Archivo de la etiqueta: Michoacán

‘La Tuta’ se pitorrea de todos

PAULINO CÁRDENAS

Empezando por Alfredo Castillo Cervantes -el comisionado plenipotenciario enviado personalmente por el presidente Enrique Peña Nieto a Michoacán-, el dirigente de los Caballeros Templarios, Servando Gómez Martínez alias ‘La Tuta’, se pitorrea de medio mundo, gozando de plena libertad y haciendo lo que le bien en gana, como el hecho de sobornar y grabar el momento de sus reuniones con funcionarios, políticos y hasta periodistas, como fue el caso del corresponsal de Televisa en aquel estado, Eliseo Caballero Ramírez, y de José Luis Díaz Pérez, director de la agencia de noticias Esquema. Ambos podrían ser llamados por la PGR.

Esa cantaleta de que las autoridades federales y estatales andan tras del delincuente más famoso del momento, es puro cuento, a juzgar por los días, semanas y meses que han pasado desde que se anunció con bombo y platillo que irían tras él, lo que hasta ahora ha quedado en meras intenciones. Lo cierto es que ‘La Tuta’ sigue teniendo el control de la situación y cuenta con muchos cómplices de alto y mediano nivel estatal e incluso federal, lo que le ha permitido al cártel que dirige seguir operando en Michoacán y otros estados.

El pasado 19 de septiembre autoridades federales informaron que Aquiles Gómez Martínez, hermano del líder de los Templarios, había aparecido muerto en su departamento, ubicado en un fraccionamiento de Lázaro Cárdenas, Michoacán. Su cadáver fue encontrado en la recámara y presentaba una herida por disparo de arma de fuego en la boca, por lo que las autoridades presumen que se trató de un suicidio, supuestamente al verse acorralado por militares. Aquiles era uno de los tres hermanos varones de “La Tuta”, los otros han sido identificados por la Procuraduría General de la República, como Flavio y Luis Felipe.

Los hermanos Gómez Martínez son considerados desde 1997 como los principales operadores del crimen organizado en la zona costera y de Tierra Caliente del estado. Controlan juntos con un puñado de 25 lugartenientes -varios de ellos ex integrantes de los grupos de elite de los Kaibiles guatemaltecos preparados para conducir operaciones especiales y considerados ‘maquinas de matar’-, las actividades ilícitas del crimen organizado, desde hace por lo menos 17 años, indicaron las autoridades federales. ‘La Tuta’ es el cabecilla de ellos desde que formaban parte de La Familia Michoacana, organización delictiva que encabezó Nazario Moreno hasta que fue muerto ‘por segunda vez’.

La Familia Michoacana se integró en 2006 por algunos integrantes que formaban parte de otras organizaciones criminales como Los Zetas y el Cártel del Golfo. Algunos de sus integrantes decidieron separarse y crear una nueva organización delictiva, formándose en 2011 el cártel de Los Caballeros Templarios, con Servando Gómez Martínez como su dirigente. Una de las principales fuentes de ingresos de la organización criminal de los Caballeros Templarios es la extorsión a comercios así como el cobro de ‘derecho de piso’. Controlan el mercado de la ‘piratería’, pero la cereza del pastel de sus ingresos ha sido el envío de mineral de hierro a China, extraído de las minas de Michoacán y enviado a aquella nación de manera ilegal.

En Michoacán, al igual que en estados como Guanajuato, extorsionan a gobiernos municipales cobrando un porcentaje sobre obras públicas. También hacen lo mismo con agricultores y ganaderos. Los comerciantes han pasado años por el mismo suplicio, sin que las autoridades locales ni federales hayan hecho algo al respecto. Quienes se oponen a sus exigencias son secuestrados, ejecutados o sus comercios e instalaciones son quemadas. A centenares de familias michoacanas las han tenido sometidas durante años bajo amenaza de muerte y no matarlos a cambio de obedecer sus órdenes.

‘La Tuta’ ha logrado cooptar autoridades de todos los niveles en Michoacán e incluso a instancias federales. Presidentes municipales y legisladores, así como importantes personajes del más alto rango político, incluida las familias de gobernadores como la de Fausto Vallejo, han caído en sus redes. Un asunto que se ha convertido en escándalo mediático en esta semana fue el del corresponsal de Televisa en Michoacán, Eliseo Caballero, quien aparece en un video que dio a conocer Carmen Aristegui en su noticiario de radio, en donde se ve a ‘La Tuta’ dándole dinero, lo mismo que al periodista José Luis Díaz Pérez, director de la agencia de noticias Esquema. Esto habría sido en 2013.

La conductora de Noticias MVS en su edición matutina entrevistó a ambos periodistas y en el curso de la plática se contradicen, titubean y en momentos se perturban. Ambos alegan que fueron llevados de manera obligada con ‘La Tuta’ y que negarse a recibir dinero de él hubiese significado quedar a expensas de ser ejecutados, conociendo como se las gasta el capo que ha mantenido su jettatura en Michoacán desde hace años. Por lo pronto, Televisa, en un comunicado, dio a conocer que “decidió dar por terminados los servicios que nos prestaba la agencia de noticias Digital Diprosa, SA de CV, a través de Eliseo Caballero Ramírez”.

Hace unas semanas había surgido a la luz pública el caso del hijo menor del ex gobernador Fausto Vallejo, Rodrigo Vallejo Mora, quien había dicho también que fue ‘obligado’ por sicarios de ‘La Tuta’ a un encuentro con él, por lo que la PGR intervino y encarceló a quien los mismos personeros de Servando Gómez Martínez le endilgaron el apodo de ‘El Gerber’. Otro caso más fue el del líder de los transportistas y ex diputado del PRI, J. Trinidad Martínez Pasalagua, quien igualmente fue a prisión por estar vinculado con e dirigente de los Templarios. Uno más fue el propio secretario de gobierno de Fausto Vallejo, y ex gobernador interino en ausencia de éste, Jesús Reyna, quien se halla tras las rejas por lo mismo.

Y pese a que el comisionado plenipotenciario, Alfredo Castillo Cervantes, ha seguido insistiendo en que ‘ya merito’ atrapan a ‘La Tuta’, la verdad es que a él también parece tenerlo cooptado el dirigente de los Caballeros Templarios, ya que éste sigue tan campante desplazándose por todo el estado custodiado por soldados kaibiles y protegido por infinidad de cómplices que tiene en prácticamente todas las esferas de influencia y decisión de Michoacán. Dicho en términos coloquiales, ‘La Tuta’ se pitorrea de todos. Y todos son todos.

Anuncios

Comentarios desactivados en ‘La Tuta’ se pitorrea de todos

Archivado bajo 'La Tuta' se pitorrea de todos

Castillo obligado a rendir informe

PAULINO CÁRDENAS

Mientras que la panista Luisa María Calderón, una de las aspirantes a la gubernatura de Michoacán para 2015, señaló que la figura del comisionado plenipotenciario Alfredo Castillo Cervantes, enviado por su amigo el presidente Enrique Peña Nieto, ya sobra en la entidad porque ya no hay gobernador enfermo, la ex candidata al gobierno de esa entidad insistió en que debe rendir cuentas al Congreso del Estado y precisar qué es lo que ha hecho y por qué, y sobre todo con qué resultados. Por su parte Hipólito Mora, uno de los dirigentes de autodefensas ahora incorporado a la Fuerza Rural y quien fue encarcelado por el comisionado pero que al final quedó libre por falta de pruebas en su contra, dijo que Castillo ‘debe quedarse’ porque la tarea que se le encomendó ‘no ha terminado’.

Lo cierto es que crecen los rumores de que el ex procurador del estado de México y ex procurador federal del Consumidor podría salir del estado ante las circunstancias electorales que se aproximan, ya que si se queda acabaría siendo más incómodo de lo que ya es. Aún así, tan campante como si nada, acaba de declarar que el crimen organizado no se infiltrará en las elecciones que habrá el próximo año en esa entidad federativa, aunque se da por hecho que los capos que encabezan los diferentes cárteles de la droga y que buscan tener injerencia en se estado -además del cártel templario-, se aprestan a asediar a los organizadores de los comicios que se realizarán en esa entidad el año próximo, quienes ofrecen su ayuda al candidato para garantizarle el triunfo, a cambio de prebendas que son cobradas al ganador una vez que ha obtenido la victoria electoral.

Resulta aventurado decir que esta vez las autoridades trabajarán para evitar la infiltración del crimen organizado en los procesos electorales que se avecinan, como lo declaró el representante presidencial en ese estado. No tendría por qué cambiar el esquema, si durante años, quien aspirara a un cargo de elección popular, tenía que ir por la ‘bendición’ de ‘La Tuta’. No hay sustento pues, para afirmar que esta vez será distinto, cuando se ha visto que el dirigente de los Caballeros Templarios es quien manda en la entidad, como ante lo hacía el dirigente de la Familia Michoacana, Nazario Moreno, alias ‘El Chayo’. Cuando menos se habla de que ese fue el caso del priísta Fausto Vallejo Figueroa, cuyo hijo, Rodrigo Vallejo Mora, que se halla preso en la ciudad de México sujeto a investigación por sus presuntos vínculos con el crimen organizado, habría sido el personero y enlace para esos fines.

Mientras siga libre ‘La Tuta’, seguirá haciendo lo suyo con la complacencia de las autoridades estatales y federales. Hace un par de días trascendió que la herencia de un empresario que falleció en Zitácuaro, Luis Migue Estefan, le fueron ‘incautados’ sus bienes valuados en 5 millones de pesos, por órdenes el jefe templario, quien se quedó con la herencia ‘porque tenía una deuda con nosotros’. En un video de más de seis minutos que subió a las redes sociales, el capo cuenta los detalles y sus razones para quedarse con lo que no era suyo. Todo eso lo lleva a cabo Servando Gómez, con la complacencia del comisionado presidencial, dicen las autodefensas a quienes no ha podido convencer a quien le conocen con el mote de ‘virrey’. Señalan que dizque le es más valioso vivo que muerto, libre que encarcelado.

Pues él será el principal personaje del crimen organizado que se avocará a infiltrar a su gente desde antes de que se organicen los comicios del próximo año en esa entidad federativa, en donde los michoacanos habrán de votar por un nuevo gobernador. Se dice en Michoacán que resultaría obvio que Castillo Cervantes, como priísta que es, le allanará el camino al candidato del Revolucionario Institucional para que gane las elecciones en 2015, teniendo como garantía de triunfo el apoyo de ‘La Tuta’ que es el mandamás en esa entidad federativa. A los candidatos del PAN y del PRD les cerraría los caminos, dicen. Por lo pronto vuelven a quedar en entredicho los servicios de inteligencia del gobierno federal, al no poder -o no querer- atrapar al líder de los Caballeros Templarios.

¿‘La Tuta’ será un aliado del gobierno federal en esa tarea de evitar infiltrados de otros cárteles para apoyar al candidato que convenga a los intereses del máximo poder político? ¿Por eso no lo han querido aprehender? Son preguntas que surgen cuando el comisionado declara que “el objetivo es crear las mejores condiciones para evitar que la delincuencia en los más mínimo pueda incidir directa o indirectamente en la designación de candidatos o representantes populares (…) eso nos corresponde a nosotros y lo vamos a hacer”, dijo. De hecho, el PRD ha advertido, en voz de su dirigente Jesús Zambrano, que los comicios de 2015 pudieran estar en riesgo por la violencia que priva en Michoacán, a pesar de los augurios del comisionado Castillo de que en ese estado no pasa nada y que todo está bajo control.

Zambrano ha hecho llamados al gobierno federal y a los partidos políticos para solucionar el problema de seguridad en la entidad, antes de las elecciones, lo que en el horizonte eso se ve como una quimera. Acabar con la jettatura templaria en ese estado de la República, es una prueba no superada para el representante personal del mandatario federal. El dirigente del partido del sol azteca ha hecho reiterados llamados al gobierno federal y a las fuerzas políticas del país, para hallar una solución verdadera e integral al problema de violencia, inseguridad y desaliento de las fuerzas productiva en ese estado, por la falta de una estrategia que logre detener los hechos por parte del crimen organizado en Michoacán, porque “estaría en riesgo la elección de 2015 en esa entidad”.

La presencia del comisionado y sus erráticas estrategias, que más bien han confundido a los michoacanos, no ha sido suficientes, ni con mucho, para solucionar las acciones de la criminalidad ni la violencia en Michoacán. Resulta inconcebible que el líder de los Caballeros Templarios siga libre, lo que hace sospechar que es otra estrategia que habrá de resultar igual de fallida que las otras, por parte de Alfredo Castillo. Nadie entiende por que no ha sido aprehendido ‘La Tuta’, empezando por los grupos de autodefensa y por el propio líder de esos grupos en Tepalcatepec, el médico José Manuel Mireles Valverde, que sigue preso en un penal de alta seguridad de Hermosillo, Sonora, por resultarle al comisionado un personaje muy incómodo, a pesar de que le han dicho una y mil veces a Castillo en dónde están las guaridas del dirigente de los Caballeros Templarios. Lo cierto es que no han querido ir por él. La pregunta es ¿por qué?.

 

 

Comentarios desactivados en Castillo obligado a rendir informe

Archivado bajo 1

Vallejo se defiende

PAULINO CÁRDENAS

 Rodrigo Vallejo Mora manifestó en un mensaje en Facebook, que se presentará a declarar ante las autoridades acatando el citatorio que ha emitido la Procuraduría General de la República (PGR) en torno al video donde aparece con Servando Gómez “La Tuta”, líder de Los Caballeros Templarios. “Ahí expondré los hechos tal y como sucedieron y presentaré las pruebas que acreditan que la reunión a la que los delincuentes me forzaron asistir fue en contra de mi voluntad tal y como en todo momento he sostenido”. Lo cierto es que el caso del vástago mas chico del ex gobernador michoacano ha sido tratado con pinzas por la PGR, con un extremo cuidado e incluso con la sutileza que no se tuvo con la abrupta detención de ‘Mamá Rosa’, la octogenaria doña que regenteaba un albergue de niños y adultos en condición de calle, en Zamora, Michoacán.

La PGR aclaró que el hijo menor del ex gobernador Fausto Vallejo Figueroa, no está detenido ya que apenas se había girado un citatorio para que se presente ante el Ministerio Público Federal, lo cual puede hacer de manera voluntaria y acompañado de sus abogados, en cualquier instalación de la PGR. En caso de que no se presentara podría girarse la orden de localización, explicaron funcionarios de esa dependencia federal. La noche del martes el procurador Jesús Murillo Karam había declarado, a su personal estilo, que “se está trayendo para que declare”, lo que se interpretó como que ya estaría en camino a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada para ser interrogado. Funcionaros de esa misma dependencia lo desmintieron.

El caso es que nadie lo ha visto, por lo que una versión señala que el hijo menor de Vallejo Figueroa podría ya no estar en México y que pudo haber huido a EU. Ello no obstante que el propio Rodrigo, a quien se le ve claramente platicando muy relajado -y no forzado como él señala- hablando con ‘La Tuta’, lo que lo pone en evidencia ante los michoacanos y los mexicanos, de que sí era el enlace entre el gobierno de su padre y la mafia criminal que ha dominado Michoacán durante años. Solo hay que analizar el texto de la charla que muchos medios han transcrito, para saber el grado de confianza que había entre ambos, aunque ahora lo niegue cuando está al borde de que se abra una investigación en su contra, como es de suponerse que hará la PGR.

Tan es real esa relación que el propio hermano de Rodrigo, Fausto Vallejo Mora, se deslindó en una carta de las andanzas de su hermano menor, y escribió en su cuenta de Facebook que cada uno de los miembros de su familia debe asumir su responsabilidad, lo que queda claro que se refiere a la conducta delictiva de su consanguíneo, lo que lamenta en su escrito. Dice que “una historia y una vida de esfuerzo, amor y trabajo, no debe ensuciarse por actos ajenos, ni siquiera de los seres amados”. Con ello queda claro que en el seno de los Vallejo Mora hay una crisis existencial y de moral familiar machada por conductas ilícitas que van más allá de lo tolerable, ya que manchan el nombre de quienes supuestamente han llevado una vida honesta y de rectitud.

Por lo pronto, hay expectación por saber si la PGR meterá el acelerador a fondo en ese caso de vergüenza nacional que ha lesionado los intereses de muchos michoacanos que se han visto sometidos a la ley de sangre y fuego de los Caballeros Templarios, y antes de la Familia Michoacana, o le dará largas al asunto, como ha sucedido con casos como el de Oceanografía, cuyo propietario es Amado Yáñez Osuna, una empresa que le ha provocado pérdidas multimillonarias a Pemex, como lo señaló el director de Pemex Exploración y Producción, Gustavo Hernández. Esta empresa llegó a controlar hasta 60 por ciento de los servicios marinos de Pemex con embarcaciones de todos tamaños, y de ahí el efecto dijo el funcionario de la paraestatal. Pero esa es otra historia.

En el caso de Rodrigo Vallejo Mora, se creyó que ya estaba bajo careo, ya que en conferencia de prensa que ofreció la noche del martes, el procurador Murillo Karam señaló en Aguascalientes, sin mencionar el nombre del hijo del ex mandatario michoacano: “Es tan simple como decirles que le vamos a dar el mismo tratamiento que hemos dado a los casos similares; se está trayendo (a Rodrigo Vallejo) para que declare, y tras el resultado de su declaración y las pesquisas que se hagan se tomará una decisión como las que hemos tomado en los casos similares.

Esta declaración se interpretó como que ya venía en camino a Morelia o al DF en calidad de ‘presentado’, pero no. Sin embargo se aclaró ayer que no ha sido detenido y que apenas se le acababa de enviar un citatorio para que lo haga ‘voluntariamente’ acompañado de sus abogados si quiere. Aclarado el punto, ahora habrá que esperar qué es lo que sigue con el caso de ‘El Geber’ Vallejo Mora. Porque es evidente que, al margen de lo que diga en su defensa, muchos michoacanos saben, incluida gente de la clase política, que fue un enlace muy importante entre la mafia criminal que comanda ‘La Tuta’ y el gobierno de su padre que pidió una licencia definitiva cuando en este espacio, entre otros, se diera a conocer que estaría por salir a la luz publica un video en el que su hijo menor aparecía en una charla con el dirigente de los Caballeros Templarios.

Junto con eso, los michoacanos se preguntan ¿por qué no ha sido detenido ‘La Tuta’ si el gobernador de facto sabe muy bien en dónde se oculta, cuáles son sus guaridas y dónde graba sus videos? Porque acaba de grabar uno que subió a las redes, en el que le reclama a las autodefensa que le deben una lana por concepto de entrega de droga que dice que no le han pagado. Creen que el cuidado con el que se está tratando el caso de Rodrigo Vallejo Mora, es porque podría haber un valor entendido entre el comisionado y el dirigente templario para que no se ‘magnifique’ mediáticamente el evidente vínculo que ha existido de años, entre el gobierno de Michoacán, y las mafias que han sometido a comunidades enteras en ese estado, con la complacencia del gobierno estatal y del gobierno federal de esta y anteriores administraciones.

De otra manera nadie se explica cómo es que la estrategia equivocada -¿deliberadamente equivocada?- ha caminado hacia la pretendida desaparición de las autodefensas que surgieron para hacerle frente a los sicarios al servicio de ‘La Tuta’ que comanda a los Caballeros Templarios, y antes de Nazario Moreno González alias “El Chayo”, fundador de La Familia Michoacana, quien es el único narcotraficante en el mundo que ha muerto dos veces. Para Ripley. Una fue cuando el gobierno de Felipe Calderón dijo que había sido abatido en un enfrentamiento, lo cual fue mentira, y otra en este sexenio de Peña Nieto, cuando se anunció que el capo ‘ahora sí’ había muerto. Entre una y otra de sus muertes, sus seguidores creyeron que había resucitado e incluso lo empezaron a venerar como si fuera un santo.

El caso es que ante la evidencia de un video dado a conocer por la agencia Quadratín, el procurador Murillo Karam tuvo que salir a decir, primero que a Rodrigo ‘se está trayendo para que declare’ y luego fuentes de la dependencia a su cargo, enmendándole la plana diciendo que apenas se le estaba invitando a presentarse voluntariamente a declarar, acompañado de sus abogados, y si no vendría una orden de presentación. Con ello, el hijo menor de Vallejo Figueroa tendría todo el tiempo del mundo para irse de México, si es que no se ha ido, como hay una versión en Michoacán. Su padre el ex gobernador, dijo que antes de hacer declaraciones prefería ver con calma y ‘checar’ bien el video para saber si el que ahí aparece es su hijo, cuando queda claro que sí es él, en amena plática con ‘La Tuta’. De cualquier forma, la PGR dio a conocer que en las próximas horas informará en dónde y en qué calidad jurídica comparecería Vallejo Mora.

 

Comentarios desactivados en Vallejo se defiende

Archivado bajo Vallejo se defiende

Iracheta: Mamá Rosa, Papá Tuta

PAULINO CARDENAS

Ese cartón de Sergio Iracheta aparecido el pasado viernes en la portada de Pulso Político fue un reproche magistralmente sutil sobre un hecho tangible que sucede en Michoacán. En la caricatura aparece el procurador Jesús Murillo Karam señalando que era más fácil ir por Mamá Rosa que por Papá Tuta. Una vez más, la picardía del maestro de la pluma y el pincel volvió a ponerse de manifiesto como sucede con sus colaboraciones de la semana en este portal de información y análisis, dándole un toque editorial que habla por sí solo de un hecho sobre el que todos los mexicanos se han venido preguntando desde que saltó a la luz pública el caso del albergue ‘La Gran Familia’ ubicado en Zamora: ¿Por qué Mama Rosa sí y Papá Tuta no?

Ha sido todo un escándalo inexplicable la detención de Rosa del Carmen Verduzco, mejor conocida como “Mamá Rosa”, la mandamás del albergue que al final se dijo que contra ella no se tenía una orden de aprehensión y que probablemente saldría pronto del hospital al que fue llevada el día del operativo, donde se le hizo un chequeo por estrés, después de lo cual salió del nosocomio libre de toda culpa, pese a que voceros de la PGR declararon que después de realizar el operativo con un despliegue impresionante que parecía que iban tras el más sanguinario de todos los capos, confirmaron que hubo al menos 150 abusos y maltratos contra menores, pero no fueron suficientes para encarcelar a la mera-mera. La Fiscalía declaró “inimputable” a la dueña de la casa hogar La Gran Familia, ya que, se dijo, sufre trastornos de senilidad.

Murillo Karam y el gobernador de Michoacán, Salvador Jara, dieron a conocer que fueron rescatados 596 personas entre menores y adultos: fueron en total 6 bebés, 278 niños, 174 niñas y 138 mayores de edad. Independientemente de los dichos y aclaraciones, acusaciones y retractaciones de las autoridades, el asunto es que los mexicanos se preguntan ‘de parte de quién’ fue ese operativo y qué fin buscaba. Sobre todo porque fueron llamados los medios nacionales e internacionales y en el operativo participaron las Fuerzas Armadas, la Policía Federal y las policías estatales, helicópteros, tanques militares, como si se tratara de uno de los capos más buscados del mundo, cuando en realidad se trataba de una anciana que tuvo bajo su control durante años ese albergue.

Ese montaje superó con mucho a lo que hacía regularmente Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública federal en el sexenio pasado, quien con la anuencia de su jefe Felipe Calderón, se daba vuelo montando shows mediáticos que al final no sirvieron para nada. Nadie sabe en realidad si las personas que dizque eran presentadas a los medios informativos -inconstitucionalmente por cierto-, ya están libres, ya que el desfile duró seis años. Ese mismo esquema le gustó al más alto mando del país para que autorizara un operativo que fue más de blof que otra cosa. Eso que mismo que se hizo con tanto despliegue militar y policiaco federal, lo pudo haber hecho la policía estatal sin tanto argüende.

Pero volviendo al cartón del maestro Iracheta, lo que él destaca es un hecho irrefutable: ¿Por qué fueron encarnizadamente contra ‘Mamá Rosa’ y no han movido un dedo para ir tras el capo del cártel de los Caballeros Templarios, Servando Gómez Martínez alias ‘La Tuta’? ¿Fue un vil acto de misoginia? ¿Le tienen miedo al dirigente templario porque se dice que sus escoltas son kaibiles? ¿Porque contra Mamá Rosa sí y contra Papá Tuta no?, es una pregunta que se hacen dentro y fuera de México miles y miles de observadores, ya no se diga los propios mexicanos a quienes ya no se les engañan tan fácilmente y no se tragan ese tipo de montajes de los que quedaron hartos en el sexenio pasado con lo que hacía García Luna.

No falta quien se pregunte: ¿Habrá una alianza entre Servando Gómez y Alfredo Castillo? Porque ya hay quejas de que miembros de la Fuerza Rural, encabezados ‘por un director de seguridad pública del estado de México’, se ha dedicado a cometer extorsiones y abusos de autoridad contra pobladores de la cabecera municipal de Villa Madero, señala una nota que publicó La Jornada. “Llegaron en camionetas gente de las autodefensas, con policías estatales, a pedir cuotas y amenazar a la población”, afirmó Antonio Gutiérrez, vecino de esa localidad ubicada a unos 60 kilómetros de Morelia. La policía municipal fue desmantelada hace unos meses por la sospecha de que algunos uniformados pudieran estar vinculados a la delincuencia organizada.

Sin embargo, hace semanas arribaron camionetas de civiles armados junto con policías estatales que, según sus propios mandos, son integrantes de la unidad Fuerza Rural; ellos colocaron retenes desde esta cabecera municipal a Acuitzio del Canje y rumbo a Tacámbaro. De acuerdo con los habitantes de esta región, han estado extorsionando a productores de madera, agricultores y comerciantes. Según un medio local, Estanislao Beltrán Torres, comandante de la Fuerza Rural, se comprometió con los habitantes de Villa Madero a destituir a los policías que han incurrido en delitos según se quejan unos 600 habitantes de varias comunidades. Pero por lo que se ve no ha sido así. Sin duda de eso debe tener conocimiento Alfredo Castillo. ¿Y?

Los secuestros y las extorsiones siguen en Michoacán, pese a que las autoridades federales dicen que ese estado ya está en paz, lo que dista de ser verdad, al menos en aquellas comunidades que están alejadas de las cabeceras municipales y en regiones de Tierra Caliente. A ese ambiente que sigue teniendo a ese estado en boca de muchos, se sumó ahora el caso del albergue de ‘La Gran Familia’ de Zamora, cuyo operativo no se sabe la razón de ser como fue realizado. A no ser que sea un distractivo para desviar la atención sobre las aprobaciones que se están realizando en el Congreso sobe la reforma energética, que según la oposición será para que los emporios petroleros extranjeros vengan a saquear la riqueza de hidrocarburos que México tiene en mar y tierra.

 

Comentarios desactivados en Iracheta: Mamá Rosa, Papá Tuta

Archivado bajo Iracheta: Mamá Rosa Papá Tuta

Extermina criminales el Ejército

PAULINO CÁRDENAS

El pasado 30 de mayo, en el poblado de San Pedro Limón, municipio de Tlatlaya, al sur del estado de México, en los linderos con Guerrero y Michoacán, al menos 22 personas fueron muertas por el Ejército en un operativo efectuado en un depósito donde se escondía una banda de 21 varones y una mujer. Un soldado resultó herido, pero todos los sospechosos murieron dentro del edificio. Todo indica que esa masacre fue producto de una orden superior ya que los soldados no se mandan solos. Esa matanza llamó la atención de observadores del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Hay la sospecha que pudiera ser el principio de una nueva estrategia para ir acabando con bandas criminales y sicarios de los cárteles de la droga. No es una estrategia perfecta pero para alguien es lo que hay que hacer. Las sospechas son porque esos hechos no tienen una explicación lógica. ¿Será el nuevo y tenebroso rostro castrense; una especie de ‘operación exterminio’?

La masacre de criminales habría ocurrido luego de un recorrido de personal del Ejército por la zona, en donde supuestamente fueron interceptados por miembros de la organización criminal La Familia Michoacana, aunque otra versión habla de que los muertos eran mayormente jóvenes de 16 a 24 años, procedentes del estado vecino de Guerrero. Allí opera una banda de narcos conocida como Guerreros Unidos, que al parecer disputa el control de las narcorrutas en el área con el cártel La Familia, del estado de Michoacán. Las autoridades se han negado a decir qué pandilla podría haber estado vinculada al depósito. Derivado del enfrentamiento se aseguraron a dos mujeres y varias armas de alto calibre. Periodistas de The Associated Press que visitaron el lugar de los hechos tres días después del tiroteo, plantearon interrogantes acerca de si todos los sospechosos murieron en el enfrentamiento o después de que terminara.

La bodega en la que fueron encontrados muchos de los cadáveres no tenía muchas evidencias que de que el enfrentamiento fuera prolongado. El incidente es el más llamativo en una serie de enfrentamientos en los que el ejército dice que los criminales dispararon primero a los soldados y que estos respondieron matando a todos sufriendo pocas o ninguna baja. Ha habido tantos incidentes de ese tenor que grupos defensores de los derechos humanos y analistas han empezado a dudar de las versiones de los militares, señala la agencia AP. Dos observadores del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que inspeccionó el depósito poco antes de que las autoridades estatales lo cerraran, notaron que no hallaron indicios de balas perdidas que deberían haber dejado soldados que disparasen armas automáticas a distancia. Ni había señales de disparos efectuados desde el interior. “Eso me parece realmente notable”, comentó el observador Tom Haeck, de la ONU, y agregó que todavía no se han sacado conclusiones y que todo informe sería para uso interno de la organización internacional.

Además de personal de Derechos Humanos de la ONU, el analista de seguridad Alejandro Hope, ex funcionario en el servicio de inteligencia mexicano, comentó: “Levanta las sospechas el hecho de que hay 22 muertos por un lado y un herido por el otro”. En San Pedro Limón, en el Estado de México, las manchas de sangre y los orificios de bala en los muros de hormigón observados por periodistas de The Associated Press tres días después del tiroteo plantean interrogantes acerca de si todos los sospechosos murieron en el enfrentamiento o después de que terminara. La bodega en la que fueron encontrados muchos de los cadáveres no tenía muchas evidencias que de que el enfrentamiento fuera prolongado. Se cree que esa nueva estrategia bélica del Ejército podría corresponder a una forma de ir poniéndole coto a los grupos criminales que han asediado Michoacán, y con eso ayudar al comisionado plenipotenciario Alfredo Castillo en la difícil y complicada encomienda que tiene para llevar la paz a ese estado.

Lo que preocupa son esas ejecuciones extrajudiciales como las que se presume fueron en San Pedro Limón, en el estado de México. Esto sería contrario y muy riesgoso ante el acotamiento de la Suprema Corte de Justicia al fuero militar. Por desgracia el Ejército no goza de la buena fama que quisiera ya que hay trabajos periodísticos testimoniales sobre la brutalidad que en algunas regiones militares han ejercido algunos miembros de la Defensa al amparo de la guerra anticrimen que le decretó el panista Felipe Calderón a los cárteles de la droga y que ha sido la herencia negra que le dejó al priísta Enrique Peña Nieto. No puede negarse que por parte de las fuerzas castrenses ha habido hostigamientos, falsas acusaciones, torturas y hasta crímenes a mansalva, con el pretexto de la narcoguerra calderonista que le dejó manchado el mantel de sangre a su sucesor.

En el estado de Zacatecas, el ejército reportó un enfrentamiento el pasado 8 de mayo donde los soldados mataron a siete hombres armados sin sufrir bajas. En cuatro casos, ocurridos durante una semana a fines de abril, las autoridades informaron que las fuerzas federales mataron a 12 hombres que los atacaron, también sin sufrir bajas. El ejército dijo que los soldados mataron a otros 11 supuestos atacantes en el estado de Tamaulipas en 2010. Si esto forma parte o es secuencia de la militarización donde los mandos parecen tener ya carta blanca para actuar así en algunos casos, es lo que comienza a preocupar a varios sectores del país. Suele suceder que como excusa los mandos altos e intermedios digan que su actuación es por órdenes del Presidente y cuando se les dice que el presidente no puede estar por encima de la Constitución, a los militares les vale y dicen que ellos solo obedecen a su jefe supremo.

Desde que se ordenó blindar el estado de México se han dado varios eventos que parecen estar encaminados a proteger a como dé lugar esta entidad de la posible incursión de los cárteles de la droga y del crimen organizado que tienen su base en Michoacán y que quieren hacer crecer su dominio. Además de ese problema que mantiene encendidas las luces rojas en ese estado, están también atentas las entidades que colindan con Michoacán, que se quejan de que al menos dos terceras partes de los cuerpos policiacos en el país están infiltrados por el crimen organizado, lo que de hecho esto afecta a todos los estados del país ya que así no se puede trabajar en paz, y por el contrario, muchas empresas tiene que sacrificar parte de sus activos para invertir en seguridad. Pero lo que más preocupa es el nuevo y tenebroso rostro que parece empezar a asomar en las Fuerzas Armadas, una suerte de ‘operación exterminio’.

Comentarios desactivados en Extermina criminales el Ejército

Archivado bajo Extermina criminales el Ejército

Mireles preso, ‘La Tuta’ libre

PAULINO CÁRDENAS 

Las incongruencias en Michoacán siguen a todo lo que da: el médico José Manuel Mireles, quien perseguía templarios, está preso, y el dirigente de los Caballeros Templarios, Servando Gómez alias ‘La Tuta’ que debe miles de vidas y sometió a decenas y decenas de comunidades michoacanas durante años, sigue libre. El mundo al revés. Pero ese es México. Quizá lo que más molestó al comisionado Alfredo Castillo habría sido lo que dijo el médico, de que ‘La Tuta’ estaba tan bien parado con el gobierno federal, que hasta le prestaban helicópteros oficiales para trasladarse a donde él quisiera y que ‘eso lo saben todos en Michoacán’. Cierto o no, eso sacó de quicio a Castillo; y Mireles está preso porque le estorbaba. Dijo el activista que no negociará con el gobierno su salida de la cárcel.

De haber sido uno de sus más valiosos aliados, el líder de las autodefensas más destacado de todos en esa entidad, acabó siendo una amenaza para el funcionario, por las fuertes declaraciones que venía haciendo, por no haber aceptado ser parte de las fuerzas rurales que fue una maniobra para cooptar a grupos civiles armados que le estaban resultando ya un dolor de cabeza al enviado presidencial, y sobre todo y por no doblegarse ante el enviado presidencial por no estar de acuerdo en su estrategia, si es que la hay, para supuestamente aminorar la violencia y llevar la paz a ese estado. Por esas incongruencias muchos mexicanos comienzan a creer que el gobierno está coludido con los criminales y coopta a quienes se tienen que armar para defender a sus familias del crimen organizado y los cárteles de la droga.

Todo ello desesperó y sacó de quicio al comisionado, por lo que decidió ir contra Mireles y meterlo a la cárcel a como diera lugar donde acabó humillado y sobajado; la razón es que ‘retó al gobierno’. La verdad es que le estorbaba. Al menos esas son las versiones que se manejan en el caso de Michoacán que es donde ha estado puesta la atención de quienes ven que el gobierno no ha podido con el paquete -igual que no pudo el gobierno de Felipe Calderón- de disminuir la jettatura del crimen organizado en esa entidad federativa, aunque en los discursos se diga otra cosa. El líder de las autodefensas de Tepalcatepec acabó siendo el chivo expiatorio de esa ineficaz e ineficiente política anticrimen, convirtiéndose en preso político, como afirman sus seguidores a quienes ha indignado la forma en que fue aprehendido.

Molestó a Castillo que Mireles le dijera en varios tonos y en diferentes momentos que las cosas las estaba haciendo peor que mal. Las sospechas del activista comenzaron desde que sufrió el accidente aéreo donde salvó la vida milagrosamente. Siempre creyó que había sido obra del gobierno. Recordó que luego del accidente que fue traído de emergencia a un hospital del DF en donde estuvo custodiado, pero se le prohibió hablar con los medios. Otra medida fue la repentina orden que dio para que desaparecieran las autodefensas y sus integrantes que tomó el comisionado y que sorprendió mucho a sus dirigencias de autodefensas, fue la repentina decisión para que depusieran las armas de uso exclusivo del Ejército o las registraran, invitándolos después a formar parte de las fuerzas rurales.

Se preguntaban los grupos civiles armados: ¿Por qué ese cambio de actitud tan repentino después que habían venido colaborando de buena fe con el gobierno federal en la lucha contra el principal cártel que agobia a ese estado? Si bien al gobierno federal se le había ocurrido la creación de las autodefensas michoacanas, ahora quiere que los miembros de  las autodefensas pasen a formar parte de las fuerzas rurales michoacanas. Las órdenes provienen del comisionado Castillo Cervantes. Eso ha sido parte del fandango que se trae desde que llegó a Michoacán; ensaya una ocurrencia tras otra -suyas o sugeridas- y si las cosas no le salen simplemente echa marcha atrás.

Así ha estado Michoacán desde que llegó el enviado presidencial a ese estado: ensayando tácticas bajo un esquema de ‘prueba y error’. No hay una estrategia definida, si es que la hay. Una muestra es que la búsqueda, aprehensión o en su caso abatimiento del líder de los Caballeros Templarios, Servando Gómez Martínez alias ‘La Tuta’, ha quedado en el limbo. En lugar de atrapar al dirigente templario, lo cual se presumió que sería la ‘cereza del pastel’ en el caso Michoacán, se prefirió ir tras Mireles; antes la víctima había sido Hipólito Mora dirigente de las autodefensas de La Ruana que un mes después de haber sido detenido con artimañas y acusado por chismes de sus enemigos, quedó libre.

Los seguidores del médico aseguran que el dirigente de los Templarios mas le sirve vivo que muerto a Castillo Cervantes. Al parecer por ello ya no es prioridad dar con él. Se dice que es quien tiene en la palma de su mano los hilos del poder que hasta hace poco tenía y que para algunos sigue teniendo. Sigue libre porque según una versión, el capo pudo haber aceptado un pacto con el gobierno para darle información de quienes han ‘trabajado’ con él en el ámbito político, legislativo y judicial, lo que equivaldría a una suerte de ser testigo protegido sin anunciar su detención; otra versión habla de que ‘La Tuta’ optó por refugiarse en China en donde tiene amigos mafiosos.

Como sea, el caso es que las cosas en Michoacán desde hace tiempo se desbordaron y muchas comunidades quedaron a expensas de los cárteles de la droga y las mafias del crimen organizado, porque las autoridades, municipales, estatales y federales no asumieron en el momento oportuno su responsabilidad correspondiente. Hoy parece haber prisa de querer poner fin a ese desbordamiento y a ese rebase, por lo que la desesperación ha hecho presa del comisionado plenipotenciario. Pero para colmo, la encuestadora Parametría señaló que 7 de cada 10 mexicanos simpatizan con las autodefensas. Por lo pronto Castillo quitó a Mireles de en medio porque lo sacó de quicio, y porque le estorbaba; es la creencia generalizada. ‘La Tuta’, por su parte sigue libre y de pronto se volvió invisible. ¿Ahora qué sigue?

 

Comentarios desactivados en Mireles preso, ‘La Tuta’ libre

Archivado bajo Castillo fue sacado de quicio

Mirelistas no le creen a Castillo

PAULINO CÁRDENAS

Los mirelistas no creen la información oficial dada a conocer por el comisionado Alfredo Castillo Cervantes, de que al médico José Manuel Mireles Valverde le encontraron un arsenal, droga y pruebas de envío de dinero en efectivo, a la hora que fue detenido en el municipio de Lázaro Cárdenas, Michoacán. Las autodefensas que están con su líder aseguran que todo eso le fue ‘sembrado’ para tener pretextos, acusarlo y encarcelarlo. Quienes conforman el nuevo grupo denominado ‘Las autodefensas de Mireles’, estuvieron de acuerdo en lo que señaló uno de ellos, Amador Valencia, de la comunidad de San Pedro Narnangestil, que lo que le hicieron a Mireles “es lo que hace siempre el gobierno”: le plantaron mariguana y cocaína para acusarlo por delitos contra la salud, además de acopio de armas que también le fueron sembradas, lo que no es verdad porque el médico, dijeron, siempre andaba desarmado.

Incluso su abogada Talía Vázquez dijo que el médico le comentó que lo único que traía en la bolsa de su pantalón cuando fue aprehendido, fue una pierna del pollo que se estaba comiendo cuando lo detuvieron en el restaurante ‘El Pollo Feliz’ en la comunidad de La Mira. Los indignados mirelistas señalaron que lo que quería el gobierno federal era sacarlo de la jugada porque le estaba resultando muy incómodo al comisionado plenipotenciario. Están muy molestos por esa detención y porque se lo llevaron a un penal de alta seguridad en Hermosillo, como si fuera un multihomicida como ‘La Tuta’ al que el gobierno federal, afirmaron, ha tenido miedo de ir por él, pese a que ‘nosotros les hemos señalado una y otra vez en dónde están sus guaridas’.

Acusó Valencia: “El gobierno es títere de los criminales porque a ellos les gusta agarrarlos y hasta los premian”. Y arengó a los suyos: “Hay que enfrentar a los militares; no les tengan miedo”, porque después de la detención de Mireles, “las cosas arreciarán contra nosotros, las autodefensas que creemos en la libertad, en la justicia y la prosperidad para Michoacán”, como afirman que ha sido el caso del ex dirigente del Consejo General de Autodefensas de ese estado. Las razones por las que Mireles fue detenido son más que obvias. El activista le estaba haciendo demasiada sombra al comisionado plenipotenciario Alfredo Castillo Cervantes. Después de haber ayudado al funcionario durante meses, al final se quiso deshacer de él.

Señalan sus detractores que Castillo propició que tildaran de loco a Mireles después del accidente que tuvo en la avioneta en que viajaba a principios de enero. Señalan que lo intrigó con los otros dirigentes de autodefensas para quitarle dizque por votación el liderazgo del Consejo General de Autodefensas de Michoacán. Lo enfrentó con Hipólito Mora, líder de las autodefensas de La Ruana, que fue encarcelado sin más ni más y luego liberado sin ofrecerle siquiera un ‘usted perdone’ por parte de las autoridades que lo detuvieron. Acusaron que zancadilla tras zancadilla el comisionado pretendió mermar el liderazgo del dirigente de las autodefensas de Tepalcatepec que se halla preso en el penal de alta seguridad de Hermosillo, Sonora.

Quizá por todo eso Mireles a últimas fechas contradecía al comisionado. De ser su amigo acabó siendo su acérrimo enemigo. Incluso hubo serias sospechas contra el gobierno cuando el activista tuvo un accidente en una avioneta que cayó en enero pasado en el poblado del Cháuz, municipio de La Huacana, del que milagrosamente salvó la vida, justo en el momento en que sin duda era el personaje más importante entre los grupos civiles michoacanos que decidieron armarse para encarar al crimen organizado y al cártel de los Caballeros Templarios, en virtud de la presunta colusión y soslayo del gobierno de Fausto Vallejo con el narco, y la negligencia del gobierno peñanietista que tardó un año en reaccionar para brindarle ayuda a ese estado.

La pregunta de los mirelistas es la de millones de mexicanos: ¿Por qué Castillo va contra la personalidad de Mireles que pese a sus locuacidades, boconerías y protagonismo ha sido piedra de toque en la lucha del gobierno contra de las bandas criminales que han asolado a muchas comunidades michoacanas, en tanto sigue libre y actuando a sus anchas el líder de los Templarios, Servando Gómez Martínez alias ‘La Tuta’, que es a quien deberían detener porque es quien ha sometido a muchos michoacanos en infinidad de comunidades de esa entidad? ¿Será cierto el decir de los mirelistas que Castillo ha preferido aliarse con los criminales que tienen sometido a Michoacán, que acabar con los grupos civiles que han tenido que hacer a costa de muchas vidas, lo que el gobierno ha tenido miedo de hacer? ¿Cuál es la finalidad? ¿Acaso tiene que ver, como empieza a rumorearse, con las elecciones que habrá en esa entidad el próximo año para elegir gobernador constitucional  en las que el narco querrá presionar para participar y negociar quién ocupará la titularidad el poder ejecutivo estatal?

Lo cierto es que tras esa detención se ha dejado venir en cascada una serie de preguntas, no solo de los michoacanos, sino de millones de mexicanos, que difícilmente tendrán cabal respuesta por parte del gobierno federal, porque hay muchas incongruencias en el actuar de las autoridades federales en esa entidad, empezando por los golpes que ha dado en esa entidad contra cabecillas del crimen organizado y del cártel de los Templarios, los cuales  se atribuye, pero que han sido por tips que les han pasado a los mandos militares los propios integrantes de esos grupos civiles amados, algunos perseguidos y otros cooptados por el comisionado plenipotenciario invitándolos a formar parte de las fuerzas rurales.

Al final de cuentas las cosas en Michoacán no han variado sustancialmente. Siguen los atropellos, los abusos, las extorsiones, los secuestros, las injusticias, los crímenes a mansalva y, para colmo, siguen apareciendo más narcofosas con cadáveres que presentan signos de tortura y el tiro de gracia, señal clara de que los narcos templarios pisan más fuerte que los uniformados en tierras michoacanas. Es un hecho que la ‘inteligencia’ gubernamental ni militar funcionan; de otra manera ya hubieran aprehendido a ‘La Tuta’. ¿O hay alguna otra razón?, es una de tantas preguntas que se hacen los cuadros civiles armados que le son leales a José Manuel Mireles.

 

Comentarios desactivados en Mirelistas no le creen a Castillo

Archivado bajo Mirelistas no le creen a Castillo