Archivo de la etiqueta: prioridad a la prevención

Asoma estrategia anticrimen

PAULINO  CÁRDENAS

Buena noticia que el gobierno que encabeza Peña Nieto incorpore la prevención del delito como punto de partida de la nueva estrategia anticrimen. Bueno que le dio tareas específicas a las nueve ssecretarías que estarán involucradas en el Plan Nacional de Prevención del Delito que anunció ayer, y que haya voluntad política y que se haya logrado alcanzar los consensos necesarios para establecer una serie de acciones de largo alcance, que implica realizar acciones inmediatas en todos los estados de la República. Y mejor que haya dado a conocer en Aguascalientes los primeros avances de la política de su gobierno contra la violencia y crimen organizado, ya que siguen haciendo correr ríos de sangre por todas partes. Eso inhibe de alguna forma la inquietud ciudadana que veía como inerte al gobierno de cara al avance de los cárteles de la droga. Y más aun porque los reclamos por la ausencia de una nueva estrategia anticrimen iban creciendo.

Quizá por ello el mandatario priísta decidió empezar a frenar las inquietudes y dar aliento a la sociedad, de que serán contrarrestadas la violencia y crimen organizado bajo una nueva visión, reclamos a los que se habían sumado las voces de la oposición que comenzaban a exigir una respuesta gubernamental a ese flagelo que sigue azotando a muchos estados de la República. Por presiones o no, dio a conocer el mencionado Plan y dijo que en ese esfuerzo no solo deben participar las instancias de gobierno federal y los gobiernos estatales, sino el propio pueblo, la gente, las madres y padres de familias, los maestros, y sobre todo los jóvenes, porque la tarea, insistió, debe ser una responsabilidad compartida. En la misma ceremonia, el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, quien llevará la principal responsabilidad del programa, hizo un repaso sobre las acciones que se habrán de tomar.

El lunes, el funcionario había salido a responder a quienes venían criticado que el gobierno se había tardado en anunciar una estrategia definida al respecto, situación que ha estado siendo aprovechada por los cárteles de la droga y el crimen organizado y no organizado, para actuar como Juan por su casa en todo el país, rebasando con mucho a las autoridades militares y policiales, haciendo mella en cada vez más plazas del territorio nacional. Al responder a quienes preguntaban por qué la ausencia de una nueva estrategia anticrimen, el titular de la Segob dijo hace un par de días en rueda de prensa, que ‘no hemos estado cruzados de brazos’ en el tiempo que lleva la nueva administración; aseguró que se había estado trabajando en una nueva política anticrimen ‘diferente a la que había’, haciendo énfasis en que el problema no se resolverá de la noche a la mañana, lo que sonó a lugar común.

Esas declaraciones, dichas en tono que pareció molesto, no habrían consolado a quienes siguen sufriendo directa o indirectamente los embates de la delincuencia en donde suelen darse diariamente los encuentros armados o los ataques de sicarios contra funcionarios policiales y autoridaees militares y civiles, así como las ejecuciones y sanguinarios crímenes que continúan registrándose en casi todo el país, ya no como hechos aislados, sino como sucesos cotidianos. Ejemplos de ello sobran. Cuando no ha sido en Michoacán esos hechos han sido en Morelos o Nuevo León, Sinaloa, Chihuahua, Tamaulipas, Guerrero, Durango, Veracruz, estado de México o el Distrito Federal, entre otras muchas entidades en donde la violencia criminal organizada está destada y los criminales hechos no paran. Cierto que por el solo hecho del cambio de gobierno las cosas no iban a cambiar por arte de magia en materia de inseguridad. Y tampco las mafias y los capos iban a hacer concesiones.

El silencio gubernamental empezaba a ser motivo de inquietud y reclamo por parte de la sociedad, de la oposición, y de algunos apuntes periodísticos críticos, cuya presión, por lo que se ve, llegó a incomodar al titular de Gobernación. Qué bueno que el presidente Peña haya empezado a hablar de lo que hará su administración en esa materia. Destacó que en el Plan Nacional de Prevención del Delito estarán involucradas nueve secretarías, cada una con tareas y responsabilidades muy específicas. Al programa se unirá la Gendarmería Nacional con 10 mil elementos; el territorio nacional quedará dividido en cinco regiones y se creará un fondo de prevención del delito por 118 mil millones de pesos. Indicó que la nueva política en materia de seguridad tiene una visión de Estado.

Afirmó que habrá de ponerse en el centro de la discusión el sentir y las opiniones de las familias mexicanas, de los jóvenes, del sector privado, y en general a todas las instancias que habrán de participar en ese esfuerzo integral, que –aunque evitó decirlo– incluye necesariamente a las Fuerzas Armadas, a los partidos políticos, y al poder Judicial cuando dijo que será necesario garantizar el Estado de derecho, que de paso alude de manera implícita la famosa ‘cartilla de derechos’ que asisten a las personas en detención y que deberá aplicar la Policía Federal. Habrá que esperar pues, que la estrategia anticrimen peñista resulte mejor que la del régimen pasado. Ojalá, porque todos los sectores del país esperan buenos resultados, porque quieren el México en paz que se merecen.

Twitter:@Paulinocomenta

facebook.com/Paulinocomenta

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Asoma estrategia anticrimen

Archivado bajo Asoma estrategia anticrimen