“Sin huevos no nos sirves”

 Jueves 14 de febrero, 2017

 Paulino Cárdenas

El repudio contra el Estado fallido que ha propiciado la mala administración de Enrique Peña Nieto en sus cuatro años de gobierno, ha alcanzado niveles internacionales.

Diversas organizaciones no gubernamentales y ciudadanos de otros países han venido haciendo llamados a través de las redes sociales para sumarse a las protestas por tanto abuso de poder de un gobierno que ha venido de más a mucho menos.

Los agravios de que han sido víctima millones de mexicanos a lo largo del sexenio por parte de un presidente que se ha dedicado a esquilmar los fondos del erario que pertenecen a los mexicanos y con ellos hacer negocios particulares abusando del mando, tiene indignada a comunidades internacionales enteras.

Tan mala fama han cobrado esos abusos, que esa indignación ha trascendido nuestras fronteras y ha ido generalizándose por diversas partes del mundo, al grado de que organizaciones no gubernamentales en diferentes se han puesto de manifiesto convocando a realizar protestas en las calles en apoyo de los mexicanos.

Para contrarrestar esa avalancha de protestas, el gobierno mexicano ha organizado “apoyos” callejeros a un presidente que, como siempre, ha tomado decisiones tardías, cuando ya los hechos lo han rebasado. Solo unos cuantos han hecho como que creen esa pantomima; son sus paleros priístas de siempre que reciben pagos y prebendas a cambio de andar de lambiscones.

Hay una expresión que se ha vuelto bandera de protesta internacional y que define la indignación que propios y extraños han hecho suya para manifestar su apoyo a los mexicanos agraviados: “SIN HUEVOS NO NOS SIRVES”. Una expresión muy dura, pero muy a propósito del sentimiento de muchas naciones en las que ha hecho mella la indignación.

Pero no es una expresión gratuita ni ocurrente. Es producto de la indolencia de un mandatario cuyo régimen ha sido un desastre a lo largo de cuatro años de mal gobierno que se ha dedicado a abusar del poder y que, aunque no le guste la definición, ha llevado al país a un Estado fallido, un régimen donde ha privado la ingobernabilidad y el abuso del poder protegido por la impunidad.

El haber protegido a una serie de “gobernadores” bandidos, cínicos y ladrones, todos del PRI, a lo largo del sexenio, habla del malestar e indignación contra un régimen lleno de abusos por parte de un gobierno cuyo más alto mando se ha dedicado al saqueo y protegido por el jefe. Se protegen unos a otros. Ha sido una especie de “omertá” al estilo siciliano o Ley del Silencio.

La ley del silencio u “omertá” es el código de honor silencio que prohíbe informar sobre las actividades delictivas consideradas asuntos que incumben a las personas implicadas.

Esta práctica es muy difundida en casos de delitos graves o en los casos de las Mafiasmafia donde un testimonio o una de las personas incriminadas prefiere permanecer en silencio por miedo de represalias o por proteger a otros culpables. En la cultura de la Mafia, romper el juramento de “omertá” es punible con la muerte

Pues ese mismo esquema ha sido opiado por el priísmo corrupto desde que descubrió la forma de guardar silencio para tapar y encubrir sus fechorías. La historia de la “omertá” data de siglos.

Pero ha sido copiado por el “sistema” que ha dominado el PRI desde que nació y que mantuvo el poder político del país de manera hegemónica entre 1929 y 1989.

Y toda la gama de fechorías, mentiras y agravios contra los mexicanos fueron colmándole el plato a propios y extraños, desde la historia negra de la Casa Blanca de Polanco, la exoneración tramposa de las fechorías de su propio jefe, el tal Virgilio Andrade.

Y una retahíla de abusos a costillas de fondos públicos, más los crímenes de Estado que han quedado impunes, le colmaron el plato a los mexicanos. Esos agravios cubiertos por la impunidad hoy han trascendido al exterior y por eso la indignación que ha llevado a otras naciones a apoyar a los mexicanos y a repudiar los hechos más allá de nuestras fronteras.

Lo que es un hecho es que Peña Nieto se ha ganado el repudio no solo de millones de mexicanos sino de muchos otros ciudadanos en el mundo. ¿Hasta dónde irán a parar las cosas? ¿Habrá de intervenir el Ejército en contra de los indignados? ¿Esas circunstancias podrían desatar una guerra civil en México?

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Comentarios desactivados en “Sin huevos no nos sirves”

Archivado bajo 1

Los comentarios están cerrados.