Archivo de la etiqueta: los 43

Hubo rechazo mutuo de propuestas

PAULINO CÁRDENAS 

Juntos en el Museo Tecnológico, pero no revueltos a la hora de hablar con los medios. Cada cual dando su versión de la reunión que duró más de cuatro horas. Una vez que terminó el encuentro, los padres de los 43 normalistas desaparecidos ofrecieron una conferencia de prensa en el Zócalo capitalino, mientras que el gobierno federal hizo lo propio en el Club Naval.

Lo dicho por los voceros de los familiares de los normalistas denotó la decepción que tuvieron en ese segundo encuentro con el presidente Peña Nieto quien no se atrevió, dijeron, a hablarles con la verdad, dejando intocado el argumento de la ‘verdad histórica’ como muchos mexicanos también lo suponían.

Antes de que comenzara la reunión de manera formal, le habían hecho entrega al mandatario de un pliego de peticiones con ochos propuestas que al final, dijeron, Peña no se comprometió a cumplir. Señalaron también que los seis puntos que les propuso el jefe del Ejecutivo, no los aceptarán porque no son sustanciales y son compromisos ya acordados.

También, indicaron en conferencia de prensa, no aceptarán un tercer peritaje ni una fiscalía especial como les ofreció el presidente de la Republica. Manifestaron que el caso de los desaparecidos amerita una investigación específica. Por eso pedimos una instancia que se avoque a la búsqueda y otra a fincar responsabilidades a los funcionarios.

Para el gobierno federal se cumplió con las expectativas y que las cosas marcharán de común acuerdo con los dolidos padres y madres de los 43 desaparecidos; les ofreció la creación de una unidad en la PGR para continuar las investigaciones, que no aceptaron.

Se dijo también que el caso no está cerrado, que no habrá carpetazo y que se incorporarán las investigaciones conclusiones del Grupo de Expertos de la CIDH. El gobierno federal está del lado de los padres de las víctimas del caso Ayotzinapa, comentó como acto de consolación.

En fin, lugares comunes que el gobierno estima que con eso, los familiares quedaron convencidos aunque eso dista mucho de ser realidad. Mas de lo mismo diría el clásico. Pero la indignación quedó incólume. Está más allá de más promesas.

Hay otros pendientes del gobierno federal y los gobiernos estatales como el de Guerrero, contra los alumnos de la escuela rural ‘Raúl Isidro Burgos’ de Ayotzinapa y otras escuelas rurales que para los gobiernos en turno han sido considerada como nido de guerrilleros.

Se quejaron de que el jefe del Ejecutivo no se atrevió a reconocer abiertamente que las investigaciones realizadas por el Grupo de Expertos de la Comisión Internacional de Derechos Humanos hayan echado abajo los argumentos del ex procurador Jesús Murillo Karam.

Nuevamente el jefe del Ejecutivo se fue por la tangente y a como pudo esquivó las reiteradas acusaciones sobre las mentiras que a su juicio argumentó el ex funcionario de la PGR para justificar el caso de las desapariciones e insistir en que fueron incinerados y sus cenizas echados a un río.

Otra vez nos dieron atole con el dedo, comentaron amigos de los familiares de los 43 después del largo encuentro con Peña Nieto celebrado en el Museo Tecnológico de la capital del país. Y con esa decepción, la desesperanza de encontrar a sus hijos con vida aumentó. Esperaban más. Pero no hubo mas.

El jefe del Ejecutivo les indicó que su gobierno estudiará el pliego de peticiones y exigencias que le formularon, en virtud de que los acuerdos de la primera reunión fueron cumplidos a medias. Creen que al final será la misma le vuelven a dar largas al caso y ahí se la llevarán apostándole a que con el tiempo se olvide el asunto como ha sucedido con muchos otros casos.

Con eso se irá el sábado el presidente Peña Nieto a Nueva York. Allá intervendrá en la Asamblea General de la ONU. También sostendrá un encuentro con el secretario general de ese organismo, Ban Ki-Moon; participará en dos Cumbres de Jefes de Estado: la de Adopción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sustentable y Sobre Mantenimiento de la Paz en una reunión con los presidentes de Perú, Chile y Colombia.

Se va justo en la fecha que se cumple un año de la desaparición masiva forzada de los normalistas y día en que paradójicamente se celebrará por primera vez en México el Día Nacional Contra la Desaparición Forzada aprobada hace unos días en la Cámara de Diputados, y que hoy por hoy resulta una burla más del gobierno federal para quienes sufren en carne propia los rescoldos de esos criminales hechos.

Si desde antes de la segunda reunión del presidente con los familiares de los 43, ya habían comenzado los disturbios en varias partes del país, en los siguientes días se espera que esos actos pasarán de la protesta al vandalismo, como repudio a la falta de sensibilidad y decisión del jefe del Ejecutivo.

Quizá habría reflexionado bien lo que le habría dicho el ex procurador de que, si desistía de la versión de la ‘verdad histórica, ‘si caigo yo, caes tú’ que, según versiones, habrá comentado el ex funcionario a algunos de sus allegados.

Habrá que ver con los días, las semanas y los meses si tiene razón la representante para las Américas de Amnistía Internacional (AI), Ericka Guevara Rosas, quien aseveró que si el gobierno mexicano no se corregía el rumbo de la investigación de los desaparecidos, el presidente Peña Nieto sería visto en el mundo como “facilitador de estos horrores”.

Anuncios

Comentarios desactivados en Hubo rechazo mutuo de propuestas

Archivado bajo Hubo rechazo mutuo de propuestas

Solo el gobierno cree sus historias

PAULINO CÁRDENAS

El gobierno federal ha dado a conocer la supuesta identificación de uno de los estudiantes desaparecidos en Iguala, interpretando a su modo el parte de los científicos de la Universidad de Innsbruck, así como la detención de El Gil, jefe de sicarios de Guerreros Unidos, una de las piezas clave que participaron en la desaparición de los 43 normalistas el 26 de septiembre del año pasado, lo cual provoca la desconfianza de los mexicanos.

Ello porque ambas informaciones se dan a conocer a pocas horas de la reunión que sostendrá el presidente Enrique Peña Nieto con padres y madres de los estudiantes de la escuela rural de Ayotzinapa este jueves y a unos días que se cumpla un año de esa desaparición masiva forzada. Apoyándose en la maquinaria mediática que el gobierno tiene bien aceitadita, trata de hacer creer esas dos historias. Y sin duda esta semana habrá más informaciones en su afán de insistir en su ‘verdad histórica’.

Para los familiares de los normalistas desparecidos, la interpretación que la PGR le dio al parte de los investigadores de la Universidad de Innsbruck, en Austria, respecto del adn que le fue tomado a la madre de Jhosivani Guerrero de la Cruz uno los estudiantes desaparecidos, a ellos les parece que la argumentación que le da la procuradora Arely Gómez, es una interpretación a modo al dar por hecho que sí las pruebas sí corresponden al joven de 21 años.

Señalan que los científicos, en su reporte, indican que la prueba de los análisis mitocondrial de una de las muestras óseas practicado por los científicos en aquella nación, arrojó “evidencia moderada” con las muestras obtenidas de la madre. Nunca dijeron categóricamente que sí correspondían a Jhosivani. También están molestos porque una vez que tuvieron conocimiento del parte científico, de inmediato el gobierno federal lo dio a conocer a los medios que dieron por buena la interpretación de la PGR.

Los familiares de Jhosivani reclamaron de inmediato en una carta dirigida a la titular de la PGR, de que se pretende hacer creer a la sociedad que los restos encontrados sí corresponden a los del normalista. Le reprocharon también el haber dado a conocer primero a los medios de comunicación los resultados de la investigación antes de hablar con ellos. El acuerdo había sido que primero se le informaría a los familiares y luego a los medios.

También se quejaron de la supuesta aprehensión sin violencia alguna, de Gildardo López Astudillo, alias El Gil o El Cabo Gil. Al respecto manifestaron: “Se nos hace mucha coincidencia que cuando supuestamente encuentran los restos de otro normalista detienen a la supuesta pieza clave del caso Ayotzinapa”. Es otra información del gobierno federal que se presta a sospecha por las circunstancias en que se dieron según las autoridades que lo aprehendieron, dicen, en Taxco, Guerrero.

Lo mismo con la detención de Gildardo López Astudillo, alias El Gil o El Cabo Gil, sin que haya habido resistencia de parte del sicario con fama de sanguinario matavidas. Pareció mas bien un montaje de una entrega pactada de antemano, como las que hacía en el sexenio pasado Genaro García Luna, titular de la secretaría de Seguridad Pública federal, con la anuencia de su jefe Felipe Calderón.

El Gil o El Cabo Gil es uno de los personajes clave en el caso. Cuando justo estaba en su apogeo la supuesta investigación de la desaparición masiva forzada de los jóvenes normalistas en Iguala la noche del 26 de septiembre pasado, el sicario le habría avisado el 26 de septiembre a su superior en armas, Sidronio Casarrubias, considerado el líder máximo del cártel Guerreros Unidos, del conflicto suscitado en Iguala, con la llegada de normalistas en varios autobuses.

Los estudiantes habían tomado varios camiones para ir a Iguala y boicotear una celebración de la entonces directora del DIF de ese municipio, María de los Ángeles Pineda Villa, esposa del alcalde de ese municipio, José Luis Abarca. Se dice que ahí se anunciaría el ‘destape’ de la esposa como candidata a la alcaldía y sucesora del marido. Se presume que ambos pertenecían al cártel Guerreros Unidos vinculado al de los Beltrán Leyva. Hoy ambos están en la cárcel.

Señalan las crónicas de entonces, que al enterarse Abarca de las intenciones de los normalistas, dio la orden a las policías de Iguala y de Cocula que fueran tras ellos y les impidieran llegar a Iguala. Sidronio le habría dicho a su lugarteniente El Gil que cumplieran la orden dada por Abarca. Fue cuando las policías de ambos municipios persiguieron y atacaron a los estudiantes y al final se los llevaron en varios vehículos de esas corporaciones.

Según las investigaciones de la PGR, El Gil, jefe de sicarios de Guerreros Unidos, fue quien informó, a través de un mensaje vía celular, a Sidronio Casarrubias el conflicto suscitado en Iguala el 26 de septiembre, con la llegada de normalistas en varios autobuses.

“El mensaje es muy claro. En el mensaje le dice: ‘Nos atacaron Los Rojos, nos estamos defendiendo’. Y en el mensaje del día siguiente le dice: ‘Los hicimos polvo y los echamos al agua, nunca los van a encontrar’. Es textual el mensaje”, dijo el entonces procurador general Jesús Murillo Karam.

Lo que llama la atención es que esa detención de El Gil en un lujoso fraccionamiento de Taxco, fue prácticamente silencioso, sin disparo alguno, sin violencia, y en el más completo sigilo. Como fue la supuesta captura del Chapo Guzmán en Mazatlán el año pasado.

Todo mundo cree que esa detención fue pactada de antemano porque se da a conocer en vísperas de la reunión de Peña Nieto con los familiares de los desaparecidos y a unos días de que se cumpla un año de esa desaparición masiva forzada, junto con el reporte de la Universidad de Innsbruck.

Comentarios desactivados en Solo el gobierno cree sus historias

Archivado bajo Solo el gobierno cree sus historias