Archivo de la etiqueta: mal y de malas

Castillo quedó en evidencia

PAULINO CÁRDENAS

Con la puesta en libertad el pasado viernes del líder de autodefensas de La Ruana, Hipólito Mora Chávez, y dizque haberse integrado a la Fuerza Rural Estatal, el comisionado plenipotenciario de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, quedó en evidencia de cara a la nación. El juez de la causa revocó la formal prisión del activista por falta de pruebas de los delitos que se le imputaron por homicidio y privación ilegal de la libertad. De esta forma podría comenzar a darse la segunda versión de aquel famoso ‘michoacanazo’ que hubo en el sexenio pasado por órdenes del ex presidente Felipe Calderón y que acabó siendo un fiasco, ya que un año después once presidentes municipales, 16 altos funcionarios y un juez del estado de Michoacán que habían sido detenidos acusados de vínculos con el narcotráfico, quedaron en libertad por falta de pruebas. Ese episodio fue de los más aberrantes de la administración pasada.

Un hermano de Hipólito, Leonel Mora Chávez, es prófugo de la justicia; lo culpan de la muerte de dos autodefensas, pero refiere que él es inocente y que su estado de salud es tan solo una prueba de su inocencia. Leonel es un hombre que sigue viviendo en La Ruana, su vista es muy poca y tiene dificultades para caminar y para sostener uno de sus brazos. En el expediente en el que se acusó a Hipólito Mora del homicidio de dos autodefensas, se dice que su hermano participó y que incluso viajó de la Ruana a Buenavista a “presumir el homicidio de El Pollo”. En síntesis, el hermano de Hipólito Mora asegura que esas acusaciones en su contra también son falsas.

El 11 de marzo pasado la Procuraduría General de Justicia de Michoacán detuvo al líder de la autodefensa,  por su probable responsabilidad en grado de coparticipación por el asesinato de José Luis Torres alias ‘El Nino’ y Rafael Sánchez alias ‘El Pollo’, también integrantes de las autodefensas, y cuyos cuerpos fueron encontrados calcinados el sábado 8 de marzo. La detención fue confirmada por el gobernador Fausto Vallejo Figueroa, quien se mantuvo al tanto de las investigaciones desde Querétaro, donde participaba en la reunión de Seguridad de la Región Centro Occidente. El comisionado afirmó que la detención de Hipólito, se había dado por su “probable responsabilidad en grado de participación”, en el asesinato de las dos personas que fueron encontradas torturadas, con tiro de gracia y calcinadas, aquel sábado 8 de marzo.

Antes de la detención Castillo Cervantes se había reunido con Luis Antonio Torres, alias ‘Simón’ o ‘El Americano’, líder del cártel de Michoacán el cual es conocido como “Tercera Hermandad” o los H3, y a quien vinculan con los Templarios. El Americano, quien tenía rivalidades al parecer por asuntos sentimentales con el líder de las autodefensas de La Ruana, acusó a Hipólito Mora de estar detrás de las ejecuciones de El Pollo y Nino Torres, y además lo culpó de robo de propiedades y despojo de tierras. El comisionado, del que hay quejas de que se ha venido comportando con autoritarismo, dio por bueno y cierto los dichos del rival de Hipólito, por lo que en connivencia con la PGJ estatal se dio la orden de aprehenderlo, sin más ni más.

Por su parte, el vocero de las autodefensas de Tepalcatepec, el médico José Manuel Mireles Valverde, rechazó que Mora haya estado detrás de los crímenes que le quisieron imputar y apuntó la presencia de presuntos Templarios en el grupo del Americano. A Mireles también lo trae en la mira Castillo, a quien le ha imputado de oídas una serie de acusaciones, entre ellas que quedó ‘loco’ después del avionetazo del que milagrosamente salvó la vida el activista, y luego ordenó que lo desconocieran como vocero del Consejo General de las Autodefensas de Michoacán, lo que sucedió el pasado día 5.

Mireles Valverde dijo que todo ello ha sido obra del comisionado Castillo Cervantes a quien le han incomodado sus declaraciones respecto a la incapacidad del gobierno, y por hablar de las colusiones que hay de autodefensas con las mafias y que son sus aliadas, lo que ha impedido combatir a los capos de la droga en Michoacán. El activista había dicho hace unos días que ‘la guerra apenas va a comenzar ahora que el comisionado se vaya’, lo que supone que algo sabe y que los demás ignoran. Señala que Castillo ha preferido pacificar Michoacán con delincuentes. Hay quejas del autoritarismo con el que se desenvuelve el enviado especial del presidente Peña Nieto. Una queja fue la del alcalde de Tepalcatepec, Guillermo Valencia, quien fue expulsado de su municipio por el grupo armado que comandan “El Abuelo” y su hermano Uriel Farías, por lo que tuvo que despachar desde Morelia hasta que fue destituido por el Congreso michoacano por presuntos vínculos con ‘La Tuta’, dirigente de los Templarios.

A mediados de abril se presentó voluntariamente a la sede principal de la PGR en la capital del país para dirigirse después a las instalaciones de la Seido de donde horas después salió sin acusación alguna. Dijo que había ido ‘para limpiar mi nombre’, de las acusaciones que le imputaban en Michoacán. El ex edil rechazó conocer a Servando Gómez, alias ‘La Tuta’, líder de Los Caballeros Templarios, y sostuvo que son falsas las noticias que habían difundido medios de comunicación sobre sus vínculos con criminales. En una entrevista con Roberto Zamarripa para el diario Reforma el pasado mes de febrero, dijo que uno de los aliados de Castillo es Juan José Farías, alias “El Abuelo”, a quien la PGR vinculó con el cártel del Milenio, quien es cerebro de las autodefensas michoacanas, traficante y homicida.

“Al Comisionado le incomoda que uno hable, que uno no se quede callado. Le incomoda que yo no sea agachón, que no sea dejado. Me dice que no soy disciplinado, que no soy institucional. No sé qué espera. ¿Eso es ser disciplinado? ¿Que hagan lo que ellos quieren aunque sea en contra del Estado de derecho, en contra de las instituciones?”, señaló Valencia. Pidió dejar maniqueísmos y que se escuche su reclamo. “El que no apoye al Comisionado es Templario. El que no apoye lo que diga el Comisionado porque es el bueno de la película, es el malo de la película. No puede ser que haya esa postura fundamentalista del Gobierno”. Y critica: “Aplican una ley selectiva en Michoacán donde se persigue a los delincuentes malos con el apoyo de delincuentes buenos, buenos para el Gobierno”. Y advertía que el Gobierno federal “juega con fuego”.

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Castillo quedó en evidencia

Archivado bajo Castillo quedó en evidencia

El cambio quedó en quimera

PAULINO CÁRDENAS

A unas semanas de que se cumpla el primer año de gobierno del presidente Peña Nieto, el balance se avizora crítico para su gestión, ya que si bien hace un año por estas fechas había entusiasmo y mucho opritmismo de que al tomar posesión del cargo, México comenzaría a vivir una etapa sin precedentes en los últimos sexenios, hoy las cosas están muy lejos de lograr los mínimos prometidos. Se hablaba de que sería ‘otro PRI’ el que gobernaría y que las reformas que se enviarían al Congreso de la Unión serían históricas; que los niveles de pobreza se reducirían y que el desarrrollo del país comenzaría a vivir una insospechada era. Conceptos más conceptos menos, así pintaban las cosas en el ánimo de quien asumiría el cargo de jefe del Ejecutivo federal el primero de diciembre, mismo entusiasmo que había contagiado a quienes serían los integrantes de su ‘dream team’ y cuyos nombres allá por noviembre pasado empezaban a surgir como los probables miembros de su gabinete.

Muchos creyeron que el candidato ganador vendría al rescate de una nación que había quedado para muchos, dentro y fuera del país, como territorio narco más que otra cosa. Había que romper con ese estigma que le había heredado Felipe Calderón y que había colocado a México como una nación en permanente guerra contra los cárteles de la droga y las mafias del crimen organizado. En ese sentido la estrategia del nuevo gobierno cambió radicalmente, el cual comenzó a dar tempranas señales de que así sería, desde que se integraron los gabinetes de transición del gobierno entrante y saliente. Fue el 5 de septiembre cuando Peña Nieto, como presidente electo, dio a conocer los nombres de los integrantes de su equipo de transición que encabezaron sus hombres más cercanos: Luis Videgaray y Miguel Ángel Osorio Chong. El primero fue designado como coordinador general para la Transición Gubernamental y el segundo como coordinador general para el Diálogo Político y Seguridad. Desde aquel momento se empezó a hablar de reformas.

El primer reto al que quiso hacerle frente el candidato priísta ya como presidente, fue el de convocar a las tres principales fuerzas políticas –PRI, PRD y PAN– para discutir junto con el nuevo gobierno, los planes y proyectos de corto, mediano y largo plazos, intentando una apertura al diálogo franco sin precedente, que logró amalgamar y llevarlo a la realidad desde el segundo día de su gobierno a través del Pacto por México, ideado, dicen, por el priísta José Murat, quien revivió a la política después de que un año antes andaba siendo explusado de su partido, aunque la paternidad se la ha querido arrogar el perredismo chuchista. Como sea, fue un buen principio en el que muchos creyeron como fórmula pragmática de hacer política, lograr acuerdos y llevar la fiesta en paz.

Algunas de las reformas que comenzó a enviar Peña Nieto al Legislativo salieron del seno de esa nueva figura en el que previamente se había integrado un Consejo Rector que aprobaba de manera colegiada los acuerdos que se iban tomando. Después de la toma de posesión llegaron al Congreso varias reformas simultáneamente, las cuales en diversos momentos pasaron a ser analizadas y aprobadas, como fueron la educativa, la de telecomunicaciones y la hacendaria, que aún motivando críticas y cuestionamientos y hasta rechazo de algunos sectores que se sienten afectados por ellas, han ‘transitando’ en ambas Cámaras. Hasta ahí todo iba conforme a lo planeado por el equipo presidencial, aunque con resultados bastante magros en el Legislativo, sobre todo en cuanto a la reforma hacendaria y las nuevas reglas fiscales que fueron aprobadas.

Pero en realidad la reforma que más le importa al jefe del Ejecutivo, que se pudiera aprobar sin tantos cuestionamientos, es la energética, que lleva implícito abrir más la participación de la iniciativa privada en la actividad de la industria petrolera y en la generación de energía eléctrica, a lo que se oponen las izquierdas divididas, aunque la izquierda derechizada que encabezan los Chuchos –Zambrano y Ortega–, han estado alienados con el Ejecutivo y su partido, pese a que mediáticamente se hacen los remolones y hasta niegan que no apoyarán a Peña en las propuestas que faltan.

Son muchos los mexicanos que están decepcionados de los resultados de un gobierno que no ha ha podido encontrar el camino que en teoría se había trazado hace un año como compromisos, lo cual lo corroboran los resultados de la economía que ha ido a la baja en los dos primeros trimestres del año y que en el tercer trimestre con apuros pudo librarla. Como van las cosas, esa grave situación puede llevar a México a una recesión. Y en cuanto a la violencia, ni se diga. Los hechos cotidianos dan cuenta de que el crimen organizado sigue dominando territorios como Michoacán, y no hay para cuando funcione la nueva estrategia anticrimen del gobierno peñanietista, que de ese tema parece no querer saber nada. Malo, porque como el avestruz, parece rehuir a una latente situación peligrosa para el país al dar muestras de que no quiere enfrentar el problema, con tal de no parecerse al gobierno de Calderón.

¿Donde quedaron los compromisos del pasado 2 de diciembre, de lograr una sociedad de derechos con libertad, de un crecimiento económico sostenido, de propiciar la creación de empleos y de que haya competitividad? ¿Y la seguridad y justicia? ¿Y la transparencia, la rendición de cuentas? ¿Y el combate a la corrupción? ¿Y la gobernabilidad democrática? El régimen del cambio quedó en quimera. Y los conflictos sociales crecen, como el movimiento magisterial disidente en donde la falta de oficio político echa por la borda las intenciones de lograr una reforma educativa real y verdadera. Ojalá la violencia no siga creciendo y que el país no acabe hundiéndose en crisis económicas como en el pasado. Todo eso, a casi un año de haber comenzado ‘otra era’, según los augurios de entonces del ‘nuevo PRI’. ¿Desde fuera verán a México de una forma distinta?

http://www.paulinocardenas.wordpress.com

Comentarios desactivados en El cambio quedó en quimera

Archivado bajo El cambio quedó en quimera

Josefina otra vez en líos

PAULINO CÁRDENAS

Alejandra Sota, vocera de Los Pinos, filtra grabaciones telefónicas que realiza el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, ‘en lugar de grabar al Chapo’, se le oyó decir en una charla telefónica hecha pública a Josefina Vázquez Mota, cuando conversaba con uno de sus colaboradores. ‘Pinche Sota’ soltó la candidata panista, a quien en tono sarcástico le mandó saludos a los dos funcionarios porque, le aseguró a su interlocutor, esa llamada ‘está siendo grabada’.

La plática que se escucha es de Josefina con Agustín Torres, encargado de subir los tuits de la candidata a las redes sociales. En la grabación, que ha causado revuelo en la clase política y escozor en la cúpula panista, ella le dice a su colaborador: “Como nos están garabando…Mándale un saludo a Alejandra Sota”. Él responde: “Ah, salúdamela mucho” e insiste: “Los dos le mandamos un saludo a Alejandra Sota y a García Luna”.

Torres se ríe y ella le dice en tono que quiso ser serio: “No Agus, mándales un saludo. Por si pasan nuestra llamada, que pasen nuestro saludo”. Él le sigue el juego y al unísono ambos dicen: “Muchos saludos para…” dice él, “un saludo muy cariñoso para…” dice ella quien se adelanta: “Para Genaro García Luna que nos graba… en lugar de grabar al Chapo” y Josefina sigue: “Y un saludo muy cariñoso a Alejandra Sota… que filtra todas nuestras llamadas telefónicas”, y luego sorraja: “Pinche Sota…” al tiempo que Torres remataba: “Deberían dedicarse a otra cosa…”.

La grabación corresponde a cuando ella estaba todavía en campaña para lograr la nominación interna del PAN como abanderada de ese partido para las elecciones de este año. El audio fue dado a conocer apenas este lunes en el portal La Silla Rota, lo que ha causado enojo en las filas panistas y motivó que su patético vocero Javier Lozano saliera a deslindar del escándalo gratuitamente a García Luna y Alejandra Sota incluso atribuyéndole al PRI, por mero sospechosismo, la grabación, pese a lo que se escucha en ella de viva voz.

En aquellos días también la habían ‘alambreado’ con lo que dijo, en otra llamada telefónica que hizo al parecer con un familiar, en contra de su entonces adversario de partido, Ernesto Cordero, a quien en la conservasión telefónica interceptada ella se refiere al entonces delfín presidencial como un ‘patán’. En esa grabación también se queja del codirigente del PAN Gustavo Madero porque a pesar de las quejas de la candidata, se hacía el desentendido.

La aspirante de Acción Nacional ha andado mal y de malas desde que comenzó a batallar para conseguir ser la abanderada albiazul. Lo que le sucedió en el Estadio Azul aquel domingo 11 de marzo que fue de pena ajena, es muestra de que hay ‘mano negra’ que insiste en traerla de bajada. No pocos estiman que esa mano viene de Los Pinos en donde al parecer de plano no la quieren como candidata y menos para que pudiera ganar la Presidencia. Tienen miedo de que si llega a ganar, le salgan las ansias de venganza.

Las cosas están de tal tamaño, que hay quienes creen que un día de estos, en plena campaña que está por iniciar esta semana, la abanderada del PAN pudiera desconocer a Calderón y a su equipo. Una prueba de que las cosas andan bastante mal entre su equipo de campaña y su gente más allegada, es lo que puso de manifiesto en la grabación hecha pública que oyó medio mundo, en la que culpa al  secretario de Seguridad Púbica Federal, Genaro García Luna, y la vocera de Los Pinos, Alejandra Sota, de que le han hecho espionaje telefónico.

Se dice que a Vázquez Mota le han venido aconsejando que para repuntar fuerte en las encuestas tiene que dar un golpe contundente para animar a los indecisos a votar por ella, por lo que tendría que hacer algo similar a lo que hizo Luis Echeverría con Gustavo Díaz Ordaz en plena campaña en los años 70: en su caso romper con Calderón. De otra manera sus anhelos de ser la ‘primera Presidenta de México’ quedarán en sueño guajiro.

Por lo pronto no hay duda que está ‘copada’ por gente allegada al jefe del Ejecutivo, quien tenía su esperanza puesta en Ernesto Cordero para empujarlo a la Presidencia en julio próximo, lo que está sucediendo pero en sentido contrario contra ella, quien se empeña en no quererse sacudir a la gente que sólo obedece las órdenes de Los Pinos y que la tiene encapsulada. Eso sin contar con que las encuestas la alejan cada vez más del candidato priísta, y el de las izquierdas se le anda acercando peligrosamente.

Todos saben que el espionaje telefónico siempre es contra el adversario, por eso ella misma y otras voces oficiosas ahora quieren darle la vuelta al asunto e insistir que es el PRI el causante del espionaje, cuando resulta evidente que es ella, de viva voz, quien acusa a los dos funcionarios allegados a Felipe Calderón –Genaro García Luna y Alejandra Sota–, los que le han venido haciendo ese trabajo. Ni más ni menos que ‘fuego amigo’. Otra mancha más al tigre de la Vázquez Mota.

pcardenascruz@yahoo.com.mx



 

Comentarios desactivados en Josefina otra vez en líos

Archivado bajo Josefina otra vez en líos