Archivo de la etiqueta: Reforma Petrolera

Que sí es factible la consulta

PAULINO CÁRDENAS

Aprobada y promulgada la reforma constitucional en materia energética, los que no están de acuerdo con que vengan de nueva cuenta los emporios petroleros a extraer y comercializar nuestro crudo, se aprestan a dar una nueva y definitoria lucha desde que comience el año, ya que ese amplio sector de mexicanos considera que es factible que a través de la consulta popular podría derogarse esa ley, en tanto otros que están a favor señalan que esa medida no procedería para echar abajo la histórica medida que vuelve a abrirle las puertas a las macro-compañías que se frotan las manos y se le cuecen las habas por venir cuanto antes a hacer suyo el petróleo nuestro, ya sin las restricciones que les impedía imponer sus condiciones en territorio nacional para medrar en la industria petrolera mexicana como se hacía en los tiempos de don Porfirio, por cuyos constantes abusos se gestó la expropiación decretada por Lázaro Cárdenas del Río en 1938. Ya con la reforma aprobada, las reservas de hidrocarburos que tiene México vuelven a ser codiciadas por las compañías extranjeras.

Para ello, los dirigentes de los partidos de izquierda gestionan la posibilidad de sumar esfuerzos para integrar un solo frente opositor anti-reforma, que incluye considerar al Movimiento Regeneración Nacional que creó Andrés Manuel López Obrador, aunque hasta ahora el tabasqueño se ha hecho el remolón para dar la señal que permita esa posibilidad. Por cierto que el problema del corazón que tuvo hace unas semanas, parece haberlo dejado mudo. De entonces para acá nada contundente ha dicho. Ha dado por sentado que el largo discurso que dio el pasado 1 de diciembre en el zócalo capitalino respecto a lo que piensa de la reforma petrolera, fue su testamento político sobe el tema. Aquel día, ante miles de simpatizantes, destacó punto por punto lo que a su juicio vendría después de que fuera aprobada esa iniciativa presidencial en el Congreso de la Unión, que es lo que comienza a darse en los hechos y se apega cada vez más a la realidad respecto de ese tema, que otras consideraciones que han sido expresadas por diferentes voces.

El propio tabasqueño dijo en esa ocasión que ‘no se trata de que me den la razón’ a toro pasado, sino de emprender una lucha conjunta de todos los mexicanos que están en contra esa medida que calificó de antipatriota, para derogar lo que daba por hecho que sería aprobado por el Legislativo. Ciertamente, la prisa que llevaban los senadores y diputados del PRI y del PAN para aprobar a todo vapor  esa reforma que fue corregida y aumentada por los panistas que propusieron –y así lo aceptó el PRI– abrir de par en par las puertas a la inversión privada en la industria petrolera y modificar los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución, para darle certeza jurídica a los consorcios petroleros extranjeros, principalmente norteamericanos, para que vengan a explorar, extraer y comercializar la riqueza petrolera mexicana, con nuevas figuras como los contratos compartidos y permisos legales que incluirían eventuales pagos a las sociedades anónimas petroleras que integren los emporios petroleros, en especie, es decir que sus servicios los pagaría el gobierno con petróleo y gas, en lugar de hacerlo con dólares.

Tanto los que están a favor de esa reforma como los que están en contra, esperan que en la ronda legislativa de leyes secundarias que comenzarían una vez que se reinicien los trabajos en el Congreso, en la que se definirían los detalles de cómo habrán de operar esa compañías en México, será oportunidad para unos de defender lo que consideran un importante paso históricamente trascendente, mientras que para otros, los que están en contra de la reforma, de revertir esa medida a través de la consulta popular, que para  algunos constitucionalistas sí procede, mientras que otros especialistas señalan que ese tipo de leyes que son de interés y beneficio para las mayorías, no procede. Es obvio que al final habrá de ser la Suprema Corte de Justicia de la Nación la que resuelva si el caso corresponde ser decidido a través de la consulta popular.

Con la etapa legislativa que sigue sobre la legislación secundaria, se avecinan tiempos compulsivos de manifestaciones y protestas públicas, callejeras por decirlo mejor, por parte de quienes no aceptan que vengan a México nuevamente las compañías petroleras extranjeras a explotar nuestros recursos, aunque la propaganda oficial diga que el petróleo seguirá siendo nuestro y que la propiedad de los hidrocarburos no pasará a manos extranjeras como sucedió hace más de un siglo. Habrá que ver si en el terreno de los hechos nuestro potencial energético de veras sigue siendo nuestro o vuelven los tiempos de saqueo y depredación indiscriminada de nuestro petróleo y gas. Por supuesto que las principales empresas petroleras están de fiesta luego de decretarse la promulgación de la reforma como constitucional.

Por su parte el presidente Peña Nieto dijo que “a la brevedad” presentará las iniciativas a las leyes secundarais de la reforma energética. Sigue considerando que esta es “una reforma que iniciará una nueva etapa para el desarrollo del país”. El pasado 17 de diciembre la Secretaría de Energía dijo que este marco jurídico estará listo entre febrero y abril de 2014. Esa afirmación es la que estará en juego por parte de quienes se oponen a que México repita la historia pasada. El Congreso en la Unión será la área natural de esa disputa. Y la Suprema Corte habrá de ser el árbitro que determinará si la consulta popular procede para derogar la ley energética que ya alcanzó rango constitucional.

Los principales dirigentes y personajes de la izquierda mexicana como el líder moral del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas, el disidente Andrés Manuel López Obrador, Porfirio Muñoz Ledo y Jesús Zambrano entre otros, consideraron que Peña Nieto no consultó al pueblo de México si respaldaba las reformas constitucionales que privaticen el petróleo. Por ello habrán de utilizar las facultades constitucionales como es el artículo 35 de la Constitución, para exhortar al Poder Legislativo a que tome en cuenta los resultados de esa consulta. Si bien es cierto que hay desconfianza de diversos sectores sociales sobre esa medida ‘histórica’, también lo es que si las izquierdas quisieran que se revocara esa determinación, desunidas, por supuesto que no lograrán su propósito. Unirse será una condición sine qua non.

 

Comentarios desactivados en Que sí es factible la consulta

Archivado bajo Que sí es factible la consulta

Ahora a administrar la abundancia

PAULINO CÁRDENAS

La economía de México volverá a petrolizarse, como en la época de José López Portillo, quien efusivo como era, un día amaneció de vena y le dijo a los mexicanos, refiriéndose al petróleo que subyace bajo tierras y mares mexicanos, que había llegado el momento de “ aprender a administrar la abundancia” que provendría de la riqueza petrolera. Incansable  repetía: “Ya no mas pobrezas; ya no mas mexicanos del tercer mundo”. Y, lejos de que el país saliera del atolladero, con los años la economía de la nación se fue yendo a pique, la explotación hacendaria de la ‘gallina de los huevos de oro’  y las malas administraciones de Petróleos Mexicanos fueron llevando a la ‘primera industria del país’ a donde está ahora, al borde de la quiebra, según la propia versión oficial.

Igual que JoLoPo, Peña Nieto le ha bajado el cielo y las estrellas a los mexicanos tratando de convencerlos de que, abrirle las puertas a los emporios petroleros extranjeros, va a llevar a México al primer mundo sacándolo de la penosa situación en que se encuentra la economía. ¿Quién va a garantizarle a los mexicanos que, de veras, el hecho de que vuelvan a venir a explotar nuestros hidrocarburos los dinos petroleros, las cosas van a mejorar? Los emporios extranjeros interesados, que ya tienen derecho de vía y carta blanca para participar en la exploración, extracción y comercialización de nuestros recursos petroleros, no van a andarse por las ramas para sacarle el mejor partido a lo que aprobó el Congreso mexicano.

El choro de que el petróleo es nuestro y que con las modificaciones a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución seguirá siéndolo, es un argumento parecido al que le vendía a los mexicanos López Portillo, de que ‘había que prepararse para administrar la abundancia’ que vendría con la riqueza petrolera. Muchos recuerdan todavía cuando declaró que México era un país de contrastes que había estado acostumbrado a administrar carencias y crisis, pero que con el petróleo que existía en nuestro subsuelo –repetía en cuanto foro se paraba–, “tenemos que acostumbrarnos a administrar la abundancia”. Por su parte Enrique Peña Nieto no ceja en decir, dentro y fuera del país, que la apertura constitucional en materia petrolera va a cambiar el rumbo de México, sin que el petróleo deje de ser de los mexicanos ¿De veras?

Una cosa son las grandes promesas, y otra muy distinta es la realidad. Porque es un hecho que los monstruos petroleros van por el negocio que representa el petróleo en el mundo, aunque se diga que ‘pronto’ habrá otros recursos alternativos que vendrían a sustituir a los hidrocarburos como fuente primaria de energía. Eso va para largo. La otra es que en caso de controversias, empresas como las estadunidenses Exxon Mobil o Chevron, la anglo-holandesa Shell, a británica BP, la francesa Total la brasileña Petrobras, la rusa Lukoil o la noruega Statoil, litigarían sus broncas jurídicas con México en tribunales internacionales y la desventaja para nuestro país sería la ventaja para esos emporios que pronto llegarán a nuestro país.

A partir de febrero, cuando reabra sus trabajos el Legislativo, comenzarán la etapa de discusiones de las leyes reglamentarias de la reforma petrolera. Se supone que ahí es donde podrían quedar acotadas hasta dónde sí y hasta dónde no, las empresas extranjeras tendrán injerencia en las tareas de exploración, extracción o comercialización de nuestros hidrocarburos. Ahí se verá si de veras el petróleo seguirá siendo ‘nuestro’ o eso quedará como frase del pasado, como sucedió con la expropiación petrolera que decretó el presidente Lázaro Cárdenas del Río aquel 18 de marzo de 1938, fecha que quedará en el anecdotario histórico de nuestro país. Sin embargo, lo más probable es que ahí es donde entrarán en acción fuerte y directa los cabilderos que estarán al servicio de cada empresa extranjera en el Congreso de la Unión, listos, como Santa Claus en estas fechas, con la talegas repletas de dólares en efectivo y muchos regalotes para ‘convencer’ a los legisladores a que aprueben a favor de los monstruos petroleros lo que más convenga a estos. Ese método es infalible. Resulta como la criptonita para aflojar a Supermán.

Mientras tanto, el cuento de que los mexicanos tendrán que aprender a administrar la abundancia que dejará la explotación de hidrocarburos por parte de los grandes dinosaurios del petróleo, no tardará en sonar por todas partes, día y noche, en la radio, la televisión y el cine, a través de los slogans de la propaganda oficial que tratarán de convencer a los mexicanos de que, dejar que vengan esas empresas, como en la época de don Porfirio, a participar en nuestra industria petrolera, será lo mejor que le pueda suceder a nuestro país. Lo que para el mandatario priísta ha sido un éxito que el Congreso hayan abierto tres candados de la Constitución para dar paso nuevamente a las empresas que durante décadas estuvieron en México, para otros es un retroceso.

Por décadas las grandes empresas extranjeras no solo explotaron nuestro petróleo, sino vinieron a imponer sus condiciones. Por eso don Lázaro los mandó a calacas. Ahora, en aras de la modernidad y con el cuento de que el petróleo vendrá a salvar al país, nace una etapa. Priístas ambos al fin, habrá que ver si históricamente Enrique Peña Nieto no acaba como José López Portillo con aquella cantaleta de que los mexicanos tendrían que aprender a administrar la abundancia de la riqueza petrolera, que nunca llegó. Pocos creen que en esta ocasión las cosas vayan a ser distintas. Habrá que ver. Los hijos y nietos de millones de mexicanos –los escépticos que no se van con la finta de los discursos y los ilusos que aun creen en las promesas oficiales– lo habrán de corroborar al paso de los años.

Comentarios desactivados en Ahora a administrar la abundancia

Archivado bajo Ahora a administrar la abundancia

Le cortan las alas a Deschamps

PAULINO CÁRDENAS

Como un primer paso para combatir la corrupción interna en Petróleos Mexicanos, el Gobierno federal y el PRI aceptaron la propuesta del PAN de sacar del Consejo de Administración de la paraestatal a la representación sindical, moción por la que a regañadientes tuvo que votar a favor el propio senador Carlos Romero Deschamps, quien hasta ahora sigue siendo dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana. Incluso trascendió que en la reunión previa que sostuvieron las dirigencias de ambos partidos con el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, donde acordaron sacar al sindicato del Consejo como parte de la iniciativa de reforma energética, no fue convocado el líder petrolero. Se dice que sacarlo del Consejo de Administración de Pemex es peor que desaforarlo.

Se supone que así quedará plasmado en los artículos transitorios, para lo cual el PAN emitiría una reserva en lo particular durante la votación en el pleno del Senado de la República. El senador Francisco Domínguez aseguró que esta fue la condición que la bancada albiazul puso a los priistas para votar a favor del dictamen en los general de la reforma energética, en comisiones. “Por eso votamos a favor en lo general, hubiera sido irrisorio votar a favor si no nos hubieran aceptado esa propuesta”, señaló el legislador. Al respecto, en entrevista para Atando Cabos de Radio Fórmula, el senador priista David Penchyna Grub dijo que los trabajadores deben estar representados en el Consejo, pero eso “no necesariamente se hace con la representación sindical”.

Carlos Antonio Romero Deschamps es líder petrolero desde 1996 cuando ocupó el puesto de forma interina y en 1997 fue electo como dirigente del poderoso sindicato petrolero. Desde siempre ha estado cobijado por los secretarios de Gobernación y del Trabajo, pero más por el director de Pemex, Carlos Romero Deschamps, y aún más por el presidente de la República en turno. Es el típico ave de tempestades que ha estado señalado siempre como uno de los depredadores de la industria petrolera aprovechando la influencia del sindicato que representa. El flujo de recursos que ha manejado discrecionalmente Romero Deschamps alcanza no sólo para el Ferrari de su muchacho José Carlos y los viajes transatlánticos de su hija Paulina, sino también para sostener una red de complicidades en todas las áreas de Petróleos Mexicanos, que derivan en un cómodo control de la base trabajadora.

Ha sido uno de los intocables del actual sexenio, pese a que Enrique Peña Nieto dijo que no los habría en su administración. Hay más intocables, pero don Carlos se ha distinguido con mucho por sobre los demás por la supuestas enormes fortunas que le ha sacado la empresa gracias al poderío del gremio sindical que maneja. Fue principal protagonista del famoso escándalo conocido como Pemexgate a través del cual, con recursos de Pemex, apoyó al entonces candidato del PRI, Francisco Labatida Ochoa quien perdió las elecciones presidenciales del año 2000 frente al panista Vicente Fox. En 2002 la PGR integró dos averiguaciones previas en su contra por los delitos de peculado simple (expediente PGR/UEDO­/102/2002) y por peculado electoral (055/Fepade/2002), derivado del escándalo del Pemexgate. El 22 de septiembre de 2003 el juez decimotercero, José Luis Moya Flores, libró una orden de aprehensión en su contra por ambos delitos, pero en octubre el juez segundo de Distrito del Circuito 13, con sede en Oaxaca, Tomás Quiroz, le concedió un amparo provisional.

Romero Deschamps tiene pendientes varias acusaciones, entre ellas la AP1072/DDF/2004 en la PGR y la FDF/T/T1/467/06-06 en la PGJDF. En la primera se le investiga por presunta asociación delictuosa. El expediente se integró derivado de la controversia del convenio 10-275/04, de octubre de 2004. Se trata de uno mediante el cual el entonces director de Petróleos Mexicanos, Raúl Muñoz Leos, y Carlos Romero Deschamps transfirieron 8 mil millones de pesos de Pemex al sindicato, al margen del Consejo de Administración de la paraestatal. También tiene pendientes otras demandas por su reelección como secretario general del sindicato para el periodo 2007-2012. Un grupo de disidentes le demandó a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje la nulidad en la “toma de nota” de Romero Deschamps argumentando que su reelección se realizó de manera anticipada e ilegal en la asamblea extraordinaria del 27 de octubre de 2005, según el expediente RT610/2007.

En noviembre de 2011 la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje fue notificada sobre la anulación del proceso que reeligió a Romero Deschamps para el periodo 2007-2012, pero ni el dirigente sindical ni la Dirección General de Pemex impugnaron este fallo ni desconocieron la “toma de nota”. Un conflicto sindical similar se gestó desde octubre del año pasado contra Romero Deschamps. Y la tragedia ocurrida en el Edificio B-2 del Centro de Administración de la Torre Ejecutiva de Pemex, sucedida el pasado 31 de enero, colocó al actual senador priista en el ojo del huracán. Eran momentos en que los rumores de que saldría de Pemex crecían. Hoy, de nueva cuenta vuelve a estar en el ojo del juracán, al darse a conocer que ya no tendrá asiento de primera fila en el Consejo de Adminisración de Pemex. Habrá que ver para creer.

Se sabe también que Pemex le ha otorgado contratos a delincuentes de cuello blanco que pertenecen al crimen organizado, como ha sido el caso del empresario veracruzano Francisco ‘Pancho’ Colorado, quien está preso en Texas junto con José Treviño Morales, hermano del aprehendido líder de esa organización, el Z-40. Pemex le ha otorgado decenas de contratos, y algunos siguen vigentes a sabiendas de sus lazos con el crimen organizado. ¿Por qué? Nadie lo sabe. O para mejor decirlo, algunos sí lo saben. Si de veras se quiere depurar a Pemex de la corrupción y la impunidad que impera en la paraestatal, faltará mucho por hacer, además de simplemente cancelarle su lugar a Romero Deschamps en el Consejo de Administración donde desde hace años se entera dónde están los negocios, para luego exigir su mochada a cambio de tener calmados a los trabajadores o entrarle a los negocios, según fama pública.

http://www.paulinocardenas.wordpress.com

Comentarios desactivados en Le cortan las alas a Deschamps

Archivado bajo Le cortan las alas a Deschamps

Las propuestas del ‘Jefe’ Diego

PAULINO CÁRDENAS

De alguna manera sorpendió que se haya pospuesto hasta el domingo el inicio de los trabajos legislativos formales en torno a la reforma energética, según lo anunció ayer el presidente de la Comisión de Energía en el Senado de la República, el priista David Penchyna, quien atribuyó esa posposición a un “error procesal” ya que no salieron en tiempo y forma los oficios para citar a sus colegas de las Comisiones de Estudios Legislativos Primera, así como la de Puntos Constitucionales, y a todos los integrantes de los tres cuerpos legislativos. Sin embargo, hay quienes dicen que hubo varias razones para esa postergación. Una, porque parece haber instrucciones de ‘muy arriba’, de que sean analizados los once puntos que propone el ‘Jefe’ Diego Fernández de Cevallos, para que sean considerados en la reforma energética, lo que pudiera dejar satisfechos a todos los actores que deberán tener voz y voto en el estudio, análisis y aprobación de la llamada ‘madre de todas las reformas’, incluida la izquierda.

Otra es que parece que, en un acto de cortesía democrática, en virtud de que la izquierda quedó proscrita en la toma de decisiones sobre la reforma petrolera, y de que en el Legislativo no cuenta con el número suficiente de votos para hacerle mella a lo que aprueben las bancadas del PRI y del PAN, y porque circunstancialmente por fuera se quedó sin liderazgos de peso, ya que sus principales personajes están hospitalizados y enfermos, es que se pospuso ese inicio. Tal es el caso de Andrés Manuel López Obrador que acudió el martes pasado a Médica Sur para que le destaparan un arteria. También el coordinador perredista Miguel Barbosa tuvo un coma diabético del que se recupera. El otro caso, quizá el más emblemático, es el de Cuauhtémoc Cárdenas, quien había tomado la bandera para pelear por la no-modificación de la Constitución, pero se reportó enfermo desde el martes sin que se sepa la gravedad de su estado de salud. Ese lapso serviría para que se recuperen de salud y el suelo político se empareje un poco.

En los once puntos que propone el ‘Jefe’ Diego, en los que plantea propuestas sencillas y fáciles de incoporar al predictamen o dictamen que pudieran dejar satisfechos a todos, incluida la izquierda, sugiere por ejemplo, que el gobierno debe asumir como propia y exclusiva la deuda que por concepto de pensiones tiene Pemex por un monto aproximado de 400,000 millones de pesos. Se trata de una deuda histórica acumulada y acrecentada como consecuencia de las políticas a las que se ha sometido indebidamente a la institución. Asímismo, que Pemex y la CFE deberán tener libertad en la contratación de personal calificado para evitar la fuga de talentos que se dará por la entrada de empresas competidoras. Deberá haber transparencia total en la asignación de contratos a Pemex, a la CFE y a los particulares.

Propone establecer la verdadera autonomía administrativa, de gestión, financiera y presupuestal de Pemex, sin dejar al arbitrio anual de la Secretaría de Hacienda y de la Cámara de Diputados las asignaciones que se han venido estableciendo en el Presupuesto, así como suprimir en favor de la empresa el aberrante cobro anticipado de impuestos no causados. Deberá determinarse con toda exactitud el régimen fiscal de Pemex sobre la base que todo ingreso adicional del Estado por la llegada de capitales privados en el ámbito energético deberá implicar su equivalente, o una proporción considerable, para la reducción inmediata de la carga fiscal de Pemex hasta igualarla con la de sus competidores. Lo mismo deberá hacerse con la CFE.

Propone también analizar la conveniencia y la posibilidad de incorporar, con las adecuaciones que resulten procedentes, la ‘Cláusula Calvo’ en la contratación del gobierno con extranjeros. Dicha cláusula obliga a una empresa extranjera a someterse a la legislación local, a los acuerdos contractuales locales y hace renunciar a la compañía foránea a solicitar protección diplomática de su país.  Simultáneamente a la discusión de las posibles reformas constitucionales deberán discutirse y concretarse los textos precisos de las legislaciones secundarias para Pemex y la CFE, así como los modelos de contratos con los particulares. Deberá especificarse que el petróleo y el gas, antes y después de ser extraídos del subsuelo, serán propiedad exclusiva del Estado mexicano y solamente una vez que se hallen en la superficie el propio Estado dispondrá de ellos, conforme a la Constitución, a la ley reglamentaria y a los contratos celebrados, como mejor considere en beneficio del país.

También deberá especificarse en la reforma constitucional que Pemex y la CFE son ‘y seguirán siendo’ propiedad exclusiva de la nación y que el Estado y las leyes protegerán su fortaleza, modernización y competitividad. Analizar la posibilidad de que conforme al párrafo quinto del actual artículo 28 constitucional, o en los términos que lo establezca la reforma, el Estado mexicano, a través de Pemex y de la CFE o por medio de otros organismos o empresas del Estado, pueda constituir sociedades anónimas promotoras de inversión en las que se garantice al Estado su rectoría e ingresos por ventas, impuestos, derechos, productos, aprovechamientos, regalías, dividendos, etcétera, y a los inversionistas privados se garantice la dirección, administración y operación de las empresas en que participen en términos de ley, así como las contraprestaciones que contractualmente les corresponda por sus inversiones, desempeño y resultados.

Finalmente, el ‘Jefe’ Diego propone que se analice la conveniencia de agregar un artículo transitorio a la reforma constitucional para establecer que el Estado mexicano, en una primera etapa claramente definida y a partir de la entrada en vigor de la reforma, solamente podrá celebrar con terceros los contratos de exploración y extracción de petróleo y sus derivados que permita la propia reforma y su ley reglamentaria en una zona o superficie del territorio nacional expresamente delimitada, a fin de que se comprometa solamente ese espacio como prueba piloto. El político panista tiene fama de haber alcanzado arreglos y negociaciones con Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox y Ernesto Zedillo. Conociéndolo cómo es de cuidadoso y que sabe medir riesgos, antes de lanzar sus once puntos lo habría consultado con alguien que tiene mucho ascendiente en el presidente Peña Nieto. Sin duda.

http://www.paulinocardenas.wordpress.com

Comentarios desactivados en Las propuestas del ‘Jefe’ Diego

Archivado bajo Las propuestas del 'Jefe' Diego

Peligro latente en Pemex

PAULINO CÁRDENAS

La tarea que tiene el director de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, es simplemente titánica. Se trata de reintegrarle a Pemex su integridad y su dignidad de primera industria de México, lo que conlleva la irrenunciable necesidad de acabar con la corrupción que impera en la paraestatal. Tendría en primera instancia que depurar los cuatro organismos subsidiarios –Exploración y Producción, Refinación, Gas y Petroquímica Básica, y Petroquímica–, así como el Corporativo que él encabeza. El titular de la paraestatal ha venido reiterando que encontró mucha corrupción en la empresa. Y es esa corrupción que corroe a la primera industria del país y que impera en la paraestatal desde hace sexenios, lo que será un obstáculo serio para que pase la reforma petrolera en el Congreso de la Unión, ya que la oposición se encargará de exigir que se haga una limpia a fondo y se desactiven las redes de corrupción y colusiones, que el propio funcionario reconoció que existe en Pemex.

Incluso se habla de que al menos uno de los cárteles del narcotráfico que han decidido expander sus tentáculos a otras actividades, usa prestanombres para obtener contratos por adjudicación directa. Por otro lado hay versiones de que el estallido que sufrió el edificio corporativo de la Torre de Pemex el jueves 31 de enero pasado, fue un ‘aviso’ de alguna de las mafias que tienen copado a Petróleos Mexicanos, al enterarse de que la nueva administración trae la instrucción de entrar de lleno a hacer una limpia verdadera y de fondo. El propio director señaló recientemente que Pemex será reestructurado y declaró que cada uno de los organismos subsidiarios con los que opera la paraestatal, tiene una percepción distinta de cómo debe trabajar y cada una jala por su lado, “y eso no puede ser; tiene que tener una imagen corporativa fuerte y todos tienen que tener la camiseta puesta”.

Dijo que al llegar al cargo, entre los principales temas que tenía que enfrentar era un pago por 450 millones de dólares por una demanda que la administración anterior había perdido en una corte internacional. Pemex tenía que firmar un cheque por 450 millones de dólares. Comenzó entonces una investigación “a fondo” y “hallamos elementos serios y preocupantes que indican que hay corrupción y colusión” entre Pemex y proveedores, e inmediatamente lanzamos una demanda en Estados Unidos”. Se trata de la empresa Siemens, que involucra al consorcio Conproca, relacionada con un caso de sobrepagos en torno a la refinería de Caderey
ta.

El funcionario aceptó lo anterior en una reciente entrevista con colaboradores de El Universal. Pero no es el único tema; también están los convenios con Mexicana de Lubricantes (MexLub) que también requirió una investigación de parte del Órgano Interno de Control para verificar si son legales. Y un tema delicado, expresó Lozoya Austin, es la relación de Pemex con el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana y los adeudos que tiene la empresa, recursos que terminaron en un Fideicomiso y que espera que la paraestatal cumplirá con la vigilancia de su buen uso, pero sobre todo de su recuperación. “Si no nos pagan están las garantías que son las propias cuotas de los trabajadores”, explicó. ¿Romero Deschamps está en capilla?



La difícil tarea de modificar la estructura de la empresa se complica porque se trata, primero, de sacar a funcionarios corruptos de varios niveles que hay en la paraestatal. Además Lozoya Austin tendrá que emprenderla contra los proveedores deshonestos. Pero lo más gorilón será que, de una manera u otra, tendrá que lidiar al menos con uno de los más poderosos cárteles de la droga, que busca hacer de Pemex otro importante nicho para sus actividades. Esto, independientemente del cotidiano robo de combustible. Hay suficientes señales de que Los Zetas han querido presionar a la empresa para someterla a sus designios. Por lo pronto es un hecho que el corredor Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila, en donde la paraestatal tiene instalaciones estratégicas, está en su agenda.

Independiente de las hipótesis que hubo alrededor de lo pudo originar la explosión en la planta criogénica de gas en la Cuenca de Burgos a mediados de septiembre pasado, hubo una preocupación de que ese evento de alto impacto pudo tratarse de un ataque de uno de los cárteles del crimen organizado contra el gobierno federal. Están también los acosos y agresiones por parte de grupos de la delincuencia organizada contra trabajadores de Pemex en la refinería de Cadereyta, Nuevo León. No se ha sabido de los 38 trabajadores de la sección 49 que fueron secuestrados por un comando armado en 2007 en ese centro de trabajo, después de una reunión de empleados petroleros disidentes.

Aunque el gobierno de Peña Nieto ha querido abstenerse de hablar directamente de combate a la delincuencia organizada que sigue a cargo del Ejército, la Marina y la Policía Federal, hay preocupación por esos hechos sucedidos contra la paraestatal, y más por la explosión que hubo a finales de enero en el edificio B2 de la Torre de Pemex. ¿Fue un aviso de que las cosas no quieren que cambien? ¿De parte de quién? Lo cierto es que Pemex está bajo la amenaza de las mafias que lo tienen atrapado. Y eso podría ser un serio obstáculo para la pretendida reforma petrolera. Es a lo que tendrá que enfrentarse el nuevo director de la primera industria del país en donde se percibe un peligro latente.

Twitter:@Paulinocomenta

facebook.com/Paulinocomenta

 

Comentarios desactivados en Peligro latente en Pemex

Archivado bajo Peligro latente en Pemex

Hoy, “habemus reforma” petrolera

Octubre 23, 2008

Hoy podría ser el día en que se clame el “habemus reforma petrolera”, tema propuesto por el gobierno panista para frenar la caída de reservas de Petróleos Mexicanos, que se fue convirtiendo en un espinoso asunto político, y que, al final, en nada se parece a la iniciativa enviada al Senado originalmente por el jefe del Ejecutivo.

La aprobación permitiría a Pemex una mayor autonomía presupuestal y de gestión, modernizar su diseño institucional y flexibilizar su sistema de contratación de adquisiciones y de obra pública. El asunto se prolongó más de lo esperado porque Andrés Manuel López Obrador insistió en que, con ese pretexto, la pretensión del gobierno era privatizar a la paraestatal.

Esto obligó a que se abrieran foros de discusión en el que políticos, especialistas y académicos le hicieron de sastres y hacerle un traje a la medida a Pemex, que al final parece que le quedará rabón. Y a pesar de que se dice que en la construcción de acuerdos no hubo ganadores, lo cual es políticamente correcto, claro que sí hubo uno.

El mismo que el martes reconoció que “por ahora” no se había propuesto ninguna privatización, refiriéndose al artículo tercero de la Ley Reglamentaria del 27 constitucional. Con esto, dijo el tabasqueño, “se cierra la puerta a la pretensión de Calderón para privatizar la refinación, los ductos, el transporte y el almacenamiento de petrolíferos”.

Por su parte Cuauhtémoc Cárdenas señaló que la legislación de la industria petrolera “quizás no sea todo lo profunda que se hubiese deseado, según cada visión política, pero es, sin duda, de gran amplitud”. Puso como ejemplo que Pemex podrá hacer uso creciente de sus excedentes de operación y realizar modificaciones a su presupuesto sin requerir autorización de Hacienda.

Celebró que se haya aprobado la desaparición  que obligaba a contratar deuda en el oneroso esquema de Pidiregas. En un artículo en La Jornada, señaló una omisión importante en los dictámenes que llegaron al pleno del Senado: los “bloques” o áreas exclusivas para un solo contratista, asignados mediante alguna variante de los contratos de servicios múltiples.

Indicó que ese asunto no está considerado en los dictámenes, lo que pudiera significar que se excluyera a Pemex del control de las decisiones sobre esos trabajos de exploración y extracción.

Advirtió que si el gobierno opta por este sistema en los próximos meses, “rencenderá el debate sobre su constitucionalidad, se abrirá una franja de riesgo para las actividades de exploración y producción que son de vital importancia para recuperar la capacidad petrolera del país”.

Por otro lado, nada tarscendió sobre el tema de las reservas, que fue lo que motivó la primera propuesta presidencial, y por lo que hubo tanto despliegue de promoción gubernamental con el tema aquel del “tesorito” que subyace en nuestros mares.

Cuauhtémoc Cárdenas destacó que se prevé la posibilidad de explotación conjunta de yacimientos transfronterizos de acuerdo con los tratados internacionales que México pudiera establecer al respecto, lo cual, puntualizó, “requiere de un mayor análisis”.

También señaló que los “bloques” o áreas exclusivas para un solo contratista, asignados mediante alguna variante de los contratos de servicios múltiples, no está considerado en los dictámenes del martes. Esto, indicó, pudiera significar que se excluyera a Pemex del control de las decisiones.

Se da por hecho que se seguirá permitiendo la inversión privada en la extracción de hidrocarburos -ahora con pagos fijos y en efectivo a los contratistas, en lugar de variables y con incentivos por desempeño- lo que es un tácito reconocimiento de que, inversión privada, siempre ha habido en esa industria. Los que lo celebran, aclaran: eso no es privatización… Como sea, hoy se proclamaría el “habemus reforma”…

                                                      escaparate@paulinocardenas.com 

Deja un comentario

Archivado bajo Politica Económica