Archivo de la etiqueta: narcoguerra

El dilema de la narcoguerra

PAULINO CÁRDENAS

Si el presidente Peña Nieto está interesado en abrir nuevos derroteros para México, un factor primordial de su gobierno será que haya paz en el país, lo que intrínsecamente repercutiría de manera positiva en quienes pretenden invertir en nuestro territorio con capitales propios o venidos de fuera. Pero las mafias de la delincuencia organizada siguen haciendo prácticamente lo que quieren en diversos municipios de casi todo el país, mientras que el gobierno, en particular el gabinete de seguridad, tiene prohibido referirse a esa guerra por su nombre ni usar vocablos vinculantes; sus apuntes sobre le tema suelen ser sesgados y no se habla de los hechos de sangre que están sucediendo en el país. Se pretende hacer creer que la delincuencia organizada no existe. Sin embargo, la realidad supera con mucho la percepción que se busca crear con esa actitud.

Por lo pronto lo peor del narcocrimen sigue dándose en Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, Chihuahua, Guerrero, Michoacán, Sinaloa, Jalisco, San Luis Potosí, Puebla, Durango, Zacatecas, Morelos y Quintana Roo, entre otros estados de la República que han quedado bajo el yugo delincuencial. En Guerrero, Oaxaca y Chiapas las cosas han llegado a tal punto, que los propios habitantes de diversos poblados han decidido armarse y hacerle frente a los sicarios, ya que las autoridades han quedado completamente rebasadas y por la desventaja en armamento mezclado con el miedo natural, no le entran al toro. Uno de los rubros cuyo número se ha incrementado en todo el país son los secuestros. Y de las extorsiones que sufren los comerciantes, ni se diga.

En Tixtla, Guerrero, desde el pasado viernes sus habitantes recibieron la orden por parte de presuntos delincuentes, de obedecer el toque de queda impuesto por los sicarios a partir de las 10 de la noche. La orden contempla el cierre de establecimientos comerciales y afecta a quienes tienen negocios de comida sobre la carretera federal, que conecta a la region Centro con la Montaña. “Están advirtiendo que van a agredir a quien no acate el toque de queda”, dijeron habitantes tixtlecos que pidieron el anonimato. Está también el caso del grupo musical ‘Kombo Kolombia’ que desapareció desde el pasado jueves 24, después de actuar en una fiesta privada en el poblado de Potero Chico, municipio rural de Hidalgo, cuyos miembros habrían sido ejecutados.

En el estado de México efectivos militares han empezado a ser destacados en Ecatepec y Zinacantepec, y desde el pasado viernes se ampliaron a los municipios de Huixquilucan, Naucalpan, Tlalnepantla y Atizapán. Tal medida está planeada para llevarse a cabo también en Toluca, Metepec,  Almoloya de Juárez, San Mateo Atenco, Xonacatlán, Otzolotepec, Lerma, Santiago Tianguistenco, Chapultepec, Temoaya, Ixtlahuaca, Ocoyoacac y otros siete municipios de los que conforman el Valle de Toluca. Hay luces rojas pues, encendidas en el Edomex. Incluso la delincuencia organizada ya dejó mensajes dirigidos al gobernador de la entidad, Eruviel Ávila.

Por lo pronto, ayer se reunieron en privado en Toluca, la capital mexiquense, los miembros del gabinete de seguridad encabezados por el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong. De hecho fue un espaldarazo al jefe de gobierno del DF, Miguel Angel Mancera, que anda batallando para convencer a los gobernadores de los estados circundantes a la capital, para que se sumen al programa que él propuso y llamó ‘Escudo Centro’, que supone contribuirá de manera eficiente a la estrategia nacional de combate a la delincuencisa organizada y la prevención del delito. Ante ocho gobernadores y el jefe de gobierno, el funcionario federal dijo que no hay que esperar resultados inmediatos y que por lo pronto el Ejército vigilará carreteras.

Todavía no hay fecha para que el presidente Enrique Peña dé a conocer la nueva estrategia en la lucha contra los cárteles de la droga y el crimen organizado, que tendría una visión diferente a la del sexenio anterior, aunque parece estar listo el complejo programa de trabajo que involucrará a todos los estados de la República. Ese ambicioso programa anticrimen se realizará con la decidida cooperación norteamericana, pero reforzada. El Pentágono preparará en sus instalaciones que tiene en el condado de Arlington, Virginia, cuadros de élite mexicanos seleccionados para combatir al crimen organizado, igual que se adiestra a comandos norteamericanos antiterroristas.

Mientras tanto en México la espera sigue en torno a la nueva estrategia y los planes de acción contra los cárteles y las mafias que operan en territorio nacional, para entrar en acción y empezar a frenar los baños de sangre que siguen en su apogeo, igual que para disminuir la violencia delictiva que se halla fuera de control, así como el número de ejecuciones que se da todos los días en prácticamente en todo del país, y que sigue siendo impresionante y de terror. Ojalá que pronto el nuevo gobierno dé los resultados esperados por los mexicanos que lo que claman es que haya paz.

Twitter:@Paulinocomenta

facebook.com/Paulinocomenta

Anuncios

Comentarios desactivados en El dilema de la narcoguerra

Archivado bajo El dilema de la narcoguerra

Doña Janet y la narcoguerra

PAULINO CÁRDENAS

Varios son los temas que debieron haber tratado las delegaciones de México y Estados Unidos, ésta encabezada por la secretaria de Seguridad Interna norteamericana, Janet Napolitano, quien junto con una importante delegación que incluyó al director de la Agencia de Inmigración y Aduanas, John Morton; al subcomisionado de Aduana y Protección Fronteriza, David Aguilar y al subsecretario para Asuntos Internacionales, Alan Bersin, sostendría un encuentro con el presidente Enrique Peña Nieto y varios miembros de su gabinete, para tratar diversos temas de la agenda bilateral, destacando el de seguridad, cuya cabeza de sector es la Secretaría de Gobernación que encabeza Miguel Angel Osorio Chong, quien tendría una participación central en las discusiones.

México pretende un trato de iguales en la relación bilateral con EU, pero históricamente la realidad ha sido otra. En el tema de la inseguridad y la delincuencia organizada las cosas no han sido distintas, porque las ópticas y visiones en esa lucha han sido diferentes. Allá han puesto los recursos a través de la Iniciativa Mérida, pero México ha puesto miles y miles de muertos. Entre otros factores, por esa manera tan distinta de ver las cosas, la guerra que emprendió Felipe Calderón contra los cárteles de la droga acabó siendo un fracaso. Otro error de origen fue haber creído que seria fácil someter a los capos con el simple hecho de echarles por delante a los miembros del Ejército Mexicano y de la Marina-Armada de México, que tendrán que seguir en las calles hasta nuevo aviso.

Entre otros temas, ambas delegaciones hablarían de las operaciones fronterizas. Se infiere que para mejorar el flujo comercial entre ambos países, donde, de siempre, ha habido inequidad. Solo hay que ver lo sucedido con el Tratado de Libre Comercio, que sería oportuno empezar a actualizarlo, pero de manera más equitativa entre México y EU. Que haya menos agandalle pues, por parte del Big Brother. En el tema de seguridad, el presidente Peña había expresado su interés por blindar la frontera sur de México, por donde los cárteles de la droga pasan como Juan por su casa, tema que podría ser abordado con doña Janet y acompañantes, quienes venían de realizar un viaje relámpago a Arizona. Hay optimismo de que la reunión con la señora Napolitano y su comitiva finalice en  buenos términos.

Obviamente los asuntos están planchados, después de la visita que realizó el hoy mandatario, todavía como presidente electo, a finales de noviembre pasado, al reunirse con el reelecto presidente Barack Obama en Washington –donde tuvo un encuentro breve pero efusivo con la señora Napolitano–, donde comenzó un intercambio de puntos de vista del nuevo gabinete de seguridad mexicano con sus homólogos estadounidenses, sobre los diferentes temas de la agenda bilateralm, algunos de los cuales que quedarán en la más completa reserva. Se dirá que vienen, además de estrechar relaciones con el nuevo gabinete de seguridad, a afinar los esfuerzos binacionales en diferentes rubros de interés mutuo. Habrá que ver lo que trasciende de los temas que traten off de record.

Hay varios temas que podrían haber sido abordados, y hasta reclamados, como el misterioso caso de Tres Marías o la reciente advertencia de viaje que lanzó hace poco el Departamento de Estado norteamericano a sus connacionales para que no viajen a 19 estados de la República Mexicana por considerarlos de alto riesgo, a causa de la violencia, los encuentros armados y los baños de sangre que siguen registrándose a diario en nuestro país. Sin embargo, lo que sigue preocupando a Janet Napolitano es el temor de que uno de los dos principales cárteles mexicanos, el de Los Zetas, pudiera haber establecido ya, alianzas con algunas de las células islámicas radicales, para supuestamente perpetrar ataques a instalaciones estratégicas de su país, desde el nuestro.

Esas células podrían ser de Al Qaeda, Hezbolá o Hamas, pertenecientes a la yihad internacional, que se dice han comenzado a operar de un tiempo para acá en América Latina. Sus líderes han jurado cobrar venganza contra Estados Unidos por la muerte de Osama Bin Laden, ejecutado por un comando de elite norteamericano en mayo de 2011. Desde hace tiempo, diversas embajadas de EU en el mundo han comenzado a sufrir atentados terroristas. El caso más sonado fue el sucedido en una sede diplomática de Libia, en Bengasi, donde murió el embajador norteamericano en aquella nación, Christopher Stevens. El pretexto había sido un video que circuló con agravios contra el Islam. El ataque fue el pasado 11 de septiembre, fecha que coincidía con el ataque terrorista del 9/11.

Medios islámicos han señalado que otra manera de vengar la muerte de Bin Laden, sería atacando instalaciones estratégicas de EU y de sus aliados –México es uno de ellos–, como las redes de ductos y de gas, plataformas ubicadas en alta mar, lo mismo que instalaciones petroleras y de extracción de gas ubicadas tierra adentro. Se ha dicho que lo que pretenden esos grupos extremistas es ‘poner de rodillas’ a Estados Unidos. Por cierto, la tremenda explosión registrada en el Centro Receptor de Gas de Reynosa, Tamaulipas, en septiembre pasado, que dejó un saldo de 31 muertos y 42 lesionados, y que alguien subió a las redes sociales a través de un video tomado por las cámaras de vigilancia de Pemex, ha causado gran preocupación a la empresa, pero también muchas suspicacias entre los mexicanos.

Twitter:@Paulinocomenta

facebook.com/Paulinocomenta

Comentarios desactivados en Doña Janet y la narcoguerra

Archivado bajo Doña Janet y la narcoguerra

Los abusos de militares siguen

PAULINO CÁRDENAS

En su toma de posesión, el presidente Enrique Peña Nieto había prometido que el primer eje de su mandato sería “lograr un México en paz” y dijo que las familias de este país se colocarán “en el centro de las políticas de seguridad”. Señaló que el Estado ha cedido importantes espacios al narcocrimen. El nuevo gobernante manifestó que la inseguridad y la violencia han robado la paz y libertad de diversas comunidades del territorio nacional. Y en su mensaje a los jefes del Ejército y de la Marina, afirmó que los militares seguirán prestando labores de seguridad en el país, como “factor de estabilidad y confianza social”, e indicó que su retirada a los cuarteles será gradual.
 El jefe del Ejecutivo instruyó a los jefes castrenses a “conducirse con absoluta lealtad” y dijo que los militares “deberán ser escrupulosamente respetuosos de los derechos humanos”. Sin embargo, los abusos de los militares siguen.

Noticias venidas del norte señalan que en Chihuahua por ejemplo, la violencia sigue imparable por la guerra contra los cárteles de la droga, en la sierra y la ciudad, y los abusos de los militares contra la ciudadanía continúan, igual que sucedía en el recién concluido régimen calderonista. Los alcaldes de los municipios de Matachí, Temósachic y Guerrero, Roberto Loya Antillón, Oscar Manuel Molinar Bencomo, y Águeda Torres Varela, solicitaron respectivamente y de manera conjunta, a través de oficios fechados los días 6 y 7 del presente mes, a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, su urgente intervención a fin de que se detengan presuntos abusos cometidos por personal del Ejército Mexicano y de la Marina, en perjuicio de ciudadanos de esos municipios. La violencia ha repuntado en la capital y de manera más acentuada en la región sur del estado, ya no se diga en la zona serrana.

Comandos armados de los cárteles de la droga sitian constantemente las cabeceras municipales, como sucedió el pasado fin de semana en Guadalupe y Calvo. Las policías municipal, no pueden hacerle frente a los criminales que poseen mejor armamento, por lo que los sicarios van y matan a sangre fría a quienes se les dá la gana. Por otra parte los alcaldes refieren que los elementos de las fuerzas castrenses continuamente están abusando de su autoridad, entrando a viviendas sin órdenes de aprehensión;  maltratan e intimidan a la ciudadanía en general y arremeten contra la población, en lugar de actuar en contra de los grupos criminales. De hecho los grupos delictivos prácticamente controlan todas las actividades en muchas poblaciones chihuahuenses. 
Los sicarios no encuentran resistencia por parte de la Policía Municipal y Ministerial. ¿Qué pueden hacer si sus elementos están mal armados?

Miles de habitantes de decenas de municipios, más aún quienes habitan en la sierra de Chihuahua, prefieren huir de sus lugares de origen o al menos encerrarse en sus viviendas, escuchando las ráfagas de los rifles de asalto, temerosos de que alguno de los grupos armados irrumpa en sus casas.
 Decenas de jóvenes, mujeres ancianos y niños, son asesinados por grupos de la delincuencia organizada, quienes prácticamente han tomado el control de varios municipios, para cometer los homicidios en distintos sectores e incendiar viviendas.
 La Fiscalía General del Estado se concreta a reportar que grupos fuertemente armados, a bordo de varios vehículos realizan diversas acciones dirigidas y específicas para privar de la vida a las víctimas. Como es evidente, la población está asustada, aterrada diríase mejor, por la imparable violencia y los baños de sangre. Por ello varios alcaldes piden la urgente intervención de las autoridades de Derechos Humanos que vayan a atestiguar lo que está pasando en sus municipios, porque el gobernador César Duarte no oye sus reclamos. ¿Y los altos mandos del Ejército Mexicano y de la Marina, sabrán de esa terrible situación?

Ante las críticas recibidas por el ex presidente Felipe Calderón, de poner a los militares a hacerle de policías, Peña Nieto durante su campaña proselitista prometió regresar el ejército a los cuarteles y devolver a los mexicanos la paz que perdieron en los últimos seis años. Desde fines del 2006 las Fuerzas Armadas mexicanas participan en la lucha contra los cárteles de la droga y otros grupos del crimen organizado, y ya en su campaña el priísta anunció que seguirían temporalmente con ese papel si ganaba la Presidencia,  “en tanto se aplica la nueva política de Estado por la seguridad y la justicia, que permita su gradual regreso a los cuarteles”. ¿Pero el llamado que  hizo a los militares de que “deberán ser escrupulosamente respetuosos de los derechos humanos”, dónde quedó?

¿Cuántos casos hay en el país, como los que siguen sucediendo en Chihuahua, donde la población pasa días y noches de terror, no solo por los enfrentamientos armados sino por los abusos de criminales y de militares? ¿Acaso los nuevos altos mandos castrenses no están enterados de lo que pasa en Chihuahua y en otras entidades federales? ¿Acaso no saben que la violencia ha repuntado en el país y de manera más acentuada en las zonas serranas, donde, a pesar de la declaracionitis de las autoridades, los grupos delictivos siguen controlando prácticamente todas las actividades en muchas poblaciones del territorio nacional? ¿Hasta cuando empezarán a ser sometidos los grupos de la delincuencia organizada que operan en México? Porque los cárteles siguen matando gente y sometiendo poblados y autoridades, y los militares cometiendo abusos.

Twitter:@Paulinocomenta

facebook.com/Paulinocomenta

Comentarios desactivados en Los abusos de militares siguen

Archivado bajo Siguen los abusos de militares

Estertores últimos de Calderón

PAULINO CÁRDENAS

La semana pasada Felipe Calderón se pusoa cantar en Tacámbaro, Michoacán durante la última gira que hizo a su estado natal como Presidente, y varios de los asistentes dijeron ‘Útala: canta como gobernó’. Igual que López Obrador, también filosofó sobre el por qué Dios pone a prueba a ciertos individuos con determinadas tareas. Se refería a él mismo desde luego, y a la guerra que emprendió a ciegas contra el crimen organizado. Como sea, una de las peores herencias que le dejará a Enrique Peña Nieto como pesada carga, serán las consecuencias de esa guerra absurda, por insensata, contra el crimen organizado, que ha cobrado miles y miles de muertes.

Insensata su guerra porque no calculó la reacción ni la capacidad de respuesta de las bandas criminales a las que quiso espantar echándoles por delante al Ejército y la Marina-Armada de México, y con una Policía a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública que hizo mal tercio en esa lucha porque los capos corrompieron a muchos de sus mandos por lo cual ya desapareció, lo cual significó el primer golpe seco al mandatario que va de salida porque era su ‘orgullo’. Insensata esa guerra por las miles de muertes que ha dejado y que será por lo que se recuerde su sexenio.

¿Quiénes responderán por esas muertes? ¿Y quién lo hará por tantas promesas incumplidas? ¿Peña Nieto? Por lo pronto hay quienes creen que al término de su mandato, el presidente Calderón tendrá que abandonar el país, temeroso de las represalias que puede recibir de parte del crimen organizado.
 Sabe que incurrió en responsabilidades sancionadas por el derecho internacional.
 Debe sin duda estar muy preocupado por su integridad personal y por su vida, por las propias reacciones que puedan tener los grupos del crimen –menos uno– contra él y su familia. ¿Cuál será su futuro? ¿Y cuál será el de su principal escudero de armas?

La otra fue que, ya con un pie fuera del gobierno, mando una propuesta al Legislativo para cambiarle el nombre al país. Siguiendo la lógica calderonista, que quiere que nuestro país se llame México y no Estados Unidos Mexicanos, porque así lo conocen dentro y fuera del país, entonces el crack mexicano que juega en el Manchester United, Javier Hernández, debía cambiarse el nombre y solo llamarse‘Chicharito’ porque así es como conoce todo el mundo al crack mexicano, ya que incluso en la camiseta que usa para jugar así dice: Chicharito.

Supone Calderón que a México lo suelen confundir con Estados Unidos, por el nombre oficial de nuestro país. ¿De veras? El primer reclamo de que México se llegase a llamar oficialmente así, sería de los pueblos indígenas que no son mexicas. Nadie en su sano juicio podría creer que el nombre oficial de “Estados Unidos Mexicanos” lleve a alguien a confundir a nuestro país con el vecino del norte.

Se ha hecho chunga con eso y se señala que si el mandatario panista no fue capaz de cambiar a México, aunque sea que le cambien el nombre. Lo que sucede es que al término de su gobierno, ya no sabe qué inventar para distraer la atención y que los mexicanos no reparen en como dejó el país por andar haciéndole al soldadito de plomo, queriendo acabar con las mafias sin haber calculado sus riesgos y sin haberle entrado primero a depurar a las policías y autoridades corruptas vinculadas con el crimen organizado. Cuando tiene un pie afuera del gobierno, se le ocurre enviar una iniciativa al Congreso de la Unión para que nuestro país se llame oficialmente México y no como obra en la Constitución, “Estados Unidos Mexicanos”. Para usar un narcotérmino, esa idea parece una marihuanada.

Sus razones dice tener. Siendo legislador, hace una década Calderón lo propuso, y ahora, a punto de dejar la administración, se le ocurrió retomar esa iniciativa para modificar el nombre oficial del país y que se llame simplemente “México”, como la mayoría de la gente lo conoce. El nombre oficial del país quedó establecido en 1824, en la primera mitad del siglo XIX, después de independizarse de España, hecho que para algunos fue un intento de imitar al vecino del norte, cuyo nombre oficial en inglés es United States of America.

“México no necesita un nombre que emule a otro país y que ninguno de nosotros los mexicanos usa cotidianamente”, dijo el jueves al anunciar el envío al Legislativo de la iniciativa de reforma constitucional para modificar el nombre de la nación. A nadie se le ocurriría pensar que llamándose oficialmente Estados Unidos Mexicanos, se esté emulando al vecino país del norte, pareciendo ignorar el nacionalismo recalcitrante que raya muchas veces en chovinismo, sentimiento que priva en muchísimos sectores de la sociedad.

El aún Presidente había hecho una propuesta similar en enero de 2003, cuando se desempeñaba como dirigente de los diputados federales del Partido Acción Nacional, aunque la iniciativa nunca se votó. Esta vez, su propuesta ya fue bateada en el Congreso de la Unión, porque, como lo comentó el coordinador de la bancada priísta en la Cámara de Diputados, el sonorense Manlio Fabio Beltrones, hay asuntos mucho más importantes que hay que atender en el Legislativo. Fue uno de los estertores últimos del panista como mandatario. Más los que faltan de aquí al viernes.

Twitter:@Paulinocomenta

facebook.com/Paulinocomenta

Comentarios desactivados en Estertores últimos de Calderón

Archivado bajo Estertores últimos de Calderón

Peña quiere entrar pisando fuerte

PAULINO CÁRDENAS

Hasta donde se sabe, Enrique Peña Nieto quiere comenzar su gestión dejando un mensaje de inicio de su gestión gubernamental poniéndole puntos a las íes. Eso llenaría parte de las expectativas de millones de mexicanos, sobre todo los que no han visto la suya en ninguno de los dos regímenes panistas, por el desempleo y más por el agobio de la pobreza y el olvido en que han estado en el último sexenio. Esto, junto con la inseguridad, la violencia y el baño de sangre que prevalece en el país, son los rubros en los que se quiere saber hacia dónde marchará el nuevo gobierno. Su discurso que pronunciará el sábado 1 de diciembre será clave. Se dice que su mensaje inicial será fuerte y puntual y que de los dichos habrá de pasar de inmediato a los hechos. Ha suscitado mucha expectación su llegada a Los Pinos.

La primera prueba del sábado 1 de diciembre será la entrada al recinto legislativo de San Lázaro. Hay expectación por saber si será recibido con gestos de simpatía y aprobación, con moderados aplausos o de plano con muestras de rechazo por parte de los legisladores de izquierda representados en las Cámaras. No se desacarta la toma de tribuna. Se estima que en los alrededores estarán los contingentes de la izquierda más radical que no estuvieron conformes con los resultados electorales. De ahí que se ha preferido que su estancia en el Legislativo sea de entrada por salida. En el Congreso de la Unión se verá si se imponen las actitudes sectarias de los discípulos de su Mesías, o la disciplina democrática.

Si su llegada al Congreso de la Unión se avizora convulsa, más su arribo a Palacio. Como es sabido, desde el año 2000 cuando el panismo sacó al PRI de Los Pinos, el zócalo capitalino ha venido siendo bastión escénico de las huestes que comandaba el hoy converso al cristianismo y antiguo azuzador de las izquierdas, quien dice profesar amor al prójimo, y que hoy está refugiado en su Morena. Éste instruyó a su Apóstol Mayor, a organizar las protestas ‘pacíficas’ en todo el país contra Peña, al momento que entre al recinto legislativo y cuando dé su discurso inicial como Presidente.

Pero los perredistas y de las demás izquierdas incrustadas en el Legislativo quieren hacer su propio mitote. El metrosexual coordinador parlamentario del partido Movimiento Ciudadano ya lanzó la amenaza. Tanto en el evento de San Lázaro como en el de Palacio Nacional, será el mando y los adiestrados efectivos del Estado Mayor que cuidan al mexiquense, los que tratarán de evitar que haya sobresaltos de los inconformes que sin duda actuarán en aras de la libertad de expresión y de la manifestación de sus ideas. Solo los mantendrán a raya, se supo.

Todos los sectores de la sociedad quieren escuchar las primeras líneas de un plan de gobierno realista, que permita a la nueva administración resolver los problemas más ingentes que agobian a la nación. Muchos mexicanos quieren saber si volverán los tiempos pasados de más de lo mismo o si el nuevo gobierno será capaz de ponerle un hasta aquí a los problemas más ingentes que heredó de su antecesor, como el del desempleo, la desatada criminalidad, los abusos de poder, la desigualdad, las injusticias, la corrupción y la impunidad. Todo  mundo quiere saber por anticipado cómo quedará integrado el gabinete legal y ampliado.

Se quiere saber si Peña soltará los nombres antes o después de su viaje a Washington donde se reunirá el 27 con el presidente Barack Obama y el día 28 en Otawa con el primer ministro de Canadá, Stephen Harper. La gabinetitis en pleno. Todos tienen la mira puesta para saber quién irá a Gobernación, Hacienda, Relaciones Exteriores, la Defensa Nacional y la Marina-Armada de México, y por supuesto cómo quedaría integrada la Comisión Nacional Anticorrupción. Lo mismo querrán saber quién será titular en la PGR que tendrá mucho qué hacer desde el arranque del sexenio. En el juego de las adivinanzas se cree que los nombres podrían ser dados a conocer el 29; otros juran que en la víspera de la toma de posesión, para que no se manoseen los nombres de los designados. Otros dicen que será hasta el mero día.

Un anuncio importante será el que se haga de quienes acompañarán al titular del Ejecutivo como parte del staff que laborará en Los Pinos; quien ocupe la Oficina de la Presidencia tendrá sin duda un peso específico en las decisiones que vaya tomando el nuevo mandatario de manera consensuada con su gabinete y con los demás actores políticos, económicos y sociales externos. Peña Nieto sabe que México necesita de un Gobierno federal eficaz, acompañado por un equipo con preparación, capacidad y experiencia probadas, además de prestigio profesional y personal. El contenido de su discurso y el tono del mensaje del mexiquense, así como los nombramientos que anuncie, sin duda darán la pauta.

En San Lázaro parece que no habrá discurso para evitar, según acordó la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, que pudieran caldearse los ánimos de quienes todavía no digieren el triunfo del priísta. El discurso inicial entonces será en Palacio, símbolo de mando nacional. Se dice que lo que quiere dejar claro Peña es que empezará su gobierno pisando fuerte, muy fuerte y que por ahí seguirá.

Twitter:@Paulinocomenta  

facebook.com/Paulinocomenta

Comentarios desactivados en Peña quiere entrar pisando fuerte

Archivado bajo EPN entrará pisando fuerte

¿Se irá Calderón de México?

PAULINO CÁRDENAS

Un gran número de mexicanos ve yéndose del país –huyendo dicen unos– a Felipe Calderón, una vez que venga el cambio de gobierno y le deje el mando al PRI, partido del que, como medio mundo sabe, no quería saber nada, ni tampoco de su candidato, en vísperas de las campañas, no obstante que con quien lo sustituirá en Los Pinos tejió la trama para efectos mediáticos de realizar una transición ‘tersa’, que Enrique Peña Nieto aceptó como una cortesía, tersura que de hecho terminó desde el momento en que su sucesor declaró que lo primero que hará al llegar a Los Pinos sería desparecer la Secretaría de Seguridad Pública federal, y la Secretaría de la Función Pública cuyo lugar sería ocupado por la Comisión Nacional Anticorrupción.

Aunque se supone que las leyes no son retroactivas, no dejó de escucharse un ¡gulp! en muchas gargantas de funcionarios calderonistas de alto y mediano nivel, así como de gobernadores y alcaldes que les ha gustado gastarse el presupuesto del erario a manos llenas y que al final andan que lloran y lloran por los rincones, suplicándole al nuevo mandatario priísta que les conceda la gracia de salvarlos de las virtuales quiebras en las que están sus estados y municipios. Sus mandos, quiérase o no, han sido copartícipes con el gobierno federal, de dejar crecer el desempleo, el subempleo y sobre todo la pobreza que priva en muchas entidades federativas del país. Como sea, esa nueva Comisión dicen que estará dotada de dientes para actuar, incluso en el sector privado, con el que los gobiernos suelen hacer los grandes negocios.

Inseguridad, pobreza y saqueos al erario producto de la corrupción e impunidad, serán las peores herencias que Calderón le dejará a Peña Nieto. Se espera que con la aprobación de las reformas a la Ley de Contabilidad Gubernamental y Transparencia se blindará y asegurará la eficiente aplicación del presupuesto federal. Esa iniciativa presidencial preferente propuesta por el mandatario saliente, podría servir, si se aplica, para detener el saqueo de recursos del erario por parte de funcionarios abusivos. Vendrá a ser un importante complemento de la Comisión Anticorrupción.

Por otra parte, dijo que está consciente de que los mexicanos continúan viviendo en condiciones de pobreza extrema, el próximo mandatario federal y manifestó  que a partir del 1 de diciembre, cuando asuma la Presidencia, su gobierno “favorecerá una serie de reformas políticas y económicas que buscan mejorar el bienestar de los mexicanos. Reformas que desde hace mucho tiempo han sido evidentes y necesarias pero que nunca han sido concretizadas”. Lo mismo hará ante el Congreso de la Unión en cuanto a las víctimas de la violencia y de la corrupción.

Pero quizá la carga más pesada que le heredará Calderón a Peña será sin duda los términos de la inseguridad. Sobre todo el referente al número de muertos que ha cobrado su guerra contra el crimen organizado. Pero también por los agravios que han dejado esas matanzas en el ánimo de muchas familias mexicanas, ya que parte de su fallida estrategia ha sido la de criminalizar a las víctimas. Hay ejemplos de sobra. Esté el caso de los 17 jóvenes que fueron ejecutados en Villas de Salválcar, en Ciudad Juárez, a quienes el propio michoacano declaró que sabía que estaban vinculados con el crimen organizado, lo cual le fue recriminado por los familiares y tuvo que retractarse.

Está el caso de don Nepomuceno Moreno Núñez, cuyo hijo fue ejecutado en Sonora y a quien a un año y medio de aquel crimen, cuando circulaba por el centro de la ciudad de Hermosillo, a bordo de una camioneta donde llevaba cartels con la imagen de su hijo para seguir protestando por su muerte, un hombre le disparo a mansalva en un alto, matándolo; horas después, el activista del Movimiento por la Paz, fue acsuado por el gobierno de ese estado de tener vínculos con el narco, lo que no era cierto.

Está el caso de Julián le Barón, a cuyo hermano mataron y lo quisieron acusar de estar ligado a la delincuencia organizada, sin ser cierto. Luego vino el caso de Marisela Escobedo, cuya hija había sido asesinada en Ciudad Juárez, y tiempo después, cuando protestaba por ese crimen en la explanada de gobierno de Chihuahua, fue ejecutada por un sicario. El gobierno estatal había emprendido una campaña en contra suya y de su hija, señalando que estarían vinculadas con el crimen, lo cual nunca se demostró. Otro caso fue el de la familia Reyes Salazar, de Ciudad Juárez. Siete de sus miembros fueron asesinados y desde el principio, el gobierno dijo que estaban involucrados en el narcotráfico, lo que también resultó falso.

Esa perversa y sistemática maniobra ha sido parte de la fallida estrategia de guerra de Calderón que él mismo y sus voceros periodísticos y algunos aliados políticos que le quedan, tratan de desvirtuar. Son los mismos que se oponen a que desparezca la Secretaría de Seguridad Pública federal, que pronto pasará a la historia como eje central de esa guerra, y cuyas atribuciones pasarán a estar bajo el mando de la Secretaría de Gobernación peñista. En fin, que varias razones justificarían –incluso la de preservar su integridad física y la de su familia–, que el mandatario panista tenga que irse del país. Habrá que ver lo que decide.

Twitter:@Paulinocomenta 

facebook.com/Paulinocomenta

Comentarios desactivados en ¿Se irá Calderón de México?

Archivado bajo ¿Se irá Calderón de México?

Celebran millones ‘el esperado fin’

PAULINO CÁRDENAS

Además de ‘el buen fin’ promovido por el gobierno y la iniciativa privada para quedarse con gran parte del aguinaldo de quienes tienen ingresos en el país, con supuestas ‘ofertas’ que hicieron caer en el garlito a millones de mexicanos provocándolos a saciar su afán consumista, se inició otro festejo a escasos once días de terminar el sexenio: el del  ‘esperado fin’ de una administración federal marcada por la violencia, la muerte y por tantas promesas incumplidas del mandatario saliente, y quienes por millones hoy claman que el próximo gobierno los rescate del olvido, de la pobreza, de la desigualdad y de la inseguridad.

Quienes en el gobierno están conscientes de que la guerra contra los cárteles resultó un fracaso, que para Felipe Calderón fue prioridad primera y única, hoy andan en busca de hallar culpables, como fue el caso del secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, quien al comparecer a la Cámara de Diputados el pasado viernes, al verse ametrallado por tantas críticas a la gestión de su jefe, acabó diciendo que el Legislativo era también corresponsable del fracaso, porque le aprobó a Calderón iniciativas antisecuestro, contra la trata y tráfico de personas y por darle atribuciones de investigación a la Policía Federal.

No aceptó que la guerra de Calderón contra los cárteles de la droga haya sido ‘una ocurrencia’, pese a la evidente improvisación con la que comenzó en diciembre de 2006 después de haberse lanzado como el Borras contra ese monstruo de mil cabezas, sin consultarle a nadie y sin medir consecuencias, creyéndole a sus asesores bélicos de que iba a ser pan comido acabar con las mafias si utilizaba al Ejército y la Armada haciéndole de policías, cuyo ensayo resultó un fiasco, principalmente porque hubo una absoluta falta de coordinación entre los mandos de las Fuerzas Arrmadas y porque como Comandante Supremo quedó subyugado por el titular de la SSP federal. ¿Por qué?, pocos lo saben.

Tan ha sido un fracaso esa guerra, que solo hay que ver el número de muertes causada por ella y que los cárteles de la droga siguen operando como si nada. Hoy clama que esa guerra debe de seguir, que no hay que bajar la guardia; casi casi quisiera que Enrique Peña Nieto lo nombrara su asesor bélico en lugar del general colombiano Oscar Naranjo. El hecho es que al término de seis años de violencia y derramamiento de sangre, de ejecuciones, decapitados, desplazados y desaparecidos víctimas de abusos de autoridad militar y miles y miles de muertes, los capos de la droga siguen haciendo de las suyas.

Tan acabaron las cosas mal en las instancias de seguridad y procuración de justicia, que ahí está ese enfrentamiento entre la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Seguridad Pública, y el fulminante cese del ‘zar’ anticrimen José Cuitláhuac Salinas por razones no explicadas, y de la riñas y desaguisados entre los titulares de la Defensa Nacional y de la Marina, entre ellos, y  cada uno con Genaro García Luna. Por todo ello es que Peña Nieto anunció que la SSP federal, cuyo titular ha sido factor de división  entre los mandos de las fuerzas que combaten al narco y a las mafias del crimen organizado, quedará subordinada como subsecretaría bajo el mando directo de la Secretaría de Gobernación.

Como sea, el balance del sexenio que está a punto de acabar, estará caracterizado por la corrupción y la impunidad que han ido de la mano en muchos rubros, que junto con la suma de muertos, desaparecidos y desplazados que ha dejado la narcoguerra, y con un enfrentamiento evidente entre quienes tienen la responsabilidad de combatir a la criminalidad organizada, hacen una peligrosa mezcla que heredará el nuevo gobierno junto con los preocupantes márgenes de desigualdad, donde los bajos ingresos de las familias ha caído por la carestía motivada por los ‘gasolinazos’ mensuales, y donde el olvido del gobierno hacia las clases más desprotegidas ha sido insultante.

Tan solo hay que ver las cifras que acaba de dar el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, Ceneval, en su informe de evaluación 2012, donde se da cuenta de que el gobierno saliente dejará retos enormes al entrante, en lo económico y en lo social. El número de pobres aumentó en México, aunque en su última visita a España, palabras más palabras menos, Calderón dijo que dejaba un país en jauja. Además de una crisis de inseguridad, de gobernabilidad y de desconfianza ciudadana en las instituciones, heredará un país de desigualdades que ha sido característica del sexenio que está por fenecer.

Lo escuchó Alejandro Poiré en San Lázaro el pasado viernes por parte de los legisladores: el gobierno saliente lo caracterizó el distanciamiento y divorcio entre el gobierno del presidente Felipe Calderón y la sociedad que quedó envuelta en la violencia y el fuego de las armas, acabó siendo peor que el de su antecesor; el autoritarismo, el denuesto y la polarización, han sido el sello de la segunda administración federal panista. Por todo ello, millones de mexicanos comenzaron a festejar ‘el esperado fin’ del llamado sexenio de las matanzas, pero también de la indolencia, de las omisiones y del olvido de la sociedad.

Twitter:@Paulinocomenta

facebook.com/Paulinocomenta

Comentarios desactivados en Celebran millones ‘el esperado fin’

Archivado bajo Celebran millones 'el esperado fin'