Archivo de la etiqueta: Los Pinos

Suena Osorio pero Beltrones más

PAULINO CÁRDENAS

César Camacho Quiroz está por terminar su encargo al frente del Partido Revolucionario Institucional y la pregunta es quién lo sucederá. Quien llegue al frente del PRI habría de trabajar para que el presidente haga el juego a su manera para la sucesión de quien en teoría -obvio si ganase en 2018- vendría a relevarlo en Los Pinos. Muchos voltean a ver al actual secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, hombre de todas las confianzas del mandatario federal como para cumplir esa misión. Sin embargo, el nombre de Manlio Fabio Beltrones sigue ganando simpatías dentro de su partido.

Se vio claro con los tributos que le rindieron al sonorense el sábado en la fiesta de la ‘unidad’ priísta celebrada en la sede del partido en el poder, en donde fue el más saludado y apapachado después del presidente Enrique Peña Nieto. Pero ¿el presidente lo querría en el PRI? También se habla de que podría llegar a Gobernación si el actual titular fuera el relevo de Camacho Quiroz. ¿Sería la otra opción? La pregunta que debe estarse haciendo Peña Nieto es ¿qué debo hacer con operador político tan incansable y sin parangón?

Por su experiencia; porque le debe algunas, al menos dos muy importantes. La primera, fue en noviembre de 2011 cuando el entonces senador por Sonora le cedió el paso a Peña para ser el abanderado del PRI para la presidencia de la República. Otra, el trabajo de cabildeo que realizó al interior de la bancada priísta y con los que comandaban a la oposición en el Congreso cuando estaba en su apogeo el Pacto por México, cuyos buenos oficios facilitaron la aprobación de las reformas estructurales en el Legislativo. Fue el más influyente operador para que dichas reformas fueran aprobadas.

Antes, como senador de la República, Beltrones se había centrado en la promoción de modificaciones legislativas, como la reforma del Estado, la política, la fiscal, la electoral, la energética y la del sistema de pensiones. Luego vino la etapa de las reformas estructurales surgidas en el seno del Pacto y propuestas al Congreso por Peña Nieto, en donde el sonorense logró liderar no solo al grupo parlamentario de su partido, sino que influyó en los de la oposición para que fueran aprobadas.

Quizá la faena política mas importante que la de las reformas fue cuando declinó a ser prospecto priísta para ser el abanderado priísta para las elecciones de 2012, cediéndole el honor a Peña Nieto. Beltrones es un hombre de experiencia política que muchos le reconocen, incluida la oposición. Sabe esperar turno, que en esos quehaceres la paciencia es clave. El hecho es que ha sabido granjearse el reconocimiento y respeto de propios y extraños que, hoy por hoy, podría ser su mejor capital, la razón y causa de planear lo que dejó pendiente en noviembre de 2011.

Fue la noche del lunes 21 del mes de noviembre de ese año, cuando Manlio Fabio decidió dejar la contienda como aspirante a la Presidencia de la República, en aras de una candidatura de unidad. La convocatoria del tricolor para el registro de precandidatos a la presidencia de la República indicaba que ésta debía darse el 27 de noviembre. El otro aspirante era Enrique Peña Nieto y se rumoraba que Nueva Alianza, partido con el que pretendía ir en coalición el PRI, había condicionado su participación a que fuera Peña y no Beltrones el abanderado del tricolor.

La razón es que el ex gobernador de Sonora guardaba una mala relación con Elba Esther Gordillo, lideresa vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, sobre cuya base se fundó el Panal. Cuando el entonces senador sonorense decidió hacerse a un lado manifestó en un desplegado que se hizo público: “Es necesario consolidar las tendencias electorales que favorecen al Partido Revolucionario Institucional con una candidatura de unidad”.

Dijo entonces: “He decidido no participar en el proceso interno por la candidatura presidencial, optando por ser un hombre útil al interés de mi país y de mi partido, al que sueño renovado y liderando la construcción de una nueva nación prospera y segura. “No tengo obsesiones personales y menos abrigo conductas mezquinas. La decisión de no participar en la contienda interna no es un sacrificio, es mi aportación para la victoria del PRI en 2012”.

Con la declinación de Beltrones, y al no inscribirse otros aspirantes por la candidatura priísta, el ex gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, se enfrentaría así contra el ex candidato presidencial perredista Andrés Manuel López Obrador quien había superado a Marcelo Ebrard en la encuesta para definir al candidato de la izquierda, y contra Josefina Vázquez Mota que resultó electa en el PAN para abanderar a ese partido.

Manlio Fabio Beltrones comenzó su carrera en su natal Sonora durante las presidencias priistas, pero la consolidó en los dos sexenios panistas. Primero agotó las posibilidades en su estado natal: dirigió al Comité Ejecutivo Estatal de su partido (1985), fue secretario de gobierno y luego gobernador de 1991 a 1997.

En ese año, el diario The New York Times publicó un reporte de la DEA, agencia antidrogas de Estados Unidos, en el que se le acusaba de proteger al narcotraficante Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los Cielos”. Beltrones negó los señalamientos y pidió a las autoridades mexicanas que los investigaran. El mismo año, la PGR calificó como “calumnias” y “difamaciones” las afirmaciones de los autores del texto, los periodistas Sam Dillon y Craig Pyes.

A nivel federal, Beltrones ha sido subsecretario en la Secretaría de Gobernación (1988-1991) y, después de la transición, logró proyección como secretario general de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) y como coordinador de los diputados del Sector Popular del PRI. Presidió también la Cámara de Diputados de 2004 a 2005 y el Senado en dos ocasiones, de 2006 a 2007 y de 2010 a 2011.

Todo un cúmulo envidiable experiencia política que rebasa al más pintado de los prospectos, no solo para dirigir al PRI o para ser titular de Gobernación, sino para llegar a Los Pinos. Miguel Ángel Osorio Chong suena, pero Manlio Fabio Beltrones suena más.

Anuncios

Comentarios desactivados en Suena Osorio pero Beltrones más

Archivado bajo Suena Osorio pero Beltrones más

Dinero hay, pero para dispendios

PAULINO CÁRDENAS

Sonó a quimera esa declaración del presidente Enrique Peña Nieto de que el Estado está domando “la condición humana” mediante un combate real a la corrupción, con el establecimiento del Sistema Nacional de Transparencia y la ley anticorrupción. Solo que para echar a andar esos aparatos burocráticos -que luego no sirven para nada- se requiere mucho dinero. Los recursos no alcanzan porque en gran medida el gobierno federal -y los gobiernos estatales-, lo usan para gastos superfluos, no para acabar con la corrupción ni mucho menos.

Al hablar en la ceremonia inaugural del Consejo del Sistema Nacional de Transparencia el jefe del Ejecutivo federal señaló que los lineamientos del Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información, servirán para domeñar “auténticamente, la condición humana”, lo cual sonó a buenos propósitos. Cada cambio de gobierno federal sus titulares llegan a lo mismo, a anunciar el combate a la corrupción. Solo que esos propósitos se quedan en buenos deseos porque nunca se aplica la ley como debiera, aunque haya instancias para eso.

En el caso del anuncio que hizo Peña Nieto, fue la comisionada presidenta del Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información, Ximena Puente, quien le bajó los ánimos al Ejecutivo Federal, al señalar que para que funcionen el Instituto se necesitarán muchos recursos del erario. Y ahí es donde la puerca tuerce el rabo, ya que los recursos fuertes se usan para varios rubros que nada tienen que ver con esos propósitos. Al contrario.

Los recursos de la Federación suelen ser utilizados para gastos superfluos. Se ha gastado en la compra de equipo bélico a varios países, como si México estuviera en guerra, cuando la verdadera guerra, que debería ser contra el crimen organizado y los cárteles de la droga, solo se administra, como sucedía en el régimen panista de Felipe Calderón. Desde que inició el actual sexenio, se ha publicado y documentado gastos que nada tienen que ver contra la corrupción.

Cada sexenio el gobierno que llega se dedica a ejercer gastos, en medio de una falta de transparencia y desdén por la rendición de cuentas. El régimen que encabeza Peña Nieto no ha sido la excepción. La Presidencia de la República ha incurrido en el mayor sobregiro presupuestal de los últimos 14 años, como lo hizo público la periodista Anabel Hernández en un extenso reportaje en el semanario Proceso en noviembre pasado.

Señala que durante 2013, el primer año de gobierno de Peña Nieto, en el marco de ostentosas remodelaciones, redecoración y construcciones en Los Pinos, la Presidencia gastó mil 169 millones de pesos adicionales a su presupuesto autorizado por la Cámara de Diputados para ese ejercicio fiscal.

Pese a que se le aprobaron 2 mil 104 millones de pesos, dicha instancia erogó 3 mil 273 millones gracias a ampliaciones presupuestales que le concedió unilateralmente la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), encabezada por Luis Videgaray, el funcionario que más influye en Peña Nieto. Esto implicó un gasto adicional de 55.5 por ciento sobre lo aprobado por el Congreso, proporción superior a los excesos que en el mismo rubro registró la Presidencia en los sexenios de los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón.

En 2014, de enero a junio, la Presidencia incrementó su presupuesto en 24% más de lo autorizado, también gracias a las ampliaciones presupuestales que le ha otorgado la SHCP. Su presupuesto, de 2 mil 200 millones de pesos, ya se había ampliado hasta junio pasado a 2 mil 734 millones, y todavía falta el segundo semestre, según el “Informe sobre la situación económica, finanzas públicas y la deuda pública” que Hacienda entregó al Congreso, correspondiente al segundo trimestre de este año.

En cambio, Hacienda les disminuyó el presupuesto aprobado por los diputados a la Secretaría de Gobernación, la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Economía. La revista había publicado en su número 1976, datos de la ostentosa remodelación de la residencia Miguel Alemán para transformar las oficinas en el nuevo palacete afrancesado que habitan Peña Nieto y su familia. También hubo dinero para la construcción de un nuevo edificio en Los Pinos para albergar el despacho del jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño.

Todo eso, además del escándalo de la llamada ’casa blanca’ de las Lomas de Chapultepec y por los viajes que han realizado su esposa y sus hijas, así como el ostentoso gasto en el viaje que realizó el pasado 3 de marzo el presidente Peña Nieto a Londres para hacer una visita oficial a Gran Bretaña; el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) dio a conocer que el viaje que duró dos días costó 7.1 millones de pesos.

Lo último fue que la Primera Dama y su hija Sofía Castro, aparecerán en la portada del 1 de julio la revista del corazón ¡Hola! con motivo de la fiesta de graduación de la joven, de la cual se publicarán en su próximo número 30 fotografías en 14 páginas.

El pasado 7 de abril, la Primera Dama fue captada junto a sus hijas y con algunas amigas por las cámaras de Telemundo mientras realizaba un recorrido por las tiendas mas exclusivas de Beverly Hills, una de las zonas más caras de Los Ángeles. Además de la compra de ropa de marca en la que se gastan miles y miles de dólares.

Lo mismo sucede en los gobiernos de los estados, en donde sus titulares tienen carta blanca para gastar en lo que quieran, sin que las medidas de transparencia sean atendidas, y menos las irregularidades que detecta la Auditoría Superior de la Federación. Por eso, porque no se predica con el ejemplo, es que los recursos del erario no alcanzan para remediar la corrupción en México. Y como dijo don Teofilito, ni alcanzarán.

 

 

Comentarios desactivados en Dinero hay, pero para dispendios

Archivado bajo Dinero hay pero para dispendios

¿Quién protege a Ángel Aguirre?

 PAULINO CÁRDENAS

Desde que andaba en campaña para gobernador de Guerrero, el ex mandatario de ese estado, Ángel Heladio Aguirre Rivero, había dejado correr la especie de que era ‘compadre’ de Enrique Peña Nieto y que su candidatura estaba consensuada con el PRI. Con eso quiso amarrar el triunfo. La gente de Peña dejó correr el rumor. Lo cierto es que en el caso del ex gobernador de Guerrero, parece haber un blindaje proveniente de Los Pinos para proteger al supuesto verdadero jefe del clan Aguirre. No se sabe si esa protección venga del principal huésped de la casa presidencial o de alguien que, además del fuerte ascendiente que debe tener sobre el primer mandatario, ha tenido supuestos vínculos de negocios con Ángel Heladio.

Por medio de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público solicitó el pasado 23 de enero a la Procuraduría General de la República, que ejercitara acción penal en contra del ex gobernador de Guerrero Ángel Heladio Aguirre Rivero, por su involucramiento en operaciones con recursos de procedencia ilícita. Pero la institución no procedió contra el ex mandatario. Sí, en cambio, lo hizo contra la red de ex funcionarios públicos de esa entidad que participaron junto con Aguirre Rivero en triangulaciones que sirvieron para ocultar el desvío de más de 287 millones de pesos de recursos estatales y federales que estaban destinados a la construcción de obras públicas.

De hecho, esa denuncia de la UIF fue la base para la aprehensión del hermano del ex gobernador, Carlos Mateo Aguirre Rivero, un sobrino de ambos, y seis miembros de la familia Hughes. Sin embargo, en la petición de la Unidad de Inteligencia Financiera se mencionaba a otro de los Aguirre Rivero, Floriberto Rafael, así como a la cuñada de Ángel Heladio, Ana María Zavala Barros. Mateo Aguirre había tenido cargos relevantes y había conformado un clan de ratas para esquilmar al erario federal y estatal con recursos para beneficio propio. Se le acusa de peculado y de presunto lavado de dinero.

En 2012 Mateo Aguirre había sido nombrado coordinador general del Ejecutivo local, es decir, que era quien maneja de hecho todos los asuntos del entonces gobernador, Ángel Aguirre. Además, fue delegado en Morelos de la Secretaría de Transportes y Comunicaciones en 2013. Mateo Aguirre fungía como uno de los operadores que gestionaba obras públicas con empresarios durante la administración de su hermano Ángel Aguirre, en Guerrero. En estas negociaciones también participaban un sobrino del ex mandatario guerrerense, y los hermanos Hughes.

En medio de todo esto, y al no proceder la PGR a la solicitud de investigación a Ángel Heladio Aguirre que le había formulado la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, comenzaron las sospechas. ¿Por qué, teniendo elementos de prueba ofrecidas por la UIF, el procurador Murillo Karam no ordenó abrir una investigación contra el ex gobernador de Guerrero a quien ya se le acusaba también de haber tenido que ver con los hechos de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa?

Lo más que sucedió fue que, por el caso de los 43 normalistas desaparecidos el 26 de septiembre del año pasado, pidió licencia como gobernador; pero hasta ahora ninguna instancia de la Procuraduría General de la República lo ha invitado a declarar, ni sobre el caso Ayotzinapa, ni sobre el caso del saqueo al erario federal y estatal de Guerrero siendo él gobernador, delitos por los que su hermano Mateo está en la cárcel junto con otros familiares y sus compinches de la familia Hughes. ¿Quién es, pues, el poderoso padrino de Ángel Heladio Aguirre Rivero? ¿Por qué oficialmente no le han girado orden de presentación? Se dice a manera de chisme que es ‘compadre’ del presidente Peña Nieto.

El cuento comienza cuando, andando Ángel Heladio en campaña para gobernador, y Peña Nieto señalado como candidato para presidente de la República, Aguirre Rivero dejó correr la especie de que su candidatura era bien vista por el PRI y por su ‘compadre’, el ex gobernador del estado de México, quien sin duda ganaría la elección para Presidente de la República una vez que lo postulara oficialmente su partido. Para gobernador del estado de Guerrero compitieron Ángel Aguirre Rivero, por la coalición Guerrero nos Une, integrada por el PRD, PT y Convergencia, y Manuel Añorve Baños, por la coalición Tiempos Mejores para Guerrero integrada por el PRI, PVME y PANAL. Marcos Efrén Parra Gómez, por el PAN, aunque éste último declinó por Ángel Aguirre, cinco días antes de la elección.

Se supone que Peña debió ir a apoyar al candidato del PRI, Añorve Baños, pero nunca lo hizo. Eso lo capitalizó Aguirre para decir que era porque quien quería que ganara la gubernatura del estado era él y no el candidato del tricolor. El  31 de enero de 2011 Ángel Heladio ganó las elecciones de su estado. Y el 17 de diciembre de 2011 Peña Nieto fue designado candidato oficial de su partido.  El cuento de que eran ‘compadres’ nunca se desmintió. Ahora, ese cuento para muchos mexicanos parece tomar visos de verdad, porque hay un manto protector que parece descender de Los Pinos, en apoyo a quien sin la menor duda le debe muchas a su pueblo y a los mexicanos.

Si la especie que dejaron correr Ángel Heladio y Peña -su gente pues- de que eran ‘compadres’ y que su candidatura para ser gobernador de Guerrero tenía la anuencia del PRI y del propio ex gobernador mexiquense, hoy toma otra connotación. Si esa candidatura estaba consensuada por el PRI y por su ‘compadre’, hoy por hoy tiene un significado de verdad, aunque no lo fuese. Esto porque el manto sagrado que protege al ex gobernador Aguirre Rivero, no puede provenir de una instancia menor. Si la PGR no se atrevió a investigar a Ángel Heladio lo que con pruebas le planteó la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en enero pasado, debe ser por algo. Habrá pues, que indagar qué es ese ‘algo’.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios desactivados en ¿Quién protege a Ángel Aguirre?

Archivado bajo ¿Quién protege a Ángel Aguirre?

Cártel antiPeña se radicaliza

PAULINO CÁRDENAS

Habrá que ver hasta dónde avanzan las manifestaciones de protesta del cártel antiPeña que parecen transitar hacia la rebelión. Ayer por lo pronto hubo algunos heridos y detenidos. El mensaje de las acciones emprendidas entre el 1 de diciembre de 2012 y el 31 de agosto por parte del gobierno que encabeza el priísta Peña Nieto, podría quedar opacado por la información de los disturbios patrocinados por los que integran el cártel político que está en contra del jefe del Ejecutivo federal, cuyas noticias e imágenes negativas le han dado varias veces la vuelta al mundo en las últimas dos semanas, haciendo aparecer a México como un país en conflicto, con gobiernos débiles, capoteando la furia de los diferentes grupos radicales que podrían provocar daños a los cimientos institucionales. El Ejército y la Policía federal se han ocupado de vigilar que no haya disturbios y no se efecte a terceros. La peor parte se la han llevado hasta ahora los efectivos y granaderos de la Policía capitalina; usaron cadenas, palos, piedras y bombas Molotov en su contra.

Activistas del YoSoy132 supuestamente al servicio de Andrés Manuel López Obrador, encabezaron una marcha que caminaba con rumbo al Palacio Legislativo de San Lázaro. De pronto se les unió un grupo de alrededor de 60 encapuchados que dijeron ser ‘anarquistas’ y que agredieron a policías que los conminaban a no provocar disturbios, por lo que un destacamento de granaderos tuvo que utilizar en su contra gases lacrimógenos; no obstante, algunos de los encapuchados traían puestas máscaras antigases; incluso portaban escudos como los que utiliza la Policía. Se calcula que la marcha la iniciaron alrededor de unos seis mil manifestantes que habrían partido de diferentes zonas del Distrito Federal para dirigirse a la sede del Congreso de la Unión, a la que se unieron los ‘profesores’ de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Hubo varios enfrentamientos en el curso del día.

La marcha pretendía impedir la entrega del primer informe presidencial Enrique Peña Nieto que estaría a cargo del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y que entregó oficialmente una vez instalado la 62 Legislatura en su segundo año en el Congreso de la Unión con lo que da inicio el periodo de sesiones ordinarias del Legislativo. De esta manera el conflicto de la disidencia magisterial, junto con varios grupos hostiles como el YoSo132 e incluso un grupo de anarquistas encapuchados, pasó ayer domingo de la protesta a la franca rebelión. En la reyerta que hubo entre manifestantes y la Policía capitalina, hubo varios detenidos y algunos heridos pero sin pérdidas de vida qué lamentar hasta el cierre de esta colaboración. Se estima que hoy el ambiente de incertidumbre se incrementará, alrededor de la casa residencial de Los Pinos en donde el jefe del Ejecutivo federal dará un mensaje a la Nación por la mañana.

Sin duda los anarquistas enmascarados y los del YoSoy132 que hicieron su aparición ayer –y que habían actuado en la misma forma violenta el pasado primero de diciembre también en los alrededores del Palacio Legislativo, en el Zócalo capitalino en las inmediaciones del Palacio de Bellas Artes causando destrozo y medio a su paso, haciendo pintas y rompiendo vidrios de establecimientos comerciales y enfrentándose a los uniformados con palos, piedras, varillas y bombas Molotov–, harán acto de presencia nuevamente desde temprana hora de hoy en la residencia oficial de Los Pinos, protestando no solo en apoyo del magisterio disidente que no acepta la reforma educativa ni sus leyes secundarias comenzando por la Ley Profesional Docente, sino ahora contra las reformas energética y hacendaria.

Igual que hizo el sábado el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, coordinador de Asuntos Internacionales del gobierno del DF que encabeza Migue Ángel Mancera, en una marcha que encabezó del monumento de la Independencia a la  explanada del Zócalo. Esa decisión sorprendió a muchos porque no se había visto que un funcionario en activo protestara en contra de nada en las calles, y menos en contra de algo que aún no se conoce cabalmente como son los términos de la reforma energética que se presume viene cargada con el detonante de una supuesta privatización del petróleo y de la industria eléctrica. Se asegura que el ex candidato presidencial lo hizo más que nada para ganarle la partida a Andrés Manuel López Obrador, quien el domingo próximo hará su propia marcha contra la privatización de la industria petrolera en el Zócalo de la ciudad de México, que contará con el apoyo de sus huestes del Movimiento Regeneración Nacional, Morena, y sin duda de otros grupos que están en contra de Peña Nieto.

Aparte del SME y otras agrupaciones que están manejadas por las Padiernas, los Bejaranos, los Encinas, los Batres, los Monreal, los Ebrard, y los Camacho Solís, de la izquierda dividida pero que forman parte del cártel antiPeña que es lo que los une, en la misma disposición de protestar contra el gobierno peñanietista están varias agrupaciones campesinas por el abandono al campo, la pobreza de los estados entre ellos Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Michoacán y Chihuahua entre otras entidades, que exigirán al gobierno federal mayores recursos para la productividad de cada municipio y para el rescate de la pobreza en que viven, que no sea la Campaña contra el Hambre la cual consideran igual de engañosa que otros tantos fracasados programas en otros sexenios dizque a favor de los pobres. Razones para las protestas pues, las hay y de sobra. El conflicto, lejos de amainar, parece estar a punto de arder más. Los radicales antiPeña se radicalizan más.

paulinocardenas.wordpress.com

Comentarios desactivados en Cártel antiPeña se radicaliza

Archivado bajo Cártel antiPeña se radicaliza

Día de sorpresas y decepciones

PAULINO CÁRDENAS

A la medianoche de hoy, Felipe Calderón entregará el poder a Enrique Peña Nieto en Los Pinos. Se presume que el mandatario panista llevará a cabo una ceremonia similar a la que él encabezó hace seis años cuando Vicente Fox le hizo la transmisión de mando, esta vez para entregárselo al mandatario priísta, ya que el artículo 83 de la Constitución señala que el Presidente entrará a ejercer su cargo el 1 de diciembre y durará en éste seis años. Mientras tanto, la atención principal estará centrada en las designaciones del gabinete que dará a conocer el Presidente electo a las 14 horas en un hotel de Polanco, a través del coordinador general de Diálogo Político y Seguridad, Miguel Angel Osorio Chong. Podría haber sorpresas y decepciones.

Se cree que el mexiquense podría aplicárselas, como sucedió con su sucesor en el estado de México. Cuando todos creían que iba a ser Alfredo del Mazo Maza, resultó ser Eruviel Ávila Villegas. Este caso fue un botón de muestra de cuál es el estilo personal de Enrique Peña Nieto para decidir sus cosas. Las sorpresas podrían radicar en las carteras de Educación, Economía, Desarrollo social, Seguridad, Energía y política exterior. Al parecer para Hacienda y Gobernación finalmente las cosas están planchadas. Hay expectación por las designaciones en la Defensa y Marina, en donde se han dado roces muy fuertes entre los altos mandos que quieren imponer a su gallo.

La novedad sería que al no llegarse a un acuerdo en el Legislativo sobre el tema de las reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, Peña Nieto tendría que nombrar, además de los titulares del gabinete, a los respectivos titulares de la Secretaría de Seguridad Pública federal y de la Secretaría de la Función Pública. Si amaneciera arreglado el asunto en el Senado, el plan de Peña sigue como estaba previsto originalmente. Otro negrito en el arroz previo a la toma de posesión del nuevo mandatario, fue la cancelación del llamado “Pacto por México” que se iba a firmar ayer en Querétaro.

Al dirigente del PRD, Jesús Zambrano, le surgió el fantasma de López Obrador a través de sus personeros pertenecientes a las tribus duras que forman parte de la dirigencia, que le preguntaron: ¿a dónde vas conejo Blas? Y todo se vino abajo hasta nuevo aviso. Lo malo que eso hizo quedar mal al Presidente electo, que desde Ottawa había anunciado que ayer sería la firma de ese pacto entre los tres principales partidos políticos. Lo bueno es que así, el nuevo Presidente lo suscribiría y le dará más formalidad y peso a ese acuerdo, que mucho require el país para empezar a sacarlo del entumecimiento en que lo dejó el mandatario saliente.

Pero volviendo a los nombramientos del gabinete, quienes gustan de las adivinanzas siguen empeñados en formar cada quien el suyo a conveniencia de sus intereses reales o imaginarios. Las cantinas han sido escogidas como escenarios preferidos de esas discusiones vizantinas. Ahí se hacen y deshacen gabinetes y se lanzan al aire nombramientos como avioncitos de papel. Se discute, entre otras cosas, si el mexiquense ha querido jugar con la misma estrategia que cuando había que decidir quién sería su sucesor como gobernador del estados de México. Nadie creyó entonces que pudiera romper la línea de sucesión tradicional del llamado grupo Atlacomulco, pero así fue. Ahora algunos apuestan a que las designaciones que hará del gabinete, los personajes saldrán primordialmente del grupo Hidalgo y del Atlacomulco. De estos dos clanes políticos saldrán los nombramientos de los principales.

En unas horas más se sabrán los nombres que hasta ahora han estado en calidad de ‘tapados’. Quienes gustan de leer ciertos signos y señales apuestan a que el grupo Hidalgo se impondrá con más peso en los cargos, que el grupo Atlacomulco. Pero no son los únicos de donde podrían salir los elegidos. Hay algunos que podrían tener mayores posibilidades y que no pertenecen a ninguno de esos dos grupos. El propio Peña Nieto ha dado pistas. ‘Yo no tengo amigos; lo que necesito son aliados para gobernar’, ha dicho. Muchos asumen que quienes fueron designados como parte del equipo de transición, están automáticamente amarrados.

Independiente de saber de qué clan saldrán más hombres del Presidente, los que suelen hacer calculos fríos consideran que Peña Nieto podría tener guardadas varias sopresas en los nombramientos que dará a conocer hoy. Los nombres con los que algunos han ido jugando a las adivinanzas, son principalmente los que integran el grupo de tansición: Luis Videgaray Caso, Miguel Angel Osorio Chong, Emilio Lozoya Austin, Jesús Murillo Karam, Roberto Campa Cifrián, Pedro Joaquin Codwell, Alfonso Navarrete Prida y Alfredo del Mazo Maza, David López Gutiérez y Aurelio Nuño Mayer.

Asímismo consideran a Eduardo Medina-Mora Icaza, Manlio Fabio Beltrones, José Antonio Meade Kuribreña y Rosario Robles Berlanga; Alfredo Castillo Cervantes, Raúl Murrieta Cummings, Juan José Guerra Abud y Carolina Viggiano; Sandra Fuentes Berain, Rafael Tovar y de Teresa, Jorge Carlos Ramírez Marín, Roberto Miranda Sánchez, Salvador Cienfuegos, Moisés García Ochoa y Oscar Martínez Pretelín. Hay más nombres, pero lo mejor será esperar. Habrá sorpresas, sí, pero también decepciones. Y donde también podría haber sorpresas mañana es en los alrededores y dentro del recinto legislativo de San Lázaro, y en las calles circundantes de Palacio Nacional y el zócalo.

Twitter:@Paulinocomenta

Facebook.com/Paulinocomenta

Comentarios desactivados en Día de sorpresas y decepciones

Archivado bajo Día de sorpresas y decepciones

Pemex invertirá ¡en cruceros!

PAULINO CÁRDENAS

De por sí Pemex históricamente ha invertido en proyectos poco rentables. Y mientras que el Presidente Electo, Enrique Peña Nieto, le anda buscando un mejor futuro a esa empresa inspirado en el modelo brasileño Petrobras, varios medios dieron cuenta la semana pasada de que el director general de la primera industria de México contrató los servicios de dos astilleros gallegos, Navantia de Ferrol y Barreras de Vigo, para la construcción de dos hoteles flotantes, ¡cruceros pues!, que supondrán un desembolso de 380 millones de dólares para la paraestatal, como si Petróleos Mexicanos estuviera en bonanza. ¿O sí lo está y los mexicanos ni enterados?

Se dice que el contrato para construir hoteles flotantes con recursos de Pemex, además de salvar de la inminente ruina a esas compañías españolas que no firmaban algo fuerte desde hace cinco años, dará trabajo a unas 3 mil personas durante los próximos 30 meses, allá. Desde el fracaso de la operación de tomar en control de Repsol junto a la constructora española Sacyr-Villahermoso, Pemex ha enfocado parte de su estrategia en España a firmar una especie de “alianza estratégica” con Galicia, una de las regiones más pobres de España, pero que, al mismo tiempo, cuenta con una importante industria de astilleros y es la tierra del actual mandatario español, Mariano Rajoy, señaló el diario La Jornada el pasado viernes.

Es muy posible que el cúmulo de asuntos raros y misteriosos, a través de ‘alianzas estratégicas’ que ha hecho con la paraestatal que dirige, meta en serios aprietos a Juan José Suárez Coppel al término de su gestión. Su escudo está en Los Pinos. Por ahora. Cuando se está en la cima nada preocupa. Pero no es cuando se tiene el poder y se sabe cobijado por el manto sagrado del mero-mero cuando deben preocupar los audaces pasos que se dan. Hay que tenerle miedo al futuro. Más cuando el futuro llega, como está por llegar, y se percata el audaz de que es tan vulnerable como cualquier terrícolas común; es cuando la tierra se abre y se ve el abismo al que es muy probable caer.

Funcionarios como el director general de Petróleos Mexicanos parecen no percatarse que los hombres de Peña Nieto están afilando la cuchilla para debutar con el pie derecho con una administración que querrá demostrar que gobernará con el poder en la mano. Para ello el socorrido tema del combate a la corrupción será con el que comience su gobierno, se supone que a tambor batiente. Será paradójico que sea de Los Pinos de donde salga el palomeo para los que irán siendo investigados por la Comisión Nacional Anticorrupción, cuyo marco legal está siendo preparada a paso veloz para mandar la respectiva iniciativa al Congreso de la Unión.

Peña Nieto quiere entrar con el pie derecho a gobernar mostrando que va en serio eso del combate a la corrupción. Para ello habrá auditorías en serio y en serie. Por supuesto que Pemex estará en la agenda, aunque hay muchas otras dependencias del gobierno calderonista que estarán en la mira del escrutinio a fondo. Pero el caso de la paraestatal se cuece aparte igual que lo sería el de la CFE. Porque no es sólo es el asunto del contrato de los servicios de los dos astilleros gallegos, cuyo “impulso final” de la operación y del “compromiso de las futuras” se habría acordado en una reunión a puerta cerrada entre presidente saliente de México, Felipe Calderón, y Mariano Rajoy, actual mandatario español.

Al paso de estos años la paraestatal se ha ido hundiendo en las traidoras arenas movedizas de la corrupción, alentada cada acción por la audacia más que por la prudencia, en el afán de su director general de querer hacer maravillas que no le salen. Más bien lo que han resultado son enredos que le cuestan a Pemex comprometiendo el patrimonio de los mexicanos. Están varios casos que podrían ser, sin duda, motivo de investigaciones de fondo. Habrá de recordarse el caso del difunto ingeniero Jorge Díaz Serrano, quien fue acusado por la PGR y luego encarcelado, por un fraude por 35 millones de dólares durante su gestión al frente de Pemex, al haber comprado dos buques-tanque con sobreprecio.

Como sea, a partir del próximo 1 de diciembre, y una vez aprobada la iniciativa de ley respectiva, podría entrar en vigor la Comisión Nacional Anticorrupción de Peña Nieto. Y acaso podría repetirse lo de Díaz Serrano. Carlos Romero Deschamps, quien hace no mucho fue puesto en evidencia por su hija Paulina con aquellas fotos subidas a Facebook haciendo alarde de derroche paseando por el mundo a sus perros, le indignó que se ‘maximizara’ el caso de la explosión e incendio en la Cuenca de Burgos. A ver si ahora no le indigesta que se diga que los dineros de Pemex se dediquen a sacar del atolladero a dos astilleros gallegos construyendo hoteles flotantes –cruceros pues–, hecho que no tendría madre estando las cosas como están en la primera industria del país.

@Paulinocomenta

Comentarios desactivados en Pemex invertirá ¡en cruceros!

Archivado bajo Pemex invertirá ¡en cruceros!

Lucha de pigmeos por el PANquesito

PAULINO CARDENAS

Como en los cuentos clásicos para niños, hay uno de nuevo cuño de autor desconocido que dice: Había una vez un reino llamado Los Pinos, en donde habitaba un pigmeo que mandaban o pretendía mandar sobre los demás pigmeos de su partido, cuyo nombre era PANquesito, y que un día, después de haber perdido las elecciones ante los contrincantes de otros partidos que querían mandar en el vasto reino, para justificar la derrota en la que tuvo él mucho que ver, dijo que se había perdido la contienda electoral, por haber tenido ‘candidatos pigmeos que no estuvieron a la altura de las circunstancias’.

Esto molestó tanto a los pigmeos que vivían fuera de reino, que decidieron encarar al pigmeo mayor para, de una vez por todas, decirle sus verdades y luchar para quitarle el poder que se había adjudicado por sus pistolas para mandar en los destinos de su pobre partidito, el cual estaba a punto de desmoronarse porque, además de haberse apartado de sus principios con los que fue concebido, por la ambición del poder, el PANquesito, que era de harina sin sal, iba cayéndose a cachos poco a poco. Y los que no pertenecían a él, veían desde lejos cómo se les iba viniendo encima un final de los peores.

‘Sólo un milagro podría salvarlos’ auguraban unos. Otros decían: ‘Si vivieran sus fundadores correrían a todos los que han echado a perder al pobrecito PANquesito’ y ‘los juzgarían por anteponer sus ambiciones a la obligación de haber representado con dignidad, decencia y prestancia los colores de su malhadado partido. Haber hecho bien las cosas les hubiera redituado ganarse el respeto, la admiración y el aplauso de los gobernados, lo que les pudo haber permitido seguir  al frente de los destinos de un país que hubiese sido maravilloso, de haber sido bien gobernado. Pero no fue así’.

¿Qué final tendrá ese cuento? Pocos lo saben. Pero en la vida real hay una historia  que se le parece mucho. En Los Pinos hay un mandatario salido de un partido llamado PAN, que igual que en el cuento, al sufrir una descomunal derrota en las pasadas elecciones del pasado 1 julio, atribuyó esa debacle a que tuvo ‘candidatos pigmeos’, refiriéndose sin mencionarlas a cuando menos dos de las que perdieron la contienda, Josefina Vázquez Mota por la federal e Isabel Miranda de Wallace por el Distrito Federal. Pero hubo otros candidatos que también perdieron gubernaturas, escaños y curules, en los que mucho tuvo que ver su visto bueno.

Él se llama Felipe Calderón y quiere ver las causas de la derrota panista en los cuernos de su compadre o en lo que él supone fueron muy malos candidatos, cuando no quiere reconocer que la causa verdadera de que millones de ciudadanos no le hayan dado el voto a su partido, fue por el mal gobierno que ha habido en los últimos cinco años y medio, más los otros seis anteriores que fueron más de vacilón que de gobierno serio. Millones de mexicanos prefirieron darle su voto a los otros candidatos, dejando en tercer lugar a la candidata panista, quien además de haber sido ‘diferente’ por mala, los que debieron apoyarla la dejaron sola.

Las verdaderas causas de esa derrota las conoce mejor que nadie Calderón. Sólo hay que darle un somero repaso a su gestión, comenzando por el desastre en que se ha convertido su guerra contra los narcotraficantes quienes, lejos de disminuir sus actividades, cada vez las realizan con mayor impunidad, lo que habla de la evidente corrupción que prevalece entre quienes se supone que los deben perseguir y combatir, y los capos que se manejan como peces en el agua ante tanta corrupción imperante en ese rubro, que para el mandatario panista ha sido su ‘orgullo’. Hay cantidad de pendientes que ha dejado de atender precisamente por darle prioridad a su guerra.

Entre esos rubros está la creación de empleos; la incesante carestía provocada entre otros factores por los ‘gasolinazos’ mensuales; la larga cadena de actos de corrupción durante su mandato, incluidas las actividades ilícitas de lavado de dinero por parte del sector financiero; la opacidad en el manejo de las licitaciones para las compras millonarias gubernamentales; los casos de las corruptelas de funcionarios del anterior y del actual gobierno con Pemex, y una serie de olvidos y omisiones de políticas públicas que han permitido el aumento del número de pobres en México, al menos seis millones reconocidos oficialmente, pero que deben ser muchos más.

El peso de lo que no hizo Calderón a favor de los mexicanos, además de la terrible herencia de los más de 80 mil muertos por su fracasada guerra contra el narco y otras muchas actividades del crimen organizado que azotan al país, fueron las verdaderas causas de la tremenda derrota que sufrió el PAN en las pasadas elecciones federales. Ahora andan viendo él y quienes están contra él, si Acción Nacional se ‘refunda’ o simplemente regresa a los principios que le dieron vida, y los pone en práctica religiosamente para que no se desaparezca ese partido. En esas andan el pigmeo mayor y los pigmeítos: por la disputa del PANquesito.

@Paulinocomenta

Comentarios desactivados en Lucha de pigmeos por el PANquesito

Archivado bajo Lucha de pigmeos por el PANquesito