Archivo de la etiqueta: José Manuel Mireles

Mireles preso, ‘La Tuta’ libre

PAULINO CÁRDENAS 

Las incongruencias en Michoacán siguen a todo lo que da: el médico José Manuel Mireles, quien perseguía templarios, está preso, y el dirigente de los Caballeros Templarios, Servando Gómez alias ‘La Tuta’ que debe miles de vidas y sometió a decenas y decenas de comunidades michoacanas durante años, sigue libre. El mundo al revés. Pero ese es México. Quizá lo que más molestó al comisionado Alfredo Castillo habría sido lo que dijo el médico, de que ‘La Tuta’ estaba tan bien parado con el gobierno federal, que hasta le prestaban helicópteros oficiales para trasladarse a donde él quisiera y que ‘eso lo saben todos en Michoacán’. Cierto o no, eso sacó de quicio a Castillo; y Mireles está preso porque le estorbaba. Dijo el activista que no negociará con el gobierno su salida de la cárcel.

De haber sido uno de sus más valiosos aliados, el líder de las autodefensas más destacado de todos en esa entidad, acabó siendo una amenaza para el funcionario, por las fuertes declaraciones que venía haciendo, por no haber aceptado ser parte de las fuerzas rurales que fue una maniobra para cooptar a grupos civiles armados que le estaban resultando ya un dolor de cabeza al enviado presidencial, y sobre todo y por no doblegarse ante el enviado presidencial por no estar de acuerdo en su estrategia, si es que la hay, para supuestamente aminorar la violencia y llevar la paz a ese estado. Por esas incongruencias muchos mexicanos comienzan a creer que el gobierno está coludido con los criminales y coopta a quienes se tienen que armar para defender a sus familias del crimen organizado y los cárteles de la droga.

Todo ello desesperó y sacó de quicio al comisionado, por lo que decidió ir contra Mireles y meterlo a la cárcel a como diera lugar donde acabó humillado y sobajado; la razón es que ‘retó al gobierno’. La verdad es que le estorbaba. Al menos esas son las versiones que se manejan en el caso de Michoacán que es donde ha estado puesta la atención de quienes ven que el gobierno no ha podido con el paquete -igual que no pudo el gobierno de Felipe Calderón- de disminuir la jettatura del crimen organizado en esa entidad federativa, aunque en los discursos se diga otra cosa. El líder de las autodefensas de Tepalcatepec acabó siendo el chivo expiatorio de esa ineficaz e ineficiente política anticrimen, convirtiéndose en preso político, como afirman sus seguidores a quienes ha indignado la forma en que fue aprehendido.

Molestó a Castillo que Mireles le dijera en varios tonos y en diferentes momentos que las cosas las estaba haciendo peor que mal. Las sospechas del activista comenzaron desde que sufrió el accidente aéreo donde salvó la vida milagrosamente. Siempre creyó que había sido obra del gobierno. Recordó que luego del accidente que fue traído de emergencia a un hospital del DF en donde estuvo custodiado, pero se le prohibió hablar con los medios. Otra medida fue la repentina orden que dio para que desaparecieran las autodefensas y sus integrantes que tomó el comisionado y que sorprendió mucho a sus dirigencias de autodefensas, fue la repentina decisión para que depusieran las armas de uso exclusivo del Ejército o las registraran, invitándolos después a formar parte de las fuerzas rurales.

Se preguntaban los grupos civiles armados: ¿Por qué ese cambio de actitud tan repentino después que habían venido colaborando de buena fe con el gobierno federal en la lucha contra el principal cártel que agobia a ese estado? Si bien al gobierno federal se le había ocurrido la creación de las autodefensas michoacanas, ahora quiere que los miembros de  las autodefensas pasen a formar parte de las fuerzas rurales michoacanas. Las órdenes provienen del comisionado Castillo Cervantes. Eso ha sido parte del fandango que se trae desde que llegó a Michoacán; ensaya una ocurrencia tras otra -suyas o sugeridas- y si las cosas no le salen simplemente echa marcha atrás.

Así ha estado Michoacán desde que llegó el enviado presidencial a ese estado: ensayando tácticas bajo un esquema de ‘prueba y error’. No hay una estrategia definida, si es que la hay. Una muestra es que la búsqueda, aprehensión o en su caso abatimiento del líder de los Caballeros Templarios, Servando Gómez Martínez alias ‘La Tuta’, ha quedado en el limbo. En lugar de atrapar al dirigente templario, lo cual se presumió que sería la ‘cereza del pastel’ en el caso Michoacán, se prefirió ir tras Mireles; antes la víctima había sido Hipólito Mora dirigente de las autodefensas de La Ruana que un mes después de haber sido detenido con artimañas y acusado por chismes de sus enemigos, quedó libre.

Los seguidores del médico aseguran que el dirigente de los Templarios mas le sirve vivo que muerto a Castillo Cervantes. Al parecer por ello ya no es prioridad dar con él. Se dice que es quien tiene en la palma de su mano los hilos del poder que hasta hace poco tenía y que para algunos sigue teniendo. Sigue libre porque según una versión, el capo pudo haber aceptado un pacto con el gobierno para darle información de quienes han ‘trabajado’ con él en el ámbito político, legislativo y judicial, lo que equivaldría a una suerte de ser testigo protegido sin anunciar su detención; otra versión habla de que ‘La Tuta’ optó por refugiarse en China en donde tiene amigos mafiosos.

Como sea, el caso es que las cosas en Michoacán desde hace tiempo se desbordaron y muchas comunidades quedaron a expensas de los cárteles de la droga y las mafias del crimen organizado, porque las autoridades, municipales, estatales y federales no asumieron en el momento oportuno su responsabilidad correspondiente. Hoy parece haber prisa de querer poner fin a ese desbordamiento y a ese rebase, por lo que la desesperación ha hecho presa del comisionado plenipotenciario. Pero para colmo, la encuestadora Parametría señaló que 7 de cada 10 mexicanos simpatizan con las autodefensas. Por lo pronto Castillo quitó a Mireles de en medio porque lo sacó de quicio, y porque le estorbaba; es la creencia generalizada. ‘La Tuta’, por su parte sigue libre y de pronto se volvió invisible. ¿Ahora qué sigue?

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Mireles preso, ‘La Tuta’ libre

Archivado bajo Castillo fue sacado de quicio

Video pone en evidencia a Castillo

PAULINO CÁRDENAS

Alfredo Castillo Cervantes afirmó que al ser detenido el médico José Manuel Mireles el pasado vienes en un municipio de Lázaro Cárdenas, el ex líder de las autodefensas michoacanas no había sido maltratado o encapuchado por los elementos federales que lo aprehendieron. Sin embargo, un video que circula en YouTube, de Televisa, contradice al comisionado plenipotenciario, ya que en él se aprecia al activista esposado y encapuchado, junto a sus escoltas que también fueron arrestados pero a quienes no les cubrieron el rostro, custodiados por agentes de la Policía Federal que los subieron a bordo de un helicóptero para llevarlo a Morelia, antes de ser trasladados al penal de alta seguridad del Cefereso 11 de Hermosillo, Sonora.

En una conferencia de prensa, Castillo acusó a Mireles y a tres de sus escoltas de traer armas de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas en la camioneta del médico, además de droga y comprobantes bancarios de depósitos y retiros. Otros de sus seguidores también presos por portar armas exclusivas del Ejército, señalaron que a Mireles le ‘metieron de todo’ en su camioneta, refiriéndose a las armas, mariguana y cocaína, así como papeles dizque de envíos de dinero, y 30 mil pesos en efectivo que dizque le encontraron. Todo le fue ‘sembrado’, afirmaron. ¿A quién creerle?

La abogada de Mireles, Talía Vázquez, denunció que su cliente había sido maltratado y que habían sido violados los derechos humanos del líder de autodefensas de Michoacán y que había sido ocultado su rostro antes de trasladarlo a Morelia. Castillo Cervantes desmintió esas aseveraciones. Dijo también que el médico le había confiado que lo único que traía encima era una pierna de pollo que se guardó en la bolsa del pantalón, la cual se estaba comiendo en ‘El Pollo Feliz’ de ese poblado, a la hora que le cayeron los federales.

Sin embargo, las imágenes subidas a YouTube dicen otra cosa. En ellas se ve claramente a Mireles esposado y con el rostro cubierto. Las tomas corresponden a del camarógrafo del corresponsal de Televisa en Michoacán que pasaron en el noticiero estelar del canal 2, en los momentos en que el activista y sus escoltas fueron detenidos en un restaurante de la comunidad de La Mira y más tarde subidos al helicóptero que los llevó, primero a Morelia en donde quedó a disposición de la delegación de la PGR, y más tarde al penal de alta seguridad de Hermosillo, Sonora.

El ex alcalde de Tepalcatepec, Michoacán, Guillermo Valencia, dijo que Mireles ‘ha sido exhibido como un trofeo de cacería’. Ha sido tratado “peor que el más peligroso de los criminales”, y afirmó sentirse avergonzado al saber el trato que se le da en el penal al ex vocero de autodefensas. Al parecer ni siquiera a Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán le tocó la zarandeada y el trato que le dieron a José Manuel Mireles, cuando el capo sinaloense líder del cártel de Sinaloa, fue detenido en un motel de Mazatlán la noche del 22 de febrero pasado por autoridades mexicanas y de Estados Unidos.

El Cefereso 11 de Hermosillo, Sonora, en donde se encuentra detenido Mireles Valverde tiene muy mala fama, pese a que es relativamente nuevo y que dizque es de lo más moderno de América siendo comparado con los penales de Estados Unidos. Se dice que ahí se les da a los presos un trato peor que en cualquier otro penal de alta seguridad del país. EseCentro Federal de Readaptación Social fue inaugurado por Genaro García Luna el 2 de octubre de 2012, siendo secretario de Seguridad Pública. Es sabido que en ese penal se violan todas las normas constitucionales más elementales de derechos humanos de los presos, y es a donde fue llevado el activista michoacano José Manuel Mireles.

Su abogada denunció que a ella y a sus familiares le habían puesto demasiadas trabas para hablar con su cliente en las primeras horas de la detención; en ese penal nadie tiene garantizada una comida de medio pelo, ni cuenta con la atención médica adecuada, lo que preocupaba a la familia de Mireles porque padece diabetes, lo cual resaltaba hace unos días su defensora. Un apunte de la periodista Martha Anaya en su Política para el diario 24 Horas, hace una semblanza de esa cárcel. Escribe en su columna que las medidas de seguridad y los procesos disciplinarios del penal son de lo más estrictos, además de que los reos -en su mayoría narcotraficantes- son considerados de “alta peligrosidad”.

De hecho, desde que se abrió, recibió a procesados y sentenciados del fuero federal e internos del fuero común “que requieran medidas especiales de seguridad o vigilancia”. Reos “de alta peligrosidad”, según expresión entonces de la propia Secretaría de Seguridad Pública. García Luna lo presumió como el “primer centro penitenciario federal construido con inversión pública y privada”; que sería además administrado durante 20 años con inversión privada. El penal -desplegado en 104 hectáreas- contaba con mil 200 cámaras de seguridad, detectores de metales y de drogas; rayos infrarrojos, así como 800 elementos capacitados bajo un esquema de seguridad en Estados Unidos.

Ese penal está catalogado como infrahumano y peligroso por el tercer visitador general, Guillermo Andrés Aguirre Aguilar, en torno al Cefereso 11 administrado por 20 años por el gobierno y la iniciativa privada, donde mostraba varias deficiencias graves: Traslado irregular de reos, incomunicación, encierro prolongado en celdas, inexistencia de clasificación de reos, deficiente alimentación, servicios de salud de mala calidad, falta de capacitación para el trabajo, falta de actividades deportivas, culturales y recreativas, además de personal insuficiente. Algunas de las quejas que recibió las constató la CNDH entre ellas, la incomunicación que padecían los reos.

Dijo que ni sus familiares ni abogados pudieron visitar a los internos quienes permanecían encerrados en sus celdas la mayor parte del tiempo. Comentó que tampoco estaba garantizado que la persona sujeta a prisión preventiva, tenga la posibilidad de defenderse en el proceso que se sigue en su contra. Por lo pronto, grupos de intelectuales, organizaciones civiles y luchadores sociales del país, además de autodefensas y simpatizantes de Mireles, preparan diversos actos públicos para demandar, como ya comenzaron a hacerlo, la liberación del activista michoacano a quien consideran un ‘preso político’ del gobierno peñanietista.

Comentarios desactivados en Video pone en evidencia a Castillo

Archivado bajo Video pone en evidencia a Castillo

Autodefensas apoyan a Mireles

PAULINO CÁRDENAS 

Por no haber atendido la advertencia de que las autodefensas no deberían andar armadas y desdeñar el formar parte de las fuerzas rurales, el médico José Manuel Mireles fue detenido y llevado a un penal de alta seguridad de Sonora junto con tres de sus escoltas; otros 80 hombres habían sido también arrestados por la misma causa. Los seguidores del activista integraron el grupo armado ‘Las autodefensas de Mireles’ que desde el sábado organizan protestas por la detención, y criticaron al comisionado Alfredo Castillo de ser más eficiente contra los grupos civiles que se defienden a las comunidades de los cárteles y que con él mismo han colaborado, que contra los Templarios y otros cárteles que asuelan el estado. Luego de la detención dijeron indignados: parece que tenemos a tres enemigos; para quitarnos las armas y detenernos son muy buenos, pero para ir tras ‘La Tuta’ les tiemblan las rodillas.

Exigen la inmediata liberación del líder de las autodefensas de Tepalcatepec, ya que su único pecado fue haberse negado a pactar con el crimen organizado, estar decidido a luchar por la libertad, justicia y seguridad de Michoacán que ha estado en manos de los Caballeros Templarios, y por expresar sus dudas de que el gobierno federal de veras tenga el propósito de ir tras los criminales, sobre todo de Servando Gómez alias ‘La Tuta’, ya que se hubieran querido ya lo hubiesen aprehendido porque los autodefensas les ha dicho donde están sus guaridas. Mireles había calificado de ‘traidor’ a Castillo antes de ser detenido, porque dijo que no había respetado cabalmente los acuerdos que se tomaron antes del 10 de mayo. Sus seguidores advirtieron que seguirán diversas acciones contundentes ‘de parte del pueblo Michoacano’.

Por lo pronto la abogada de Mireles, Talía Vázquez Alatorre, denunció que hubo anomalías en la detención de su cliente. Dijo que lo mantuvieron incomunicado cuando fue trasladado a Morelia y que lo habían cubierto de la cabeza para que no identificara a dónde era llevado. Fue entregado a la PGR y de ahí se cree que fue trasladado a la prisión de máxima seguridad número 11 ubicado en Hermosillo, Sonora. Fue acusado de violar la ley federal de armas de fuego, y por desacato a la autoridad. Al parecer, el médico fue sacado de las instalaciones de la Procuraduría de Justicia de Michoacán y trasladado a un Centro de Readaptación Social (Cefereso). Luego fue trasladado a Sonora. Como sea, ya fue consignado por la PGR. Mireles se reservó el derecho a declarar.

Días antes de su detención el líder de las autodefensas de Tepalcatepec declaró que había recibido amenazas para que se “aplacara” y ya no siguiera con la conformación de más autodefensas ciudadanas. En un audio difundido por el canal de YouTube -Los Grillonautas2-, el fundador de esos grupos civiles armados reveló que varios líderes de autodefensas de distintos municipios le decían que se calmara, porque si seguía buscando crear más grupos de autodefensa lo iban a ‘levantar’, además de que recibió varias llamadas, donde también le advertían del riesgo que corría. La consigna era “aplacar al doctor Mireles y a toda la gente que está con él, a desarmarlos y a levantarlos”, señaló.

Mireles indicó que las autoridades federales obstruían la labor de limpiar de templarios a Michoacán. “Sí, tenemos el temor de que hagan de nuevo los teatros que hace el comisionado con el pitufo (Estinaslao Beltrán). No es posible que en lugar de venir a apoyar la limpieza que estamos haciendo, vengan a impedir nuestros avances y además, desarmarnos y detener a toda la gente que limpiamente cree en un movimiento social”. En el audio que dura 14 minutos, Mireles destacó que ya en varias ocasiones lo han traicionado. “No quiero ser un mártir, ya me han traicionado muchas veces y si me vuelven a traicionar otra vez quiero que todo México lo sepa y, si pueden, evitarlo. Sólo quiero seguir limpiando de criminales nuestro estado”.

Pero el gobierno federal no quiere competidores en una tarea en la que han hecho más las autodefensas que las fuerzas armadas destacadas en Michoacán. Las detenciones que se han logrado han sido por los tips que les han dado los integrantes de los grupos civiles armados, que ha venido luchando contra los Templarios y otros cárteles, ante los oídos sordos del gobierno local en donde ‘La Tuta’ parecía tener de aliado al gobernador Fausto Vallejo, y su hijo Rodrigo involucrado con ese cártel. La intervención del gobierno federal fue demasiado tardía, ya que el primer año de la nueva administración, igual ignoraron los angustiosos llamados de muchas comunidades que estaban bajo el yugo de los Caballeros Templarios. Y fue tardía porque el gobierno tenía como única prioridad las reformas estructurales.

Por esa colusión y esa negligencia fue que nacieron los grupos de autodefensas, en donde el médico José Manuel Mireles Valverde fue pionero en su municipio, Tepalcatepec, en donde surgió uno de los primeros grupos civiles armados para defender a su gente de los sicarios al servicio de ‘La Tuta’ y antes de Nazario Moreno alias ‘El Chayo’ a quien el gobierno de Felipe Calderón dio por muerto, pero que fue mentira, una de tantas del panista cuando estuvo en el poder. La ‘segunda’ muerte del ‘Chayo fue en esta administración de Peña Nieto que anunció su deceso y al parecer ahora sí desapareció del mapa.

Todo esto lo sabía Fausto Vallejo y se hizo de la vista gorda, por lo que siempre fue acusado de estar coludido con el crimen organizado el cual incluso le habría aportado al menos 60 millones de pesos para su campaña, según trascendidos ahora que surgió la versión de que su hijo Rodrigo Vallejo Mora alias ‘El Gerber’ había salido en un video con ‘La Tuta’, asunto del que las autoridades de procuración de justicia se han hecho guajes ya que nada han dicho. El caso es que el ambiente en Michoacán ha vuelto a calentarse.

Y los seguidores de Mireles Valverde parece que no cejarán en su intento de que salga libre, como sucedió con el líder de las autodefensas de La Ruana, Hipólito Mora que, de igual forma, su detención transgrediendo sus derechos; fue encarcelado y luego liberado. Por lo pronto han comenzado los bloqueos de algunas carreteras y puentes en varias zonas de Michoacán, y se teme que haya una reacción en contra de sus seguidores, que podría encender la mecha en ese estado, que es para el gobierno peñanietista el talón de Aquiles de su sexenio. ¿Y Tamaulipas apá?, También. ¿Y Guerrero apá?, También. ¿Y Morelos apá? También ¿Y..? Ya chole m’hijo… ¿Estás molesto porque eliminaron a México?

Comentarios desactivados en Autodefensas apoyan a Mireles

Archivado bajo Autodefensas apoyan a Mireles