierno peñanietista que un plan estratégico diseñado formalmente. ¿O sí se tiene y no ha querido ser aplicado? Como sea, el asunto no deja de ser preocupante para los michoacanos y para todos los mexicanos. Y habrá que ver si Castillo Cervantes aguanta la presión.

 

Comentarios desactivados en ¿De veras “cueste lo que cueste”?

Archivado bajo ¿De veras cueste lo que cueste?

Amagan con ‘una revolución’

PAULINO CÁRDENAS

Casi en vísperas de la próxima visita que tendrán en México el presidente norteamericano Barack Obama y el primer ministro canadiense, Stephen Harper, quienes se reunirán en Toluca con el mandatario mexicano Enrique Peña Nieto para abordar aspectos del TLC, en un comunicado aparecido en Michoacán –que nadie firma, no tiene fecha, está redactado en primera persona y el cual va dirigido en primera instancia al gobernador Fausto Vallejo–, un supuesto grupo de autodefensas comunitarios de esa entidad amagaron con hacer ‘una revolución’. Advirtieron que no permitirán que los desarmen porque en muy poco tiempo han demostrado ser más efectivos para combatir a la delincuencia organizada que el gobierno local en una década. Señalan que con la decisión de desarmar a los grupos comunitarios “nos damos cuenta que solo busca proteger a los Caballeros Templarios”.

Señala el comunicado que oficialmente cuentan con unos 25 mil autodefensas armadas, pero extraoficialmente, en una situación de emergencia, “en menos de 15 minutos contarían con un ejercito de unos 140 mil autodefensas para irnos a la guerra si es necesario”. No vamos a entregar las armas y mucho menos nos vamos a dejar detener o desarmar, señala el documento. Advierten que si tiene que correr ríos de sangre en Apatzingán, de ello harían responsable al gobernador Fausto Vallejo, “porque la guerra no es con el gobierno, es con los caballeros templarios, o con cualquier cartel que quiera venir a tomarnos prisioneros o esclavizarnos, mismo que al parecer usted busca proteger en todo momento, y si tenemos que luchar por nuestra libertad, sepase (sic) que vamos a morir peleando”.

Manifiestan que “es un retroceso a nuestra lucha” la decisión “inepta y errónea” de querer desarmar a las autodefensas. Esta ha sido la reacción más virulenta que ha tenido la orden dada hace unos días por el presidente Enrique Peña Nieto, de desarmar a los grupos comunitarios, que tratan de defenderse de los criminales que han proliferado en esa entidad, en lugar de haber emprendido una lucha de exterminio contra el principal cártel que tiene sometido a miles de pobladores en gran parte de ese estado. El amago de los comunitarios se da en momentos en que el gobierno quisiera que no hubieran ruidos, y menos de carácter bélico, que pudieran perturbar la reunión cumbre que se realizará en la capital mexiquense el próximo 19 de febrero. Indica el comunicado que si el mandatario estatal cree que “con sus narco municipales o estatales nos va a detener pues esta bien equivocado, por que ni con la misma federación lo va a lograr, por que se va a ocupar algo mas”.

Baladronada o no de los grupos de autodefensa más radicales, el caso es que el contenido de ese comunicado coincide con lo que declaró el líder de los comunitarios de Tepalcatepec, Michoacán, el doctor José Manuel Mireles Valverde, quien dijo sin vacilaciones en entrevista con la revista colombiana Semana en agosto pasado: “Viene la revolución para México”. Señaló que desde febrero del año pasado él y tres mil civiles más, decidieron tomar la justicia por sus manos, hastiados con la corrupción de la Policía, la ley de los capos y el abandono del gobierno. Armados con fusiles, escopetas, pistolas, una que otra ametralladora y hasta palos y machetes, dice que ‘llegó el momento de defenderse’. Y, como le dijo a Semana, van por más: “Estamos bien dispuestos a hacer un movimiento insurgente nacional en contra de todo lo que está pasando, porque si el gobierno no pone la situación, nosotros la ponemos”.

Por su parte Arturo Román, uno de los coordinadores de la policía comunitaria de Tepalcatepec, uno de los grupos de autodefensas más importantes de Michoacán, le explicó a la misma revista Semana las causas de su rebelión: “Acá los Caballeros Templarios nos estaban jodiendo, le quitaban un porcentaje del trabajo de uno, nos robaban, nos levantaban a cualquiera, nos mataban, nos secuestraban; las mujeres se las llevaban, a estas personas les dábamos el pan de nuestros hijos. Todos estábamos cansados. Yo soy transportista, nos juntamos con ganaderos, limoneros, comerciantes, nos armamos. Hay gente que nos apoya con comida, otros con material. La misma comunidad nos ayuda, mucha gente nos habla, nos dice donde andan los Templarios, quieren que los ayudemos, somos nativos de los municipios, la misma gente de aquí sabe dónde viven, dónde se esconden. No peleamos por robar, peleamos por una libertad.

“Las armas que tenemos, rifles, escopetas, pistolas, AK-47, todo eso se lo quitamos a ellos, las camionetas también. Ahora en la comunidad somos 3.500 autodefensas, tenemos siete u ocho municipios, y en el resto de Michoacán hay miles, con ellos tenemos coordinación. Tenemos a los Templarios arrinconados en una sierra, el gobierno nos dejó solos contra ellos, ahora tienen que ir por ellos. Yo no digo que las autodefensas se van a acabar, pero vamos a tapar las armas, las vamos a tener ahí, por si pasa algo. Vamos a coordinar con el Ejército, a mandar gente que esté en conjunto con los militares para acabar con los Caballeros, pues sin nosotros, sin la comunidad, no pueden hacer nada.

“La política no entra en nuestro movimiento, no nos metemos en eso, solo combatimos a los Caballeros. No estamos tampoco con ningún cartel, ni el de Sinaloa, ni Jalisco, ni los Zetas ni nada, ninguno. Esperemos que las cosas vayan a mejorar, nos dicen que somos paramilitares, solo nos estamos defendiendo del crimen, dijimos ya basta. El mensaje es de paz y la solución es atrapar a los narcos; solo tratamos de vivir en un país libre y en paz, tener un futuro para nuestros hijos”. Ya son varias fuentes que hablan de que las autodefensas integradas por civiles armados, hablan de ‘una revolución’ y de una ‘guerra’ en México. ¿Será por todo eso que el titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, la semana pasada reconoció a las autodefensas como “aliadas en el combate a los Caballeros Templarios”? El ‘Comandante 5’ lo dijo: “El gobierno nos necesita”.

Comentarios desactivados en Amagan con ‘una revolución’

Archivado bajo Amagan con 'una revolución'