Archivo de la etiqueta: guerra sucia

Prepara AMLO su plan de derrota

PAULINO CÁRDENAS 

Andrés Manuel López Obrador desde esta semana empezó a adelantar su plan estratégico de derrota más que de triunfo en la elección presidencial. En lugar de animarse por el ascenso registrado en las preferencias y animar a sus seguidores después que logró rebasar a la panista en las encuestas, de pronto lo invade el temor de que se está gestando un ‘compló’ en su contra como el de hace seis años y en una rara actitud autoexculpatoria ha comenzado a ver moros con tranchetes y a decir que porque Enrique Peña Nieto “va en picada y yo voy para arriba”, hay una ‘guerra sucia’ en su contra. Como en 2006, empieza anticipadamente a hablar otra vez de ‘fraude’ y de una conspiración en su contra.

Perdido en las locuras de su mente loca como diría el poeta veracruzano Salvador Díaz Mirón, eso dijo el martes en el poblado de Puruándiro, Michoacán, donde trató de explicar a los suyos, en un mitin, que ‘como llevamos la delantera’ ¿¡¡? ‘ya empezaron a arreciar los ataques’. Señaló que si esa ‘guerra sucia’ no le funciona al priísmo para revertir el declive de su candidato, el tricolor recurrirá al fraude. Sin embargo, más tarde, en otra de sus divagaciones, ante miles de simpatizantes, en León, Guanajuato dijo esta contradicción: “Si Peña está hasta arriba, ¿por qué la guerra sucia?”.

El hombre pues, anda como sacado de onda. Parece ignorar que así son las campañas, llenas de injurias, improperios, señalamientos y acusaciones contra el adversario. Él mismo lo hace todos los días. ¿Luego entonces? Lo que sucede es que desde ahora empieza a amarrarse el dedo y a trazar lo que será su estrategia de derrota si como él mismo lo empieza a suponer, llega a perder por segunda vez la elección presidencial el próximo 1 de Julio. En lugar de denotar seguridad por haber avanzado en la escala de las preferencias, su actitud es derrotista. Lo que sucede es que está al borde de un ataque de nervios. La fecha fatal se acerca. ¿Qué tal si pierde? ¿Qué le va a decir a sus seguidores? ¿Que aceptará civilizadamente la derrota?

Claro que no. Lo que va a decir es lo que ya comenzó a esbozar desde ahora en desdoro propio. Habla anticipadamente de agravios en su contra, de que hay un complot contra su persona como en 2006, que quieren debilitar su candidatura, que ya se le quitó lo amoroso y que ya le empezó a salirle lo autoritario, que está en contra de la democracia, que volverá a mandar al diablo a las instituciones, que no quiere reformas constitucionales, que no abrirá Pemex al sector privado, que dice que meterá a la cárcel a los corruptos, que acabará con la ‘mafia del poder’ de la que habla en su libro, etc., etc.

Una de las razones, quizá la principal, es que López Obrador ha venido planteando en su larga campaña de seis años, propuestas poco realistas, tratando de embaucar a sus seguidores diciéndoles que el suyo sería un gobierno totalmente diferente a los demás. Ha querido hacer creer que por el sólo hecho de llegar al mando federal, se producirá una eficiente política económica, desaparecerá la corrupción, cesará la impunidad, se crearán miles de empleos, bajarán los impuestos para la gente que trabaja y se les cobrarán más a los que más ganan, y que en síntesis México logrará un inmediato desarrollo como por arte de magia en los primeros 100 días de su gobierno. Su discurso de promesas es  muy parecido al de Vicente Fox cuando era candidato. Hay muchas similitudes, empezando por querer acabar con las víboras y tepocatas priístas. ¿Y que pasó?

Cierto es que su discurso ha despertado esperanza en muchos mexicanos que siguen en espera de que un Mesías venga a solucionarle sus problemas económicos y existenciales. Aprovechando ese sentimiento de orfandad, desde hace seis años cuando inició su campaña para el 2012, empezó a decirles a sus seguidores lo que querían escuchar. Una de sus primeras flechas que lanzó fue la de que había que impedir el regreso ‘del viejo PRI’ al mando federal, cuando él mismo encarna a ese viejo PRI que fue de donde él surge a la política y donde aprendió a echarle rollos al pueblo.

A pesar de que desde que irrumpió ‘espontáneamente’ en la escena política el movimiento universitario #Yo Soy 132 y estuvo a su favor desde el primer momento y en contra del puntero priísta, de ser un amoroso candidato comenzó a subírsele la bilirrubina y a cambiar de actitud, empezando a recuperar su vieja fama de autoritario y terco. En lugar de evolucionar, retrocedió. ¿Por qué? ¿Por miedo a perder? ¿Y si pierde armará la bronca en México como muchos creen? O tal vez adopte la razonada decisión que tomó Cuauhtémoc Cárdenas en 1988 cuando dizque perdió con Carlos Salinas de Gortari.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Comentarios desactivados en Prepara AMLO su plan de derrota

Archivado bajo Prepara AMLO plan de derrota

Uso político de la justicia

PAULINO CÁRDENAS 

Resulta obvio que el gobierno panista ha hecho uso político de la justicia para tratar de socavar a los partidos de oposición y a sus candidatos, principalmente a todo lo que huela a PRI, aunque también el PRD ha sufrido de esa nociva práctica del gobierno panista; sólo hay que recordar el caso del ‘Michoacanazo’, un hecho muy significativo que corrobora esta aseveración que ha venido planteando la cúpula del Partido Revolucionario Institucional, sobre todo después del caso de los tres ex gobernadores de Tamaulipas -Eugenio Hernández, Tomas Yarrington y Manuel Cavazos-, a quienes se les instruye una averiguación previa por parte de la PGR sin saber por qué.

Desde que tomó posesión como nuevo dirgente del tricolor, Pedro Joaquín Coldwell le exigió al presidente Felipe Calderón no entrometerse en el proceso electoral de 2012, y a su gobierno no usar el tema del narcotráfico como arma electoral. El senador acusó al Ejecutivo de pretender reeditar la inestabilidad política vivida en México el primero de diciembre de 2006, cuando él estuvo a punto de no rendir la protesta de ley.

Dijo que “ante la debilidad de sus precandidatos, el gobierno panista recurre a toda suerte de artimañas para agredir a las fuerzas políticas que, como la nuestra, le disputan el poder. Por las acusaciones temerarias lanzadas desde la Presidencia hasta el uso faccioso de la procuración de justicia, todo se vale para descalificar al adversario. Poco les importa que quien pague los costos de estas acciones sea la sociedad”.

No sólo los partidos y sus cúpulas, sino los mexicanos todos, quieren que el sistema de justicia sea para combatir a la delincuencia organizada, para castigar actos de corrupción y para enjuiciar a quienes, en el nombre de la guerra que sostiene el gobierno panista contra la inseguridad, abusan de su poder, por lo que existen acusaciones en los organismos no gubernamentales contra agentes federales y militares que cometen violaciones a los derechos humanos de gente inocente.

De las miles y miles de muertes a raíz de la lucha contra el crimen organizado, no más de 30 sentencias firmes han sido emitidas por la Procuraduría General de la República. En cambio, se ha prestado a participar en eventos fallidos como fue el de la detención por elementos de la Policía Federal y del Ejército el 26 de mayo de 2009, de 11 presidentes municipales y 16 altos funcionarios del gobierno de Leonel Godoy, todos perredistas, y un juez del estado de Michoacán, por presuntos vínculos con el crimen organizado, a los cuales se tuvo que absolver un año después por falta de pruebas.

Lo mismo sucedió con el caso de Gregorio ‘Greg’ Sánchez, a quien un testigo protegido lo acusó de tener nexos con el crimen organizado, cuando era aspirante a la gubernatura del estado de Quintana Roo por el PRD en 2010. Fue detenido, y llevado al penal de ‘El Rincón’ en Tepic, Nayarit. Fue acusado por delitos de delincuencia organizada, por uso de dinero de procedencia ilícita y delitos contra la salud. Luego fue trasladado a la ciudad de México donde anduvo con brazalete para no salir de la capital. Al final quedó en libertad por falta de pruebas.

Luego vino el caso de Jorge Hank Rhon que fue detenido el sábado 11 de junio de 2011 junto con varios de sus colaboradores de seguridad, por supuesto acopio de armas y otros cargos que al final no pudieron ser comprobados por parte de las autoridades federales y estatales donde hubo una evidente falta de coordinación, de paso haciendo quedar mal al Ejército que realizó la detención del ex alcalde de Tijuana, acusado de tener en su casa al menos 100 armas de fuego. Al final a Hank Rohn le hicieron los mandados.

Recientemente al exigir a las autoridades federales no utilizar los instrumentos de la justicia con fines electorales, el PRI salió a la defensa de los tres ex gobernadores de Tamaulipas: Manuel Cavazos Lerma, Tomás Yarrington y Eugenio Hernández. En un comunicado, el partido que encabeza Pedro Joaquín Coldwell criticó el que se hayan hecho públicas estas investigaciones en el contexto de un proceso electoral próximo. “La difamación y la filtración mal intencionada de posibles investigaciones son ilegales y corresponden a prácticas de un gobierno autoritario”. Reiteró que el PRI no defenderá a nadie que cometa delitos, pero tampoco aceptarán el manejo “faccioso” de la justicia.

Sobre ese tema el Revolucionario Institucional pidió que el gobierno actúe conforme lo manda la ley, pero que no haya filtraciones; simplemente que actúen como lo manda la ley, punto. Algunos senadores priístas acusaron al gobierno federal de una “guerra sucia” para perjudicar a su candidato presidencial, Enrique Peña Nieto, y al partido en general en el próximo proceso electoral. Carlos Jiménez, Francisco Labastida y Francisco Arroyo condenaron la investigación en contra de los ex gobernadores y su filtración a algunos medios de comunicación. “Diría que huele a guerra sucia en contra del PRI”, señaló Labastida.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Comentarios desactivados en Uso político de la justicia

Archivado bajo uso político de la justicia

El PRI teme más andanadas

PAULINO CÁRDENAS

Se habla de que está en el horno una nueva temporada de varios capítulos en contra del PRI. El primer objetivo es su candidato Enrique Peña Nieto, a quien recientemente le llovieron epítetos de todos los calibres en las redes sociales por sus pifias y errores sobre el olvido o ignorancia de autores de libros y precios de productos básicos, queriéndolo rematar los precandidatos del Partido Acción Nacional en una orquestada estrategia de linchamiento verbal, con la intención de bajarle puntos de aceptación popular a él y su partido.

En esa nueva andanada se dice que podrían hasta hacer revivir las circunstancias del asesinato de quien fuera candidato del Partido Revolucionario Institucional, Luis Donaldo Colosio, para enfatizar que, por la ambición del poder, los priístas son capaces de todo.

Se dice también que estaría en preparación un video que se filtraría a YouTube  y a algunos medios electrónicos, en el que aparecería el candidato más adelantado en una escena comprometedora con un supuesto personaje del crimen organizado, además de exhibir las cuitas de varios gobernadores de extracción priísta que arrastran la fama de corruptos.

El otro tema que estará en primera fila es el de Coahuila y los dos Moreiras, Humberto y Rubén, ex gobernador y actual mandatario de esa entidad y quien por cierto acaba de sufrir un atentado el domingo  junto con sus escoltas. Al ex presidente del PRI, el PAN-gobierno le tiene la mira puesta por la danza de miles de millones de pesos que manejó cuando fue gobernador de su estado.

Y junto con pegado está la campaña de la revista The Economist en la que, desde el año pasado, le sigue los pasos a Peña Nieto y que igual que lo hiciera el escritor Carlos Fuentes, sigue constituyéndose en gran elector al señalar que ya ‘empezó la caída de Peña Nieto’, lo que el panismo se la cree toda y lo celebra más.

Señala esa influyente publicación que la caída del PRI y su candidato ya ha empezado y no es sólo por los traspiés que han puesto a sudar a los estrategas del tricolor, sino por el comportamiento en los sondeos del último año.

La publicación menciona un informe de Consulta Mitofsky, cuya última encuesta fue realizada antes del torbellino en que se ha visto envuelto Peña Nieto. Ahí se señala que el priista iba adelante con 44.6% de las preferencias, mientras ninguno de sus rivales logra romper la barrera del 20%. Entonces se pregunta “¿Se ven las cosas diferentes en el año nuevo?”. Sin duda en enero próximo se despejarán las dudas.

Para The Economist, la primera mala noticia que enfrentó el PRI fue el tema de Humberto Moreira, cuyo caso de sobreendeudamiento en Coahuila, la entidad que gobernaba, lo obligó a renunciar como presidente del PRI para no afectar la candidatura de Peña Nieto. “Coahuila ha logrado acumular una enorme deuda, alguna de la cual parece estar en paradero desconocido. El señor Moreira aún no enfrenta cargos.

Pero la historia, y el enfoque sin prisa del PRI para tratar con ella (la noticia apareció por primera vez en septiembre), ha revivido los viejos estereotipos acerca de supuesta corrupción dentro del partido”, indica la revista.

“El error siguiente llegó el 3 de diciembre, cuando Enrique Peña Nieto, quien es casi seguro que será el candidato presidencial del PRI, se volvió ‘hashtag’ por una pregunta simple: el nombre de tres libros que han marcado su vida, y confundiendo el nombre del autor de un famoso título. Esto último, agrega, “como el escándalo de Coahuila, reforzó la sospecha existente sobre el PRI, en este caso de que su candidato carece de sustancia”.

The Economist apunta que el tercer episodio se produjo, “cuando el diario español El País publicó una entrevista en la que Peña cometió un error en un par de preguntas de lo más sencillo: una sobre el salario mínimo (que subestimó en casi un 50 por ciento), y otro sobre el precio de la tortilla (él respondió que no era ‘la señora de la casa’)”.

Siguendo con su línea crítica agrega la revista como corolario que “estos errores reformaron la idea de los privilegiados de Peña y que no entiende lo que es la vida para los votantes ordinarios”.

Otros asuntos que en el PRI de hecho esperan, son las exhibidas públicas que el PAN-gobierno podría darle a los manejos políticos, negocios turbios y actos de corrupción de varios gobernadores que lo fueron hasta fechas recientes, cuyos nombres saltan solitos por haberse ganado la fama pública por su acendrado valemadrismo, abusos de autoridad y componendas fuera de la ley.

Esto formaría parte de la fallida estrategia que empezó con la exhibición de ‘expedientes negros’ como fue el caso de Jorge Hank Rhon a quien no le pudieron comprobar las acusaciones de acopio de armas ni de vínculos con las mafias.

Pero aún hay más como diría el desaparecido Raúl Velasco. Otra especie que recorre de manera soterrada los corrillos de la clase política, señala que hay referencias de que ‘en el momento idóneo’ podría aparecer en algunos medios electrónicos, un video o una grabación en la que el candidato Peña Nieto dialoga con un supuesto miembro de una mafia.

En broma se dice que si no será con alguno de sus padrinos políticos, aunque otros ven con preocupación que ese rumor tenga visos de convertirse en realidad justo cuando todo se asiente y vaya viento en popa.

Pero lo que más podría causar escozor es de un documental sobre la muerte de Colosio, del cual se dice siguen en busca de material que pudiera servir para el caso y una vez terminado lo subirían a YouTube y lo soltarían a algunos medios electrónicos, en el cual se daría énfasis a que, por la ambición del poder, ‘así se matan entre priístas’.

El tema resultaría muy controvertido para millones de mexicanos al tratar de remover aquel asesinato de quien hubiese sido sin duda Presidente de México, sólo por hacer quedar mal al priísmo.

Esto sería una afrenta a la memoria del malogrado candidato sononorense a la Presidencia de la República, cuyo crimen aconteció aquel 23 de marzo de 1994 en una gira proselitista que realizaba en Lomas Taurinas de la ciudad de Tijuana.

 

Comentarios desactivados en El PRI teme más andanadas

Archivado bajo Teme el PRI más andanadas

“A luchar por la justicia”

PAULINO CÁRDENAS

“A luchar por la justicia” es el clamor y el exhorto que hacen a todos los mexicanos los sobrevivientes de la familia Reyes Salazar, panaderos de oficio y luchadores sociales por convicción, de los que han sido asesinados cuatro hijos, una nuera y un nieto de doña Sara Salazar, quien expresó que estudian las ofertas de refugio en algún país porque “ya no podemos más”, en tanto que su hija Marisela señaló que seguirán defendiendo los derechos de la gente a través de su movimiento Por la Defensa de la Vida.

No saben si un grupo criminal o alguien que a sangre y fuego se ha hecho del Valle de Juárez con la ayuda de mercenarios y la colusión de las autoridades o ante la impasibilidad de éstas, pretende exterminar a todos los miembros de esa familia por haberse dedicado a defender los derechos de gente inocente que ha sufrido vejaciones, desapariciones, torturas y muerte en el estado de Chihuahua. Hasta ahora las autoridades de los tres niveles de gobierno se han mostrado negligentes en torno a los asesinatos de los hermanos Reyes y no hay detenidos.

Ojalá estos crímenes hubiesen tenido la inmediata respuesta por parte de las autoridades federales y estatales que se tuvo con el agente de Inmigración norteamericano Jaime Zapata, ejecutado hace unos días en la carretera a Monterrey y que ha tensado las relaciones entre México y Estados Unidos, en vísperas del viaje del presidente Calderón a Washington. Quizá habría que pedirle a Janet Napolitano que le exija al gobierno de México que atienda el caso, a ver si así reaccionan las autoridades estatales y federales.

Mientras tanto, el profundo dolor, la rabia y la desesperación que le han causado los asesinatos de sus hermanos llevaron a Marisela Reyes a exigirle al mandatario panista, “terminar con su pinche guerra que el pueblo no pidió” y a añadir: “Este señor que dice ser presidente nada más nos vino a militarizar y a poner federales. Es un asco; aquí es una muestra de lo que está pasando. Es una mierda; pronto va a acabar con todo. Exigimos que ya retire las tropas federales y que ya termine con esta pinche guerra sucia; el pueblo no la pidió”.

Quien hasta hace unos días realizaba una huelga de hambre para exigir que las autoridades actuaran para dar con los asesinos y las desapariciones de sus hermanos que aparecieron muertos después de ser torturados, dijo: “Esto no termina aquí. Vamos a seguir luchando para que no vuelvan otras familias a pasar lo que estamos pasando ahora. Es un gran dolor, esto no se apaga con nada; por eso como pueblo nos vamos a unir y luchar para que esto no siga pasando para que otras familias no tengan que sufrir la muerte de su madre, de su padre y de su hijo”.

Finalmente fueron encontrados los tres cuerpos sin vida cerca del poblado de Guadalupe que correspondían a los miembros de la familia Reyes Salazar, quienes habían sido privados de su libertad desde el pasado 7 de febrero. Las autoridades confirmaron que habían sido torturados antes de ser ejecutados. Se hallaron dos mensajes, en el que, según trascendió, en uno decía: “Aquí está su justicia”.

Los cadáveres fueron sepultados junto a sus hermanos Josefina y Rubén, asesinados el año pasado. Desde agosto de 2009 han sido asesinados cuatro de los hermanos Reyes Salazar, una esposa y un hijo de ellos. Hasta ahora no ha sido capturado ningún responsable de los homicidios. Este hecho, como muchos otros, ha significado otra afrenta contra la sociedad juarense por la vergonzante impunidad que impera en aquella región el norte del país, en donde la violencia y la muerte son la ley.

El pasado sábado que sepultaron en el municipio de Guadalupe a otros dos de los hermanos asesinados, Elías y Malena Reyes Salazar, y a la cuñada Luisa Ornelas Soto, rodeados por unos 500 elementos estatales y federales que prestaron seguridad desde Juárez hasta el cementerio, al tiempo en que los féretros descendían a las fosas, y la madre desconsolada defallecía sostenida por brazos de sus parientes, familiares, allegados y activistas lanzaban gritos de “¡Que vivan los Reyes Salazar y muera el gobierno criminal¡”.

El próximo sábado 5 se llevará a cabo la manifestación en el Valle de Juárez “Por la Vida y la Justicia en la Región” que encabezarán los sobrevivientes de la familia Reyes Salzar, con otros activistas.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Comentarios desactivados en “A luchar por la justicia”

Archivado bajo clamor, dolor, exigen justicia, guerra sucia, Jaime Zapata, Marisela Reyes, rabia, Reyes Salazar, Sara Salazar, Valle de Juárez

Asusta al PAN lo que pase el 5 de julio

PAULINO CÁRDENAS

De plano la dirigencia del PAN y el gobierno panista andan que no los calienta ni el sol y muy nerviosos, por los resultados que pudiera haber en los comicios que se llevarán a cabo el próximo domingo para elegir a 500 diputados, a seis gobernadores y a decenas de alcaldes, diputados locales y en delegaciones del Distrito Federal, en donde los momios parecen no favorecer del todo al PAN-gobierno.

Las encuestas y los observadores siguen mencionando al PRI como el partido que acabará capitalizando en las urnas la guerra sucia que en su contra ha emprendido el partido en el poder, sin contar el voto de los ”anulistas”que, por decenas de cientos de miles, se pudieran ir a la tierra de nadie y que, según los que dicen saber, también ello favorecería a los partidos “grandes”.

Un ejemplo de la estrategia del PAN-gobierno es la frase que ha sido utilizada en una plaza por demás fundamental para el partido albiazul en el relevo que habrá de gobernador, que señala “No dejes a Nuevo León en manos de criminales”, como si los adversarios políticos del PAN fuesen unos criminales, a la cual el PRI la contrastó con un mensaje de unión familiar.

Paralelo a todo ello, se infiere que serían millones de votos que se podrían ir a la tierra de nadie, por el hartazago de la sociedad de una clase política que no ha visto por los intereses de la sociedad, y por el comportamiento de un gobierno que no ha sabido o no ha podido enfrentar los graves problemas económicos, de carestía de la vida, desempleo y falta de oportunidades que padecen los mexicanos.

Incluso Felipe Calderón, haciéndole caso a sus asesores, hace unos días trató de voltear el chirrión por el palito al culpar a la clase politica de los grandes males que padece la nación, como si el gobierno a su cargo no fuera parte de esa misma clase política que tiene agobiada a los mexicanos por carecer de políticas públicas eficientes para contrarrestar la crisis que cada vez se generaliza más en todo el país.

En una de sus alocuciones, el mandatario panista dijo que la política es tan importante que no debería quedar sólo en manos de los políticos, instando a la ciudadanía a que se organice y tome la inicitiva de participar en la vida política del país de manera más activa, tratando de aparentar que está a favor de la corriente “anulista” que está hasta el copete de promesas incumplidas.

En el PAN-gobierno hay dudas si de veras les dará buenos resultados la guerra sucia que emprendió el dirigente nacional Germán Martínez contra el PRI, el exceso de confianza y agresiones contra los opositores en casos como el de Nuevo León, la arrogancia, amenazas y vulgares insultos como en el caso de Sonora, o la estrategia que animó a asaltar por sopresa con fuerzas federales al gobierno de Michoacán.

El próximo domingo 5 de julio en todo el país estarán disputándose 1,505 puestos entre gobernadores (6), presidentes municipales (565), diputados locales (434) y por supuesto los 500 legisladores federales que habrán de ocupar las curules de la Cámara de Diputados. Las entidades donde habrá elecciones para gobernador serán Nuevo León, Sonora, San Luis Potosí, Querétaro, Campeche y Colima. 

A pesar de todas las maromas de su dirigente Germán Martínez para tratar de denostar al PRI su principal rival partidista, así como al PRD, pocos creen que pueda ganar mayoría de votos en plazas como Nuevo León, Sonora, Veracruz, Michoacán, Tamaulipas, Coahuila, Baja California o el Distrito Federal.

Se cree que en Campeche podrían lograr el triunfo por la gubernatura, acaso por una ventaja de dos por ciento, dicen los expertos. Otras plazas donde podría tener buena respuesta el blanquiazul es en los estados de Jalisco, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro y Aguascalientes. En el Estado de México existen serias dudas de que pudiera repetir triunfos, lo mismo que en Yucatán entre otros estados. 

Ante ello, las pretensiones del PAN-gobierno de obtener mayoría en la Cámara de Diputados no están para nada garantizadas, y los descalabros que pudiera sufrir en el resto de las posiciones políticas, incluyendo las plazas que más le interesaría recuperar como Nuevo León y Sonora, pudieran ser derrotas sonadas y en peores términos de lo estimado por sus estrategas.

En fin, que el próximo domigo en las urnas, seguramente se verá de todo, desde un abundante abstencionismo que competirá con un abrumador número de votos nulos por parte de la ciudadanía en el país, hasta los que todavía creen que las promesas se podrían cumplir.

escaparate@paulinocardenas.com

Deja un comentario

Archivado bajo 1