Archivo de la etiqueta: La Ruana

¿Aguantará Castillo la presión?

PAULINO CÁRDENAS

Las apuestas comenzaron a correr: unos afirman que Alfredo Castillo Cervantes, Comisionado para la Paz y Seguridad y el Desarrollo Integral para Michoacán, no aguantará la presión que se le viene encima después de la balacera y muerte, el martes pasado, de once miembros de los grupos de autodefensa antagónicos -uno encabezado por Hipólito Mora y otro por Antonio Torres alias ‘El americano’-, habiendo sido una de las víctimas Manuel Mora, hijo del fundador de las autodefensas de La Ruana; otros señalan que si el presidente Peña Nieto, jefe y amigo del comisionado plenipotenciario, insiste en sostener al ex procurador federal del Consumidor y ex subprocurador de la PGR en tierras michoacanas, correría peligro su vida y sería oootro escándalo más para el mandatario federal si llegaran a ultimar a su enviado, aún como anda rodeado de guaruras.

Hipólito Mora, además de estar muy sentido por la muerte de su hijo Manuel caído junto con otras diez gentes en la balacera que hubo entre fuerzas rurales e integrantes de la delincuencia organizada en Buenavista Tomatlán hace tres días en el rancho Las Palmeras, la cual duró más de dos horas, culpó sin ambages a Alfredo Castillo de ese crimen porque en varias ocasiones le había pedido al comisionado que interviniera y no sacara a la Gendarmería ni a la Policía Federal de la zona, ya que se quedarían solos y a expensas de narcos disfrazados de autodefensas que los podrían emboscar y matar. ‘Castillo nos dejó morir solos’, acusó el fundador de las autodefensas en Michoacán. Además, agregó, “nos tienen rodeados muchísima gente del Americano”.

Insistió en las entrevistas: “Culpo a Alfredo Castillo, el sabía de todo, muchas veces le supliqué que nos apoyara, que nos liberara de esa gente y no hizo caso y aquí están las consecuencias”. Y añadió en tono grave: “Se le concedió a Alfredo Castillo lo que quería, que nos acabaran al grupo de nosotros”. La rabia, pues, es contra el comisionado enviado por Peña Nieto a Michoacán. Los ataques estuvieron dirigidos contra policías rurales quienes son liderados por Hipólito Mora y tuvieron lugar en la tenencia de Felipe Carrillo Puerto, conocida como La Ruana. En el municipio ubicado en la Tierra Caliente de Michoacán se desplegó un operativo policial por tierra y aire para tratar de contener la escaramuza.

“El Americano” forma parte del grupo élite de la nueva corporación policiaca que integró el comisionado Castillo, el cual tiene entre sus objetivos la búsqueda y localización de Servando Gómez Martínez alias ‘La Tuta’. Sin embargo, hay al menos un video en donde aparece con el dirigente de los Caballeros Templarios, además de que tiene en su haber la acusación por secuestro en su ficha delincuencial. Aún así, el comisionado plenipotenciario lo cobijó para hacerlo parte de la policía rural, lo que le fue cuestionado por Hipólito Mora, con quien Antonio Torres tiene una rivalidad por razones sentimentales de una mujer, que supuestamente ya estaba superada. El caso es que su hijo Manuel Mora, que andaba en la bola de las autodefensas, acabó muerto el martes pasado.

Aquella orden que había dado Alfredo Castillo de que habría cárcel para aquellos autodefensas que portaran armas, solo fue aplicada contra el doctor José Manuel Mireles Valverde, jefe de las autodefensas de Tepalcatepec, quien sigue en la cárcel por no obedecer la orden. Eso le había sido criticado por Hipólito Mora quien en su momento dijo que había sido un error de Mireles no hacer caso de deponer las armas de uso exclusivo del Ejército. Sin embargo, Mora cayó en lo mismo, para defenderse del acoso de presuntos comandos al servicio de la delincuencia organizada que siguen azuzando a muchas familias en Michoacán. ¿Por qué?

En entrevista en el espacio radiofónico y televisivo de José Cárdenas, el fundador de las autodefensas de La Ruana externó su temor de que la gente de ‘El americano’ los mate a él y a sus compañeros, como ya lo había hecho con su hijo Manuel. “Estamos rodeados por gente de ‘El americano’ que protege Alfredo Castillo’. Después de acusar a los políticos a quienes sólo les interesa robar y hacerse ricos con el dinero de los mexicanos, Hipólito Mora clamó: “Señores diputados, llámenlo a cuentas”. El problema es que puede haber una reacción inesperada y a quien maten sea a Castillo Cervantes. Eso no lo puede descartar nadie. El comisionado está en medio de esa danza de venganzas, violencia y muertes.

Por el conflicto armado que ha vivido Michoacán, el presidente Peña Nieto ordenó, tardíamente, crear una Comisión por la Seguridad y el Desarrollo Integral del estado. A Alfredo Castillo Cervantes, ex Procurador general del gobierno mexiquense, ex subprocurador General de la República y ex procurador Federal del Consumidor, lo nombró comisionado. La designación fue por la necesidad de llenar el vacío de autoridad en esa entidad. El flamante funcionario sería una suerte de gobernante de facto, en tanto el priísta Fausto Vallejo que era un gobernador de membrete, fue desplazado en el mando del estado hasta que renunció.

En aquellos días el doctor José Manuel Mireles Valverde, jefe de las autodefensas de Tepalcatepec, hizo una declaración muy preocupante a la revista colombiana Semana. Dijo que ‘el movimiento comunitario haría una revolución a escala nacional’. “Viene la revolución para México. Estamos bien dispuestos a hacer un movimiento insurgente nacional en contra de todo lo que está pasando”. En un artículo titulado ‘Autodefensas a la mexicana’, la revista resumía que “desde hace meses, grupos paramilitares se están tomando el país. El gobierno está en vilo y esta nueva violencia no puede sino empeorar el desangre actual”.

Y abundó la revista Semana: “Las autodefensas tienen un terreno abonado para crecer y, desde ya, algunos jefes piensan en consolidar un movimiento nacional. Y esa es sin duda la puerta a más masacres, secuestros y más extorsiones”. Lo malo, decía, que como quedó claro en Colombia, “la violencia solo crea más violencia”. Habrá que ver lo que sucede de ahora en adelante en Michoacán, en donde ni duda cabe de que la violencia ha vuelto a retornar. La escaramuza en La Ruana fue una prueba. Habrá que ver si Alfredo Castillo aguanta la presión. Seguramente seguirá tratando de taparle el ojo al macho a base de verborrea, aunque se dice que sus días en Michoacán están contados.

Comentarios desactivados en ¿Aguantará Castillo la presión?

Archivado bajo ¿Aguantará Castillo la presión?

Seguridad, un hoyo negro

PAULINO CÁRDENAS

Muchos observadores coinciden que en materia de seguridad, México ha entrado en un hoyo negro. La desatada criminalidad podría echarle a perder el numerito al mandatario mexicano con su reciclado Pacto por México. Cuando reaccione podría ser tarde. Hasta ahora ningún funcionario del gabinete de seguridad se ha atrevido a hablarle claro al presidente Enrique Peña Nieto sobre la amenaza que representan los cárteles de la droga que siguen operando en México en la más completa impunidad, la cual parece estar regida por un elevado grado de corrupción como en el sexenio pasado, y que de seguir con esa política del silencio y del aquí no pasa nada en esa materia, el costo social y político para su gobierno puede ser impredecible y desastroso.

Aquellos mexicanos que siguen sufriendo en carne propia los embates de los sicarios al servicio de los capos que continúan operando en la más completa impunidad, están desencantados con la nueva política de seguridad que parece inexistente. Ninguna autoridad, local, estatal, ni federal quiere entrarle a poner coto a las agresiones de los vándalos disfrazados de maestros que tienen en jaque a Guerrero, Michoacán o Oaxaca, ni a los criminales embozados que siguen teniendo contra la pared al rector de la UNAM como sucedió también con la rectora de la UACM por parte de los ‘alumnos’ de ese centro de estudios o los brotes rebeldes de los ‘mentores’ de la CNTE que están en contra de la reforma educativa y que amenazan con realizar un paro nacional si el gobierno federal no les resuelve sus demandas.

Y lo que está sucediendo en La Ruana, Michoacán, está peor ya que puede ser el hito que marque una nueva etapa de disturbios y derramamiento de sangre que no se ha vivido en décadas en México. En ese lugar, la ola de hostigamiento del grupo delictivo los Caballeros Templarios contra la población, ha llegado al grado de una amenaza abierta de que mañana 10 de mayo, Día de las Madres, tienen preparado un ‘regalito ejemplar’, para acabar con los grupos civiles de autodefensa que han surgido ahí ante la parálisis y miedo de las autoridades que no han servido más que para coludirse con ese tipo de organizaciones y sumarse en contra de gente inocente y de trabajo, que lo único que quiere es vivir en paz.

Ese mismo esquema de extorsiones, secuestros, torturas y asesinatos a mansalva, se ha venido repitiendo en otras entidades del país, ante la indolencia de las autoridades. Hay una mezcla de debilidad y miedo por parte de los encargados de garantizarle seguridad a la población que por eso ha tenido que reaccionar, armarse y defenderse. Y ante los embates cada vez más violentos de las bandas criminales, los inconformes que ya están hartos de tanta debilidad gubernamental están dispuestos a hacerse justicia por su propia mano, mientras el gobierno federal y los gobiernos estatales y municipales, incluido el DF, no pasan de hacer llamados al diálogo y a la concordia que ningún delincuente atiende.

Para Peña Nieto el Pacto por México ha sido lo más importante desde que inició su gobierno. Considera que ese instrumento político será el ábrete Sésamo para alcanzar los logros que requiere el país y que será catapulta para que en el Congreso sean aprobadas  las reformas estructurales que propone el mandatario priísta, sin importar que ese instrumento político en el que cree ciegamente el mandatario priísta haya venido a sustituir el papel del Poder Legislativo aunque se niegue. Incluso entre los integrantes de las cúpulas partidistas de oposición que forman parte del Consejo Directivo del Pacto y los coordinadores legislativos, empieza a haber serias discrepancias.

Su prioridad había venido a menos a raíz de que el dirigente del PAN hizo público que los recursos que irían para los pobres que más padecen hambre en el país, en Veracruz estaban listos para darles grandes mordiscones al presupuesto de la Sedesol, destinados a la compra de votos a favor del PRI y ganar las elecciones del próximo 7 de Julio, por lo que Acción Nacional amenazó con salirse del Pacto, decisión que fue secundada por el PRD. Esto puso en aprietos al gobierno federal, por lo que Peña ordenó hacer un receso hasta que las ovejas negras regresaran al redil. El mexiquense sabía de antemano que regresarían por una simple razón: Porque sus dirigentes no iban a perder los recursos del erario para su subsistencia. Por eso PAN y PRD acabaron declarando que ‘México es primero’. Simulación y cinismo juntos. Con eso vino el relanzamiento del pacto de conveniencias políticas con un ‘adendum’ con olor a chantaje.

El hecho es que en el tema de seguridad, el gobierno priísta ha ordenado meterle freno a la persecusión armada contra las organizaciones delictivas del narcotráfico y del crimen organizado, y ha optado por la política del silencio en los medios, en aras de no quererse parecer a la estrategia de la administración anterior. Hay una evidente parálisis. Ello tendrá sin duda un costo social y político muy elevado, conforme los conflictos se vayan multiplicando en todo el país y se conviertan en incontrolables. El gobierno federal está entrando en un hoyo negro que no tiene fondo y del que difícilmente podrá salir, si no endereza el rumbo en materia de seguridad. Por más fiesta que se le haga a las reformas estructurales como la que se anunció ayer con bombo y platillo en el Castillo de Chapultepec.

Twitter:@Paulinocomenta

Comentarios desactivados en Seguridad, un hoyo negro

Archivado bajo Seguridad un hoyo negro