Archivo de la etiqueta: Marcelo Ebrard

¿Línea 12 salpicó a William Levy?

PAULINO CÁRDENAS

William Levy, el famoso actor cubano que enloquece a señoras, jovencitas y gays, parece estar metido en el ajo de los dimes, diretes y acusaciones en torno a la negra historia de la Línea 12 del Metro, en la que al ex jefe de gobierno del DF, Marcelo Ebrard, lo quieren descarrilar políticamente y que de hecho en la primera temporada de esa cuasi telenovela de horror, va perdiendo la partida. Independientemente de si en verdad la Línea 12 estaba a punto de provocar un desastre de dimensiones sin precedentes, esa vergonzante historia vuelve a poner el nombre de México entre los países más corruptos, junto con otro caso del momento, Oceanografía, además del tradicional e interminable saqueo de Pemex auspiciado por el tráfico de influencias que sexenio tras sexenio emana de Los Pinos. Se dice que Levy tuvo que ver en la decisión de Ebrard de cambiar de proveedor para la adquisición de trenes para la famosa ‘Línea Dorada’.

Independientemente de los nombres que han ido surgiendo en el pleito de la Línea 12, con evidente trasfondo político, ya que lo que se debió ser denunciado al inicio de la administración del gobierno de Miguel Ángel Mancera, hasta ahora se dijo, porque es obvio que aguardaba el ‘momentum’ exacto y preciso para cerrarle las puertas al ex jefe de gobierno capitalino en su ambición de llegar bien pertrechado de recursos y lanzarse en grande para la grande en 2018, parece haberle dado resultado a quienes se lo quieren impedir. Uno de ellos, Joel Ortega, a quien Ebrard se la debía, cuando lo quitó del camino para sucederlo, con el pretexto de ‘salvarlo’ de no pisar la cárcel con el asunto de los muertos de la discoteca News Divine, cuando Ortega era titular de Seguridad Pública del Distrito Federal en 2008.

El objetivo final es provocar que Marcelo Ebrard salga mal parado, manchado y maltrecho  con lo de la Línea 12 y no pueda lanzarse para la grande en 2018, aunque podría volver a salvarlo Andrés Manuel López Obrador, que lo mismo hizo con Ebrard cuando, en noviembre de 2004, siendo jefe de Seguridad Pública capitalina, se dio el caso de los policías que fueron linchados y quemados vivos en Tláhuac tardando la orden de ir a rescatarlos con vida, por lo que incluso el líder moral del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas, salió a pedir que Vicente Fox renunciara no solo a Ebrard, sino también al secretario de Seguridad Pública federal, Ramón Martín Huerta, ex gobernador de Guanajuato, quien posteriormente murió en un sospechoso accidente cuando viajaba en helicóptero a supervisar el traslado de presos en una cárcel del estado de México.

Independientemente de esa lucha por el poder capitalino, en donde se la están jugando el todo por el todo Migue Ángel Mancera, Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard por parte de las izquierdas hasta ahora divididas, en el caso de la Línea 12 acaba de surgir un personaje muy famoso y que pocos podrían creer que podría ser partícipe en alguna parte de esa novela de horror repleta de corrupción, como es el caso del actor cubano William Levy, superestrella de telenovelas, por quien suspiran mujeres, jovencitas y gays y que actualmente filma una película en Miami. En toda la retahíla de estiércol que ha ido saliendo al paso de los días sobre la Línea 12, el columnistas Francisco Rodríguez, en su Índice Político publicado ayer, señala que ese actor parece haber tenido que ver con parte de los enredos de esa obra que Ebrard bautizó como la ‘Línea Dorada’. A continuación nos permitimos transcribir lo que escribió ayer el periodista en su columna que tituló ‘Línea 12: Ebrard jugó cubano’.

“Entre los asistentes a cafeterías, bares y restaurantes próximos a las oficinas de Miguel Ángel Mancera corre la versión de que Marcelo Ebrard Casaubón, entonces jefe del gobierno de la ciudad de México, adquirió los trenes que correrían por la Línea 12 del Metro por recomendación de un personaje que, en ese entonces, estaba muy cercano a él.

“¿Quién es ese personaje tan influyente?”, inquirí a uno de los conocedores de esa otra trama de corrupción que hoy confirma a la ciudadanía que, independientemente de los colores partidistas, “todos los políticos son corruptos”… salvo honrosas excepciones, claro está. “Es cubano y ahora vive en Miami”, me dijo mi informante, dándome las primeras pistas que, la verdad, no me llevaron a ningún lado. “¿Nombres, nombres, nombres?”, le exigí perentorio. “William Levy”, me respondió. “¿El actor?”, volví a preguntar, ahora azorado. “Efectivamente, el actor”.

Comenta Rodríguez: “Vino luego la explicación ya con detalles. De la cercanía del cubano con el ahora ex funcionario. De cómo los constructores de los vagones lo habían utilizado para llegar hasta el mismísimo Ebrard quien, así, “jugó cubano” a los contribuyentes al erario –que ahora desembolsaremos más recursos para enmendar que las ruedas de los vehículos no coincidan con las vías—y, claro, al casi medio millón de usuarios de esa Línea 12 del Metro.

Añade Rodríguez: “Influyentismo puro, entonces, de acuerdo a estas versiones(…) Dinero tirado a la basura, sólo para quedar bien con el personaje (…) Para que éste, además, seguro ganara una comisión millonaria en dólares (…) ¿Hablaría de ello Ebrard ante la Asamblea Legislativa, ahora que –según se propaga— busca que el órgano deliberativo de la capital nacional lo invite a comparecer? Lo dudo”. Hasta aquí lo escrito por el columnista en relación a William Levy. De ser como se lo refirieron al periodista, el asunto podría acabar rompiéndole el corazón a los admiradoras y admiradores del famoso actor. Pero podría haber algo más que eso.

Esa versión sin duda la usarán los enemigos de Ebrard en su contra, como estaca ardiente en el asqueroso caso de la Línea 12 del Metro. Por lo pronto las preguntas que sin duda empezarán a surgir son: ¿Qué tipo de relación sostenía Ebrard con Levy como para acceder  tan fácilmente el ex jefe de gobierno capitalino a la petición que le hizo el actor cubano como intermediario para la compra o alquiler de trenes que le sugirió y que resultaron incompatibles con las vías? ¿En qué circunstancias le fue planteado? ¿En qué lugar? ¿De qué artes se valió Levy para convencerlo? Como sea, es la cerecita que le faltaba a ese pastel de chocolate con nariz de cacahuate, que más bien hiede a caca de water.

 

Anuncios

Comentarios desactivados en ¿Línea 12 salpicó a William Levy?

Archivado bajo ¿Línea 12 salpicó a William Levy?

Se va Mondragón y Kalb

PAULINO CÁRDENAS

Es un secreto a voces que el titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Manuel Modragón y Kalb, quedará fuera del gabinete de seguridad que encabeza el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Se dice que la renuncia la ha propuesto él mismo pero que se manejará que deja el cargo por razones de salud, aunque parece que los motivos son otros. Uno de ellos, la falta de contundencia en las decisiones de la lucha contra el crimen organizado. Otro es que dentro de la estructura hay intereses que chocan con los propósitos ordenados por Enrique Peña Nieto, por lo que la famosa estrategia que ha querido ser diferente a la de Felipe Calderón, no ha funcionado. La dimisión del zar anticrimen será un revés para los propósitos planteados al inicio de su administración por el mandatario priísta en materia de seguridad.

¿Qué razones hay detrás? Una versión señala que la herencia de su antecesor, Genaro García Luna, sigue pesando en el ánimo de quienes quieren hacer guisos con huevo, pero no se atreven a romper la cáscara. La falta de ese producto por parte de algunos funcionarios que tienen que tomar duras decisiones en el combate a las mafias de los cárteles que operan en México, y el personal superviviente de la administración pasada en esa importante área, le habrían impedido al doctor Mondragón encontrar soluciones que le exige el cargo, ante el paradigma que ha significado para los dos gobiernos federales panistas y el actual priísta, el avance del crimen organizado en todo el país.

En el gobierno del Distrito Federal, Mondragón y Kalb fue secretario en dos ocasiones. Cuando Marcelo Ebrard era el titular de la Secretaría de Seguridad Pública del DF –bajo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador–, se desempeñó como subsecretario de Participación Ciudadana y Prevención del Delito. Uno de los programas que impulsó fue Conduce sin Alcohol, que buscaba disminuir los accidentes automovilísticos por causa del abuso de bebidas etílicas. En 2006, cuando Ebrard fue electo como titular del GDF, lo nombró secretario de Salud. Bajo su administración se emitieron los reglamentos para la interrupción legal del embarazo y para la protección a los no fumadores en la capital.

En julio de 2008 tras la renuncia de Joel Ortega a la SSP-DF, Mondragón y Kalb asumió la titularidad de esa dependencia, cargo que ocupó hasta el término de la gestión de Marcelo Ebrard Casaubón. Al inicio del sexenio de Peña Nieto fue designado como titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS). Vendría a susituir a Genaro García Luna, el consentido del gabinete de Felipe Calderón. Pero hay una versión más atrevida sobre por qué Mondragón y Kalb habría de dejar el importante cargo que ostenta.

Se afirma que sigue teniendo relación amistosa con Marcelo Ebrard Casaubón ya que se asegura que son compadres. Y el ex jefe de gobierno anda encampanado con querer ser Presidente de la República en 2018. Como todos saben, quiso ser el candidato de las izquierdas para lanzarse con el mismo afán en 2012, pero Manuel López Obrador se lo impidió. Esa versión habla de que las lealtades de Mondragón y Kalb están más con Marcelo Ebrard –porque al parecer los une el sionismo–, que con Enrique Peña Nieto o con Miguel Ángel Osorio Chong cuya relación es más pragmática y de coyuntura.

Se habla de que el titular de la Comisión Nacional de Seguridad pudiera dimitir ‘antes de fin de año’ por razones de salud. Si de veras es por razones de salud, ¿por qué no de una vez?. Ciertamente el funcionario es un hombre de edad, pero también es cierto que toda su vida ha cultivado las discplinas de las artes marciales en donde es un maestro reconocido internacionalmente. Dicho de otro modo, tiene mucha más vitalidad y fortaleza física que la gran mayoría de los miembros del gabinete. Es un deportista nato; no fuma, no bebe y lleva una vida recta y disciplinada. Su formación es militar.

Incluso ya se habla de quiénes podrían sustituirlo. El que empieza a ser nombrado con más insistencia, es el almirante Wilfrido Robledo Madrid, actual asesor del secretario de la Marina. Es quien más conoce los temas de seguridad nacional y seguridad pública; tiene el reconocimiento de diferentes países por su trabajo, y ha escalado todos los rangos dentro de la Marina. Es, además, el creador de la Policía Federal Preventiva (PFP), que en su gestión mostró su efectividad al desarticular bandas de secuestradores y liberar las instalaciones de la UNAM sin violencia, proyecto institucional que fue modificado en el gobierno de Vicente Fox. Con Zedillo el almirante estaba encargado de una unidad secreta del CISEN especializada en secuestros.

Bajo su coordinación fue famosa la detención de Daniel Arizmendi alias ‘El Mochaorejas’, por parte del agente Alberto Pliego Fuentes, quien luego falleció de cáncer en la cárcel. Arizmendi había secuestrado, entre otros, a Raúl Nava Ricaño, por quien exigía un rescate de 3 millones de dólares; al no acceder la familia, aconsejada por unos agentes ingleses en seguridad privada, recibió la oreja del joven estudiante hijo de un comerciante de la Central de Abastos. Era un ultimátum. Meses después fue hallado muerto en un depósito de cadáveres. El ‘Mochaorejas’ fue finalmente aprehendido en Cuernavaca, Morelos. El mérito fue de Pliego Fuentes, pero el mando y la estrategia los llevó Robledo Madrid, cuyo asistente en ese entonces era por cierto Genaro García Luna.

paulinocarden.wordpress.com

Comentarios desactivados en Se va Mondragón y Kalb

Archivado bajo Se va Mondragón y Kalb

Pelean cárteles políticos

PAULINO CÁRDENAS

Los pleitos del panismo y del perredismo en teoría podrían acabar beneficiando al PRI para las elecciones del próximo 7 de julio. Si bien los reflectores hasta ahora los tenía acaparado el pleito interno entre panistas cupulares de los bandos maderistas y calderonistas que desde hace días se traen una pelea a muerte por el poder y el dinero de ese partido, ahora los perredistas se contagiaron y ya empezaron también a andar a la greña, al querer Marcelo Ebrard decirle al dirigente del partido del sol azteca Jesús Zambrano lo que tiene que hacer respecto a la reforma energética, y este respondiéndole al ex jefe de gobierno capitalino de que actúa “como borracho de cantina”.

Ebrard le exigió a Zambrano convocar a un Congreso Nacional del PRD para debatir el tema de la reforma energética, porque dijo tener desconfianza que la dirigencia pudiera avalar la entrada de capital privado a Pemex en el marco del Pacto por México como parte que es el sonorense de su Consejo Rector, lo que sería el fin de ese partido. Esa declaración disgustó al perredista, señalando al ex funcionario capitalino de lanzar acusaciones sin razón en contra de su gestión al frente del partido, y sembrar cizaña.

En el caso del pleito ranchero que se traen los panistas, ha pasado un mes desde que la bancada de ese partido en el Senado se dividió, cuando Gustavo Madero, dirigente del blanquiazul, cesó al ex secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, como coordinador de la bancada panista en la Cámara alta, diviéndose en dos bandos los maderistas y los calderonistas, dando lugar a la lucha legislativa, unos por seguir ostentando el poder del PAN contra los otros que lo quieren para sí, que son los testaferros del ex presidente panista Felipe Calderón.

El asunto llegó al grado de que el pasado viernes le fue negado el acceso a sus oficinas al senador Francisco Domínguez, quien el miércoles había sido nombrado tesorero de la bancada por los 23 senadores afines a Cordero. Nadie sabe los alcances que podría tener ese pleito entre la cúpula panista en manos de Gustavo Madero y los que quieren el poder y el manejo de recursos del blanquizaul, encabezados por el ex presidente Felipe Calderón a través de su ex secretario de Hacienda.

Lo mismo empezó a suceder con los dimes y diretes en la seudoizquierda, en donde al dirigente perredista Jesús Zambrano no le gustó que Marcelo Ebrard, queriendo revivir políticamente colgándose del tema del petróleo –bandera que le quiere quitar a su mentor Andrés Manuel López Obrador–, dijo que el PRD debería abrir un debate nacional para evitar que se privatice la industria petrolera porque dijo desconfiar en la dirigencia del sol azteca, que pudiera apoyar la entrada de capital privado a Pemex en el marco del Pacto por México, lo que significaría el fin de ese partido político.

Fue cuando a través de su cuenta de Twitter, el sonorense escribió que el ex jefe de gobierno capialino ‘anda como borracho de cantina, buscando por debajo de la mesa preguntando qué me miras, para buscar pleito’. Ebrard le dijo que el debate que plantea es con Peña. Zambrano dijo que nadie ha cruzado ni una palabra en el Pacto por México, respecto a la reforma energética. Dijo que Marcelo no les va a venir a dar lecciones de confianza. ‘Cuando nosotros desde la izquierda luchábamos contra Carlos Salinas, él era el principal operador de Salinas’.

Por su parte, el titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, declaró que esos pleitos como los que hay en el PAN y en el PRD, enrarecen la política nacional, pero que en esos conflictos el Gobierno de la República ni el Pacto por México intervienen. Indicó que aunque sí empañan la imagen política en el país, no afecta el trabajo ni desmerita los acuerdos que se toman en el Consejo Rector de este instrumento de concertación.

 De esta manera, esa dependencia federal se delinda de los pleitos internos de ambos partidos.

Y todo esto sucede faltando menos de dos semanas para los comicios que habrá el 7 de julio en 14 entidades del país, en donde estará en juego la gubernatura en el caso de Baja California, en donde contederán Francisco ‘Kiko’ Vega de la Madrid por la coalición PAN-PRD-Nueva Alianza-PEBC, y Fernando Castro Trenti por la coalición integrada por el PRI, el Partido Encuentro Social, el Verde Ecologista y el Partido del Trabajo. Han habido quejas de unos y otros partidos de los consabidos trastupijes para la coacción de votos, lo que ha sucedido prácticamente en las demás entidades federativas en donde habrá elecciones.

Se cree que los pleitos internos entre los cárteles políticos panistas y perredistas, repercutirán en los resultados de los comicios de julio, por lo que el PRI cree que, como lo ha dicho en reiteradas ocasiones su dirigente César Quiroz –lo que le ha costado llamadas de atención de su jefe–, van por el ‘carro completo’, ya que ‘en términos de ‘ética polítca, creemos merecer la victoria’, es decir,  ‘no sólo ganar el número de votos, sino tener la mayor empatía entre los electores y los candidatos del PRI para que la gente se sienta satisfecha con su opción’. Habrá que ver si de veras los pleitos del panismo y del perredismo le acaban beneficiando al priísmo.

paulinocardenas.wordpress.com

Comentarios desactivados en Pelean cárteles políticos

Archivado bajo Pelean cárteles políticos

Valemadrismo oficial

PAULINO CÁRDENAS 

Con la clase de funcionarios públicos que abundan en este sexenio, el sueño del presidente Enrique Peña Nieto de querer cambiar al país se desvanecerá más rápido que aprisa. La clase gobernante, y hasta académica, carece de autoridad ética y moral, pero sobre todo de carácter para desempeñar el cargo. Unos son indolentes, otros blandengues y algunos son truhanes. El jefe del Ejecutivo sigue creyendo en el Pacto por México para sacar al país adelante, pero así no se puede. Faltan funcionarios comprometidos para lograr la hazaña. Van de ejemplo varios casos de lo que la gente de a pie empieza a llamar valemadrismo oficial: Está el de gobernador priísta César Duarte Jáquez, quien en un acto que encabezó en la Universidad Autónoma de Chihuahua hizo un juramento eclesiástico de entrega de su estado a la Iglesia, con lo que violó la Constitución.

Lo del Estado laico al gobernante chihuahuense le valió madres, igual como lo han hecho otros políticos en funciones incluidos presidentes de la República. ¿Qué dijo el gobernante que echa por tierra el mito de que hay un ‘nuevo’ PRI en el poder?: “Yo, César Duarte Jáquez, por este medio me consagro a mí mismo, a mi familia, a mi servicio público en la sociedad, pido al Sagrado Corazón de Jesús que escuche y acepte mi consagración, que me ayude a la intercesión del Inmaculado Corazón de María, le entrego a Dios y a su divina voluntad todo lo que somos, todo lo que tenemos en el estado de Chihuahua. Le pido a Dios que nos ayude a cambiar todo lo que no sea de él. Yo César Duarte declaro mi voluntad delante de Dios, delante de los señores obispos y de mi pueblo, amén”. También ofreció perdón a Dios “por todo lo sucedido en el pasado en Chihuahua”.

Otro caso es el de Javier Duarte de Ochoa, gobernador priísta de Veracruz, quien se ha prestado a ser títere de su antecesor y ha venido cometiendo una serie de imbecilidades –sin contar los crímenes contra periodistas registrados en su entidad durante su gobierno– como el propiciar y dar cobijo a las transas que se venían orquestando –o siguen orquestando– una bola de truhanes pertenecientes a su gabinete,  para echar mano de los recursos destinados a los programas sociales de Sedesol y destinarlos a la compra de votos a favor del PRI en las elecciones que habrá el 7 de julio próximo en esa entidad. Ese mismo esquema lo están haciendo otros gobernadores priístas con el mismo propósito. Según el PAN, el gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, anda en las mismas. Y pronto aparecerán más. Aprovechando el viaje, el PRD acusó ante la PGR a Rosario Robles por peculado, vinculado a ese delito electoral.

Otro gobernador, este no priísta aunque lo fue, es el de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, quien no ha podido con el paquete de los rebeldes del magisterio que forman parte de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero, CETEG, que se alzaron contra la reforma educativa y que ahora buscan desestabilizar al estado con la ayuda de grupos radicales. Se dice que el mandatario perredista, quien por segunda vez gobierna la entidad –fue gobernador sustituto por el PRI de 1966 a 1999 cuando Rubén Figueroa solicitó licencia para separarse de su cargo a consecuencia de la matanza de Aguas Blancas–, es gente de Marcelo Ebrard y que a la crisis magisterial no le da solución porque quieren llevarla hasta los linderos de la federación para que el gobierno de Peña Nieto intervenga en el conflicto. Aguirre le juega al ensarapado.

Hay funcionarios como Humberto Benítez Treviño, procurador federal del consumidor, a quien su hija Andrea lo metió en un brete cuando estando convaleciente el funcionario de una intervención quirúrgica de la cadera, el pasado 26 de abril la ya conocida como ‘Lady Profeco’ ordenó a la subprocuraduría de Verificación y Vigilancia clausurar el restaurante Máximo Bistrot, porque no le dieron la mesa que pedía. Eso se llama usurpación de funciones y debería ser castigada. El PRD está exigiendo la renuncia del funcionario, quien fue titular de la PGR en el último tramo del gobierno de Carlos Salinas de Gortari. El argumento es sencillo. Dicen que si no es capaz de controlar a su hija, menos podrá controlar la escalada de precios que está llegando a niveles de escándalo en todo el país.

Otro caso es el del rector de la UNAM, José Narro Robles, quien no ha sido capaz de hacerle frente a la andanada de violencia contra la máxima casa de estudios que delincuentes embozados han venido realizando actos de vandalismo, poniéndolo contra la pared. Los vándalos no aceptan diálogo y al rector le da miedo enfrentarlos con la ley en la mano. En fin que el pobre México está como está por gobernantes y funcionarios como estos, igual que el jefe de gobierno del DF Miguel Ángel Mancera a quien le valió madres respetar la contigencia ambiental el sábado pasado, autorizando a más de 5 mil motocilistas transitar del zócalo al autódromo. ¿Con ese tipo de gobernantes, funcionarios y académicos que dicho sea de paso gastan hasta lo que no, quiere Peña Nieto que avance el país?

paulinocardenas.wordpress.com

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Comentarios desactivados en Valemadrismo oficial

Archivado bajo Valemadrismo oficial

Lo que perturba a Ebrard

PAULINO CÁRDENAS

El ex jefe de gobierno del DF, Marcelo Ebrard, anda queriéndose amarrar el dedo por el caso del Túnel Emisor Oriente, que ha quedado inconcluso. La razón es que existe un peligro latente, porque si el Emisor Central se colapsara en temporada de lluvias, al no estar concluído ese túnel, todo el centro de la Ciudad de México se inundaría al grado de que el Aeropuerto y el Metro dejarían de funcionar y muchas colonias resultarían inundadas. Los daños serían de miles de millones de pesos y los problemas de salud inconmensurables; ésta fue la justificación para construir el famoso túnel emisor. Y habría que buscar culpables. Por ello, el pasado fin de semana activó una singular estrategia de autodefensa adelantada, al pedirle a sus incondicionales que tiene en la Asamblea Legislativa y en el Congreso federal, abonar por su inocencia en el caso de haber un desastre por la obra inconclusa.

Su lógica es simple: Mejor pegar antes de que me peguen. Mejor meter la duda antes de que se la metan a él. Esto ha motivado un fuerte pleito de dimes y diretes con el ex titular de Comisión Nacional del Agua, José Luis Luege Tamargo, quien rechazó una acusación del senador del PRD, Mario Delgado, ex secretario de Finanzas de Ebrard, que durante su gestión se haya registrado algún tipo de corrupción con los sobrecostos en los contratos de la construcción de la obra del mencionado túnel. El ex funcionario de la Conagua aseguró que en el organismo se dejó todo listo para evitar una inundación catastrófica durante la próxima temporada de lluvias.

Dijo Luege que contrario a la opacidad de las obras realizadas por los gobiernos del Partido de la Revolución Democrática en el Distrito Federal, como es el caso de la Línea 12 del Metro, en su gestión el Túnel Emisor Oriente fue la más auditada y vigilada. Afirmó que no existe ninguna posibilidad de realizar malos manejos con los recursos que se destinaron para esta obra, considerada la más grande en su tipo y que por su complejidad hubo necesidad de hacer ajustes en los costos y recorrer la fecha de conclusión del proyecto hasta el 2015.

Respecto a la Línea 12 de Metro, cuando fue inaugurada el ex presidente Felipe Calderón y el ex jefe de Gobierno,  se confrontaron por las cifras de inversión para su construcción. Los dos gobernantes dieron sus cifras de inversión en la obra que costó poco más de 24,000 millones de pesos. Ebrard agradeció los 2,000 millones de pesos que Calderón ordenó presupuestar para la línea. El Presidente reviró que fueron 13,200 millones de pesos del orden federal. El ex mandatario panista incluso equiparó la obra de la Línea 12 del Metro con el Túnel Emisor Oriente, la cual -afirmó- será de gran beneficio para los capitalinos.

El pasado 21 de marzo, el ex secretario de Finanzas rechazó que en la construcción de la Línea 12 del Metro se haya registrado un sobreprecio del proyecto original y afirmó que fueron costos adicionales de mil 59 millones de pesos por el cambio de trazo y procedimientos constructivos. En conferencia de prensa acompañado de legisladores federales del PRD, explicó que el monto adicional ha sido reconocido por el Gobierno del Distrito Federal (GDF) y se derivó, en su mayoría, por la negativa de diversos pobladores de vender sus terrenos por donde se diseñó el trazo original de la obra.

“Algunos sectores de la población decidieron seguir teniendo sus terrenos que otorgarlos al servicio de la comunidad, y el gobierno capitalino siempre ha sido respetuoso de las voluntades de la población, respetó esa decisión y se alteró el trazado”, dijo. Precisó que hablar de sobreprecio significa que se adquirieron o contrataron productos o servicios por arriba del valor del mercado, por lo que el aumento en el costo del proyecto por las consideraciones antes expuestas no puede ser definido de esa forma.

El caso es que ahora, con la obra del Túnel Emisor Oriente, el ex jefe de gobierno del DF optó por echar mano de sus incondicionales: seis asambleistas, cinco diputados federales y cinco senadores, para justificar de antemano que su administración no tuvo culpa alguna en el retraso de la importante obra. Lo que podría haber detrás no es para menos: Un desastre si las torrenciales lluvias que se dejan sentir en el DF atascan el Emisor Central y el agua rebasa los límites. Y se buscaríam culpables. Pero hay algo más serio que perturba al ex jefe de gobierno.

Ha trascendido que andan en busca de pruebas sobre el financiamiento ilegal salido del Gobierno del Distrito Federal que pudo beneficiar el trabajo político de Andrés Manuel López Obrador como candidato a la presidencia en el 2012 y del propio ex jefe de gobierno capitalino cuando aspiró a ser el abanderado de las izquierdas y que su mentor político se lo impidió.  De todo ello el actual jefe de gobierno Miguel Angel Mancera ha dicho ‘zafo’. Ni con uno ni con otro. Él está con Peña Nieto. Acaso tendrá que pagar lo de la expropiación de El Encino, producto del arrebato y necedad de López Obrador cuando fue jefe de gobierno.

Twitter:@Paulinocomenta

facebook.com/Paulinocomenta

Comentarios desactivados en Lo que perturba a Ebrard

Archivado bajo 1

Figuras, en la mira

PAULINO CÁRDENAS

Dicen los que saben que son varios los personajes políticos que integran el cártel antiPeña y que quieren verlo fracasar con el Pacto por México y sus reformas, que podrían correr la misma suerte que la maestra Elba Esther Gordillo. Se olvidan que por más señales que le mandaron a la ex poderosa lideresa magisterial antes de ser detenida, a ésta le valió y mandó a calacas a los mensajeros diciendo que a ella nadie la iba a venir a amenazar ni amedrentar. La hoy reclusa en San Martha Acatitla había gritado retadora: “No cederé a presiones; nací guerrera y moriré guerrera”. Y mírela dónde está ahora. Pese a ese claro ejemplo de que Peña Nieto no es Calderón, hay quienes siguen citando al toro. Siguen creyendo que lo de la maestra fue una cortina de humo o un quinazo, y que como intocables que han sido seguirán intocados. Habrá que ver.

Se asegura que parte de ese grupo fue impulsado, incluso con dinero proveniente de las cuotas del magisterio, por Gordillo, que siempre coqueteó con Peña Nieto pero a quien le guiñaba el ojo era al jefe de gobierno capitalino Marcelo Ebrard, que aspiraba ser el candidato de las izquierdas para el 2012. Era su gallo. Otro eslabón de esa cadena antiPeña es el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, cuyos buenos oficios de la maestra con sus hordas magisteriales –y mucho dinero de por medio según se sabrá pronto–, le permitió al actual mandatario poblano el triunfo en 2010. Su gallo para la grande al parecer era el panista Ernesto Cordero, pero quedó Josefina, lo que en parte frustró su anhelo para lanzarse como candidato en 2018.

Elba Esther había pactado su apoyo a favor de Ebrard, convenciendo a Moreno Valle de unirse. La derrota en la interna del PRD del Jefe de Gobierno los orilló al final a apostar todo por López Obrador, fingiendo a la vez, que Peña Nieto era su gallo, porque Josefina Vázquez Mota, simplemente no entraba en sus planes, escribió Miguel Angel García Muñoz en sus Reflexiones de El Heraldo de Puebla, quien conoce esa historia como pocos. Una vez sabido el triunfo de Peña Nieto, Elba Esther y Moreno Valle habrían conformado un frente antiPeña, lo que coincidió con el que acabaron tramando, cada cual por su lado, Ebrard y López Obrador como cabezas de todo un movimiento en contra del hoy mandatario priísta.

Cuando se confirmó el triunfo del mexiquense, cuenta el referido comentarista político,  “las alarmas sonaron en Casa Puebla y en el SNTE. ¿Qué hacer, si su intriga había sido descubierta? No había de otra: Conformar el frente anti priista-peñista. Enrique Peña Nieto no debe triunfar como Presidente, si Moreno Valle quiere ser el sucesor; y Elba Esther, con todo su poder financiero, su influencia en gobiernos estatales y su ejército de más de un millón de Maestros afiliados al SNTE, son más que suficientes para lograr el objetivo”. Cuando vino la reforma educativa, comenzó a ser boicoteada en Puebla con manifestaciones, amparos y desorientando al magisterio; en ese estado se avaló en el Congreso hasta el final, cuando daba igual si se aprobaba; Moreno Valle ordenó a sus diputados señalaran al programa nacional de combate a la pobreza como un tema netamente electorero, a pesar de que él mismo acudió a Las Margaritas, Chiapas, a presenciar el arranque de la cruzada histórica.

Se había dado el inesperado golpe contra Elba Esther quien fue detenida y acusada por delincuencia organizada, fraude, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito. Eso paralizó el proyecto de manifestaciones que iban a ser planteadas en la reunión de Guadalajara un día después de la detención de la lideresa. De hecho todo cambió cuando le fue notificado a la maestra en la cárcel que ya tenía sustituto en la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, cargo en el que duró 23 años. Todavía el gobernador de Puebla anunció el Pacto por Puebla, queriendo demostrar poder, control político y que el Pacto por México de Peña Nieto le valía sorbete.

Al final de la película la batuta que soltó el SNTE la tomó la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, CNTE, auspiciada por los gobernadores de Guerrero y Oaxaca -incluso también de Chiapas- que se han dejado engatusar por Marcelo Ebrard, como son Angel Aguirre y Gabino Cué. Como se sabe, en el DF, como jefe de gobierno Ebrard le permitió a la CNTE hacer lo que le diera la gana. El Congreso de Guerrero rechazó la iniciativa de reformas de la Ley Estatal de Educación 158, que envió el gobernador Ángel Aguirre y que fue ‘negociada’ con la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de ese estado, por considerar que contravenía a la reforma constitucional educativa promulgada por el presidente Peña Nieto.

Y el gobenador de Oaxaca vino al Congreso federal a lo mismo, donde señaló que en su estado se quiere ‘tropicalizar’ la educación con un anteproyecto que presentó, el cual, dijo,  ‘es producto de una amplia consulta con profesores y con las fuerzas políticas de su estado’. Y AMLO feliz con el enredo, pero que también está en la mira por otras cuitas. En síntesis, son varios los candidatos a seguirle los pasos a la maestra Gordillo, pertenecientes al cártel antiPeña y que lo quieren ver fracasar a él y a su Pacto. Algunos mecen la cuna de la CNTE. Se olvidan que Peña Nieto no es Calderón. Y si no, que le pregunten a la maestra.

Twitter:@Paulinocomenta

facebool.com/Paulinocomenta

Comentarios desactivados en Figuras, en la mira

Archivado bajo Figuras en la mira

¿Mancera Presidente?

PAULINO CÁRDENAS 

Tiene atributos para serlo: no tiene experiencia de gobierno, le gusta mentir, es escurridizo, promete y no cumple. Sí, bien podría ser Presidente de la República, como se lo dijo en entrevista a La Opinión de Loa Ángeles. “Como a cualquier mexicano, obviamente me gustaría y sería feliz de ser Presidente de México”, declaró. “La responsabilidad del país es un tema mayúsculo, pero la Ciudad de México es un buen referente y un magnifico ejercicio de gobierno”, añadió. Es un hecho que le quiere seguir los pasos a Marcelo Ebrard en cuanto a soñar con querer ser Presidente. Para ello está tratando de deshacerse de la sombra de su predecesor, empezando porque anunció que cancelaría el programa de las playas artificiales. Esto le restará simpatías.

Aunque externó sus intenciones presidenciales, dijo que prefiere concentrarse en sus tareas como jefe de gobierno del Distrito Federal. Todavía sigue envuelto en el escándalo de su viaje al Vaticano, que ha sido una de tantas malas decisiones que ha tomado en apenas 111 días de gobierno.  Pese a que  a su alrededor le sobran asesores, en realidad no ha podido consolidar un programa de trabajo integral. Le falta lo a que a su antecesor le sobraba en cuanto a proyectar programas a favor de la ciudadanía capitalina. Esa falta de planeación le ha hecho caer en toma de decisiones precipitadas. Nadie dice que sea un funcionario sin preparación. Más bien parece tener la brújula extraviada, lo que se refleja en su estilo personal de gobernar.

Con motivo de su viaje al Vaticano, en donde coincidió con el presidente Enrique Peña Nieto en ocasión del inicio del pontificado del Papa Francisco, Mancera dijo que la Curia romana le había pagado el viaje a Roma. Fue el vocero del Vaticano, Federico Lombardi, quien aclaró que la Iglesia no le paga viajes a nadie. Fue entonces que a su regreso, el jefe de gobierno dijo que los gastos del viaje salieron de su bolsillo, lo mismo que el de los funcionarios que lo acompañaron. Incluso la contraloría interna del gobierno del DF determinó que le descontaría varios días de su sueldo por no haberse presentado a trabajar, lo mismo que a sus acompañantes. Todo un escándalo pues. ¿Que necesidad?

A sus 47 años tiene chance de intentar ir por la Presidencia en el 2018, y si pierde, podría hacerlo otra vez en el 2024, ¿por qué no? Falta que Ebrard lo deje, ya que es quien anda necio con esa idea, desde que aspiró a ser el candidato de las izquierdas y que Andrés Manuel López Obrador le dijo ¿a dónde joven?, y lo dejó con las ganas. El ex jefe de gobierno estará apostando todas sus canicas a que él va a ser el candidato de las izquierdas divididas, para lo cual incluso estaría dispuesto a ser drigente del PRD como primer paso. Si lo dejan. En Chiapas, una entidad que considera uno de sus bastiones, a finales de febrero lo manifestó abiertamente. Dijo que su interés es participar en el proceso electoral de 2018, mediante una plataforma cuyo eje será “un futuro progresista para el país”.

Pero el dilema de Mancera para su aspiración presidencial tiene tres patas, cuando se requieren cuatro para que tuviera estabilidad su anhelo. Una pata es su abierta y cercana relación con Enrique Peña Nieto a quien desde el principio reconoció como Presidente de la República lo que quedó constancia con un primer acrercamiento que tuvo con Luis Videgaray, el hombre fuerte de los dineros y los recursos financieros federales. La otra pata es su izquierdismo light que reconociendo que no forma parte de ningíun partido, le quiere hacer creer a los que se dejan,  que está con el PRD, con AMLO y con Morena, incluso diciendo que ‘no aceptará’ la privatización de Pemex ni la aplicación del IVA a alimentos y medicinas, lo que supuestamente propondría Peña. ¿De veras?

Y la tercera pata en la que apoya su aspiración presidencial es que quiere, en su momento, representar a todas las izquierdas para convertirse en el caudillo sustituto de quien le lleva medio siglo de ventaja, que es el tabasqueño, además de que tendría que luchar con las ambiciones de Marcelo Ebrard quien, ahora sí, ha dicho que no le cederá terreno a López Obrador para el 2018. De ahí que al ex mandatario capitalino le estén sacando sus trapitos al sol, como es el caso del rebase en los costos de la línea 12 de Metro, y los negociazos que se dice habría hecho al calor del cargo durante sus seis años de gobierno. Como se sabe, políticamente le debe mucho a López Obrador.

Mancera no era el candidato de Ebrard, quien se inclinaba por su entonces tesorero Mario Delgado para sucederlo en la jefatura de gobierno. ¿Por qué ganó por tan amplio margen Mancera? Porque la maquinaria perredista dominante en el DF hizo su trabajo con las mismísimas triquiñuelas, mañas, transas y compra de votos que tanto le criticó AMLO a Peña y al PRI. Pero el dilema del actual jefe de gobierno es que –sería la cuarta pata de la que carece su plataforma como aspirante presidencial–, para nada tiene el carisma de quienes lo antecedieron en el cargo: Cárdenas, López Obrador, Encinas y Ebrard, por cierto distanciados entre sí.

Dicen quienes lo conocen que Mancera trae un as bajo el brazo para el 2018. Su entrega a Peña Nieto lleva un doble propósito. Uno, estar bien con quien manda en el país y quien apoyaría sus iniciativas de reforma para el DF, y dos, que en su momento, como no tiene partido, podría afiliarse al PRI con miras a los comicios presidenciales. Porque es raro que de un tiempo para acá los chuchos y el PRD estén con él. ¿Sabrán algo?. Con ese cobijo anticipado, Ebrard quedaría al garete y sin partido porque los que manejan el sol azteca no lo quieren de dirigente, lo que le dejaría el camino libre al tabasqueño y su Morena para participar por tercera ocasión como aspirante presidencial. Para ellos pues, soñar no cuesta nada.

Twitter:@Paulinocomenta

facebook.com/Paulinocomenta

Comentarios desactivados en ¿Mancera Presidente?

Archivado bajo ¿Miguel Mancera Presidente?