Archivo de la etiqueta: más de lo mismo.

Hubo rechazo mutuo de propuestas

PAULINO CÁRDENAS 

Juntos en el Museo Tecnológico, pero no revueltos a la hora de hablar con los medios. Cada cual dando su versión de la reunión que duró más de cuatro horas. Una vez que terminó el encuentro, los padres de los 43 normalistas desaparecidos ofrecieron una conferencia de prensa en el Zócalo capitalino, mientras que el gobierno federal hizo lo propio en el Club Naval.

Lo dicho por los voceros de los familiares de los normalistas denotó la decepción que tuvieron en ese segundo encuentro con el presidente Peña Nieto quien no se atrevió, dijeron, a hablarles con la verdad, dejando intocado el argumento de la ‘verdad histórica’ como muchos mexicanos también lo suponían.

Antes de que comenzara la reunión de manera formal, le habían hecho entrega al mandatario de un pliego de peticiones con ochos propuestas que al final, dijeron, Peña no se comprometió a cumplir. Señalaron también que los seis puntos que les propuso el jefe del Ejecutivo, no los aceptarán porque no son sustanciales y son compromisos ya acordados.

También, indicaron en conferencia de prensa, no aceptarán un tercer peritaje ni una fiscalía especial como les ofreció el presidente de la Republica. Manifestaron que el caso de los desaparecidos amerita una investigación específica. Por eso pedimos una instancia que se avoque a la búsqueda y otra a fincar responsabilidades a los funcionarios.

Para el gobierno federal se cumplió con las expectativas y que las cosas marcharán de común acuerdo con los dolidos padres y madres de los 43 desaparecidos; les ofreció la creación de una unidad en la PGR para continuar las investigaciones, que no aceptaron.

Se dijo también que el caso no está cerrado, que no habrá carpetazo y que se incorporarán las investigaciones conclusiones del Grupo de Expertos de la CIDH. El gobierno federal está del lado de los padres de las víctimas del caso Ayotzinapa, comentó como acto de consolación.

En fin, lugares comunes que el gobierno estima que con eso, los familiares quedaron convencidos aunque eso dista mucho de ser realidad. Mas de lo mismo diría el clásico. Pero la indignación quedó incólume. Está más allá de más promesas.

Hay otros pendientes del gobierno federal y los gobiernos estatales como el de Guerrero, contra los alumnos de la escuela rural ‘Raúl Isidro Burgos’ de Ayotzinapa y otras escuelas rurales que para los gobiernos en turno han sido considerada como nido de guerrilleros.

Se quejaron de que el jefe del Ejecutivo no se atrevió a reconocer abiertamente que las investigaciones realizadas por el Grupo de Expertos de la Comisión Internacional de Derechos Humanos hayan echado abajo los argumentos del ex procurador Jesús Murillo Karam.

Nuevamente el jefe del Ejecutivo se fue por la tangente y a como pudo esquivó las reiteradas acusaciones sobre las mentiras que a su juicio argumentó el ex funcionario de la PGR para justificar el caso de las desapariciones e insistir en que fueron incinerados y sus cenizas echados a un río.

Otra vez nos dieron atole con el dedo, comentaron amigos de los familiares de los 43 después del largo encuentro con Peña Nieto celebrado en el Museo Tecnológico de la capital del país. Y con esa decepción, la desesperanza de encontrar a sus hijos con vida aumentó. Esperaban más. Pero no hubo mas.

El jefe del Ejecutivo les indicó que su gobierno estudiará el pliego de peticiones y exigencias que le formularon, en virtud de que los acuerdos de la primera reunión fueron cumplidos a medias. Creen que al final será la misma le vuelven a dar largas al caso y ahí se la llevarán apostándole a que con el tiempo se olvide el asunto como ha sucedido con muchos otros casos.

Con eso se irá el sábado el presidente Peña Nieto a Nueva York. Allá intervendrá en la Asamblea General de la ONU. También sostendrá un encuentro con el secretario general de ese organismo, Ban Ki-Moon; participará en dos Cumbres de Jefes de Estado: la de Adopción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sustentable y Sobre Mantenimiento de la Paz en una reunión con los presidentes de Perú, Chile y Colombia.

Se va justo en la fecha que se cumple un año de la desaparición masiva forzada de los normalistas y día en que paradójicamente se celebrará por primera vez en México el Día Nacional Contra la Desaparición Forzada aprobada hace unos días en la Cámara de Diputados, y que hoy por hoy resulta una burla más del gobierno federal para quienes sufren en carne propia los rescoldos de esos criminales hechos.

Si desde antes de la segunda reunión del presidente con los familiares de los 43, ya habían comenzado los disturbios en varias partes del país, en los siguientes días se espera que esos actos pasarán de la protesta al vandalismo, como repudio a la falta de sensibilidad y decisión del jefe del Ejecutivo.

Quizá habría reflexionado bien lo que le habría dicho el ex procurador de que, si desistía de la versión de la ‘verdad histórica, ‘si caigo yo, caes tú’ que, según versiones, habrá comentado el ex funcionario a algunos de sus allegados.

Habrá que ver con los días, las semanas y los meses si tiene razón la representante para las Américas de Amnistía Internacional (AI), Ericka Guevara Rosas, quien aseveró que si el gobierno mexicano no se corregía el rumbo de la investigación de los desaparecidos, el presidente Peña Nieto sería visto en el mundo como “facilitador de estos horrores”.

Anuncios

Comentarios desactivados en Hubo rechazo mutuo de propuestas

Archivado bajo Hubo rechazo mutuo de propuestas

Se afianza el PRI en el poder

PAULINO CÁRDENAS

Conforme el avance de los primeros resultados del conteo rápido dado a conocer desde el domingo por la noche por el INE y cuya captación de datos continúa, el PRI, junto con el Verde y Nueva Alianza, estarían cerca de lograr la mayoría simple en la Cámara de Diputados para los trabajos que se iniciarán en septiembre correspondiente a la LXIII Legislatura. El conteo rápido señalaba como óptimo escenario que Revolucionario Institucional tendría 203 diputados, seguido del PVEM con 48 y 12 de Nueva Alianza, lo que lo llevaría a la suma de 263 curules. Pero no es suficiente para garantizar una mayoría de votos por curul.

Por su parte el PAN sería la segunda mayoría en San Lázaro, con una bancada de entre 105 y 116 diputados. Actualmente tiene 114 legisladores. El PRD seguiría como tercera fuerza, con un grupo de entre 51 y 60 diputados, aunque en esta legislatura logró tener 101 curules. El PVEM, el partido más denunciado en este proceso electoral, contaría con una fracción parlamentaria de entre 41 y 48 diputados, de 28 que tiene hoy, y Morena, en su primera participación electoral, tendría un grupo de entre 34 y 40 legisladores.

El punto es que con el virtual triunfo del PRI en las elecciones intermedias de ayer, respecto de la composición en la Cámara de Diputados en donde contará con el apoyo del partido Verde y del Panal, tendría que hacer alianza, supuestamente con el PAN, para garantizar un amplio margen de maniobra a la hora de las votaciones en San Lázaro durante la próxima legislatura, sobre todo en lo que respecta al tema del presupuesto que implicará recortes para el ejercicio 2016, además del recorte que supuestamente ya se habría dado para este año.

Junto con esos recortes al presupuesto gubernamental vendrían severas medidas de austeridad que se habían detenido porque venían las elecciones celebradas el domingo. De hecho también se aplazaron los despidos masivos en la burocracia que traerían esas medidas. Hay quienes dicen que esos ajustes al presupuesto podrían afectar incluso a los pensionados. Los recortes presupuestales disminuirán los recursos para las inversiones de gobierno en obras y servicios, y afectará también a las empresas privadas de todos los tamaños en prácticamente todo el país. Los insumos dolarizados son los que comienzan a pesar a las empresas e industrias que los requieren.

El primer ‘ajuste preventivo’ del gasto por la caída del precio del petróleo fue anunciado en enero pasado por el titular de Hacienda, Luis Videgaray, el cual fue de 124 mil millones de pesos, lo cual permitiría al gobierno federal, dijo, cerrar el año en línea con las metas de balance aprobadas por el Congreso para este año. Y a finales de marzo, el Ejecutivo federal, a través de Hacienda, presentó al Congreso el documento ‘Pre-criterios 2015’, en el que prevé un ajuste de gasto adicional para 2016 por 135 mil millones de pesos ‘para mantener el compromiso con la trayectoria de déficit decreciente’.

El proyecto de presupuesto del próximo año, con un enfoque ‘Base Cero’, será el que se discuta en la LXIII Legislatura. Dicho recorte permitirá, dizque, determinar los ajustes concretos para cumplir con la trayectoria del ajuste fiscal sea gradual y ordenada al mantener el manejo responsable de las finanzas públicas y la estabilidad macroeconómica. Se dijo entonces que ese otro recorte presupuestal al gasto federal ‘es una condición indispensable para lograr un crecimiento económico sostenido en favor del bienestar de todos los mexicanos’.

Eso en llano español quiere decir que la economía mexicana sufrirá un fuerte impacto que afectará prácticamente a todos los sectores productivos del país. Esos recortes al presupuesto y al gasto dificultarán la vida de millones de personas, en especial a los grupos menos favorecidos que existen en el país cuya economía doméstica se ha visto deteriorada, ya que por otro lado los aumentos en los precios de la canasta básica y de insumos para la industria, así como los aumentos en el costo de productos y servicios, y hasta de multas y servicios públicos.

Eso sin contar que pudieran aprobarse más impuestos a los ingresos de por sí deteriorados como medida adicional a los ajustes a la economía, por la baja de los precios internacionales del petróleo. Se teme, pues, que nuestro país seguirá padeciendo situaciones iguales o peores que en los primeros años de gobierno. Si la gente que se animó a votar lo hizo más como un acto de conciencia que con conocimiento de causa. La realidad es que quienes cruzaron la boleta electoral por tal o cual partido o candidato la mayoría no supo por quién lo hicieron. Incluso el propio INE aceptó que el porcentaje estimado de participación en las votaciones del domingo fue solamente de entre 47.25 y 48 por ciento.

La razón de quienes se abstuvieron de votar es bastante simple. Saben de antemano que ningún priísta vendrá a propiciar cambios de ninguna naturaleza. La gran mayoría de quienes alcanzaron el triunfo por ese partido -lo mismo que por otros partidos- están convencidos de que vendrán a hacer lo mismo que los que dejaron el cargo: a esquilmar al erario y a hacer negocios privados con dinero público. Eso, para quienes no votaron, no tiene remedio.

Si los que sí fueron a votar y lo hicieron por el partido en el poder y sus candidatos, ven que con el virtual triunfo del PRI en las elecciones intermedias, las cosas seguirán igual o peor, eso motivará mucho descontento popular, más violencia generalizada, mas grupos de inconformes que irían surgiendo a todo lo largo y ancho del país y quizá una represión ya más abierta. Si con ese afianzamiento del partido en el poder será mas de lo mismo, el país podría caer en una verdadera emergencia social y el gobierno federal, que no ha atinado a dar una en materia económica y financiera, no podrá a cambiar el curso de las cosas.

Si quienes llegaron van con la misma tendencia de robar y hacer negocios al amparo del cargo, podría enardecer a quienes votaron por ellos y surgirían más grupos de inconformes de los que existen a lo largo y ancho del territorio nacional. Un movimiento nacional que podría escalar de manera inédita el gobierno peñanietista tendría que apagarlo por la fuerza ya no solo con medidas disuasivas. Faltan tres años de administración y la carrera para el 2018 ya comenzó.

Comentarios desactivados en Se afianza el PRI en el poder

Archivado bajo Se afianza el PRI en el poder

El gobierno de Peña está a prueba

PAULINO CÁRDENAS

Aunque el presidente Enrique Peña Nieto dijo que México está a prueba con los acontecimientos que han rebasado a su gobierno, es éste el que realmente está a prueba, ya que el anuncio que hizo ayer, bastante tardío, es lo mismo de lo que se venía hablando desde el principio de su gobierno y que hasta ahora se decidió a iniciar, incluso enviando iniciativas de ley al Congreso en materia de seguridad y estado de Derecho. Las novedades son que habrá un 911 para emergencias como se estila en EU y Canadá entre otras naciones; clave única de identidad, y una iniciativa de ley que permitiría que, en caso de colusión de autoridades con el crimen, la federación asuma el control de seguridad en los municipios e incluso con facultades de la Federación para disolver un ayuntamiento, por órdenes del presidente de la República.

“Después de Iguala, México debe cambiar”, dijo en su discurso ante representantes de todos los sectores de la sociedad y la clase política. Más bien después de Michoacán debió de haber cambiado, no México, sino la estrategia de su gobierno que está por cumplir apenas dos años y que en ese tiempo se le han acumulado problemas de inseguridad del tamaño del mundo, además de su carga personal con temas como el de la ‘casa blanca’. Enfatizó que el grito “Todos somos Ayotzinapa” demuestra el dolor colectivo y es un llamado a transformar a México. Diríase mejor que es un llamado a su gobierno para que cambie de estrategia ante el crimen organizado. Y no solo es Ayotzinapa. Está el caso de Tlatlaya, estado de México, y otros muchos que se han dado en diversas entidades del país

En Cocula, por ejemplo, un medio televisivo francés -France 24- reportó que en ese municipio del estado de Guerrero, hubo el secuestro y desaparición de 31 estudiantes de secundaria que, por miedo al crimen organizado, sus familiares de abstuvieron de denunciar. Esto fue el pasado 7 de julio, al término del ciclo escolar. Los estudiantes es la hora que no aparecen, y nadie del gobierno ha dicho nada o más bien, dicen que no han tenido ninguna queja de esa desaparición masiva. Cocula es el municipio vecino de Iguala a donde fueron trasladados en septiembre los 43 estudiantes normalistas hasta ahora desaparecidos.

Así sucedió de alguna forma en el caso de Tlatlaya, en donde e pasado 30 de junio un comando militar ejecutó a 22 presuntos delincuentes aún cuando ya se habían rendido, hasta que un medio estadounidense, la revista Esquire, lo dio a conocer tres meses después. La noticia la replicó la agencia AP. Fue hasta entonces que reaccionó el gobierno mexicano. A eso se le han sumado otros hechos como en el caso de la búsqueda de los familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, que han encontrado más fosas con restos humanos, pero que no son de sus hijos.

Todo eso ha venido a complicar aún más las cosas para el gobierno peñanietista. Por si no fuera suficiente, en las marchas y protestas de familiares y amigos para que aparezcan los normalistas, se infiltraron vándalos criminales del cártel antiPeña que causaron destrozos y se enfrentaron con las fuerzas del orden en un franco reto abierto al gobierno. En medio de esa circunstancia de pronto el presidente Peña Nieto declaró que tenñia la sospecha de que había intenciones de desestabilizar al gobierno y a México, lo que preocupó a muchos por venir de quien venía esa declaración. Y la cereza del pastel fue el surgimiento a la luz publica del caso de la ‘casa blanca’ de las Lomas de Chapultepec, que en el fondo parece haber un conflicto de intereses que huele a corrupción, ya que en medio de esa lujosa propiedad está el Grupo Higa que ha recibido contratos desde que el presidente era gobernador de su estado, hasta la fecha.

Todo eso llevó al mandatario federal a tomar decisiones que parecen ser de fondo, aunque muchos mexicanos creen que son solo de forma. Además de implantar a futuro el 911 de emergencias, imponer la clave única de identidad y una iniciativa de ley que permitiría que, en caso de colusión de autoridades con el crimen, la federación asuma el control de seguridad en los municipios e incluso se pueda disolver un ayuntamiento, propuso una reforma al sistema de competencias penales o lo que eso signifique, implantar policías estatales únicas, más operativos en Michoacán, Guerrero, Jalisco y Tamaulipas, acceso a la justicia (¿¿??), acciones para fortalecer los derechos humanos, combate a la corrupción y transparencia y rendición de cuentas.

Es decir, todo lo que debe ser una obligación constitucional, lo convierten en programas de gobierno como si fuera la gran innovación. Más de los mismo dirán muchos. Más que nada porque no es con nuevas medidas supuestamente innovadoras, sino aplicando la ley con rigor, como se van a solucionar las cosas en México. ¿De qué servirá que se anuncien medidas si al final de cuentas el problema es que no se cumplen? ¿De veras con ese anuncio de los diez puntos que dio a conocer el jefe del Ejecutivo, acaso se cree que se acabará la corrupción e impunidad, que han sido los eternos problemas de México? Habrá que ver si esas diez medidas para seguridad y estado de Derecho que anunció ayer Peña Nieto, será la fórmula para que la situación de peligrosidad, violencia y avance del crimen organizado, de veras logran ser erradicados.

Dos botones de muestra bastan para hacer ver que esas medidas son relativas para acometer la ferocidad de los criminales. Uno es la aparición de diez cadáveres desnudos en la plena carretera a Chilapa, Guerrero, y otro es el cadáver que le fueron a echar al alcalde de Amacuzac, Noé Reynoso, con une recado del cártel enemigo al que no pertenece. Y con respecto de que Todos somos Ayotzinapa que quiso hacer suyo el presidente Peña solo hay que ver lo que acaba de suceder sucedió en Jalisco: elementos de la Fuerza Única de ese estado desalojaron con lujo de violencia a un grupo de campesinos y estudiantes de la Escuela Normal Rural de Atequiza que protestaban en la carretera Santa Rosa-La Barca.

Como se ve, no es con retórica ni promesas como su gobierno podrá doblegar a las fuerzas oscuras que si no tratan de desestabilizar a su gobierno, si hay un constante reto para hacer quedar muy mal a su administración, sobre todo en lo que respecta a la seguridad, el respeto a los derechos humanos, el acceso a la justicia y respeto al estado de derecho. La situación que padece el país en materia de inseguridad y violencia no tiene para cuando acabar. Peña Nieto dijo que México está a prueba. Más bien es su gobierno el que lo está.

Comentarios desactivados en El gobierno de Peña está a prueba

Archivado bajo El gobierno de Peña está a prueba

AMLO y su onda lúdica para tontos

PAULINO CÁRDENAS

A sabiendas de que el Tribunal Federal Electoral acabará dándole el registro de Presidente electo a Enrique Peña Nieto como ganador de la elección por la primera magistratura del país, el Peje seguirá con su onda lúdica de seguir sorprendiendo a los ingenuos –empezando por sus fieles seguidores y su ejército justiciero, sus niños héroes ‘apartidistas’ que dizque quieren redimir a la patria siguiéndole el juego a su jefe máximo–, haciéndoles creer que podrá decretarse la invalidez de la elección  presidencial –sólo presdencial, ojo– del pasado 1 de julio, y que el Congreso designará un presidente interino –que tal vez quisiera ser él–, en lo que el Legislativo convoca a otros comicios ‘para elegir nuevo Presidente’.

Como dicen en su tierra, al Peje ‘se le botó la cuiria’. Y lo peor es que hay quienes le creen su jaladas postelectorales para tratar de justificar lo injustificable, en vez de reconocer su inequívoca derrota por más de 3 millones 300 mil votos ante quien habrá de sacar al PAN de Los Pinos  el próximo 1 de diciembre. Luego de inventar mentira tras mentira, de que en la campaña del ganador se dio la ‘compra’ de 5 millones de votos a través de las tarjetas de Soriana y los monederos Monex y hubo lavado de dinero, ahora salió con la ‘mamonrreada’ –derivado lírico de Monreal– de que en 142 asambleas ‘informativas’ a realizarse en plazas públicas del país, se habrá de insistir en las mismas mentiras, a ver si de tanto repetirlas se convierten en verdad.

Lo que busca el tabasqueño es seguir llamando la atención mediática y aparentar que es el mártir de las izquierdas que perdió porque le hicieron trampa, igual que había sucedido en el 2006 y lo mismo que le aconteció dos veces consecutiva, en 1994 y 1988, cuando aspiró a ser gobernador de su estado natal. Quienes le vienen  siguiendo la huella desde hace años saben que su última farsa, la de proponer que se anule la elección y que el Congreso elija un presidente interino mientras convoca a nuevas elecciones, es el mismo cuento con el que quiso apantallar a los ingenuos hace seis años.

Inmundo como es, se dio el lujo de declarar que decretar la invalidez de la elección presidencial, es mejor que ‘seguir en la inmundicia, seguir en la antidemocracia en la violación a la Constitución y a las leyes’. Cinismo vil. Como sabe perfectamente que ya no hay remedio y que no le funcionó su jueguito de querer ‘limpiar’ la elección presidencial, ensuciándola, anda viendo a ver qué más inventa para justificar ante los suyos la tremenda derrota que sufrió frente a Peña Nieto. La siguiente farsa en sus ‘asambleas’ es poner a los suyos a buscar ‘pruebas’ de la presunta masiva compra de votos en los pasados comicios, que según él ya las tenía.

Él y sus corifeos hablan como si el PRD y las izquierdas tuvieran aureola y la compra de votos no hubiese sucedido en el Distrito Federal, en Tabasco o en Morelos. O esos golpes traumáticos lo tienen al borde de un colapso severo que lo está orillando a hacer más locuras que las que hizo en 2006, o le anda haciendo al cuento para seguir vigente y acabar como ‘líder moral’ –¿o inmoral? – de las izquierdas, queriéndole quitar ese lugar a Cuauhtémoc Cárdenas, como dicen que es su nueva tirada al no poder alcanzar por segunda vez consecutiva la anhelada Presidencia de la República, ya que no hay señales de que quisiera volver a ser reelegido como ‘presidente legítimo’. Tal vez se le ocurra decir que él pudiera ser el ‘presidente interino’ que propone. Es capaz.

Por lo demás, parecería que López Obrador se ha convertido en un caso clínico que requiere atención urgente de un grupo de especialistas en atender pacientes afectados por una pérdida profunda no superada. Pretende hacer creer que quedó muy afectado con su derrota y que eso lo ha orillado a hacer locura tras locura. Pero no hay loco que coma lumbre. Desde antes de las elecciones sabía de hecho que no iba a ganar ante su principal rival. Se daba por bien servido el haber rebasado a la candidata panista y arrebatarle el segundo lugar en el último tercio de la contienda electoral.

Por ello, en una gira que realizó el martes 5 de junio en el poblado de Puruándiro, Michoacán,  lanzó aquello de que ya había una ‘guerra sucia’ en su contra. En una rara actitud autoexculpatoria comenzó desde entonces dizque a ver moros con tranchetes y a decir que, porque Peña Nieto “va en picada y yo voy para arriba”, estaba empezando una ‘guerra sucia’ en su contra. Desde aquel día   ya se estaba amarrando el dedo.

Como en 2006 con el PAN, empezó a hablar otra vez de ‘fraude’ y de que se estaba gestando una conspiración en contra suya, esta vez por parte del PRI. Luego vino la firma con la que se comprometía, junto con los otros candidatos en la víspera de la elección presidencial, a respetar los resultados de la jornada electoral. Pero conociéndolo como es, nadie creyó que cumpliría. Como fue. De ahí para acá todo ha sido puro cuento chino del tabasqueño. A ver quién le sigue creyendo, en tanto el Tribunal Federal Electoral le da su constancia de Presidente electo a Peña Nieto. Onda lúdica para tontos pues.

@Paulinocomenta

Comentarios desactivados en AMLO y su onda lúdica para tontos

Archivado bajo AMLO y su onda lúdica para tontos

“Este gobierno ya decidió terminar”

PAULINO CÁRDENAS

La ‘percepción’ que tiene el perredista Carlos Navarrete Ruiz es que “este gobierno ya decidió terminar” en el 2010 su gestión gubernamental, ya que de aquí en adelante su gobierno irá sin giros de ninguna naturaleza ni cambios importantes, a juzgar por el paquete fiscal para el 2011 que envió al Congreso el presidente Felipe Calderón, que a juicio del legislador equivale a más de lo mismo que  el año pasado.

Quien recientemente terminó su gestión como presidente del Senado y que ahora está al frente del Instituto Belisario Domínguez de la Cámara Alta, manifestó: “Es inaceptable que el gobierno se haya colocado en una posición simplemente de continuar por segundo año consecutivo la misma política, el mismo presupuesto de egresos y la misma política de ingresos”.

Resaltó que el país requiere de cambios trascendentales en materia de impuestos, de ingresos y gastos que coadyuven a mejorar los bolsillos de los mexicanos y mantener la estabilidad. Sin embargo, manifestó que el Paquete Económico que envió al Legislativo, no refleja las necesidades que tiene México y “es señal de que no hay una visión ambiciosa de darle un giro al país”, expresó.

El también coordinador de los senadores del PRD aseguró que en dicho Paquete para 2011 que entregó el Ejecutivo al Congreso de la Unión “no hay sorpresas, no hay novedades, ni cosas importantes” que coadyuven a mejorar el rumbo del país. “El gobierno ha decidido mantener al vehículo que se llama México en segunda y en planito, sin modificar ni rumbo, ni intensidad, ni velocidad.

“Me parece que el gobierno cree que va bien y que no puede ir mejor el país, entonces, hay que mantener el mismo ritmo y la misma orientación”, subrayó, expresó en un comunicado. Dijo que el gobierno federal ha asumido una visión de que “no hay nada que corregir” y que todo transcurre de la mejor manera, y “hay que mantener el mismo ritmo y la misma orientación” en los problemas económicos del país.

Navarrete Ruiz también arremetió contra el PRI. Criticó las declaraciones de los diputados de esa fracción partidista, de pretender hacer una cirugía mayor al Paquete Económico, lo cual refleja, dijo, una “acción de conveniencia de cómo lograr las mejores ventajas electorales y cómo logran proteger a sus gobernadores en el gasto público de 2011”.

Por lo que se ve, la sociedad mexicana habrá de seguir esperando soluciones a sus problemas económicos y de subsistencia, en virtud de que la prioridad del gobierno de Calderón ha sido –y seguirá siendo hasta el final de su gestión– la guerra que las fuerzas federales armadas sostienen contra el crimen organizado.

En su proyecto presupuestal, pidió para 2011 un total de 922 mil 700 millones de pesos para la investigación y producción de armamento, municiones, explosivos y equipos militares, rubro que no existió en el presupuesto de este año.  El presupuesto solicitado por la Secretaría de la Defensa incluye tres nuevos programas que requieren de fuertes asignaciones presupuestales, los cuales estarán sujetos a la aprobación de la Cámara Baja.

Otro requerimiento nuevo en el Paquete Económico 2011 —etiquetado para las áreas de seguridad— es el de 931 mil 300 millones de pesos para el diseño, producción y mantenimiento de vestuario y equipo militar. A ello se suman dos mil 193 millones de pesos que el gobierno federal pidió para la conservación y mantenimiento de la infraestructura y maquinaria militar.

Para el plan de Defensa de la Integridad, Independencia y Soberanía del Territorio Nacional, el gobierno pidió un presupuesto de 26 mil 741 millones de pesos, superior en dos mil 687 millones de pesos a lo ejercido este año. Para Marina se solicitaron casi 14 mil millones de pesos, con los que continuarán programas del gobierno.

En el renglón de Seguridad Pública, el gobierno federal pretende inyectarle 16 mil 380 millones de pesos al programa de implementación de operativos para la prevención y disuasión del delito. Es decir, que la guerra contra las mafias organizadas, aunque no tenga sino eventuales frutos, seguirá siendo prioridad del gobierno federal panista. Lo demás tendrá que esperar al próximo sexenio.

Comentarios desactivados en “Este gobierno ya decidió terminar”

Archivado bajo fuerte crítica, más de lo mismo, paquete 2011, sin visión ambiciosa, todo seguirá igual

“¿Por qué sí voy a votar?”

PAULINO CÁRDENAS

Señalaba hace unos meses don Lorenzo Servitje Sendra, fundador de la Bimbo, que en las elecciones de julio -las del próximo domingo- “la gente no quiere votar porque los partidos políticos están desprestigiados”, aunque recomendó que “hay que votar por el partido menos malo”. Lo que no dijo entonces don Lorenzo es cuál de los ocho oficialmente reconocidos por el IFE es el partido menos malo.

Al dictar la conferencia magistral “¿Por qué sí voy a votar?” el pasado 12 de febrero en el auditorio del Instituto Mexicano de Doctrina Social, quien siempre se ha distinguido por ser un recalcitrante panista y apoyador de los gobiernos de derecha, dijo que hay  que votar, y si “no hay de otra” (…) si “no hay otros bueyes, con estos hay que arar”, refiriéndose, se infiere, a los candidatos de los  partidos con registro que contenderán en la señalada jornada electoral.

El fundador de la Bimbo dijo, al referirse al PAN -cuyo actual dirigente nacional es el michoacano Germán Martínez- que a ese partido hay que reformarlo “porque en ese partido se ha colado gente vividora que no se preocupa por el bien común ni de la mística que lo inspiró ni de sus orígenes”. 

Don Lorenzo Servitje, también presidente nacional de la Unión Social de Empresarios Mexicanos, calificó la situación del país de “difícil y compleja” y dijo con énfasis en su discurso que “hay cosas tremendas que se tienen que resolver”. Aprovechó su conferencia para referirse a la guerra contra el crimen organizado, emprendida por el presidente Felipe Calderón desde que asumió el poder.

Al respecto dijo que  “sobrevivimos al tremendo desastre de la impunidad, donde sólo se catiga el 3 por ciento de los delitos, porque hay una corrupción generalizada a nivel policial, de ministerio público y de jueces”. Y criticó severamente:

“Esto no es de un país civilizado; es de un país salvaje. Esto nos debería hervir las venas y ponerle remedio. Y vemos a nuestras policías ineficientes y corrompidas, y el pobre Ejército sufriendo golpes en el que se sentía tanta esperanza y que realmente se encuentra confrontado por problemas muy serios”.

También se refirió a Calderón aquel febrero, al expresar que “hay que ayudar” al “pobre del presidente” Felipe Calderón quien “de hecho”, afirmó, “está a punto de que termine su mandato”. Una declaración extraña venida de un hombre que, aunque ciertamente en ocasiones crítico del sistema, nunca se había expresado públicamente de esa manera de otro mandatario anterior que se sepa. 

Asímismo, el fundador del Grupo Industrial Bimbo aprovechó para criritcar al poder Legislativo, al señalar: “Es monstruoso que los diputados se despachen solitos. No hay ningún cuerpo externo que digan lo que deben de ganar. Se ponen el sueldo hasta los presidentes municipales. Esto es un escándalo: Está fallando el sistema”.

Pero hoy, casi en vísperas de las elecciones intermedias, cobra relevancia lo que dijo a principios de febrero pasado, en su diverso intitulado “¿Por qué sí voy a votar?”, que le sirvió de pretexto no sólo para sacar a relucir resquemores contra el actual gobierno y contra el PAN, sino para referirse a que sí hay que ir a las urnas para votar, si no hay de otra, “por los bueyes de siempre” que es con los que hay que “seguir arando”.

Sin embargo, muchos mexicanos difieren en los hechos con don Lorenzo Servitje, y están dispuestos a ir a votar, sí, pero anulando su voto en la casilla con alguna leyenda que exprese su hartazgo contra la clase política, precismente por lo que señala el dueño de la empresa Bimbo: “La gente no quiere votar porque los partidos políticos están desprestigiados”.

Cuando mucho, el voto se lo darán decenas de cientos de miles a alguien sin registro, antes que a cualquier candidato de cualquier partido. Se da por hecho que ni siquiera la convocatoria de Alejandro Martí, quien preside el organismo SOS, habrá de tener a su favor respuestas ciudadanas suficientes porque la gente sabe de antemano, que los candidatos de los diferentes partidos que se animaron a firmar el pacto nacional “Mi voto por tu compromiso”, no cumplirán, como siempre. 

La analista política Denise Dresser dijo que el voto en blanco no pretende dinamitar el sistema de partidos sino transformarlo y mejorar su funcionamiento. Al  poner en marcha los trabajos de la Asamblea Nacional por el Voto en Blanco, expresó que el éxito no residirá en el porcentaje de personas que decida anular su voto el 5 de julio, sino de que las propuestas de este movimiento sean tomadas en cuenta por los actores políticos.

Entre esas propuestas están: la reducción del número de diputados, la disminución en la Cámara de Senadores a uno por estado, la cancelación de los seguros médicos privados para legisladores y funcionarios públicos, la desaparición de plurinominales en todas las legislaturas y limitar a tres las fechas de elección para un sexenio. Así pues, las opciones serán: voto blanco, voto anulado, o más de los mismo.

escaparate@paulinocardenas.com

Deja un comentario

Archivado bajo elecciones, México, Politica