Archivo de la etiqueta: PRI

Se imponen ya los cambios

 PAULINO CÁRDENAS

Dicen en los corrillos políticos que con la designación de Manlio Fabio Beltrones Rivera para dirigir los destinos del PRI el presidente Peña Nieto busca fortalecer la debilidad y la desconfianza de su gobierno que ha quedado manifiesto en varias encuestas de opinión, en donde su imagen y preferencia han bajado considerablemente. Esa designación la habría decidido sin consultar a sus gurús de cabecera, dicen.

También se asegura que esa determinación lo animará a designar a otros funcionarios en su gabinete si de veras quiere que las cosas no solo cambien, sino que su administración recupere algo de la credibilidad y confianza perdidas y la sociedad comience a ver resultados tangibles. El mandatario mexicano estuvo unos días de vacaciones y ya está de regreso en Los Pinos. Quizá en esos días de asueto se habría convencido de la necesidad de hacer los relevos en su gabinete que el pueblo le reclama, cuanto antes.

Una buena razón es que con los cambios buscaría acelerar el paso y reponer el tiempo perdido para que, con un verdadero golpe de timón, en serio se trace el rumbo que logre impulsar el desarrollo que tanto requiere el país. Se da por hecho que volverá a insistir en sus reformas que, según lo declaró Manlio Fabio Beltrones en Sinaloa, ya como dirigente del PRI también buscará impulsar, a la par de ir depurando cuadros con miras a las elecciones que habrá en julio del año próximo.

También declaró el sonorense que debe haber cercanía entre el mandatario federal y el partido en el poder, ya que no cree en la ‘sana distancia’ que practicó Ernesto Zedillo por lo que el PRI habría perdido las elecciones en el año 2000 frente al panismo según comentó el aún coordinador de la bancada priísta en la Cámara de Diputados quien tomaría las riendas del Revolucionario Institucional después de cumplirse el rito partidista.

No se sabe bien a bien en qué dependencias podrían comenzar a darse los cambios, aunque urgiría hacerlo en las áreas que han cojeado más en la actual administración, como las de economía y finanzas que se encargan de la distribución de los dineros para el desarrollo, la del combate a la pobreza, y la de seguridad. Posiblemente se vean enroques. Es posible que el cambio esté considerando también las áreas energéticas, y que por fin se designe embajador en Washington.

Se señala que el criterio para hacer los cambios en su gabinete sería similar al que habría prevalecido en la decisión -sorpresiva para algunos- de la designación de Beltrones Rivera- ¿Cuál habría sido ese criterio de decisión? Es una pregunta que solo el mandatario federal lo sabe. Habría ponderado los pros y los contras.

¿Qué hubiese pasado si a Beltrones lo pone en Gobernación? ¿O hubiese sido peor dejarlo fuera de la jugada por miedo de los que más influyen en el ánimo y las decisiones del primer mandatario? El 2018 parece lejano, pero para el jefe del Ejecutivo federal desde ahora hay que tomar previsiones.

Por lo pronto, parece haberle quedado claro a Peña Nieto que ha perdido muchas simpatías de los votantes que lo hicieron por él en el 2012, debido a que ha perdido contacto con muchos sectores de la población aunque le han hecho creer que las ‘simpatías’ que le manifiestan en los eventos a modo los priístas, es realmente el sentir de las mayorías, lo cual no es así. Es evidente el grado de confianza que ha perdido de un tiempo para acá. Las causas son distintas, y aunque no son muchas, han sido suficientes para mermar la creencia en su administración.

Desde los acontecimientos de Ayotzinapa con la desaparición de los 43 estudiantes normalistas, las ejecuciones de Tlatlaya, y otros similares, pasando por las dudas de probidad que sembraron en la población los asuntos de la casa blanca de la pareja presidencial, la de descanso del titular de Hacienda, hasta la gota que derramó el vaso con el tema de El Chapo Guzmán que desapareció de la cárcel y cuya última hipótesis es que pudo haber sido ultimado.

A todo eso hay que agregar que varios miembros del gabinete siguen sin dar el ancho. Por ende, las cosas siguen igual. De ahí que hace poco haya admitido que no ha habido el crecimiento que se esperaba, “no en los niveles, lamentablemente, que quisiéramos”. Buena señal que el mandatario empieza a ver las cosas con realismo. Sabe que las cosas no marchan como se las pintaron sus asesores, y que algo hay que hacer para remediarlas y que las cosas empiecen a funcionar.

Desde el momento en que lo dice abiertamente, que no se alcanzarán las metas trazadas, es que pareciera estar convencido de que debe hacer cambios en su gabinete.

Porque no solamente es en el rubro del crecimiento económico, es en de la pobreza que, con esa cifra que dio el Coneval de que en su gobierno han aumentado dos millones de pobres cifra que fue un balde agua fría a su gobierno, es señal de que ni la gente que está al frente de esos programas para abatir la pobreza ni la estrategia para tratar de combatir las causas de tanta pobreza han funcionado y que es hora de cambiar.

Y en seguridad ni se diga. La inseguridad sigue siendo un rubro que tiene muy molesta a la sociedad. Crímenes van y crímenes vienen y las autoridades se la pasan justificando lo injustificable. Está sucediendo, entre otros casos, con las ejecuciones del reportero gráfico Rubén Espinosa Becerril y de la activista Nadia Vera Pérez, quienes venían huyendo de Veracruz por amenazas de muerte en busca de seguridad en el DF, y que fueron ultimados junto con otras tres mujeres en un departamento de la colonia Narvarte.

Otro gran tema que sigue vigente es la corrupción y la impunidad. Son, pues, muchos pendientes que tiene el gobierno de Peña Nieto con los diferentes sectores de la sociedad. Muchos estiman que si habrá de decidir hacer cambios, es el momento. Los cambios en el gabinete serían una buena noticia para los mexicanos y Peña Nieto ganaría un amplio reconocimiento público.

Comentarios desactivados en Se imponen ya los cambios

Archivado bajo Se imponen ya los cambios

PRI y oposición discuten por crimen

PAULINO CÁRDENAS

Desde ahora se da por hecho que el PRI y el Partido Verde se opondrán en el Congreso a que le hagan juicio político al gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, como propone el PRD. Ni siquiera aceptarán la solicitud del partido del sol azteca que junto con el PAN, PT y MC, los crímenes del periodista Rubén Espinosa, Nadia Vera y tres mujeres más sean atraídos por la PGR.

El paquete de las indagatorias se lo dejaron al jefe del gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, y más específicamente su procurador de Justicia, Rodolfo Ríos Garza. Refirió el fiscal capitalino que de acuerdo con las investigaciones, en el homicidio de las cuatro mujeres y un hombre se utilizó la misma arma de fuego, la cual no se encuentra relacionada con ningún otro hecho delictivo y en el lugar se hallaron cinco casquillos.

Se duda que ese múltiple crimen -donde hubo tortura, violación y tiro de gracia en un departamento de la colonia Narvarte capitalina-, llegue a ser solucionado. La falta de credibilidad es el factor. Ya comenzaron las sospechas porque, a unas cuantas horas de los hechos, ya fue detenido uno de los tres supuestos criminales. Y dizque ya confesó. Muy sospechosa la eficiencia que en otros casos no se ha visto. Y menos con tal rapidez.

Falta por detener a otros dos que se supone intervinieron en los asesinatos de la colonia Narvarte. Como van las cosas, lo más probables es que sean ‘presuntos culpables’ que pronto saldrían libres por falta de ‘méritos’. Lo que busca Mancera es deshacerse cuanto antes del grave compromiso que le echaron a cuestas. Por lo pronto el asunto judicial pasó a ser de debate político entre el PRI y su satélite el Verde, con los partidos de oposición.

Comenzaron a echarse en cara quiénes tienen la culpa de la crisis de derechos humanos, de criminalidad que hay en el país, de impunidad, además de criticar a las autoridades del DF por señalar a priori que el móvil había sido el robo, cuando tenían un crimen de un periodista en circunstancias agravadas de ejecución, junto con los crímenes de las otro cuatro mujeres, una de ellas violada.

“El asesinato de Rubén Espinosa es un problema político y también judicial. Es un tema político y una prueba de la crisis de derechos humanos”, sentenció el senador del PAN, Roberto Gil Zuarth, presidente de la Comisión de Justicia. “No es un tema del Distrito Federal” sino del Gobierno de Veracruz y de toda la federación porque los crímenes contra periodistas se han convertido “en un asunto del Estado mexicano”.

El PRD solicitará al Congreso que se inicie juicio político contra el gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, por el clima de violencia que prevalece en ese estado de la República, en donde se ha cometido 14 ejecuciones de periodistas mas otro que no aparece. Se sospecha que la mano de su gobierno está detrás de esos crímenes. enjuicien.

El propio mandatario recomendó a los periodistas que ‘se porten bien’ sugiriendo, sin sustento alguno, que algunos podrían tener vínculos con el narco. Además, ha dicho saber quiénes están detrás de esos crímenes, pero no hace nada para impedirlo. Eso implica complicidad. Y mientras la Federación tampoco ordene una investigación, la impunidad seguirá.

El diputado Fernando Belaunzarán Méndez anuncio el pasado miércoles en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, que el Partido de la Revolución Democrática estudia presentar una demanda de juicio político contra el gobernador de Veracruz.

Recordó que desde 2000 a la fecha han sido asesinados 16 periodistas en Veracruz, once de ellos lo han sido en los cuatro años del gobierno de Javier Duarte, quien fue herencia política de Fidel Herrera Beltrán que lo antecedió; otro gobernador que también ha sido señalado con presuntos vínculos con el narco.

En la colaboración que publicamos ayer en este mismo espacio, señalábamos que en un reporte del sitio estadounidense InfoWarms, firmado por el periodista de investigación, Wayne Madsen, señalaba que a finales de junio de 2011 hubo una reunión secreta de una veintena de gobernadores mexicanos con Joaquín El Chapo Guzmán, en un lujoso hotel de Mazatlán aprovechando una supuesta reunión de la Conago en tiempos de Calderón.

Señala Madsen que los datos puntuales se los dio un informante -que por razones de seguridad conservó su nombre en el anonimato supuestamente del gobierno federal-, quien le contó que al llegar al hotel se sorprendió por la cantidad de policías federales que se encontraban en el lujoso resort Pueblo Bonito Emerald Bay en Mazatlán, portando rifles AK-74 conocidos como “cuerno de chivo” y varias camionetas Hummer color negro a la entrada.

Le manifestó que entre los mandatarios estatales mexicanos que se reunieron con el capo sinaloense, estaba el de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa. Se asegura que fue para agradecer a su ‘mecenas’ las inversiones que, entre otras cosas, había hecho en materia turística con la construcción de hoteles no solo en Veracruz sino en otros destinos turísticos como Sinaloa, Campeche y Quintana Roo.

Por lo pronto la exigencia porque se aclaren los asesinatos del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril y de la activista Nadia Vera Pérez -ambos radicaban en Xalapa la capital de Veracruz y quienes culparon en su momento al gobernador por si algo les pasaba- así como el de otras tres mujeres que fueron ultimadas el mismo viernes por la noche en el DF a donde huyeron, se multiplica en todo el país; incluso en el extranjero claman por lo mismo.

La mira está puesta en el gobernador Javier Duarte de Ochoa a quien la oposición quiere llevar a juicio político, en tanto el PRI y el Verde buscan que ni siquiera comparezca ante la Comisión de Justicia ni que sea citado por la PGR. El partido en el poder empieza a tender alrededor del mandatario veracruzano el sagrado manto de la impunidad. Ese asunto será una papa caliente para Manlio Fabio Beltrones si llega a la dirigencia del PRI.

Comentarios desactivados en PRI y oposición discuten por crimen

Archivado bajo PRI y oposición discuten por crimen

Suena Osorio pero Beltrones más

PAULINO CÁRDENAS

César Camacho Quiroz está por terminar su encargo al frente del Partido Revolucionario Institucional y la pregunta es quién lo sucederá. Quien llegue al frente del PRI habría de trabajar para que el presidente haga el juego a su manera para la sucesión de quien en teoría -obvio si ganase en 2018- vendría a relevarlo en Los Pinos. Muchos voltean a ver al actual secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, hombre de todas las confianzas del mandatario federal como para cumplir esa misión. Sin embargo, el nombre de Manlio Fabio Beltrones sigue ganando simpatías dentro de su partido.

Se vio claro con los tributos que le rindieron al sonorense el sábado en la fiesta de la ‘unidad’ priísta celebrada en la sede del partido en el poder, en donde fue el más saludado y apapachado después del presidente Enrique Peña Nieto. Pero ¿el presidente lo querría en el PRI? También se habla de que podría llegar a Gobernación si el actual titular fuera el relevo de Camacho Quiroz. ¿Sería la otra opción? La pregunta que debe estarse haciendo Peña Nieto es ¿qué debo hacer con operador político tan incansable y sin parangón?

Por su experiencia; porque le debe algunas, al menos dos muy importantes. La primera, fue en noviembre de 2011 cuando el entonces senador por Sonora le cedió el paso a Peña para ser el abanderado del PRI para la presidencia de la República. Otra, el trabajo de cabildeo que realizó al interior de la bancada priísta y con los que comandaban a la oposición en el Congreso cuando estaba en su apogeo el Pacto por México, cuyos buenos oficios facilitaron la aprobación de las reformas estructurales en el Legislativo. Fue el más influyente operador para que dichas reformas fueran aprobadas.

Antes, como senador de la República, Beltrones se había centrado en la promoción de modificaciones legislativas, como la reforma del Estado, la política, la fiscal, la electoral, la energética y la del sistema de pensiones. Luego vino la etapa de las reformas estructurales surgidas en el seno del Pacto y propuestas al Congreso por Peña Nieto, en donde el sonorense logró liderar no solo al grupo parlamentario de su partido, sino que influyó en los de la oposición para que fueran aprobadas.

Quizá la faena política mas importante que la de las reformas fue cuando declinó a ser prospecto priísta para ser el abanderado priísta para las elecciones de 2012, cediéndole el honor a Peña Nieto. Beltrones es un hombre de experiencia política que muchos le reconocen, incluida la oposición. Sabe esperar turno, que en esos quehaceres la paciencia es clave. El hecho es que ha sabido granjearse el reconocimiento y respeto de propios y extraños que, hoy por hoy, podría ser su mejor capital, la razón y causa de planear lo que dejó pendiente en noviembre de 2011.

Fue la noche del lunes 21 del mes de noviembre de ese año, cuando Manlio Fabio decidió dejar la contienda como aspirante a la Presidencia de la República, en aras de una candidatura de unidad. La convocatoria del tricolor para el registro de precandidatos a la presidencia de la República indicaba que ésta debía darse el 27 de noviembre. El otro aspirante era Enrique Peña Nieto y se rumoraba que Nueva Alianza, partido con el que pretendía ir en coalición el PRI, había condicionado su participación a que fuera Peña y no Beltrones el abanderado del tricolor.

La razón es que el ex gobernador de Sonora guardaba una mala relación con Elba Esther Gordillo, lideresa vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, sobre cuya base se fundó el Panal. Cuando el entonces senador sonorense decidió hacerse a un lado manifestó en un desplegado que se hizo público: “Es necesario consolidar las tendencias electorales que favorecen al Partido Revolucionario Institucional con una candidatura de unidad”.

Dijo entonces: “He decidido no participar en el proceso interno por la candidatura presidencial, optando por ser un hombre útil al interés de mi país y de mi partido, al que sueño renovado y liderando la construcción de una nueva nación prospera y segura. “No tengo obsesiones personales y menos abrigo conductas mezquinas. La decisión de no participar en la contienda interna no es un sacrificio, es mi aportación para la victoria del PRI en 2012”.

Con la declinación de Beltrones, y al no inscribirse otros aspirantes por la candidatura priísta, el ex gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, se enfrentaría así contra el ex candidato presidencial perredista Andrés Manuel López Obrador quien había superado a Marcelo Ebrard en la encuesta para definir al candidato de la izquierda, y contra Josefina Vázquez Mota que resultó electa en el PAN para abanderar a ese partido.

Manlio Fabio Beltrones comenzó su carrera en su natal Sonora durante las presidencias priistas, pero la consolidó en los dos sexenios panistas. Primero agotó las posibilidades en su estado natal: dirigió al Comité Ejecutivo Estatal de su partido (1985), fue secretario de gobierno y luego gobernador de 1991 a 1997.

En ese año, el diario The New York Times publicó un reporte de la DEA, agencia antidrogas de Estados Unidos, en el que se le acusaba de proteger al narcotraficante Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los Cielos”. Beltrones negó los señalamientos y pidió a las autoridades mexicanas que los investigaran. El mismo año, la PGR calificó como “calumnias” y “difamaciones” las afirmaciones de los autores del texto, los periodistas Sam Dillon y Craig Pyes.

A nivel federal, Beltrones ha sido subsecretario en la Secretaría de Gobernación (1988-1991) y, después de la transición, logró proyección como secretario general de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) y como coordinador de los diputados del Sector Popular del PRI. Presidió también la Cámara de Diputados de 2004 a 2005 y el Senado en dos ocasiones, de 2006 a 2007 y de 2010 a 2011.

Todo un cúmulo envidiable experiencia política que rebasa al más pintado de los prospectos, no solo para dirigir al PRI o para ser titular de Gobernación, sino para llegar a Los Pinos. Miguel Ángel Osorio Chong suena, pero Manlio Fabio Beltrones suena más.

Comentarios desactivados en Suena Osorio pero Beltrones más

Archivado bajo Suena Osorio pero Beltrones más

Manlio fue llamado por Peña Nieto

PAULINO CÁRDENAS

Manlio Fabio Beltrones se incorporó a la gira de Enrique Peña Nieto a Francia, y se soltaron los rumores: ¿Va a Gobernación? Se dice que podría suceder a Miguel Ángel Osorio Chong, quizá antes de que deje de ser diputado federal. El relevo, si se da, sería en medio de la grave crisis de seguridad que ha provocado la evasión del penal de Almoloya de Juárez de Joaquín Guzmán Loera alias “El Chapo” Guzmán la noche del pasado sábado 11.

Pareciera que el caso-“Chapo” sacó de la carrera presidencial a Osorio Chong y es síntoma de que la guerra por la sucesión priísta a la Presidencia de la República ya comenzó.

El sonorense venía siendo mencionado para llegar a la dirigencia del Partido Revolucionario Institucional y suceder a César Camacho Quiroz que tan mal le quedó a los priístas en las pasadas elecciones. Parece que habría un cambio de señal. El líder de la bancada priísta en la Cámara de Diputados se incorporó el martes a la gira presidencial como anticipadamente se anunció.

Eso casi coincidió con la orden que recibió Osorio Chong de regresar a México para tratar de paliar el escándalo en el que se ha convertido la evasión del penal del Altiplano I del capo sinaloense, que oficialmente se ha manejado como una fuga a través de un túnel, lo que no ha convencido a nadie, a pesar de que la mayoría de los medios ha hecho suya la versión gubernamental.

El pasado lunes, el grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados que encabeza Beltrones, en un comunicado expresaba respecto del “Chapo” su profunda preocupación por la evasión del peligroso delincuente. Y añadía: “Demandamos que se realicen las indagatorias correspondientes para esclarecer las circunstancias en que dio la evasión  de Guzmán Loera y se castigue a quien o a quienes hayan incurrido en algún delito u omisión, traicionando la confianza de la sociedad y los esfuerzos crecientes del gobierno de la República”.

Su viaje ya estaba programado aunque lo que llama la atención es la coincidencia de que se incorpora en medio de una guerra contra el secretario de Gobernación que pareciera ‘fuego enemigo’ de quienes lo quieren sacar de la jugada para que solo quede un solo delfín con miras a suceder a Peña Nieto en 2018.

El mandatario priísta y Manlio Fabio ya habrían hablado sobre el futuro político inmediato del sonorense, quien está por concluir su periodo legislativo en la Cámara de Diputados.

Derivado del escándalo en el que se ha convertido la evasión de “El Chapo” del penal del Altiplano I, han comenzado a hacerse públicas informaciones confidenciales y chismes con visos de verdad. Es el caso de una famosa tarjeta informativa que salió del despacho del Jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño, y que llegó por arte de magia a las manos de un periodista.

En ella se da cuenta de un supuesto reproche de Luis Videgaray al secretario de Gobernación, una vez que fueron enterados de la presunta fuga de “El Chapo”. Le habría increpado por qué no se había quedado en México en ausencia de Peña Nieto. Se infiere que fue el propio Presidente que lo invitó a la gira y quien le ordenó regresar al país. Osorio tuvo que retornar para tapar el hoyo después del niño ahogado, no el túnel por donde dice el gobierno que escapó el capo sinaloense.

Hay incluso contradicciones en las imágenes que ha estado presentando el gobierno del “Chapo” en su celda dizque momentos antes de su ‘fuga’ por un túnel que fue cavado y construido con concreto armado, acondicionado con aire y luz, con rieles para transportar material, lo cual se habría hecho desde años atrás.

Se dice que quien estuvo atrás de su salida del penal fue su compadre y socio Ismael ‘El Mayo’ Zambada. Una nota del diario La Jornada recoge la versión de que la principal línea de investigación de la Procuraduría General de la República sobre la fuga del “Chapo” Guzmán es que Zambada habría auspiciado el rescate, señalando a Dámaso López Núñez alias “El Licenciado”, ex jefe de seguridad del penal de máxima seguridad de Puente Grande, como uno de los operadores, revelaron funcionarios que participan en el Gabinete de Seguridad Nacional.

“El Licenciado” consiguió llegar a subdirector de vigilancia y custodia en el penal jalisciense; presuntamente su ascenso fue parte de una estrategia bien definida para ayudar a Guzmán Loera a escapar de esa cárcel de ‘alta seguridad’ -hoy penal de Occidente-, en enero de 2001, a unos días de haber llegado a la Presidencia de la República, el panista Vicente Fox Quesada. Obvio que hubo entonces sobornos a funcionarios, custodios y guardias, como ahora en su evasión del penal de Almoloya de Juárez, estado de México.

El caso es que en medio de esa vorágine que ha provocado el escape del famoso delincuente que vuelve a convertirse en el narcotraficante más buscado del mundo, Beltrones se incorpore a la comitiva presidencial. Al regreso de Peña Nieto este fin de semana podría darse el primer cambio importante en su gabinete. Osorio Chong ha dicho que no renunciará.

Comentarios desactivados en Manlio fue llamado por Peña Nieto

Archivado bajo Manlio fue llamado por Peña Nieto

Que Hacienda recorte excesos

PAULINO CÁRDENAS

Se da por hecho que el Jefe del Ejecutivo federal va a volver a imponer su ley otra vez en la Cámara de Diputados en el tema del llamado Presupuesto Base Cero, por la mayoría que tendrá su partido con los votos de sus satélites en la próxima Legislatura. Desde ahora se está comenzando a discutir en San Lázaro si habrá la eliminación o modificación de programas con bajo impacto en los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo; si se aprueba la fusión de aquellos donde se ha detectado duplicidad; si se resectorizan algunos de ellos o si se fortalecen los que a juicio del gobierno son prioritarios para el desarrollo.

La causa del recorte que viene es que no se vislumbra la recuperación del precio del petróleo a nivel internacional. Y pese al handicap que llevará Peña Nieto ante los partidos de oposición a la hora de que se envíe a San Lázaro la propuesta presidencial para saber qué deberá sacrificarse y que no, éstos  querrán, entre tras cosas, que Hacienda recorte los excesos del gasto del Gobierno y de los gobernadores. O al menos eso es lo que habrán de manejar en la Cámara baja para presionar a los priístas y sus adláteres, a ver qué raja sacan.

El famoso Presupuesto Base Cero (PBC) a nadie acaba de convencer porque para implementarlo, dicen los expertos, se requiere de un análisis profundo del costo-beneficio de cada programa, para determinar aquellos que tengan mayor y mejor impacto sobre la sociedad. De ahí que se avizoran discusiones fuertes entre panistas y perredistas contra priístas sobre ese tema.

Un tema que será motivo de ello de inicio, son los criterios para determinar cuáles son los gastos superfluos del Gobierno federal que habría que eliminar, porque cada partido traerá su lista sobre los que Hacienda debería recortar para el ejercicio presupuestal 2016, los que sin duda discreparán con los que para el Gobierno federal serían prioridad, y por ende, intocables. El propio Centro de Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados reconoce que lograr un Presupuesto como lo plantea el gobierno peñanietista, presentará importantes retos a la hora de los debates y que su armado tendrá dificultades.

Advierte el mencionado Centro que “específicamente, es difícil su implementación”, ya que para su elaboración requiere gran cantidad de tiempo y de papeleo y que si bien el presupuesto vigente depende mucho del de años anteriores o es muy rígido, el mencionado Presupuesto Base Cero podría ser poco efectivo en la reducción del gasto, opinan especialistas. Al final de cuentas, añaden, dicho Presupuesto de 2016 quizá no logre tener realmente una base cero y acabe siendo una reingeniería del gasto que puede arrastrar vicios de años anteriores.

Por lo pronto ayer Hacienda entregó a la Cámara baja el catálogo de programas presupuestarios para el próximo año con los rubros que sobrevivieron al análisis y recorte de las autoridades, aunque no se revelaron los montos por programa ya que éstos se conocerán, dicen, hasta septiembre próximo, cuando se de a conocer el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación. Pero el gran pleito, si es que va en serio la advertencia de la oposición -PAN y PRD-, será la eliminación de los gastos superfluos del Gobierno federal.

El pasado 20 de marzo, durante la 78 Convención Bancaria, el Primer Mandatario aseguró que el presupuesto gubernamental ya no corresponde a las necesidades del México actual. Había dicho que el próximo año habría un rediseño del presupuesto federal, así como una modernización de la administración pública federal. Indicó que para 2016 se haría un rediseño integral del Presupuesto de Egresos.

De hecho, aseguró, el proyecto de presupuesto del próximo año se construirá desde cero, lo que implicará una revisión a fondo, en lugar de una mera modificación inercial como ha ocurrido desde hace más de una década. “Esta evolución presupuestal necesariamente irá acompañada de una evolución de la administración pública federal”, dijo.

Desde entonces instruyó a todos los integrantes del Gabinete para que realizaran un análisis profundo de sus dependencias, con el fin de evitar duplicidades y encontrar áreas de oportunidad. “También dentro del Gobierno habremos de romper inercias y paradigmas. Vamos a cambiar y ajustar políticas públicas, programas gubernamentales que ya no corresponden a la realidad del país, ni a las nuevas demandas de la sociedad”, había advertido. “Se trata justamente de construir el Gobierno que merecen los mexicanos, un Gobierno renovado, moderno, más eficiente y capaz de hacer más con menos”, señaló.

Para ciertos analistas es complicado dar cuerpo a un Presupuesto Base Cero, porque existen las obligaciones irrenunciables que tiene el Gobierno como las nóminas de maestros y médicos. Es una nómina comprometida, lo mismo sucede con las obligaciones financieras del costo de la deuda y el gasto administrativo de renta. Son gastos que forman parte del costo fijo y partir de allí se puede decidir dónde se puede reducir, dónde se debe incrementar. Si este ejercicio es el que está haciendo el Gobierno, es adecuado; pero si no lo está haciendo, y simplemente se va a reducir parejo, entonces simplemente se cambia el nombre del presupuesto, pero seguiría siendo inercial.

De cualquier modo, el manejo de la baraja la tendrá el PRI con el Verde Ecologista y el Panal en la Cámara de Diputados, de manera que el Ejecutivo Federal podrá instrumentar a su gusto y a su modo el proyecto de presupuesto 2016, a partir de base cero o no. A final de cuentas el presupuesto lo hace la Secretaría de Hacienda, cuyo titular, Luis Videgaray Caso, el presidente Peña Nieto le tiene toda la confianza del mundo. Una muestra fue el cuasi destape que hizo del funcionario hace unos días, que dejó sin aliento a muchos soñadores.

Sobre el  el tema del llamado Presupuesto Base Cero, que se discutirá en la próxima Legislatura, desde ahora han comenzando los dimes y diretes. No es más que el inicio del ruido que se irá intensificando conforme se acerquen las fechas en que hayan que discutirse, analizarse y aprobarse el Presupuesto de Egresos 2016. Una de las banderas de la oposición, empezando por Morena y su dueño, es que a causa de ese recorte, habrá inminentes despidos. Bajo ese nuevo esquema de apretarse el cinturón, habrá, políticamente, perdedores y ganadores. Pero muchos, millones de mexicanos, serían los que más perderían en ese delicado tema que se avecina.

Comentarios desactivados en Que Hacienda recorte excesos

Archivado bajo Que Hacienda recorte excesos

Se afianza el PRI en el poder

PAULINO CÁRDENAS

Conforme el avance de los primeros resultados del conteo rápido dado a conocer desde el domingo por la noche por el INE y cuya captación de datos continúa, el PRI, junto con el Verde y Nueva Alianza, estarían cerca de lograr la mayoría simple en la Cámara de Diputados para los trabajos que se iniciarán en septiembre correspondiente a la LXIII Legislatura. El conteo rápido señalaba como óptimo escenario que Revolucionario Institucional tendría 203 diputados, seguido del PVEM con 48 y 12 de Nueva Alianza, lo que lo llevaría a la suma de 263 curules. Pero no es suficiente para garantizar una mayoría de votos por curul.

Por su parte el PAN sería la segunda mayoría en San Lázaro, con una bancada de entre 105 y 116 diputados. Actualmente tiene 114 legisladores. El PRD seguiría como tercera fuerza, con un grupo de entre 51 y 60 diputados, aunque en esta legislatura logró tener 101 curules. El PVEM, el partido más denunciado en este proceso electoral, contaría con una fracción parlamentaria de entre 41 y 48 diputados, de 28 que tiene hoy, y Morena, en su primera participación electoral, tendría un grupo de entre 34 y 40 legisladores.

El punto es que con el virtual triunfo del PRI en las elecciones intermedias de ayer, respecto de la composición en la Cámara de Diputados en donde contará con el apoyo del partido Verde y del Panal, tendría que hacer alianza, supuestamente con el PAN, para garantizar un amplio margen de maniobra a la hora de las votaciones en San Lázaro durante la próxima legislatura, sobre todo en lo que respecta al tema del presupuesto que implicará recortes para el ejercicio 2016, además del recorte que supuestamente ya se habría dado para este año.

Junto con esos recortes al presupuesto gubernamental vendrían severas medidas de austeridad que se habían detenido porque venían las elecciones celebradas el domingo. De hecho también se aplazaron los despidos masivos en la burocracia que traerían esas medidas. Hay quienes dicen que esos ajustes al presupuesto podrían afectar incluso a los pensionados. Los recortes presupuestales disminuirán los recursos para las inversiones de gobierno en obras y servicios, y afectará también a las empresas privadas de todos los tamaños en prácticamente todo el país. Los insumos dolarizados son los que comienzan a pesar a las empresas e industrias que los requieren.

El primer ‘ajuste preventivo’ del gasto por la caída del precio del petróleo fue anunciado en enero pasado por el titular de Hacienda, Luis Videgaray, el cual fue de 124 mil millones de pesos, lo cual permitiría al gobierno federal, dijo, cerrar el año en línea con las metas de balance aprobadas por el Congreso para este año. Y a finales de marzo, el Ejecutivo federal, a través de Hacienda, presentó al Congreso el documento ‘Pre-criterios 2015’, en el que prevé un ajuste de gasto adicional para 2016 por 135 mil millones de pesos ‘para mantener el compromiso con la trayectoria de déficit decreciente’.

El proyecto de presupuesto del próximo año, con un enfoque ‘Base Cero’, será el que se discuta en la LXIII Legislatura. Dicho recorte permitirá, dizque, determinar los ajustes concretos para cumplir con la trayectoria del ajuste fiscal sea gradual y ordenada al mantener el manejo responsable de las finanzas públicas y la estabilidad macroeconómica. Se dijo entonces que ese otro recorte presupuestal al gasto federal ‘es una condición indispensable para lograr un crecimiento económico sostenido en favor del bienestar de todos los mexicanos’.

Eso en llano español quiere decir que la economía mexicana sufrirá un fuerte impacto que afectará prácticamente a todos los sectores productivos del país. Esos recortes al presupuesto y al gasto dificultarán la vida de millones de personas, en especial a los grupos menos favorecidos que existen en el país cuya economía doméstica se ha visto deteriorada, ya que por otro lado los aumentos en los precios de la canasta básica y de insumos para la industria, así como los aumentos en el costo de productos y servicios, y hasta de multas y servicios públicos.

Eso sin contar que pudieran aprobarse más impuestos a los ingresos de por sí deteriorados como medida adicional a los ajustes a la economía, por la baja de los precios internacionales del petróleo. Se teme, pues, que nuestro país seguirá padeciendo situaciones iguales o peores que en los primeros años de gobierno. Si la gente que se animó a votar lo hizo más como un acto de conciencia que con conocimiento de causa. La realidad es que quienes cruzaron la boleta electoral por tal o cual partido o candidato la mayoría no supo por quién lo hicieron. Incluso el propio INE aceptó que el porcentaje estimado de participación en las votaciones del domingo fue solamente de entre 47.25 y 48 por ciento.

La razón de quienes se abstuvieron de votar es bastante simple. Saben de antemano que ningún priísta vendrá a propiciar cambios de ninguna naturaleza. La gran mayoría de quienes alcanzaron el triunfo por ese partido -lo mismo que por otros partidos- están convencidos de que vendrán a hacer lo mismo que los que dejaron el cargo: a esquilmar al erario y a hacer negocios privados con dinero público. Eso, para quienes no votaron, no tiene remedio.

Si los que sí fueron a votar y lo hicieron por el partido en el poder y sus candidatos, ven que con el virtual triunfo del PRI en las elecciones intermedias, las cosas seguirán igual o peor, eso motivará mucho descontento popular, más violencia generalizada, mas grupos de inconformes que irían surgiendo a todo lo largo y ancho del país y quizá una represión ya más abierta. Si con ese afianzamiento del partido en el poder será mas de lo mismo, el país podría caer en una verdadera emergencia social y el gobierno federal, que no ha atinado a dar una en materia económica y financiera, no podrá a cambiar el curso de las cosas.

Si quienes llegaron van con la misma tendencia de robar y hacer negocios al amparo del cargo, podría enardecer a quienes votaron por ellos y surgirían más grupos de inconformes de los que existen a lo largo y ancho del territorio nacional. Un movimiento nacional que podría escalar de manera inédita el gobierno peñanietista tendría que apagarlo por la fuerza ya no solo con medidas disuasivas. Faltan tres años de administración y la carrera para el 2018 ya comenzó.

Comentarios desactivados en Se afianza el PRI en el poder

Archivado bajo Se afianza el PRI en el poder

¿Qué gana el mexicano con votar?

PAULINO CÁRDENAS

El debate sobre si no votar o anular el voto beneficiaría al PRI, ha vuelto a ser motivo de polémica. En las elecciones intermedias de 2009, varios intelectuales se pronunciaron a través de una campaña para que el ciudadano anulara su voto; los que se oponían a ello decían que el partido tricolor sería el beneficiado. Todo resultó un mito. Ahora que un grupo antipeñista promueve lo mismo para las elecciones intermedias de este año, vuelve el viejo cuento de que con la anulación del voto se beneficiará al partido tricolor, ahora en el poder. Dejar de votar, dicen algunos, equivale a cederle la plaza a las prácticas clientelares.

Pero millones de ciudadanos se preguntan: ¿Qué gano con votar si los candidatos que ganan llegan a robar y las promesas de campaña las echan al bote de la basura? Para empezar a romper con esas nocivas prácticas, un grupo de artistas, intelectuales y políticos promueve la campaña Ciudadanos por la Revocación de Mandato del presidente Peña Nieto, pidiéndole a la gente que así lo decida, anexe esa leyenda que iría junto con la boleta electoral anulada, la cual se depositaría en las urnas el 7 de junio próximo, como repudio al mal gobierno federal priísta que está en grave falta con la sociedad mexicana.

El grupo que promueve esa campaña señaló que le pediría al INE el conteo de las boletas anuladas con la mencionada leyenda, lo que quedaría en principio para el anecdotario electoral, aunque podría ser el principio de un movimiento de mayor aliento en contra de la actual administración, que está en grave falta con la sociedad mexicana por tantos planes incumplidos y unas reformas que no han caminado en más de dos años, lo que mantiene estancado al país. Creen los promotores de esa campaña que la anulación del voto con esa leyenda tendría un efecto muy significativo.

Pero además, está de por medio el malestar que se ha ido generalizando en todo el territorio nacional por la incompetencia para gobernar del actual régimen; por el problema de la inseguridad que priva en muchos poblados y comunidades del país, y por el estancamiento económico que afecta a muchos sectores y familias mexicanas motivado por la baja del precio del petróleo y la paridad peso-dólar en la que nuestra moneda sigue en desventaja.

La campaña por la revocación de mandato es impulsada por Daniel Giménez Cacho, Javier Corral, Manuel Bartlett y Layda Sansores, así como por el padre Alejandro Solalinde Guerra y el ex diputado Gerardo Fernández Noroña. Está también otro movimiento antipeñista, integrado por diversos grupos de indignados, entre ellos los padres de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, que en su segunda Convención Nacional Popular acordaron impedir la ‘farsa electoral’ en varios estados de la República el próximo 7 de junio.

La pregunta que se hace la gente es porque, ante tanto abuso de quienes llegan al poder o alcanzan un cargo de elección popular, lo primero que hacen es se dedicarse a ver en dónde están los negocios que pueden hacer al amparo del cargo y con recursos públicos, a servirse antes de servir a la ciudadanía, por lo que no le ven caso ir a depositar su sufragio, ya que de antemano sabe lo que sucede en cuanto ganan los candidatos: se desentienden de sus promesas y se dedican a nombrar a su séquito de saqueadores que, con cargos que paga el erario, se dedican a hacer negocios privados con dinero público. Los ejemplos sobran. A diario se sabe de esos abusos de funcionarios.

Los ciudadanos ven con desconfianza a los candidatos que proponen los partidos políticos, que hacen hasta lo indecible por ganar, aun haciendo alianzas ‘antinatura’, con tal de lograr el triunfo, haciendo gala de todas las trampas habidas y por haber, como ha quedado documentado cada vez que hay elecciones en el país, trátese del partido que se trate: regalo de despensas, de dinero, de televisores, etc., además de las acostumbradas prácticas, como el carrusel, el ratón loco, operación tamal, urnas embarazadas, la cadena, etc., etc.

Por más que haya exhortos presidenciales para animar a la gente a ir a votar el 7 de junio, y el INE diga que ese organismo cuidará a los ciudadanos garantizándoles unas elecciones limpias y transparentes, esas promesas a la hora de la hora quedan rebasadas y las quejas irresueltas o favoreciéndoles a los que tiene la sartén por el mango que en este caso es el partido en el poder.

Habrá que ver cómo responde la gente ante los pronósticos que acaba de dar a conocer el Fondo Monetario Internacional, al señalar que en México seguirá el estancamiento económico, además de los anuncios que Luis Videgaray, secretario de Hacienda, hizo en enero pasado de un recorte de 124 mil millones de pesos, y del que anunció en abril habrá para 2016 de 135 ml millones de pesos, lo que ha empezado a traducirse en el despido masivo de mucha gente que trabaja en la burocracia.

Por eso, entre la campaña Ciudadanos por la Revocación de Mandato del presidente Peña Nieto, y el movimiento de la Convención Nacional Popular, comienza a darse un despertar de los mexicanos, hartos como están de promesas incumplidas, e indignados por tantos abusos de la clase política que llega a ocupar un cargo público, el cual utilizan solo para sacarle provecho personal olvidándose de su obligación con los derechos ciudadanos e ignorando las múltiples necesidades y exigencias sociales.

Por todo ello, la pregunta que cada vez tiene más adeptos es: ¿Qué gano con votar si los que candidatos que ganan llegan a robar y las promesas de campaña las echan al bote de la basura? Ni siquiera hay opción de que un partido ofrezca mejores candidatos que otro. A final, todos son iguales. Llegan a despacharse con la cuchara grande, para sus intereses personales, y punto. Al fin que están amparados por la Santa Impunidad.

Lo más vergonzante es que con dinero de los mexicanos, se les otorgan a partidos y candidatos miles de millones de pesos para sus ‘campañas’, que no son otra cosa que una guerra de estiércol de unos contra otros. Pero ni modo, esa es la democracia a la mexicana.

Comentarios desactivados en ¿Qué gana el mexicano con votar?

Archivado bajo ¿qué gana el mexicano con votar?