Archivo de la etiqueta: ¿nuevo PRI?

Ganaría el PRI con mismas mañas

PAULINO CÁRDENAS

El PRI está obsesionado en ganar las elecciones intermedias de junio próximo sin duda para no perder la costumbre con las mismas mañanas de siempre, con sus partidos satélites: PVEM, PANAL y PES. Con el pretexto de que hay que darle cumplimiento al Programa para la Transición a la Televisión Digital Terrestre, el gobierno federal, en plena época de elecciones, sigue dándose a la tarea de entregar gratuitamente televisores digitales cuyas cajas traen el lema ‘Mover a México’, a lo cual los partidos de oposición reclamaron esa trampa ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el cual dizque revisó el caso y finalmente dio su aprobación para que sigan regalándose televisores supuestamente a la gente más necesitada.

Incluso la Sala Superior del TEPJF determinó que el programa de entrega de televisores digitales debe continuar durante las campañas electorales y puede incluir el lema “Mover a México” en las cajas de embalaje. Al respecto, el magistrado Flavio Galván argumentó a favor de mantener el programa sobre el llamado ‘apagón digital’. Señaló: “Los electores no son menores de edad como para pensar que el uso de esta frase-logotipo pueda inducir al elector a votar por el partido político que postuló en su momento al ahora presidente de la República”. Nooo, que va. El funcionario cree que la gente se está chupando el dedo. Pero así es el sistema y de eso se trata ese lance evidentemente electorero, porque, obvio, a nadie le cae mal un regalo de una tele nueva.

Este es solo una muestra de lo que ha venido haciendo el Revolucionario Institucional en las entidades en donde habrá elecciones el 7 de junio. El reclamo por parte de los partios de oposición no se hizo esperar. Este es solo un adelanto de lo que pudiera suceder a la hora de los reclamos ante el órgano jurisdiccional del Poder Judicial de la Federación especializado en materia electoral. A finales de marzo el presidente Enrique Peña Nieto, en un videomensaje, exhortó a los ciudadanos a ir a votar el próximo 7 de junio y que había que confiar en las instituciones. Dijo que ese día se celebrarán “los comicios más fiscalizados y transparentes de la historia, con nuevas autoridades y reglas más estrictas”.

Se está viendo que eso no fue más que una expresión acaso bien intencionada para que la gente, sobre todo los ciudadano con derecho a ir a votar en los comicios intermedios, crea que de veras en México hay nuevas reglas de juego en materia electoral. Pero la triste realidad es que las triquiñuelas y las consabidas trampas del viejo PRI, las pondrá en práctica el ‘nuevo’ PRI. Aunque es cierto que todos los partidos hacen lo mismo. La diferencia es que el partido tricolor tiene una mayor capacidad para moverse territorialmente y muchos más recursos económicos para hacer eso y más. Otro nicho al servicio del priísmo en tiempos electorales son las ‘ayudas’ que brindan los programas sociales que maneja Sedesol.

La Secretaría de Desarrollo Social no ha llevado a cabo acción penal alguna en contra de estos abusos, pues asegura éste es solo un problema de ‘necesidad’. Y por su parte, los gobiernos de los estados priístas, aunque lo niegan, lo que quieren es poner su granito de arena cada vez que hay elecciones -locales, estatales o federales-, con el pretexto de respaldar las acciones del Ejecutivo y es cuando se ven los abusos en el uso de recursos destinados a ayudas supuestamente específicas, pero que acaban siendo utilizadas con tal discrecionalidad que rayan en lo ilegal. En este periodo de campañas -en cuyos aturdidores spots los partidos se están dando hasta con la cubeta con acusaciones que van desde lo cierto hasta lo escandaloso-, ese abuso en el uso de ayudas de diversa índole se ponen de manifiesto y se multiplican.

Las dádivas van desde la ahora de moda entrega de televisores digitales con el lema “Mover a México”, regalo de despensas, entrega de monederos Monex, tarjetas departamentales de débito y, de más reciente cuño, el reparto de tarjetas de prepago identificadas como “La Efectiva” que se entregan en el estado de México en el gobierno que hasta ahora encabeza Eruviel Ávila Villegas. Además de despensas y televisoress digitales, hay entregas incluso de dinero en efectivo, en espera de que haya reciprocidad y el agradecimiento se vea reflejado a la hora de las votaciones a favor del tricolor.

Respecto a los programas sociales se han hecho hasta ‘guías’ para acotar las condiciones de la entrega de ayudas a la gente de escasos recursos, dizque con el afán de otorgar ‘transparencia’ y acceso al apoyo federal para toda la población en condiciones de pobreza, vulnerabilidad, rezago y marginación en México; esta información ‘básica’ sobre los programas sociales explican beneficios, población objetivo, montos y criterios de elegibilidad. Pero a la hora de la hora, ese acaba siendo letra muerta. Sin embargo, el discurso es reiterativo en el sentido de que esos programas sociales no deben de servir para fines distintos a los que están destinados.

Se dice que los programas de ayuda social son para que México pueda consolidarse como un Estado de derecho y como una nación ejemplar, por lo que es necesario erradicar los problemas sociales que afectan a los ciudadanos. De ahí la importancia de todos los programas de asistencia que tiene a su cargo la Secretaría de Desarrollo Social, que argumenta que no se le puede pedir negar ayuda a una persona si tiene hambre o si vive en condiciones de pobreza extrema. Sin embargo, en época de elecciones como la que se viven actualmente, estos acaba siendo un recurso del que se abusa, por parte del partido en el poder, para congraciarse con la gente que habría de votar en junio próximo.

Se dice que esos programas no tienen por qué suspenderse en ese largo periodo de campañas electorales, ya que son para ayudar a millones de personas cuyas condiciones de supervivencia es muy precaria. Y hay sanciones. Se ha dicho: “Habrá cero tolerancia para los funcionarios que hagan mal uso de los programas sociales, sin distinción de puesto. Si la falta es a la Ley Electoral las sanciones pueden ser de dos a 12 años de prisión sin derecho a fianza, si la sanción es administrativa puede ser amonestación hasta la destitución del cargo”. ¿Será? Habrá que ver, porque en época de elecciones, esas normas para nada se respetan. Habrá que ver si el INE tiene los tamaños para resolver quejas.

Anuncios

Comentarios desactivados en Ganaría el PRI con mismas mañas

Archivado bajo Ganaría el PRI con mismas mañas

El ‘nuevo’ PRI sostiene a Deschamps

PAULINO CÁRDENAS

El ‘nuevo PRI’ sostiene en Pemex a Carlos Romero Deschamps. Ahí le funciona muy bien. La versión más recurrente del por qué el dirigente del sindicato petrolero cuenta con la simpatía de Peña Nieto, es porque se dice que habría aportado una fuerte cantidad de dinero a su  campaña cuando aspiraba a ser Presidente de la República, dinero proveniente del erario público como lo hizo con Francisco Labastida Ochoa a través del famoso Pemexgate. Otra versión es porque el dirigente sindical presta su nombre para que recomendados de Los Pinos se hagan ricos con contratos otorgados sin ser licitados. A Carlos Romero Deschamps se le ha permitido todo, no solo en este sexenio sino en los anteriores gobiernos federales priístas y panistas. Además de ser senador, controla al sindicato y es dueño de varias empresas contratistas de Petróleos Mexicanos. De hecho desde hace años cogobierna Pemex. Aunque se ha dicho que se va, en la ceremonia del 18 de marzo apareció junto con Peña Nieto, señal de que está fuerte con el primer priísta del país.

Emilio Lozoya Austin, actual director de la empresa petrolera, declaró que Petróleos Mexicanos tendrá una inversión histórica en 2014, de más de 27 mil millones de dólares, de los cuales 85 por ciento será destinado a exploración y producción. No se sabe de todo ese manjar cuánto le tocará a Romero Deschamps como dueño de empresas concesionarias de Pemex o si prestará su nombre para que otros hombres del poder recomendados de Los Pinos hagan negocio, pagándole ‘una corta’ por sus servicios; el ‘moche’ pues. Es increíble que Peña Nieto siga soslayando ese tipo de saqueos a Pemex, cuando había dicho que no habría intereses intocables en su administración. Pese a ese vergonzoso caso, más otros como el de Oceanografía que se ha beneficiado de la paraestatal por tráfico de influencias surgido de Los Pinos en los dos regímenes federales panistas, el presidente Peña Nieto dice que el petróleo sigue siendo ‘de todos los mexicanos’.

Por cierto que se ha vuelto a reiterar que el asunto de Oceanografía ‘no se politizará’. Es decir, que Vicente Fox y Felipe Calderón pueden estar tranquilos. Y eso que el mandatario mexiquense dijo al arranque de su gobierno que en su administración no iba a haber intereses ‘intocables’; pero los mexicanos ven otra cosa. Se dirá que el asunto es gremial y que son los trabajadores petroleros los que deciden si el dirigente sigue o se va. Pero eso es un subterfugio porque Pemex es una empresa pública, no privada. Todos los casos de saqueo a la primera industria del país han quedado en la impunidad. Reiteradamente en este espacio hemos comentado los abusos del poder proveniente de Los Pinos con respecto al saqueo que ha sufrido Pemex desde hace décadas.

Coincide con lo que denuncia un documento de la llamada Gran Alianza -integrada por trabajadores petroleros disidentes- que acaba de ser presentado ante la Presidencia de la República y las secretarías de Gobernación y la Función Pública, en el que se acusa a Romero Deschamps de ser  dueño de diversas compañías que prestan servicios a Pemex. Señala que el dirigente sindical se ha hecho acreedor de hechos constitutivos de delito, como enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y delincuencia organizada en agravio de Pemex y de los mexicanos. Acusan que también se ha apropiado de la millonaria caja de ahorros de los trabajadores y ha negociado con la venta de plazas y desvío de fondos federales destinados al gremio. Pero en todo caso hay corresponsabilidad penal de los directores generales de la paraestatal obedecen órdenes de Los Pinos.

Pocos creen que vayan a abrirle una investigación al dirigente petrolero. Les sirve más en donde está. Está probado y calado como realizador de fechorías. Es una garantía pues. El 4 de marzo de 2013, con motivo de laclausura de la XXI Asamblea Nacional del PRI, Peña Nieto dijo que “el único interés que protegeré, es el interés nacional”. Pero es obvio que eso no ha sido así. También, durante su campaña, en septiembre de 2012, dijo: “Tengo claro que un Presidente no tiene amigos; como mandatario estaré comprometido con un único interés, el avance de la República”. Pues ni una cosa ni otra. Sí tiene amigos y su único interés no ha sido el avance de la República porque no hay registro de ello. Al contrario. Solo hay que ver las cifras oficiales del INEGI, de Banco de México, del CEESP, de la OCDE y de la CEPAL, para darse cuenta de que en lugar de avance ha habido retroceso en el país en términos económicos y sociales.

Entre sus amigos del Presidente de la República por supuesto que está Carlos Romero Deschamps; aunque amigo de conveniencia. Pese a todas las acusaciones que hay contra él incluso de carácter penal, lo trata como si fuera el gran benefactor de Petróleos Mexicanos, cuando todo mundo sabe que es uno de tantos que se han aprovechado de los endebles caracteres de los directores en turno de esa empresa petrolera, que acceden mansitos a cuanto negocio turbio se les propone, obviamente ordenado desde Los Pinos. Con tantas ataduras y compromisos que llegan cuando alcanza el poder, de nada sirve que los aspirantes a la Presidencia engañen con discursos a la ciudadanía diciendo que delinearán sus objetivos centrales y que pugnarán para que haya un mayor ritmo de crecimiento económico en el país. Imposible lograrlo con tantos compromisos que debe cumplir.

Pemex se convierte así en la caja registradora para pagar favores políticos o para beneficiar a amigos y familiares. El caso de los hermanos Bribiesca Sahagún, Manuel y Jorge, hijos de Marta Sahagún de Fox, esposa de quien fuera presidente de México de 2000 a 2006, es un ejemplo fehaciente. De poco sirve plantearle a los mexicanos nuevas políticas para abatir los niveles de pobreza, reducir la inseguridad y la violencia, o enfatizar que se mejorarán los niveles educativos, y mil propósitos más para supuestamente reposicionar el liderazgo de México en el mundo, mientras persistan los actos de corrupción cobijados por la impunidad, como ha venido sucediendo en Pemex desde hace décadas. Los mandatarios al llegar al poder se dedican a hacer negocios. Y Pemex es ideal para ello. Y mientras los mexicanos seguirán escuchando promesas y más promesas y seguirán oyendo más y más mentiras.

 

 

Comentarios desactivados en El ‘nuevo’ PRI sostiene a Deschamps

Archivado bajo El nuevo PRI sostiene a Deschamps

El cambio quedó en quimera

PAULINO CÁRDENAS

A unas semanas de que se cumpla el primer año de gobierno del presidente Peña Nieto, el balance se avizora crítico para su gestión, ya que si bien hace un año por estas fechas había entusiasmo y mucho opritmismo de que al tomar posesión del cargo, México comenzaría a vivir una etapa sin precedentes en los últimos sexenios, hoy las cosas están muy lejos de lograr los mínimos prometidos. Se hablaba de que sería ‘otro PRI’ el que gobernaría y que las reformas que se enviarían al Congreso de la Unión serían históricas; que los niveles de pobreza se reducirían y que el desarrrollo del país comenzaría a vivir una insospechada era. Conceptos más conceptos menos, así pintaban las cosas en el ánimo de quien asumiría el cargo de jefe del Ejecutivo federal el primero de diciembre, mismo entusiasmo que había contagiado a quienes serían los integrantes de su ‘dream team’ y cuyos nombres allá por noviembre pasado empezaban a surgir como los probables miembros de su gabinete.

Muchos creyeron que el candidato ganador vendría al rescate de una nación que había quedado para muchos, dentro y fuera del país, como territorio narco más que otra cosa. Había que romper con ese estigma que le había heredado Felipe Calderón y que había colocado a México como una nación en permanente guerra contra los cárteles de la droga y las mafias del crimen organizado. En ese sentido la estrategia del nuevo gobierno cambió radicalmente, el cual comenzó a dar tempranas señales de que así sería, desde que se integraron los gabinetes de transición del gobierno entrante y saliente. Fue el 5 de septiembre cuando Peña Nieto, como presidente electo, dio a conocer los nombres de los integrantes de su equipo de transición que encabezaron sus hombres más cercanos: Luis Videgaray y Miguel Ángel Osorio Chong. El primero fue designado como coordinador general para la Transición Gubernamental y el segundo como coordinador general para el Diálogo Político y Seguridad. Desde aquel momento se empezó a hablar de reformas.

El primer reto al que quiso hacerle frente el candidato priísta ya como presidente, fue el de convocar a las tres principales fuerzas políticas –PRI, PRD y PAN– para discutir junto con el nuevo gobierno, los planes y proyectos de corto, mediano y largo plazos, intentando una apertura al diálogo franco sin precedente, que logró amalgamar y llevarlo a la realidad desde el segundo día de su gobierno a través del Pacto por México, ideado, dicen, por el priísta José Murat, quien revivió a la política después de que un año antes andaba siendo explusado de su partido, aunque la paternidad se la ha querido arrogar el perredismo chuchista. Como sea, fue un buen principio en el que muchos creyeron como fórmula pragmática de hacer política, lograr acuerdos y llevar la fiesta en paz.

Algunas de las reformas que comenzó a enviar Peña Nieto al Legislativo salieron del seno de esa nueva figura en el que previamente se había integrado un Consejo Rector que aprobaba de manera colegiada los acuerdos que se iban tomando. Después de la toma de posesión llegaron al Congreso varias reformas simultáneamente, las cuales en diversos momentos pasaron a ser analizadas y aprobadas, como fueron la educativa, la de telecomunicaciones y la hacendaria, que aún motivando críticas y cuestionamientos y hasta rechazo de algunos sectores que se sienten afectados por ellas, han ‘transitando’ en ambas Cámaras. Hasta ahí todo iba conforme a lo planeado por el equipo presidencial, aunque con resultados bastante magros en el Legislativo, sobre todo en cuanto a la reforma hacendaria y las nuevas reglas fiscales que fueron aprobadas.

Pero en realidad la reforma que más le importa al jefe del Ejecutivo, que se pudiera aprobar sin tantos cuestionamientos, es la energética, que lleva implícito abrir más la participación de la iniciativa privada en la actividad de la industria petrolera y en la generación de energía eléctrica, a lo que se oponen las izquierdas divididas, aunque la izquierda derechizada que encabezan los Chuchos –Zambrano y Ortega–, han estado alienados con el Ejecutivo y su partido, pese a que mediáticamente se hacen los remolones y hasta niegan que no apoyarán a Peña en las propuestas que faltan.

Son muchos los mexicanos que están decepcionados de los resultados de un gobierno que no ha ha podido encontrar el camino que en teoría se había trazado hace un año como compromisos, lo cual lo corroboran los resultados de la economía que ha ido a la baja en los dos primeros trimestres del año y que en el tercer trimestre con apuros pudo librarla. Como van las cosas, esa grave situación puede llevar a México a una recesión. Y en cuanto a la violencia, ni se diga. Los hechos cotidianos dan cuenta de que el crimen organizado sigue dominando territorios como Michoacán, y no hay para cuando funcione la nueva estrategia anticrimen del gobierno peñanietista, que de ese tema parece no querer saber nada. Malo, porque como el avestruz, parece rehuir a una latente situación peligrosa para el país al dar muestras de que no quiere enfrentar el problema, con tal de no parecerse al gobierno de Calderón.

¿Donde quedaron los compromisos del pasado 2 de diciembre, de lograr una sociedad de derechos con libertad, de un crecimiento económico sostenido, de propiciar la creación de empleos y de que haya competitividad? ¿Y la seguridad y justicia? ¿Y la transparencia, la rendición de cuentas? ¿Y el combate a la corrupción? ¿Y la gobernabilidad democrática? El régimen del cambio quedó en quimera. Y los conflictos sociales crecen, como el movimiento magisterial disidente en donde la falta de oficio político echa por la borda las intenciones de lograr una reforma educativa real y verdadera. Ojalá la violencia no siga creciendo y que el país no acabe hundiéndose en crisis económicas como en el pasado. Todo eso, a casi un año de haber comenzado ‘otra era’, según los augurios de entonces del ‘nuevo PRI’. ¿Desde fuera verán a México de una forma distinta?

http://www.paulinocardenas.wordpress.com

Comentarios desactivados en El cambio quedó en quimera

Archivado bajo El cambio quedó en quimera

Siguen ahí los intocables

PAULINO CÁRDENAS

Si es cierto que la decisión de cesar a Humberto Benítez Treviño como titular de la Profeco, habla de la convicción del presidente Enrique Peña Nieto por fortalecer el estado derecho y las instituciones, y porque no quiere que se ponga en entredicho la credibilidad de la Procuraduría Federal del Consumidor, entonces, siguiendo esa lógica, el turno podría ser de Rosario Robles Berlanga, encargada de la Campaña Nacional contra el Hambre, por los ataques que ha sufrido la funcionaria en los medios por el presunto desvío de dineros de Sedesol para la compra de votos en Veracruz, se afirma que también en Coahuila y muy posiblemente en otros estados en donde habrá elecciones en julio próximo, lo que ha hecho perder la credibilidad en esa secretaría, cuya imagen y prestigio también ha quedado en entredicho.

Se afirma que la decisión tomada por el jefe del Ejecutivo fue porque la presencia del ex procurador del consumidor era ‘insostenible’ en el gobierno, debido a la gran presión de la sociedad civil y de los medios de comunicación. Si de veras al presidente Peña Nieto le interesa lo que expresa la opinión pública, y eso le permite ir afinando su sensibilidad de empatía con la sociedad para gobernar, eso es una gran noticia para los mexicanos. Quiere decir que tomará en cuenta a la ciudadanía y a los medios respecto a otros ajustes, no solo del sector económico, que requieren de cambios si no de titular, sí de políticas. Si es verdad que el presidente ha escogido ese camino, enhorabuena.

Lo que sucede es que hay casos, como el del dirigente del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, que para muchos mexicanos y en especial para los trabajadores de Pemex de la disidencia, también es una presencia ‘insostenible’.  El pasado 6 de mayo, el periódico Reforma reveló que uno de los hijos del líder petrolero y senador priísta, vive a todo lujo en Miami, donde adquirió dos departamentos en un condominio de lujo en Miami Beach por los cuales pagó 7 millones 550 mil dólares, de acuerdo con registros de la propiedad. Hace no mucho trascendió que le había regalado a su hijo un auto Enzo Ferrari edición especial con un valor de 25 millones de pesos.

Padre muy complaciente, además de regalar este tipo de lujos a su hijo, también le da a su hija Paulina vida de “princesa” pues la deja pasear a sus perros en aviones y yates privados por todo el mundo. Es cierto que ahí el Ejecutivo Federal nada puede hacer. Sin embargo, es curioso, por decir lo menos, que la bancada del PRI haya frenado en el Congreso una petición para que la Procuraduría General de la República iniciara una investigación y pudiera perseguir el enriquecimiento inexplicable de los líderes sindicales en el país. La solicitud, firmada por la senadora Laura Rojas, fue llevada a la tribuna por el diputado panista Alfredo Rivadeneyra.

En el documento se pide que se inicie una indagatoria sobre el patrimonio de los líderes sindicales, luego de los escándalos del senador del PRI Carlos Romero Deschamps y su familia. “La Comisión Permanente del Congreso exhorta respetuosamente al Procurador General de la República para que respondiendo a la satisfacción del interés social y del bien común, investigue y, en su caso, persiga la probable comisión de delitos, respecto al aumento inexplicable del patrimonio de algunos líderes sindicales”, se indica en el documento.

La proposición incluye una petición para que el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, informe al Congreso si la Unidad de Inteligencia Financiera analiza, investiga o ha recibido reportes sobre operaciones financieras que puedan ser constitutivas de delitos, por parte de sindicatos de instituciones públicas. Sin embargo, los legisladores del tricolor se negaron a que la propuesta fuera discutida y aprobada durante la sesión ordinaria de la Comisión Permanente, por lo que fue turnada a la tercera Comisión de trabajo. Es decir, se irá de hecho al cajón de los olvidos.

Eso es lo que no checa si se compara el caso de Humberto Benítez Treviño con el de Rosario Robles o más aún con el de Carlos Romero Deschamps, por solo referir dos botones de muestra, aparte del primero, el de Humberto Moreira, quien tuvo que dimitir como dirigente del PRI a instancias de Peña, por el escándalo del endeudamiento que dejó al gobierno de Coahuila, lo que le mereció un reconocimiento general al mexiquense.

Pero mientras no haya más casos que le sigan al del padre que perdió su chamba por culpa de su hija, la llamada ‘Lady Profeco’, a ojos de la ciuadanía seguirá habiendo intereses intocables en el país, no obstante lo que dijo Peña Nieto en aquella asambla del PRI de inicios de marzo pasado, que no los habría y que actuaría en consecuencia. Ojalá, porque tampoco con el encarcelamiento de la maestra Elba Esther Gordillo quedó saldado el agravio que ha significado el vergonzante retraso de la educación en México. ¿Pudiera haber más candidatos en la lista? Bueno fuera. Por el bien de la República. Y por el del Pacto por México.

paulinocardenas.wordpress.com

Comentarios desactivados en Siguen ahí los intocables

Archivado bajo Intereses intocables intocados

Valemadrismo oficial

PAULINO CÁRDENAS 

Con la clase de funcionarios públicos que abundan en este sexenio, el sueño del presidente Enrique Peña Nieto de querer cambiar al país se desvanecerá más rápido que aprisa. La clase gobernante, y hasta académica, carece de autoridad ética y moral, pero sobre todo de carácter para desempeñar el cargo. Unos son indolentes, otros blandengues y algunos son truhanes. El jefe del Ejecutivo sigue creyendo en el Pacto por México para sacar al país adelante, pero así no se puede. Faltan funcionarios comprometidos para lograr la hazaña. Van de ejemplo varios casos de lo que la gente de a pie empieza a llamar valemadrismo oficial: Está el de gobernador priísta César Duarte Jáquez, quien en un acto que encabezó en la Universidad Autónoma de Chihuahua hizo un juramento eclesiástico de entrega de su estado a la Iglesia, con lo que violó la Constitución.

Lo del Estado laico al gobernante chihuahuense le valió madres, igual como lo han hecho otros políticos en funciones incluidos presidentes de la República. ¿Qué dijo el gobernante que echa por tierra el mito de que hay un ‘nuevo’ PRI en el poder?: “Yo, César Duarte Jáquez, por este medio me consagro a mí mismo, a mi familia, a mi servicio público en la sociedad, pido al Sagrado Corazón de Jesús que escuche y acepte mi consagración, que me ayude a la intercesión del Inmaculado Corazón de María, le entrego a Dios y a su divina voluntad todo lo que somos, todo lo que tenemos en el estado de Chihuahua. Le pido a Dios que nos ayude a cambiar todo lo que no sea de él. Yo César Duarte declaro mi voluntad delante de Dios, delante de los señores obispos y de mi pueblo, amén”. También ofreció perdón a Dios “por todo lo sucedido en el pasado en Chihuahua”.

Otro caso es el de Javier Duarte de Ochoa, gobernador priísta de Veracruz, quien se ha prestado a ser títere de su antecesor y ha venido cometiendo una serie de imbecilidades –sin contar los crímenes contra periodistas registrados en su entidad durante su gobierno– como el propiciar y dar cobijo a las transas que se venían orquestando –o siguen orquestando– una bola de truhanes pertenecientes a su gabinete,  para echar mano de los recursos destinados a los programas sociales de Sedesol y destinarlos a la compra de votos a favor del PRI en las elecciones que habrá el 7 de julio próximo en esa entidad. Ese mismo esquema lo están haciendo otros gobernadores priístas con el mismo propósito. Según el PAN, el gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, anda en las mismas. Y pronto aparecerán más. Aprovechando el viaje, el PRD acusó ante la PGR a Rosario Robles por peculado, vinculado a ese delito electoral.

Otro gobernador, este no priísta aunque lo fue, es el de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, quien no ha podido con el paquete de los rebeldes del magisterio que forman parte de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero, CETEG, que se alzaron contra la reforma educativa y que ahora buscan desestabilizar al estado con la ayuda de grupos radicales. Se dice que el mandatario perredista, quien por segunda vez gobierna la entidad –fue gobernador sustituto por el PRI de 1966 a 1999 cuando Rubén Figueroa solicitó licencia para separarse de su cargo a consecuencia de la matanza de Aguas Blancas–, es gente de Marcelo Ebrard y que a la crisis magisterial no le da solución porque quieren llevarla hasta los linderos de la federación para que el gobierno de Peña Nieto intervenga en el conflicto. Aguirre le juega al ensarapado.

Hay funcionarios como Humberto Benítez Treviño, procurador federal del consumidor, a quien su hija Andrea lo metió en un brete cuando estando convaleciente el funcionario de una intervención quirúrgica de la cadera, el pasado 26 de abril la ya conocida como ‘Lady Profeco’ ordenó a la subprocuraduría de Verificación y Vigilancia clausurar el restaurante Máximo Bistrot, porque no le dieron la mesa que pedía. Eso se llama usurpación de funciones y debería ser castigada. El PRD está exigiendo la renuncia del funcionario, quien fue titular de la PGR en el último tramo del gobierno de Carlos Salinas de Gortari. El argumento es sencillo. Dicen que si no es capaz de controlar a su hija, menos podrá controlar la escalada de precios que está llegando a niveles de escándalo en todo el país.

Otro caso es el del rector de la UNAM, José Narro Robles, quien no ha sido capaz de hacerle frente a la andanada de violencia contra la máxima casa de estudios que delincuentes embozados han venido realizando actos de vandalismo, poniéndolo contra la pared. Los vándalos no aceptan diálogo y al rector le da miedo enfrentarlos con la ley en la mano. En fin que el pobre México está como está por gobernantes y funcionarios como estos, igual que el jefe de gobierno del DF Miguel Ángel Mancera a quien le valió madres respetar la contigencia ambiental el sábado pasado, autorizando a más de 5 mil motocilistas transitar del zócalo al autódromo. ¿Con ese tipo de gobernantes, funcionarios y académicos que dicho sea de paso gastan hasta lo que no, quiere Peña Nieto que avance el país?

paulinocardenas.wordpress.com

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Comentarios desactivados en Valemadrismo oficial

Archivado bajo Valemadrismo oficial